La hipoplasia del esmalte es una afección que consiste en una mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes. Aparece sobre todo en los incisivos superiores y en nuestra clínica dental de Argüelles es un motivo de consulta bastante habitual.

La hipoplasia empieza a formarse antes de la erupción de las piezas dentales y ocurre por una deficiencia en la formación del esmalte. Si esta deficiencia es leve aparecerán unas pequeñas manchas blanquecinas que afectan a la estética dental de la persona.

También pueden aparecer pequeñas abolladuras, hoyos o surcos en la superficie externa de los dientes, provocando asperezas y otras tonalidades como el marrón o el amarillo.

En los casos más graves, cuando el esmalte de los dientes se ha perdido en su totalidad, el diente puede presentar formas anormales y deformes, por lo que se deben poner en práctica los tratamientos para la estética dental.

Causas de la hipoplasia dental

Las manchas blancas pueden aparecer por una alta exposición al flúor cuando se desarrolla el esmalte, este fenómeno se conoce como fluorosis. Otras causas de la hipoplasia pueden ser la malnutrición, infecciones, enfermedad o fiebre durante la formación del diente, medicamentos, factores ambientales o la exposición a sustancias químicas tóxicas.

Normalmente, la hipoplasia suele ocurrir antes de los tres años de vida y cualquier traumatismo que suceda después no suele provocar defectos en el esmalte porque ya está calcificado y es más resistente. Es importante llevar una dieta para el color de los dientes y evitar el deterioro progresivo del esmalte.

Tratamiento de la hipoplasia dental

El tratamiento lo deberá decidir el especialista en estética y variará dependiendo de la gravedad de la hipoplasia. En casos muy leves se restauran las hendiduras con un sellador transparente. Si hay manchas blancas se suele utilizar la técnica de blanqueamiento dental. Para casos más graves se practica una microabrasión dental o una reconstrucción con materiales del mismo color para protegerlos del desgaste.

En caso de que el esmalte tenga rugosidades se puede colocar una corona dental con la forma y color deseada para una restauración completa. Otra opción interesante son las carillas dentales de composite o porcelana.

En los casos más extremos, cuando casi no queda esmalte en el diente, lo más recomendable es colocar un implante dental y sustituir el diente afectado.

Hipoplasia en niños

Cada vez es más frecuente encontrar casos de niños con hipoplasia del esmalte. En este tipo de pacientes es necesario llevar a cabo una serie de procesos para evitar que la hipoplasia aparezca de nuevo con la dentición definitiva.

Las piezas que más se ven afectadas por esta afección son los dientes anterosuperiores, sobre todo la cara vestibular de los dientes incisivos y caninos.

Desde nuestra clínica dental de Madrid recomendamos la visita al odontólogo cada pocos meses para controlar su salud bucodental y practicar técnicas preventivas para evitar afecciones como la hipoplasia del esmalte y otras que, si no se vigilan, pueden derivar en otras enfermedades más importantes.

Como siempre, aconsejamos una buena higiene bucal y visitar al dentista de manera regular.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (5 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…