Scroll to top

Mientras usted duerme, nosotros trabajamos.

En la Clínica Dental González Baquero contamos con los mejores especialistas para administrar a nuestros pacientes una sedación consciente controlada en los tratamientos dentales que lo requieran.

Esta técnica especialmente indicada para niños, facilita la aplicación de tratamientos dentales que debido a sus dificultades o a las circunstancias del paciente no podrían ser realizados de manera normal. Hay niños que al no estar familiarizados con el dentista en edades tempranas o aquellos niños que han sufrido alguna situación traumática con antelación pueden presentar miedo y ansiedad al dentista.

El doctor calcula la dosis para que su efecto permita el desarrollo del tratamiento dental y una vez pasados los efectos usted podrá hacer su vida normal, incluso conducir, sin ningún problema. Se trata de una técnica muy segura, fácil de administrar y muy eficaz para el profesional y el paciente.

De esta forma disminuye la ansiedad y el nerviosismo del paciente y el odontólogo puede trabajar mucho mejor sabiendo que la persona está relajada y con todo el confort posible.

Sedación consciente

Mediante la sedación consciente se induce al paciente a un estado de relajación con cierta somnolencia pero manteniéndose en todo momento consciente. El doctor monitoriza al paciente y ajusta la sedación de manera específica para que el tratamiento se desarrolle de la manera más cómoda para el paciente. Una vez finalizado el tratamiento, el paciente podrá marcharse sin necesidad de realizar ninguna recuperación adicional.

Mientras usted duerme, nosotros trabajamos

En la Clínica Dental González Baquero contamos con los mejores especialistas para administrar a nuestros pacientes una sedación consciente controlada en los tratamientos dentales que lo requieran. De esta forma disminuye la ansiedad y el nerviosismo del paciente y el odontólogo puede trabajar mucho mejor sabiendo que la persona está relajada y con todo el confort posible.

Sedación inhalatoria

La relajación se consigue mediante una mezcla de oxígeno y óxido nitroso que el paciente inhala. El óxido nitroso actúa como un potente analgésico que relaja el sistema nervioso central, sin ningún efecto secundario para la respiración o las mucosas y sin ninguna alteración cardiovascular. Se trata de un gas poco soluble en sangre que penetra con facilidad en el organismo con una baja metabolización y que solo actúa en el sistema nervioso.

Preguntas frecuentes

En esta sección encontrarás respuesta a la mayoría de tus dudas sobre el tratamiento, si aún así sigues sin respuestas, ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

Ventajas

Las principales ventajas de la sedación consciente son las siguientes:

· Se elimina con rapidez del organismo.
· Efectos rápidos una vez inhalada.
· Fácil de administrar.
· Respuestas controladas en todo momento.
· Muy segura para el profesional y el paciente
· No es necesaria monitorización

¿Qué tipos de pacientes pueden recibir la sedación consciente?

Los pacientes más indicados para la administración de la sedación consciente son las personas que sufren ansiedad en la clínica dental, dentofobia, estrés, o cualquier otro tipo de afección que puede ser perjudicial para la salud bucodental del paciente. También para niños o discapacitados.

Las personas con asma, epilepsia, enfermedades cardiovasculares, anemia, problemas de coagulación, etc, también pueden obtener múltiples ventajas con la sedación consciente.

¿Qué tipos de tratamientos son los más indicados para la sedación consciente?

Los principales tratamientos donde la sedación consciente está indicada son los siguientes:

· Limpiezas dentales severas.
· Empastes.
· Extracciones.
· Implantes.
· Periodoncias.

¿Cómo lo percibe el paciente?

El mayor logro de la sedación consciente es una sensación libre de miedo y ansiedad sin perder en ningún momento la percepción sensorial de tal forma que el odontólogo puede desarrollar el tratamiento de una manera rápida y eficaz.

La experiencia para el paciente es agradable, con una sensación de relajación y bienestar, hormigueo en las extremidades, pérdida de sensibilidad, letargo y pérdida de noción de tiempo. El umbral del dolor aumenta y la sensación de molestia disminuye por lo que la calma y la tranquilidad se instala en el paciente.

Duración del efecto

El tiempo estimado de duración está entre los 2 y 5 minutos. Es en este intervalo donde se consigue el máximo efecto. Una vez administrado la relajación es prácticamente inmediata y aumenta la profundidad de manera escalonada. El doctor puede controlar la duración administrando la dosis adecuada.

Una vez finalizado el tratamiento, la recuperación es completa y rápida. En dos minutos el paciente no notará ningún efecto de la sedación y podrá marcharse sin ningún problema.

Contraindicaciones

En los siguientes casos es recomendable no administrar la sedación consciente:

· En mujeres embarazadas no podrá administrarse en el primer trimestre.
· Pacientes con infecciones respiratorias.
· Pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
· Pacientes con problemas psiquiátricos o psíquicos.
· Cuando el paciente rechaza su administración.

¿Por qué usar la sedación consciente?

Se trata de un método muy efectivo y seguro con resultados excelentes para reducir el estrés y la ansiedad de los pacientes. Millones de personas lo usan en clínicas dentales de todo el mundo y prácticamente la totalidad de los profesionales odontológicos lo recomiendan. El paciente entra en un estado de bienestar y relajación óptimo para afrontar cualquier tipo de tratamiento dental y una vez terminado la recuperación es inmediata y sin secuelas.