implantes dentales

Procesos en los implantes dentales, fases y dudas

Los implantes dentales son prótesis que imitan a los dientes naturales y que se atornillan al hueso como si fueran raíces artificiales. El material utilizado suele ser el titanio, con el que se consigue una perfecta osteointegración con todos los tejidos que intervienen en la boca. Una vez asentado, se coloca sobre el implante una corona que imita la parte visible de la pieza dental y ejerce todas las funciones como si fuera el diente natural.

En el proceso de implantes dentales influyen varios factores, entre ellos la salud bucodental del paciente. Si esta no es buena, antes deberán resolverse los problemas que existen. Además, en cada una de las fases de implante dental es importante contar con la colaboración del paciente para que el resultado sea el deseado.

Implantes dentales, proceso

Después de un examen previo al paciente utilizando la última innovación tecnológica disponible, como el escáner intraoral iTero, por ejemplo, el especialista determinará si es necesaria la colocación de implantes dentales y, para ello, contará con la intervención de otros especialistas de distintas disciplinas siempre que lo considere oportuno. Vamos a ver todas las fases en los implantes dentales:

 

Primera fase: estudio del paciente y planificación

En esta fase el odontólogo realiza todas las pruebas que necesite para llevar a cabo una exploración lo más exhaustiva posible de la dentadura del paciente. Un TAC, una radiografía panorámica, la utilización del escáner intraoral, etc. El objetivo es valorar cuál es la posición más ventajosa para la colocación de los implantes y si es necesario algún tratamiento previo para que la dentadura esté en las mejores condiciones posibles. Es decir, si hay alguna caries o algún tipo de enfermedad periodontal, resulta imprescindible solucionar primero ese problema antes de proceder con el tratamiento de implantes dentales. Por esa razón, a veces es necesaria la intervención de distintos especialistas en esta primera fase.

Segunda fase: intervención quirúrgica

La intervención quirúrgica de los implantes dentales se puede hacer en dos etapas o en una. En la primera, se inserta el implante en el hueso y se deja cubierto por la encía durante un período de tiempo que puede variar entre los dos y tres meses. En la segunda etapa, después de que haya transcurrido el tiempo necesario, el implantólogo realiza una incisión en la encía para comprobar que el implante ha quedado bien fijado al hueso y llevar a cabo la conexión del pilar para colocar luego la corona del diente.

En la actualidad, debido a los medios tecnológicos de que disponemos, la cirugía se suele hacer en una sola etapa en la que se instala el implante y el pilar, de esta forma se evita la segunda etapa y la necesidad de una intervención quirúrgica posterior a la colocación del implante. 

Dependiendo de la causa de la pérdida del diente, puede haber infección en el hueso. En ese caso se recomienda esperar un tiempo a que desaparezca dicha infección para que el tratamiento pueda llevarse a cabo con éxito. Después de la cirugía, y para que el paciente pueda disfrutar de las funciones de los dientes, se recurre a la carga inmediata. 

Con esta técnica, el paciente puede disponer de unos dientes fijos en una sola sesión hasta disponer de los implantes definitivos. Para ello se aplica una cirugía guiada por ordenador, mínimamente invasiva, y se evita la utilización de prótesis removibles durante el proceso de cicatrización. Con esta técnica, el paciente puede disponer de unos dientes provisionales en una sola cita hasta que termina el tratamiento de implantes dentales.

El período de osteointegración del implante con el hueso y la encía varía dependiendo de cada paciente. Suele durar entre las ocho y doce semanas y el paciente debe acudir puntualmente a todas las revisiones que fije el implantólogo.

Tercera fase: fase restauradora

En esta fase se procede a la instalación de las prótesis. ¿Cuantos implantes dentales se pueden poner en un dia? Todo depende de las necesidades del paciente. Puede ser solo un implante o dos, o también pueden darse casos de sustituir toda una arcada completa (entre 6 y 8 implantes). Los implantes se fabricarán según las necesidades del paciente y se atornillarán al hueso. Previamente se habrá estudiado el estado óseo del paciente y, en caso de tener una densidad baja, se procederá a hacer un injerto de hueso o cualquier otra técnica que necesite para asegurar la instalación de los implantes.

