Acuden muchos pacientes a nuestra consulta de dentista en Madrid preguntándonos por las ventajas e inconvenientes de utilizar brackets tradicionales o la ortodoncia invisible, también llamada Invisalign. En los tratamientos de ortodoncia es el especialista el que, después de examinar la salud bucodental del paciente con los últimos medios tecnológicos disponibles, recomendará uno u otro sistema para alinear perfectamente los dientes del paciente.

Tanto los brackets de siempre, como Invisalign, son perfectamente eficaces para cumplir con su cometido. En el caso de los brackets, aunque es un procedimiento con una larga trayectoria dentro de la disciplina, siguen siendo un sistema de alineación dental imprescindible en cualquier clínica dental y el tratamiento más recomendable para una gran variedad de pacientes. 

Invisalign aporta numerosas comodidades en el día a día del paciente y sus férulas transparentes suponen un avance tecnológico extraordinario. Vamos a ver con más detalle las ventajas de estos dos tratamientos de ortodoncia.

Principales ventajas y desventajas de los brackets tradicionales

Este sistema fue pionero a nivel mundial en ortodoncia y se puede modificar sobre la marcha si sucede cualquier complicación durante el tratamiento. La principal ventaja de este sistema es que la fricción de los brackets con el arco es muy pequeña y los tiempos se reducen de manera considerable.

Otra ventaja es que los brackets son fijos, es decir que el paciente no puede quitárselos. De esta forma, se consiguen resultados muy predecibles y se puede calcular el tiempo del tratamiento con mucha precisión, ya que no depende de que el paciente utilice los aparatos como en el caso de Invisalign.

Por otro lado, se trata de un tratamiento con una calidad-precio muy alta, el más económico, pero también el que garantiza una alineación perfecta de los dientes. Actualmente, la tecnología ha mejorado mucho los materiales y el funcionamiento de los brackets, de tal forma que no causan tantas molestias al paciente como ocurría antiguamente, de ahí que sigue siendo el tratamiento más elegido por los pacientes.

Entre las desventajas de este sistema podemos destacar que en las primeras semanas el paciente puede sufrir algún tipo de herida o llaga en la boca por el roce de los brackets en los tejidos blandos. A pesar de que los brackets actuales han corregido mucho este aspecto, los primeros días es inevitable algún roce del aparato en la parte interna de las mejillas, labios o encías, cuando se come, al hablar o sonreír. Con el paso de los días, el paciente aprenderá a mover la boca de tal forma que los brackets no le provoquen ningún roce.

Principales ventajas y desventajas de Invisalign

El sistema Invisalign sin duda supone una de las más importantes innovaciones tecnológicas de los últimos tiempos en ortodoncia. En primer lugar porque, tanto el paciente como el profesional, pueden prever el resultado final mediante un software específico que muestra la evolución del tratamiento en 3D. 

De esta forma, el paciente sabrá qué aspecto tendrá su sonrisa después de llevar las férulas durante los meses que dictamine el profesional y el tratamiento será mucho más preciso que con otros sistemas de ortodoncia tradicionales.

Las férulas son totalmente transparentes, lo que supone un importante avance a nivel estético, ya que pasan prácticamente desapercibidas a media y larga distancia. Se fabrican a medida y deben ser sustituidas según las valoraciones del ortodoncista.

Por otro lado, las férulas no son fijas, es decir, que se pueden quitar para comer y para la higiene bucodental diaria. Este aspecto es importante para proporcionar mayor confort al paciente en su día a día, aunque es cierto que puede retrasar un poco el tratamiento. 

Cada dos o tres semanas el paciente tendrá que cambiar los alineadores, aunque no tendrá que visitar la clínica porque el ortodoncista le habrá entregado el kit de férulas para que pueda sustituirlas en su propio domicilio.

Otra ventaja importante respecto a los brackets tradicionales es que los alineadores Invisalign son completamente indoloros, es decir, que no producen ningún tipo de herida en la boca del paciente, ya que no son de alambre, ni tiene ninguna esquina que pueda rozar en los tejidos blandos.

Entre las desventajas de Invisalign podemos decir que el hecho de que sus férulas sean removibles supone que la finalización del tratamiento depende casi exclusivamente de que el paciente lleve puestos los alineadores el mayor tiempo posible. Algunos pacientes son disciplinados y lo llevan prácticamente las 24 horas del día, sin embargo otros, normalmente los más jóvenes, se los quitan con mucha frecuencia y el tratamiento tiende a alargarse más de lo necesario. Cuando el alineador no está en la boca los dientes no pueden hacer los movimientos necesarios para conseguir la alineación que se está buscando.

En el caso de los pacientes con bruxismo, el sistema Invisalign no está recomendado, ya que al apretar los dientes con fuerza se pueden dañar las férulas y el tratamiento deja de ser eficaz. En estos casos los brackets tradicionales pueden ser la opción más adecuada, aunque será el ortodoncista el que decida el mejor sistema para cada paciente según los problemas bucodentales que presente.

Quizá la última desventaja de la ortodoncia invisible es su precio. El hecho de disponer de una tecnología avanzada y que el tratamiento sea totalmente personalizado encarece el tratamiento y muchos pacientes no pueden asumir el coste. En estos casos, los brackets convencionales son los más indicados para obtener unos resultados excelentes con un coste menor.

¿Qué tratamiento elegir?

Como hemos visto, la principal diferencia entre el tratamiento Invisalign y el de brackets tradicionales es que el primero ofrece mayor confort y bienestar al paciente durante el tratamiento, tanto a nivel de estética dental como por la posibilidad de retirar las férulas en momentos concretos. Sin embargo, la eficacia de ambos tratamientos es igual de alta y los resultados finales son prácticamente idénticos.

Por tanto, a la hora de elegir el tratamiento de ortodoncia van a influir distintos factores, como puede ser el precio, el problema bucodental que presenta el paciente o el tipo de vida que lleva. No es lo mismo alguien con una profesión donde tenga que interactuar con muchas personas (en este caso sería más recomendable que eligiera el tratamiento Invisalign), que alguien que lleva una vida más sedentaria y no le importa su estética durante la ortodoncia (en este caso los brackets tradicionales pueden ser la opción más adecuada).

En nuestra clínica dental de Madrid, si necesita un dentista de urgencia, estamos a su disposición. Contacte con nosotros para resolver cualquier duda sobre el tratamiento de ortodoncia que necesita. 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…