Una de las disciplinas de la odontología que más se ha desarrollado en los últimos tiempos son las técnicas relacionadas con la estética dental y la odontología conservadora. Si hablamos de estética dental, la técnica más demandada es la del blanqueamiento dental. Muchas personas tienen manchas dentales producidas por el tabaco o el paso del tiempo y quieren disfrutar de una sonrisa perfecta con sus dientes relucientes.

Sin duda un tratamiento de blanqueamiento dental dirigido por un profesional cualificado devolverá el brillo y el color a los dientes gastados, aunque hay que recordar que no será efectivo a la hora de blanquear dientes con endodoncias defectuosas o piezas que han sufrido algún tipo de traumatismo.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

Esta técnica se puede aplicar tanto en la clínica odontológica como en el propio domicilio del paciente, aunque en muchos casos se hace una combinación de ambas técnicas para obtener mejores resultados. Todo dependerá del caso del paciente y del tratamiento que considere más acertado el experto en blanqueamiento. Es muy importante elegir la concentración del producto y los tiempos de aplicación según las necesidades y las características de cada persona para conseguir los resultados deseados.

Blanqueamiento dental en la clínica

Cuando se aplica el blanqueamiento en la clínica, se utilizan lámparas especiales que pueden ser de láser o de LED. En el primer caso es posible que el paciente tenga mayor sensibilidad en los dientes, sin embargo con la luz fría LED (fotoactivación), se pueden aclarar hasta 10 tonos en tan solo una o dos sesiones en la clínica. Además, las molestias de sensibilidad desaparecen.

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento en el domicilio es un apoyo imprescindible para conseguir los resultados deseados después de la aplicación en la clínica. En casa, el paciente utiliza férulas fabricadas a medida para conseguir blanquear poco a poco los dientes. Se pueden utilizar jeringas para inyectar el gel blanqueador, o también cubetas termolaminadas. Cada sesión de blanqueamiento tiene una duración mínima de 120 minutos al día durante un mes y debe acudir a la clínica cada semana o dos semanas, según lo que indique el especialista.

El paciente debe seguir las indicaciones del especialista y cumplir sus recomendaciones en ambas modalidades que, recordamos, son totalmente indoloras para el paciente.

Ventajas del blanqueamiento dental en casa

Estos son las principales ventajas que obtienen nuestros pacientes cuando siguen las instrucciones de su especialista en los tratamientos de blanqueamiento en su domicilio:

  • El tratamiento es totalmente seguro y no existe ningún peligro para los dientes durante el proceso.
  • Es un tratamiento rápido y eficaz y consigue unos resultados excepcionales en solo cuatro semanas.
  • Con este procedimiento se reducen las visitas a la clínica y los tiempos de espera, ya que la supervisión es mucho más rápida por parte del profesional.
  • El tratamiento es 100% efectivo aunque es imprescindible seguir las indicaciones del especialista en todo momento para conseguir los resultados esperados.

Carillas y blanqueamiento dental

Los especialistas en estética dental recomiendan aplicar dos tratamientos como el blanqueamiento dental y las carillas dentales para conseguir los mejores resultados. Todo dependerá de las necesidades del paciente, pero en muchos casos ambos tratamientos están indicados para personas que quieren corregir defectos como un tamaño irregular de sus dientes, excesivo desgaste, posición inadecuada o incluso abrasión y además conseguir una sonrisa reluciente con el mejor tratamiento de blanqueamiento.

Consejos para un blanqueamiento dental óptimo

1- Acuda solo a su clínica odontológica de confianza: el blanqueamiento es un tratamiento dental más, como puede ser una endodoncia, por ejemplo, y conviene que le atiendan profesionales cualificados y experimentados. Desconfíe de las clínicas que ofrecen tratamientos de blanqueamiento dental demasiado baratos, ya que suelen usar materiales de baja calidad que pueden dañar el esmalte.

2- El especialista será quien elija el tratamiento más adecuado para conseguir una sonrisa blanca y reluciente. Algunas personas se obsesionan con el blanqueamiento dental y quieren un blanco demasiado artificial cuando realmente hay que aspirar a un color natural de los dientes. Por eso es importante confiar en las recomendaciones del especialista.

3- El blanqueamiento en la clínica y en el domicilio suelen ser muy efectivos por la aplicación en casa de peróxido de carbamida y luego en la clínica el peróxido de hidrógeno y de luz fría para una mejor activación del producto.

4- El blanqueamiento es completamente indoloro pero sí es cierto que hay pacientes con una excesiva sensibilidad a los alimentos o bebidas demasiado frías o calientes que pueden tener algunas molestias, aunque no suelen durar más de tres días. El profesional le dará al paciente algunas recomendaciones para aliviar esas molestias.

5- Durante las semanas que dura el tratamiento es recomendable seguir una dieta blanda y evitar ingerir sustancias que pueden teñir los dientes como el vino tinto o el café. Además es importante evitar el tabaco, o al menos reducir su consumo, ya que los dientes pueden volver a oscurecerse. Seguir las recomendaciones del especialista sobre la higiene bucodental idónea durante y después del tratamiento también es un punto muy importante.

6- Evite comprar los blanqueadores que puede encontrar en Internet o en farmacias y centros comerciales. En España está prohibida la venta de productos de blanqueamiento dental online y, en caso de obtenerlos en otro país, nunca tendrá la certeza de que ha superado los estándares de calidad exigidos, aparte de que el tratamiento no será supervisado por un profesional. Por otro lado, los productos de venta en farmacias y otros establecimientos no tienen efectos duraderos y su nivel de blanqueamiento no tiene nada que ver con el conseguido en una clínica, ya que el contenido máximo de peróxido de hidrógeno es de 0,1% y el de peróxido de carbamida es de 0,3%

7- Los dientes después del tratamiento de blanqueamiento tienden a oscurecerse después de dos años aproximadamente, por tanto es recomendable que un profesional supervise el mantenimiento de los dientes blancos para que el paciente siempre luzca una sonrisa perfecta.

8- Aparte del tabaco, o el consumo de vino o café, hay otros factores que pueden influir para que los dientes cambien de color después del tratamiento de blanqueamiento dental, como pueden ser algunos medicamentos, ciertas afecciones bucodentales o algunas enfermedades de carácter general

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los medios tecnológicos más avanzados para lograr los mejores resultados para nuestros pacientes. Si quiere lucir la mejor sonrisa este verano, contacte con nosotros y confíe en la clínica odontológica que mejor vela por su salud bucodental.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…