Cuarta fase: mantenimiento de los implantes

Esta fase es casi tan importante como las anteriores porque, aunque los implantes han demostrado un importante grado de seguridad una vez instalados, se debe llevar a cabo un mantenimiento exhaustivo para confirmar esa seguridad. De ahí que el paciente deba acudir a la clínica para las revisiones de sus implantes, al igual que lo hace para comprobar el estado de su salud bucodental regularmente. De esta forma se evitan posibles infecciones o desajustes de los implantes por el paso del tiempo.

El objetivo de las revisiones de mantenimiento es la detección precoz de cualquier problema relacionado con los implantes y tratar de revertir la situación lo antes posible. Lo más normal es que no haya ningún problema, pero el paciente debe concienciarse de acudir a las revisiones aunque no note ningún síntoma desfavorable en sus implantes, ya que es la única manera de garantizar que el tratamiento está afianzado y  plenamente operativo a largo plazo.

¿Qué dudas son las más frecuentes sobre implantes dentales?

Durante las fases de los implantes dentales proceso, los pacientes tienen algunas consultas. Estas son las preguntas más frecuentes de los pacientes que se someten a un tratamiento de implantes dentales:

¿Los implantes pueden ser rechazados por el organismo?

El titanio es un material perfectamente compatible con el cuerpo humano, sin embargo, en muy pocos casos puede ocurrir que el proceso de osteointegración se vea interrumpido, ya sea por infecciones previas, sobrecarga en las funciones del implante u otras razones. Los fumadores tienen un porcentaje más alto de que los implantes fracasen, ya que se incrementa la probabilidad de infección y la cicatrización es más lenta.

¿A qué edad se pueden colocar implantes dentales?

Los implantes se colocan a partir de los 18 años y después no hay límite de edad, siempre que no haya alguna contraindicación médica, como otras enfermedades de salud general, por ejemplo.

¿Los implantes se colocan en el mismo día?

Sí, aunque se trate de muchos implantes se pueden colocar en el mismo día y, como hemos dicho anteriormente, gracias a la carga inmediata, el paciente puede disfrutar de dientes fijos provisionales con todas las funciones de los dientes originales hasta la instalación de los implantes definitivos.

¿Cuánto tardan en poner un implante dental?

El tiempo de instalación de los implantes depende de varios factores. En primer lugar la pericia y profesionalidad del implantólogo, después del estado del hueso maxilar y las encías del paciente y, por último, la colaboración del mismo.

Todavía son muchas las dudas sobre los implantes dentales proceso, pero nosotros queremos ayudarle y responder a todas sus preguntas. Pida cita con nosotros para poder disfrutar de una boca sana y bonita.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Conseguir unos dientes perfectos

En la actualidad, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de cualquier persona. La innovación tecnológica y las nuevas técnicas de estética dental como el blanqueador dental o las carillas dentales son más eficaces y más asequibles a todos los bolsillos. Está comprobado que si se quiere disponer de una sonrisa perfecta es indispensable tener también una buena salud bucodental. Además, sonreír sin ningún complejo aumenta la autoestima de la persona y le permite sentirse mucho más seguro de sí mismo en su día a día.

La sonrisa es nuestra carta de presentación en la vida social de cualquier persona y por eso merece la mejor de las atenciones. Para conseguir una buena sonrisa, en primer lugar la dentadura debe estar libre de enfermedades bucodentales y en segundo lugar debe tener la mejor estética posible, de ahí que los especialistas evalúen previamente la salud bucodental del paciente y recomienden algún tratamiento para corregir las afecciones detectadas. Por ejemplo, un tratamiento de ortodoncia para alinear las piezas dentales suele realizarse previamente al blanqueador de dientes.

