La caries y las enfermedades periodontales (gingivitis y periodoncia), junto a la pulpitis y otras afecciones, suelen ser los problemas de salud bucodental que más tratamos en nuestra clínica dental de Madrid. Según el SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), 8 de cada 10 personas mayores de 35 años, padece algún tipo de enfermedad relacionada con las encías.

Además, es importante saber que a medida que pasan los años aumenta la probabilidad de padecer enfermedades periodontales, de tal forma que a partir de los 65 años, nueve de cada diez personas sufren alguna de estas dolencias. Son datos muy esclarecedores de lo importante que es tener en cuenta la incidencia de este tipo de afecciones para tratar de atajar la principal causa que las provocan que no es otra que una higiene bucal deficiente. Sin embargo, no es la única causa a tener en cuenta, ya que hay otro tipo de factores que inciden directamente en nuestros dientes y encías, como pueden ser adicciones nocivas (consumo excesivo de alcohol y tabaco, por ejemplo) o incluso aspectos genéticos.

La higiene bucodental es muy importante para tener unas encías sanas

Siempre hacemos hincapié en este aspecto, pero nunca es suficiente. Si tenemos unos dientes y encías limpios y sanos evitaremos la proliferación de la placa bacteriana que es la principal causante de enfermedades como la gingivitis y periodontitis. No olvidemos que estas afecciones, si no se tratan a tiempo, pueden derivar en enfermedades más serias que necesitarán tratamientos más agresivos.

El sangrado de las encías que se da en la gingivitis puede combatirse una manera más sencilla siguiendo las recomendaciones de higiene bucodental del especialista. Es posible que el cepillado de dientes se lleve a cabo con un cepillo específico y que aumenten las medidas de higiene como por ejemplo, usando el hilo de dental y enjuagues al final del cepillado, en caso de que el paciente no tenga el hábito de utilizar estos elementos de limpieza.

Si no se trata adecuadamente la gingivitis, puede desarrollarse una periodontitis que es mucho más grave y con daños más complicados de solucionar. La periodoncia produce retracción de las encías y ataca la raíz del diente si no se toman las medidas oportunas. El resultado es la movilidad de los dientes e incluso su caída. Además, la periodontitis también puede afectar a la salud general del paciente, ya que las bacterias de la boca pueden llegar a otros lugares del organismo a través del sistema circulatorio. Enfermedades como la diabetes o afecciones como el infarto de miocardio o los partos prematuros están muy relacionados con la periodoncia.

Como vemos, la periodontitis es una enfermedad bucodental que debemos vigilar de una manera firme y siempre con un profesional cualificado y experimentado, ya que es posible que, en determinados casos, la cirugía sea la única solución.

¿Cómo saber si es necesaria la cirugía en una periodontitis?

Cuando un paciente tiene síntomas de periodontitis, el profesional realizará un examen bucodental para determinar si padece esta enfermedad. Si el diagnóstico es positivo resulta imprescindible saber la fase periodontal en la que se encuentra mediante distintas pruebas como radiografías, escáner intraoral o sondaje. Esta prueba consiste en medir a qué profundidad se encuentra el sarro que se ha ido acumulando en las encías, ya que si está demasiado profundo se forman las bolsas periodontales y hay que actuar con la máxima rapidez para evitar pérdida ósea.

El tratamiento básico que se utiliza en las primeras fases de la periodontitis consiste en un raspado y alisado radicular (también llamado curetaje), sin embargo, en los casos donde la enfermedad está muy avanzada, no es suficiente con este tratamiento y es preciso aplicar la cirugía periodontal. Normalmente es necesaria para tratar las bolsas periodontales profundas (más de seis milímetros), ya que el tratamiento básico no las puede eliminar.

La cirugía periodontal consiste en separar y levantar la mucosa que rodea al hueso de la pieza dental, de esta forma, el especialista puede retirar todo el sarro acumulado y desinfectar la zona de la mejor manera posible. Después procederá a una sutura para evitar la entrada de bacterias y seguidamente el paciente comienza el postoperatorio.

¿Cómo es el postoperatorio de una cirugía periodontal?

Dependiendo de cada caso, el especialista proporcionará unas indicaciones específicas al paciente para conseguir una recuperación óptima. En general, hay una serie de recomendaciones que son inherentes a todos los pacientes. Son las siguientes:

  • Uso de enjuagues bucales específicos que llevan clorhexidina para evitar una posible infección. Se suelen utilizar entre dos y tres semanas después de la cirugía.
  • Se tomarán analgésicos o antiinflamatorios si el paciente los necesita, pero siempre bajo la supervisión del profesional que será quien indique el medicamento y la dosis que mejor se adecúa a sus necesidades médicas.
  • La sutura normalmente se retira una semana después de la cirugía y en este intervalo de tiempo es imprescindible utilizar un cepillo de dientes quirúrgico y evitar el cepillado en la zona donde se ha intervenido. Después de quitar la sutura, el paciente podrá volver a utilizar el cepillo de dientes que utilizaba anteriormente.
  • Es imprescindible acudir a todas las revisiones que ha programado el periodoncista y seguir las indicaciones relacionadas con el mantenimiento periodontal. De esta forma evitaremos que la enfermedad vuelva a activarse, algo que puede suceder si no se llevan a cabo las medidas oportunas que considere el odontólogo especialista.

Acuda siempre a una clínica de confianza

 

La periodontitis es una enfermedad bucodental que puede provocar daños importantes en dientes y encías y es preciso una supervisión continua y un trabajo de prevención para evitar su desarrollo. De ahí que la principal recomendación a todos los pacientes es mantener la mejor higiene bucal posible y, en caso de advertir síntomas de una posible gingivitis, (por ejemplo si comprobamos que nos sangran las encías con facilidad durante el cepillado de dientes), acudir al odontólogo para que revise nuestra dentadura y nos aconseje convenientemente.

Mire nuestra clínica dental y descubra todo lo que podemos hacer por usted en casos de gingivitis o periodontitis, o en cualquier otra afección bucodental. Somos su clínica de confianza desde hace cuatro décadas y nuestra experiencia y la satisfacción de nuestros pacientes son el mejor aval posible.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…