• Cuidar las encías

Las ventajas de los brackets linguales son numerosas, a pesar de que son una forma de terapia desconocida por mucha gente. Pero ello se debe a que la ortodoncia lingual es una técnica relativamente reciente y novedosa. Además, requiere de especialistas preparados y experimentados. En todo caso, las ventajas de esta forma de corrección terapéutica son indudables, sobre todo en el plano estético.

Es un tipo de ortodoncia que se ajusta de manera muy específica y particular a las características de cada caso, por lo que el especialista ha de escogerla muy cuidadosamente. Se consideran la terapia ortodóntica más avanzada que existe en la actualidad junto con los correctores invisibles Invisalign.

¿En qué consisten básica y esencialmente los brackets linguales? En elementos de corrección dental diseñados expresamente para colocarse por dentro, para permanecer ocultos, pues, por lo que muchas personas los escogen por razones primordialmente estéticas.

Los brackets ocultos: una de las mejores terapias

De todas las técnicas de ortodoncia, la de los brackets linguales es la única total y absolutamente invisible. Pero ello no obsta para que se trate de un sistema considerablemente eficaz, entre los mejores de la actualidad.

Al igual que la ortodoncia, digamos, convencional o tradicional, permite solventar los problemas de mordida (mordida cruzada, sobremordida, etc). Se trata de alineadores de metal que se colocan en la superficie interna de los dientes, de tal manera que resultan invisibles desde el exterior.

Pero ¿cuáles son sus ventajas concretas? Pues pueden enumerarse algunas como las siguientes:

  • Ofrecen más precisión correctora que otros alineadores. Así por ejemplo, han de considerarse más precisos frente a diversas irregularidades que los Invisalign.
  • Los resultados pueden ser revisados con bastante rigor a lo largo de la terapia.
  • Si pudieran causar algún tipo de inconveniente o mancha en los dientes, este quedará también convenientemente oculto en la cara lingual u oculta del diente. Es otra de las más señaladas ventajas de los brackets linguales.
  • Son más seguros que los brackets convencionales, pues conllevan, por ejemplo, un menor riesgo de que se produzcan lesiones en el labio como consecuencia de golpes, caídas, etc. También reduce el riesgo de recibir lesiones en la cara interior de las mejillas a consecuencia de golpes. Por ello resulta un método muy recomendado para deportistas de élite y aquellas personas que llevan a cabo deportes de contacto, y no quieren optar por la ortodoncia removible o férulas.
  • Como los brackets son ultrafinos, resultan mucho más cómodos que los tradicionales.
  • Es un tratamiento generalmente más breve que la ortodoncia fija visible tradicional. El promedio de duración de un tratamiento ortodóntico lingual es de unos dos años. Puede decirse que, en cuanto a duración, está a medio camino entre los alineadores fijos visibles y los transparentes Invisalign.
  • En cuanto a costes, no es una terapia particularmente costosa, puesto que, también en este sentido, se sitúa a medio camino entre la ortodoncia tradicional y el Invisalign.
  • Al hallarse situados en el interior, estos brackets ocultos no molestan, no interfieren tanto en la masticación, ni entorpecen la dicción al hablar.
  • Es un tratamiento donde el dolor es mínimo, y en su inmensa mayoría, salvo por algunos pequeños reajustes en las visitas al odontólogo, es absolutamente indoloro.
  • Producen menores inconvenientes en las piezas dentarias: así por ejemplo, tienen mucha menor tendencia a descalcificarlas.
  • Se pueden utilizar indistintamente en todos los tratamientos, mientras que los Invisalign están contraindicados para algunos de ellos.

Así pues, no lo dudes: las ventajas de los brackets linguales son algo incuestionable. Los brackets ocultos pueden ser una gran ayuda, tanto para tu salud, como para tu aspecto estético.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…