¿Cómo se consigue una dentadura perfecta?

Dentro de la estética dental, cada persona tiene un ideal de cómo serían sus dientes perfectos, ya que la subjetividad en este aspecto es el elemento predominante. Sin embargo, sí que hay unas directrices que se aplican de manera recurrente en estética dental para conseguir unos dientes prácticamente perfectos.

En primer lugar, como hemos dicho, la salud debe prevalecer para conseguir unos dientes relucientes. Por eso el paciente debe tener en cuenta que la higiene bucal diaria y las revisiones periódicas en su clínica dental son muy importantes para conservar una dentadura en unas condiciones estéticas óptimas, pero hay otros aspectos que van a marcar claramente unos dientes bellos de otros que no lo son tanto. Vamos a verlos:

El color de los dientes

Sin duda es un aspecto muy importante para determinar si una sonrisa es bonita o no. Con el paso del tiempo, la dentadura va perdiendo su color blanco original, ya sea por una higiene oral deficiente, por hábitos perjudiciales (tabaco, alcohol, café, etc), ingesta de medicamentos agresivos o una dieta poco recomendable. El especialista le dará las pautas más saludables en su día a día para recuperar el tono adecuado para su dentadura.

Mantener una encías en perfecto estado

No solo los dientes marcan una sonrisa perfecta, también las encías son importantes para mostrar una dentadura hermosa. Por eso las encías deben tener un aspecto perfecto, sin ningún indicio de enfermedad periodontal, como gingivitis o periodontitis, retracción de encías o cualquier otra afección que afecte a la estética dental. Normalmente, para tener una sonrisa perfecta, solo debe mostrarse 2mm de encías y la línea de los dientes incisivos debe estar a la misma altura que la de los dientes caninos. En el caso de los dientes incisivos laterales, su línea debe ser un poco más baja.

 

Alineación dental perfecta

La alineación dental es otro aspecto indispensable para tener unos dientes perfectos. De ahí que el apiñamiento dental, espacio interdental o cualquier otro tipo de irregularidad de los dientes debe ser corregida con el tratamiento indicado. Una vez que los dientes tienen la alineación adecuada, embellecerlos es mucho más fácil.

Dientes de la misma forma y tamaño

Es otro defecto que resulta imprescindible corregir para lograr la mejor sonrisa. Muchas personas tienen los dientes más visibles con diferente tamaño o forma y afean mucho la sonrisa. Por tanto, antes de someterse a cualquier tratamiento de estética es necesario conseguir la mejor simetría posible en la dentadura de la persona.

 

¿Cómo diseñar la mejor sonrisa?

Lo más importante es entender que la mejor sonrisa para cada persona debe ser totalmente personalizada, ya que los dientes, labios, encías y los rasgos faciales de cada individuo son únicos y todo debe funcionar en armonía y belleza.

Los profesionales de una clínica deben trabajar en equipo y aportar su conocimiento en las distintas disciplinas para conseguir esa armonía aplicando los tratamientos necesarios, no solo estéticos. Con este objetivo, llevarán a cabo un estudio exhaustivo previo de la dentadura del paciente y así tomar las mejores decisiones en base a los posibles problemas que tenga.

Tratamientos que se utilizan para conseguir dientes perfectos

Estos son los principales tratamientos que se utilizan en las clínicas dentales para conseguir el objetivo final que no es otro que conseguir la mejor sonrisa del paciente:

Tratamiento de ortodoncia

Conseguir una alineación perfecta es el paso principal antes de lograr unos dientes blancos y bellos. El ortodoncista recomendará el mejor tratamiento, ya sean brackets tradicionales, la llamada ortodoncia invisible (Invisalign), ortodoncia lingual, etc. La tecnología es la gran aliada en estos tratamientos que están pensados para que el paciente disfrute del máximo confort durante el proceso y cuidando de su estética.

