La odontología se basa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de cualquier tipo de enfermedad de la boca, incluyendo los tejidos blandos y los dientes. El objetivo de la odontología es eliminar el origen del problema que provocó la enfermedad para que no vuelva a aparecer.

La mayoría de la población ha tenido que acudir alguna vez a un dentista en Madrid, o en cualquier otra ciudad, para recibir un tratamiento bucodental, aunque es cierto que muchas personas evitan ir a la clínica dental porque asocian la palabra odontólogo con dolor, ansiedad o agitación. Los que no visitan regularmente una clínica dental creen que visitar al dentista consiste en hacer un empaste, tratar unas encías inflamadas o incluso practicar una extracción y esto no tiene nada que ver con la realidad.

Es cierto que el principal motivo de visita de una clínica dental es porque siente dolor, pero cada vez más acuden personas para mejorar su estética dental y disponer de una sonrisa perfecta. Por tanto, debemos aparcar la idea de que el odontólogo es un profesional al que solo se recurre cuando no hay más remedio y que provoca malestar y dolor en el paciente porque no es cierto.

Nuestro trabajo es mejorar la calidad de vida de las personas empezando por su boca, ya que es uno de los puntos más importantes del cuerpo humano y va a repercutir en el resto del organismo para obtener una salud de mayor calidad.

Cómo trabaja un buen odontólogo

Cuando una persona visita la clínica dental, el primer paso es examinar la boca del paciente para comprobar su estado. El dentista supervisa su estructura dental, el estado de los dientes, encías, huesos y músculos de la boca y la armonía estética del conjunto. El objetivo es comprobar el estado de su salud bucodental y si puede incidir de alguna forma en su salud general. Para ello, el profesional efectuará las pruebas necesarias y utilizará los últimos medios tecnológicos que tenga a su alcance, como por ejemplo el escáner intraoral, para obtener una imagen mucho más nítida de todos los rincones de la boca del paciente.

Además de la exploración bucodental, el dentista también formulará preguntas al paciente sobre sus hábitos alimenticios y otras prácticas que pueden ser perjudiciales para la salud, como el tabaco o el alcohol, ya que todo esto influye directamente en la salud bucal y general de la persona.

Relación entre la salud bucodental y la salud general

Las enfermedades generales afectan a la salud de la boca, al igual que las enfermedades bucodentales afectan a la salud general del paciente. Esta interrelación es muy importante a la hora de diagnosticar y tratar cualquier tipo de afección y el odontólogo lo tiene muy en cuenta para conseguir el mayor bienestar posible en la persona. Vamos a ver con más detalles el impacto de esta interrelación:

Desgaste de los dientes por malos hábitos alimenticios, medicación, enfermedad, etc.

El desgaste prematuro de los dientes puede deberse a una dieta excesivamente ácida, también por la ingesta de medicamentos demasiado agresivos o por algún tipo de trastorno alimentario. Cuando se produce una erosión dentaria, la estructura dental se modifica y se producen cambios en la masticación de alimentos y también a nivel estético, ya que la sonrisa comienza a afearse.

El consumo de alimentos ácidos y bebidas carbonatadas o energéticas incide en la erosión dental y es importante rebajar su consumo o  eliminarlos de la dieta. Los problemas de estómago son otra causa de erosión dental, sobre todo provocada por la acidez, vómitos o reflujo.

En cuanto a los niños es importante que lleven una dieta saludable para evitar la aparición de caries y otras afecciones. No hay que olvidar que su dentadura está formándose y es imprescindible limitar el consumo de bebidas y alimentos demasiado azucarados.

Periodontitis y su relación con la salud general

La buena salud periodontal es imprescindible no solo para mantener la boca en perfectas condiciones, sino también para tener una salud general buena. Si hay una infección en las encías, éstas permanecerán inflamadas, incluso con sangrado, lo que supondrá molestias y mal aliento para el paciente. Hay que incidir en el caso de los fumadores que no notarán estos síntomas porque el tabaco los oculta y esto supone un peligro para el desarrollo de enfermedades que el paciente ignora.

Cuando hay una infección crónica, como el caso de la periodontitis, puede provocar distintas alteraciones en el flujo sanguíneo y derivar en enfermedades vasculares o cardíacas, entre otras. De ahí la importancia de detectar a tiempo cualquier tipo de afección periodontal para erradicarla cuanto antes.

Entre los diabéticos es muy importante mantener las encías sanas ya que si hay infecciones puede haber cambios en los niveles de azúcar y provocar un descontrol en la enfermedad.

Masticación y deglución de alimentos

Cuando hay alteraciones en la mandíbula puede afectar a la hora de masticar y tragar alimentos y también en la frotación de los dientes superiores con los inferiores. Además pueden provocar dolor de cabeza, dolor de espalda o incluso alteraciones en la forma de hablar.

Si las funciones de la mandíbula se desarrollan con normalidad, todos los músculos relacionados con ella funcionan bien e incide en una correcta posición del cráneo, el cuello y la cintura escapular. Otras afecciones que pueden presentarse por problemas de mandíbula son dolores de oído o cara.

Forma de la boca y posición de la lengua

El desarrollo facial se produce en los primeros años de vida pero influye mucho en la salud general de la persona en todas las etapas de la vida. La respiración es uno de los aspectos que más influye en la forma de la cara, ya que si no se respira por la nariz se producen cambios en la lengua, la cara crece de manera más vertical y se genera un paladar más profundo.

Todo esto provoca que la arcada sea más estrecha y los dientes no tengan el suficiente espacio para salir, lo que puede ocasionar cambios de carácter bioquímico, apneas y otros trastornos que afectan al organismo en diferentes niveles.

Como vemos, el buen estado de la dentadura y las encías tiene una influencia muy importante con la salud general, de ahí la importancia de acudir regularmente a la consulta de su dentista en Madrid. Contacte con nosotros para comprobar su estado bucodental. Nuestros especialistas le atenderán con la máxima profesionalidad.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…