Scroll to top

Brackets transparentes en la Clínica Dental Gonzalez Baquero de Madrid.

Una vez colocados los brackets metálicos por la parte externa de los dientes, el ortodoncista deberá revisar cada tres o cuatro semanas cómo va evolucionando el tratamiento y regular la presión de los alambres para que los dientes poco a poco se coloquen en la posición correcta. En el caso de los niños, los brackets cuentan con unas gomas de colores muy divertidos para ajustar la posición durante el tratamiento.

La duración del tratamiento debe decidirlo el especialista en función del problema bucodental del paciente, de la evolución y los resultados que se vayan consiguiendo, pero en general, la duración suele oscilar entre un año y medio o dos años.

Es importante apuntar que en este tipo de tratamientos la precipitación no es buena consejera y se puede arruinar el trabajo de mucho tiempo si se tienen prisas para concluir cuanto antes el tratamiento. El paciente notará cambios en los primeros meses y después se estabiliza hasta el final.
Cuando se retiran los brackets, el ortodoncista debe continuar el trabajo comprobando si los dientes se mantienen en su posición utilizando unas contenciones que el paciente deberá llevar durante un tiempo.

En la clínica dental González Baquero utilizamos dos tipos de brackets:

· Brackets convencionales: utilizan elásticos para su fijación.
· Brackets autoligados: utilizan tecnología más sofisticada con tapa de cierre. Este tipo podría tener una duración mayor pero solo en la primera fase.

En cuanto a materiales existen los brackets de titanio, ideales para los pacientes que necesitan una ortodoncia fija pero no toleran el níquel u otros elementos metálicos.

Alternativas a los brackets transparentes

Aparte de los brackets metálicos, otra opción son los brackets de zafiro, mucho más estéticos. La funcionalidad es la misma pero pasan más desapercibidos, no se manchan ni cambian de color, son más resistentes y prácticamente no se desgastan.

Otras alternativas pueden ser:

· Ortodoncia lingual: son brackets que van pegados a la cara interior de los dientes, por tanto es más discreta, aunque la limpieza bucal es más complicada.

· Ortodoncia invisible Invisalign: son férulas fabricadas a medida para el paciente que se mimetizan con el color de los dientes por lo que es invisible. Son removibles y pueden retirarse cuando sea necesario, para comer, lavarse, etc.

El Doctor José Ramón González-Baquero, es nuestro especialista en Brackets transparentes y especialista certificado en Ortodoncia Lingual

El Doctor José Ramón González-Baquero, está acreditado en las Técnicas Invisalign® e IncognitoTM, es Doctor Invisalign® Diamond Provider y especialista certificado en Ortodoncia Lingual.

· Licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid en 2003.
· Estudios de postgrado y especialización como ortodoncista en la American Orthodontics Society of Dallas, EE.UU.
· Miembro desde 2006 de la International Associations of Orthodontics.
· En 2008 fue nombrado Director Médico de la Clínica Dental González Baquero.

Ventajas de los brackets metálicos

Pequeños

No son voluminosos, incluso disponemos de modelos con un 30% más pequeños de los brackets convencionales.

Económicos

Tienen un precio más económico que otras opciones de ortodoncia.

Ideales para jóvenes

Son ideales para niños y jóvenes.

Cómodos

Se pueden volver a colocar en caso de desacople en algún momento del tratamiento.