 

Gingivectomía

Junto a la ortodoncia, este procedimiento es muy importante para que las encías y los dientes proporcionen la armonía perfecta a la hora de sonreír. Con la gingivectomía se procede a un pequeño recorte en la encía si hay un exceso de la misma, o también para modificar su forma y aumentar la estética dental. Es una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza con anestesia local y los resultados son excelentes, logrando una sonrisa prácticamente perfecta.

 

Blanqueamiento dental

 

Es el tratamiento estético que más demandan los pacientes y se utiliza para conseguir la tonalidad perfecta para cada dentadura. El procedimiento es muy sencillo y se puede realizar en la clínica o en el domicilio del paciente. Mediante unas férulas que contienen un agente blanqueador y que se aplican directamente sobre los dientes, se consigue una importante mejora en la tonalidad de la dentadura. Los resultados son realmente sorprendentes y los pacientes quedan encantados con su nueva sonrisa. 

 

Carillas dentales

 

Es otro procedimiento estético muy demandado en nuestra clínica, ya que supone un tratamiento muy sencillo y con resultados estéticos excelentes. Se pueden utilizar carillas de porcelana, de composite, de disilicato de Litio o carillas Lumineers. El objetivo de todas ellas es reparar cualquier tipo de daño estético de la cara visible de los dientes. Las finísimas láminas, totalmente personalizadas en color y forma, se adhieren a los dientes y corrigen al instante cualquier irregularidad de forma o tamaño al instante.

 

Hoy en día, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de todo el mundo, pero nuestro consejo es que acuda a su clínica de confianza. En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los materiales y técnicas más avanzadas para que pueda disfrutar de la sonrisa soñada. Contacte con nosotros y disfrute de una dentadura perfecta. Queremos verle sonreír.

 

 

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

¿Qué debe garantizar una clínica dental?

El cuidado de nuestra dentadura debe tomarse tan en serio como el cuidado de nuestra salud en general y la visita a la clínica dental debe ser regular para comprobar que nuestra salud bucodental está en perfecto estado. En la clínica están todos los especialistas necesarios para la prevención o el tratamiento de cualquier tipo de afección bucodental, para que el paciente siempre obtenga la mejor atención y una confianza ciega en que su problema será resuelto con todas las garantías.

Depende de la especialidad que necesite cada paciente, la clínica proporcionará el personal y los medios necesarios para devolver a la persona un estado de salud óptimo. No siempre tiene que haber un problema de salud, a lo mejor se trata de un problema estético, en este caso, el profesional experto en esta disciplina recomendará el mejor tratamiento para que la persona recupere su mejor sonrisa, ya sean carillas dentales, blanqueamiento dental o una mezcla de técnicas, como puede ser la ortodoncia y el blanqueamiento.

Una clínica dental que se precie siempre debe garantizar que sus profesionales están capacitados para resolver cualquier problema bucal del paciente y que utilizan materiales de calidad y las técnicas más innovadoras a nivel tecnológico. Pero sobre todo, debe proporcionar al paciente tranquilidad, confort y bienestar en cada una de sus visitas y hacerle comprender que está en buenas manos y cualquier imprevisto o contratiempo será resuelto en el menor tiempo posible y con los mejores resultados.

Principales motivos para acudir a una clínica dental

Desde una ligera molestia en una muela o en las encías, pasando por dolores intensos en los dientes, o casos más graves como periodontitis, traumatismos o fracturas, hay muchos motivos para acudir a la consulta de un profesional de la odontología y cualquiera de ellas debe ser atendida con la mayor profesionalidad por parte de sus especialistas. Para conseguir ofrecer el mejor servicio posible, una clínica dental debe disponer de las siguientes disciplinas:

Ortodoncia

Es uno de los servicios que más demandan los pacientes, no solo por problemas bucodentales serios, sino también por estética dental. Una alineación dental perfecta está al alcance de cualquier persona y la ortodoncia, dado el importante desarrollo tecnológico que ha adquirido en los últimos años, es capaz de ofrecer un servicio magnífico incluso en los casos más extremos.

