Procesos en los implantes dentales, fases y dudas

Los implantes dentales son prótesis que imitan a los dientes naturales y que se atornillan al hueso como si fueran raíces artificiales. El material utilizado suele ser el titanio, con el que se consigue una perfecta osteointegración con todos los tejidos que intervienen en la boca. Una vez asentado, se coloca sobre el implante una corona que imita la parte visible de la pieza dental y ejerce todas las funciones como si fuera el diente natural.

En el proceso de implantes dentales influyen varios factores, entre ellos la salud bucodental del paciente. Si esta no es buena, antes deberán resolverse los problemas que existen. Además, en cada una de las fases de implante dental es importante contar con la colaboración del paciente para que el resultado sea el deseado.

Implantes dentales, proceso

Después de un examen previo al paciente utilizando la última innovación tecnológica disponible, como el escáner intraoral iTero, por ejemplo, el especialista determinará si es necesaria la colocación de implantes dentales y, para ello, contará con la intervención de otros especialistas de distintas disciplinas siempre que lo considere oportuno. Vamos a ver todas las fases en los implantes dentales:

 

Primera fase: estudio del paciente y planificación

En esta fase el odontólogo realiza todas las pruebas que necesite para llevar a cabo una exploración lo más exhaustiva posible de la dentadura del paciente. Un TAC, una radiografía panorámica, la utilización del escáner intraoral, etc. El objetivo es valorar cuál es la posición más ventajosa para la colocación de los implantes y si es necesario algún tratamiento previo para que la dentadura esté en las mejores condiciones posibles. Es decir, si hay alguna caries o algún tipo de enfermedad periodontal, resulta imprescindible solucionar primero ese problema antes de proceder con el tratamiento de implantes dentales. Por esa razón, a veces es necesaria la intervención de distintos especialistas en esta primera fase.

Segunda fase: intervención quirúrgica

La intervención quirúrgica de los implantes dentales se puede hacer en dos etapas o en una. En la primera, se inserta el implante en el hueso y se deja cubierto por la encía durante un período de tiempo que puede variar entre los dos y tres meses. En la segunda etapa, después de que haya transcurrido el tiempo necesario, el implantólogo realiza una incisión en la encía para comprobar que el implante ha quedado bien fijado al hueso y llevar a cabo la conexión del pilar para colocar luego la corona del diente.

En la actualidad, debido a los medios tecnológicos de que disponemos, la cirugía se suele hacer en una sola etapa en la que se instala el implante y el pilar, de esta forma se evita la segunda etapa y la necesidad de una intervención quirúrgica posterior a la colocación del implante. 

Dependiendo de la causa de la pérdida del diente, puede haber infección en el hueso. En ese caso se recomienda esperar un tiempo a que desaparezca dicha infección para que el tratamiento pueda llevarse a cabo con éxito. Después de la cirugía, y para que el paciente pueda disfrutar de las funciones de los dientes, se recurre a la carga inmediata. 

Con esta técnica, el paciente puede disponer de unos dientes fijos en una sola sesión hasta disponer de los implantes definitivos. Para ello se aplica una cirugía guiada por ordenador, mínimamente invasiva, y se evita la utilización de prótesis removibles durante el proceso de cicatrización. Con esta técnica, el paciente puede disponer de unos dientes provisionales en una sola cita hasta que termina el tratamiento de implantes dentales.

El período de osteointegración del implante con el hueso y la encía varía dependiendo de cada paciente. Suele durar entre las ocho y doce semanas y el paciente debe acudir puntualmente a todas las revisiones que fije el implantólogo.

Tercera fase: fase restauradora

En esta fase se procede a la instalación de las prótesis. ¿Cuantos implantes dentales se pueden poner en un dia? Todo depende de las necesidades del paciente. Puede ser solo un implante o dos, o también pueden darse casos de sustituir toda una arcada completa (entre 6 y 8 implantes). Los implantes se fabricarán según las necesidades del paciente y se atornillarán al hueso. Previamente se habrá estudiado el estado óseo del paciente y, en caso de tener una densidad baja, se procederá a hacer un injerto de hueso o cualquier otra técnica que necesite para asegurar la instalación de los implantes.

Cuarta fase: mantenimiento de los implantes

Esta fase es casi tan importante como las anteriores porque, aunque los implantes han demostrado un importante grado de seguridad una vez instalados, se debe llevar a cabo un mantenimiento exhaustivo para confirmar esa seguridad. De ahí que el paciente deba acudir a la clínica para las revisiones de sus implantes, al igual que lo hace para comprobar el estado de su salud bucodental regularmente. De esta forma se evitan posibles infecciones o desajustes de los implantes por el paso del tiempo.

El objetivo de las revisiones de mantenimiento es la detección precoz de cualquier problema relacionado con los implantes y tratar de revertir la situación lo antes posible. Lo más normal es que no haya ningún problema, pero el paciente debe concienciarse de acudir a las revisiones aunque no note ningún síntoma desfavorable en sus implantes, ya que es la única manera de garantizar que el tratamiento está afianzado y  plenamente operativo a largo plazo.

¿Qué dudas son las más frecuentes sobre implantes dentales?

Durante las fases de los implantes dentales proceso, los pacientes tienen algunas consultas. Estas son las preguntas más frecuentes de los pacientes que se someten a un tratamiento de implantes dentales:

¿Los implantes pueden ser rechazados por el organismo?

El titanio es un material perfectamente compatible con el cuerpo humano, sin embargo, en muy pocos casos puede ocurrir que el proceso de osteointegración se vea interrumpido, ya sea por infecciones previas, sobrecarga en las funciones del implante u otras razones. Los fumadores tienen un porcentaje más alto de que los implantes fracasen, ya que se incrementa la probabilidad de infección y la cicatrización es más lenta.

¿A qué edad se pueden colocar implantes dentales?

Los implantes se colocan a partir de los 18 años y después no hay límite de edad, siempre que no haya alguna contraindicación médica, como otras enfermedades de salud general, por ejemplo.

¿Los implantes se colocan en el mismo día?

Sí, aunque se trate de muchos implantes se pueden colocar en el mismo día y, como hemos dicho anteriormente, gracias a la carga inmediata, el paciente puede disfrutar de dientes fijos provisionales con todas las funciones de los dientes originales hasta la instalación de los implantes definitivos.

¿Cuánto tardan en poner un implante dental?

El tiempo de instalación de los implantes depende de varios factores. En primer lugar la pericia y profesionalidad del implantólogo, después del estado del hueso maxilar y las encías del paciente y, por último, la colaboración del mismo.

Todavía son muchas las dudas sobre los implantes dentales proceso, pero nosotros queremos ayudarle y responder a todas sus preguntas. Pida cita con nosotros para poder disfrutar de una boca sana y bonita.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…