En nuestra clínica dental en Madrid la exodoncia es una de las prácticas habituales que consiste en la extracción de una pieza dental o una parte remanente que se ha quedado en el alveolo. Se trata de una intervención sencilla que se lleva a cabo con anestesia local y no suele tener ninguna complicación salvo las molestias de la hemorragia posterior a la extracción del diente.

Causas de la exodoncia

Las principales causas de la exodoncia son la caries y la enfermedad periodontal. También se aplica en dientes retenidos o mal posicionados, supernumerarios, dientes con tumoración o quistes o dientes temporales. Otro caso probable puede ser que después de varias reendodoncias no haya más remedio que proceder a la extracción.

No es posible practicar una exodoncia si hay una infección previa en el diente a extraer o en el tejido periodontal, tampoco si hay un absceso. Sin embargo, con un examen previo del especialista y un uso adecuado de los antibióticos y la anestesia troncular, se puede llevar a cabo la extracción.

Cuando un paciente se somete a una exodoncia debe seguir las indicaciones del profesional y tener en cuenta una serie de cuidados antes y después de la intervención para evitar cualquier tipo de infección en la herida.

Cuidados antes de la exodoncia

  • Evitar las comidas pesadas y la ingesta de alcohol antes de la exodoncia
  • Es recomendable que el paciente haya dormido lo suficiente y esté descansado
  • Dependiendo el caso, el profesional puede recomendar la toma de antibióticos antes de la intervención para que los gérmenes de la boca no pasen al torrente sanguíneo.
  • Si la operación requiere el uso de mucha anestesia, el paciente no podrá conducir ningún vehículo.
  • El paciente informará al odontólogo sobre la medicación que esté tomando por si puede interferir en la cicatrización y la coagulación sanguínea.

Cuidados después de la exodoncia

  • La reducción de la hemorragia es la primera prioridad después de la exodoncia. El paciente morderá gasas en la zona intervenida y tratará de no rozar la herida con la lengua para evitar su irritación. Una vez transcurridas varias horas de la operación todavía puede continuar el sangrado, aunque mucho más débil.
  • No se recomienda cepillarse los dientes ni usar enjuagues hasta 12 horas después de la intervención. Después, es preferible no tocar con el cepillo la encía intervenida.
  • Hasta después de 24 horas no se recomienda las actividades intensas y tener un buen descanso.
  • El paciente consumirá una dieta con mucho líquido y alimentos blandos.
  • Los analgésicos se pueden tomar antes de que se pasen los efectos de la anestesia. Si la zona afectada está muy inflamada se puede aplicar hielo durante 30 minutos.
  • Es importante acudir al dentista si hay fiebre, si la inflamación aumenta después de tres días, si continúa el sangrado o si los analgésicos no pueden contrarrestar el dolor.

En nuestra clínica dental disponemos de los mejores profesionales y la última innovación tecnológica como la endodoncia con microscopio para este y otros tratamientos dentales. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…