Estética dental

La ortodoncia también podríamos incluirla dentro de esta disciplina odontológica que engloba otras técnicas muy utilizadas en las clínicas dentales. Sin duda es la disciplina que ha tenido mayor desarrollo y repercusión en los últimos tiempos y la que mayor número de pacientes concentra en las clínicas dentales. La reducción de costes y los excelentes resultados han animado a mucha gente a acudir a la clínica dental para conseguir la mejor de sus sonrisas. Es una rama de la odontología que está en continuo desarrollo, ya que la tecnología cada vez aporta nuevas técnicas con mejores resultados. Las carillas dentales y su precio reducido o el blanqueamiento dental, ya sea en la clínica o en el domicilio, son técnicas cada vez más utilizadas para conseguir unos dientes relucientes.

Periodontitis

Las enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis) son cada vez más frecuentes y una clínica dental debe ofrecer tratamientos de periodoncia eficaces para evitar que la enfermedad siga avanzando y derive en efectos más serios como la pérdida de piezas dentales o pérdida de hueso de la mandíbula. Un buen especialista en periodontitis ofrecerá el mejor tratamiento para cada paciente, totalmente personalizado y con garantías de solucionar su problema.

Implantología dental

Esta es otra de las disciplinas que marca la diferencia entre una clínica dental de calidad y otra que ofrece servicios más deficientes. Se trata de una técnica con mucha complejidad y que no todos los profesionales están capacitadas para ejercer. La implantología permite restaurar una o varias piezas dentales, que se han perdido por distintas razones, mediante la instalación de un tornillo en el hueso maxilar que hará de raíz del diente artificial. Después se atornilla una corona al tornillo que será la parte visible de la nueva pieza dental.

Mediante este tratamiento, no solo se recupera la funcionalidad dental a la hora de comer, o hablar, sino que también se evitan enfermedades periodontales u otro tipo de afecciones peligrosas como la absorción ósea. Además, con la tecnología actual, los tornillos utilizados se fabrican con materiales 100% biocompatibles y un porcentaje mínimo de rechazo.

Endodoncia

Es uno de los tratamientos más solicitados en cualquier clínica dental, también es  conocido popularmente como “empaste”. Es un sencillo procedimiento por el que se limpian los conductos radiculares del diente y se retira la pulpa afectada, normalmente por caries. Una vez saneados los conductos se procede a su sellado para evitar la llegada de agentes patógenos externos. Aunque es uno de los tratamientos más sencillos en odontología, algunos casos pueden resultar más complicados y es imprescindible que el profesional tenga el conocimiento y experiencia necesarios para resolver la situación.

Servicio de odontopediatría

Es un servicio cada vez más demandado por los padres que quieren confiar en un buen dentista para sus hijos desde sus primeros años de vida. La principal labor del odontopediatra es prevenir posibles afecciones de los niños e inculcar buenos hábitos de higiene bucodental a los pequeños. Cuando son bebés su deber es informar a los padres sobre la mejor manera de limpiar su boca, aún cuando todavía no han erupcionado su primera dentición. El objetivo es asegurar una salud bucal óptima desde que aparecen sus primeros dientes y mantener buenos hábitos para que de adultos continúen disfrutando de un buen estado bucodental.

Servicio de odontogeriatría

Esta disciplina se encarga de la prevención y detección de afecciones bucodentales propias de la tercera edad, es decir, adultos de más de 65 años. Es a partir de esta edad cuando aparecen algunas enfermedades crónicas o degenerativas que pueden afectar a la salud bucal, como puede ser la osteoporosis y la pérdida de calidad ósea en los huesos de la mandíbula. Un profesional especializado en la salud de los más mayores, sabrá prevenir y adelantarse a las posibles enfermedades más características de la edad y recomendará tratamientos específicos para revertir las situaciones más complicadas.

Como vemos, en una clínica dental tienen cabida todo tipo de pacientes, con problemas bucodentales de lo más variado y su obligación es ofrecer soluciones personalizadas para cada uno contando con la última tecnología a su alcance y los mejores materiales posibles. En nuestra clínica dental de Madrid le ofrecemos esto y mucho más. Nada menos que cuatro décadas velando por la salud bucodental de miles de pacientes. Contacte con nosotros y le atenderemos de la mejor forma, como siempre hemos hecho.

 

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Injerto de hueso dental para implantes

El injerto de hueso dental es una técnica cada vez más utilizada en los implantes dentales cuando el paciente no dispone de la masa ósea necesaria. Normalmente esto sucede cuando se ha perdido una pieza dental y con el paso del tiempo el hueso contiguo a las raíces del diente empieza a perder sus propiedades. Esta reabsorción ósea se puede ver agravada por la utilización de prótesis removibles que presionan el hueso.

Otra causa importante de pérdida de hueso son las enfermedades periodontales o los traumatismos dentales donde la fractura del hueso puede originar muchos problemas si no se trata a tiempo.

Tratamientos para la falta de hueso

Antes, la falta de hueso suponía la imposibilidad de colocar implantes dentales en los pacientes, pero ahora existen técnicas muy avanzadas para generar hueso donde sea necesario y así el paciente puede solucionar su problema con los tratamientos adecuados.

El injerto de hueso consiste en implantar un trozo de hueso, normalmente del propio paciente, en la zona del maxilar que tiene deficiencia ósea. Se suele utilizar hueso del mentón o de las zonas posteriores de la mandíbula.

El injerto óseo pretende generar hueso en la cantidad y volumen que necesita el paciente y para ello se utilizan distintos materiales. Estos son los distintos tipos de injertos que se pueden hacer para mejorar la masa ósea dental:

  • Xenoinjerto: es el injerto de hueso de otro origen biológico distinto al paciente, es decir un trozo de hueso de animal.

  • Aloplástico: el injerto de este tipo no tiene un origen animal o humano, sino que trabaja con materiales sintéticos

  • Aloinjerto: se utilizan huesos de la misma especie pero con genética distinta, es decir, estamos hablando de huesos humanos que provienen de bancos. Este tipo de injerto se suele combinar con autoinjertos para obtener los resultados deseados.

Cuando hablamos de implantes dentales, el profesional tiene que evaluar previamente al paciente y establecer si realmente necesita más masa ósea y que sea de la calidad necesaria para la instalación de los implantes.

¿Cuándo es preciso utilizar el injerto de hueso?

Estos son los supuestos en que el profesional utiliza un injerto de hueso

Para preservar los alvéolos

Cuando se pierde un diente o hay una extracción, el espacio que queda vacío se llama alvéolo. Éste, al cicatrizar pierde un importante volumen óseo, tanto a lo alto como a lo ancho. En caso de que haya varias extracciones dentales la pérdida de hueso es mayor y se recomienda proteger los alvéolos con injertos óseos cuando se retiran las raíces de las piezas dentales extraídas.

Para la elevación de senos

Cuando hay alguna pérdida dental los maxilares suelen crecer en volumen y eliminan parte del hueso en el reborde maxilar. Esto puede dificultar la cirugía de los implantes dentales, pero en manos expertas se puede hacer mediante la elevación de los senos maxilares.

Esta operación se hace para injertar el hueso una vez subida la parte inferior del seno, de esta manera se crea el espacio suficiente para la colocación de los implantes. Se trata de un procedimiento contrastado durante décadas y muy predecible para aumentar el hueso maxilar.


Tanto la elevación de los senos como la colocación de los implantes dentales se pueden hacer en una sola consulta siempre que el profesional disponga del hueso suficiente entre el borde del maxilar superior y la base del seno. Si no hay suficiente hueso, la elevación del seno se llevará a cabo en primer lugar y después se dejará madurar durante algunos meses según el material que se haya utilizado. Cuando el profesional considere que es el momento adecuado se procederá a la colocación de los implantes.

En la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal tiene un origen bacteriano y suele acarrear la pérdida de hueso cerca de los dientes. Si la enfermedad continúa adelante se puede dar la movilidad de los dientes y en un paso más avanzado la pérdida de las piezas dentales. Cuando el profesional ya ha tratado la enfermedad y ésta remite, se lleva a cabo un injerto óseo en los dientes afectados para evitar la extracción.

En la periimplantitis

Esto sucede cuando ya se han colocado los implantes dentales y se produce una pérdida de hueso alrededor de los mismos. El paciente puede apreciar síntomas como enrojecimiento, inflamación o hemorragias cerca de los implantes. El injerto de hueso se suele hacer cerca de los implantes que han tenido una importante pérdida ósea.

Regeneración del hueso horizontal o vertical

Si ha habido una reabsorción ósea originada por una pérdida dental prematura el profesional debe proceder a una regeneración de hueso que puede ser horizontal o vertical. Para ello se utilizarán los tipos de injerto óseo más adecuados para recuperar la masa ósea perdida y así colocar los implantes de la mejor forma posible.

Procedimiento del injerto de hueso

Durante la cirugía de injerto de hueso se utiliza anestesia local y, si es necesario, también la sedación consciente, por tanto el paciente no tendrá ningún dolor durante la intervención. Si la pérdida de hueso no es importante se pueden colocar los implantes en la misma sesión que el injerto, sin embargo, en grandes pérdidas de hueso los implantes sólo se podrán colocar después de varios meses, entre 6 y 9.

Postoperatorio

El paciente sentirá algunas molestias en la zona intervenida pero el principal peligro a evitar es una posible infección, de ahí que los injertos de hueso dental no sean recomendables para fumadores. Estos son algunos consejos para que el postoperatorio sea lo mejor posible para el paciente:

Hemorragias: el primer día suele haber sangrado en la zona afectada, no obstante si no cesa después de morder una gasa durante media hora se aconseja acudir a la clínica para que el profesional lo valore.

Hinchazón: durante dos o tres días puede haber hinchazón en la zona del injerto que puede reducirse con hielo o con antiinflamatorios recetados por el odontólogo.

Higiene bucodental: es importante los primeros días cepillarse los dientes de manera muy cuidadosa y con un cepillo especial. También se recomienda utilizar enjuagues bucales siempre bajo supervisión profesional.

Antibióticos: durante una semana el especialista pautará el tipo de antibióticos que debe tomar el paciente y su dosis, de esta manera se evitará una posible infección.

Dolor: si el paciente tiene mucho dolor, el profesional puede prescribir analgésicos y antiinflamatarios dependiendo de la intensidad del dolor.

Los injertos de hueso suponen una técnica muy avanzada en implantología y es importante ponerse en manos de profesionales cualificados y experimentados, ya que en caso de complicación o imprevisto, siempre encontrarán la solución más satisfactoria para el paciente y con todas las garantías.

En nuestra clínica dental de Madrid llevamos más de cuatro décadas ejerciendo la odontología y todas sus especialidades. Nuestro objetivo es velar por la salud bucodental de usted y su familia. Contacte con nosotros, su clínica de confianza.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Reconstrucción dental, solución a los defectos en los dientes

Muchos pacientes que nos visitan en nuestra clínica dental en Madrid acuden con piezas dentales muy deterioradas, ya sea por algún traumatismo o procesos de caries muy avanzados. Sin embargo, en la actualidad hay tratamientos de reconstrucción dental que permiten recuperar los dientes y muelas de una forma sorprendente, ya que combinan lo mejor de las diferentes ramas de la odontología, como puede ser la endodoncia o la odontología conservadora, tratando siempre de mantener el diente original y evitar, dentro de lo posible, la instalación de implantes dentales en Madrid.

La odontología que se dedica a la reconstrucción bucodental incluye procedimientos para reemplazar o reparar los dientes que han sufrido una fractura o una extracción, así como las encías o los huesos de la mandíbula. Los tratamientos relacionados con la odontología reconstructiva incluyen la regeneración ósea, prótesis fijas sobre dientes originales, prótesis removibles parciales, reconstrucciones parciales o completas de los dientes, implantes dentales, etc. El objetivo final es devolver la funcionalidad y la estética al paciente que ha perdido debido a un traumatismo o al paso del tiempo.

De manera general, para iniciar una reconstrucción dental es preciso aislar el diente. Esto se consigue con una lámina flexible de goma, también llamada dique dental, que aísla la pieza dental del flujo de saliva y consigue una adhesión mucho más duradera y estable del material utilizado para la reconstrucción, como el composite.

En las reconstrucciones pequeñas es imprescindible preparar la superficie del diente para conseguir una adhesión perfecta del composite. Una vez se ha llevado a cabo la reconstrucción del diente, el especialista procederá a ajustar con precisión la mordida para que los dientes superiores e inferiores encajen a la perfección durante la masticación. Se debe comprobar que el hilo dental pasa perfectamente entre los dientes. Para terminar, se procede a un pulido final y a ofrecer al paciente las instrucciones pertinentes.

En el caso de reconstrucciones más complejas se seguirán los mismos pasos pero con la salvedad de tomar todos los registros dentales del paciente para la fabricación de las piezas de cerámica necesarias. Éstas se adhieren de manera permanente sobre el composite para conseguir una reconstrucción duradera y de calidad.

Casos más habituales donde la reconstrucción dental es necesaria

 

  • Fracturas en la corona: cuando se pierde una parte de la corona es necesario restaurarla mediante algún tipo de reconstrucción dental.
  • Caries muy destructiva: si la caries afecta al nervio se utilizan incrustaciones o reconstrucción mediante porcelana sintética. En caso de afectar al nervio se necesita una endodoncia para evitar infecciones de la pulpa y reforzar la raíz con un perno.
  • Tratamiento estético: cuando los dientes están muy desgastados, desalineados o con distintos defectos, se pueden reconstruir con resina o porcelana para recuperar la forma, color y textura originales.
  • Restauración total: en caso de traumatismos severos es necesario un plan de tratamiento restaurador que devuelva al paciente la salud bucodental, funcionalidad y estética en dientes y encías.

Tipos de reconstrucción dental

Dependiendo del grado de deterioro de los dientes, el profesional empleará una u otra técnica. Cada una varía tanto en coste como en complejidad de ejecución. Las más habituales son las siguientes:

Reconstrucciones dentales con incrustaciones

Se utiliza esta técnica para dientes que no han sido afectados en las capas profundas, solo de manera superficial, aunque puede ser que en una superficie considerable. El especialista procederá a colocar una incrustación en la parte del diente afectada y después reconstruirá la pieza con materiales como el circonio o la cerámica y el uso de la cimentación. Con la incrustación se recupera la estética y la funcionalidad de la pieza con unos resultados excelentes.

Reconstrucciones dentales con composite

Esta técnica se utiliza para reconstruir piezas que han sufrido un daño pequeño y puntual. El caso más habitual es el de los empastes dentales que se llevan a cabo para tratar caries superficiales. El composite que se utiliza para reconstruir las piezas se endurece y deja sellada la zona para evitar cualquier tipo de infección.

Reconstrucciones dentales con perno y corona

Es la reconstrucción más compleja a nivel técnico y también la que requiere mayor coste para el paciente, aunque no tanto como la extracción del diente afectado y la posterior colocación de un implante dental. Se suele utilizar cuando la caries ha sido muy profunda y ha sido preciso retirar una superficie importante del diente. Para conservar lo que queda de la pieza original es preciso introducir un perno para que la nueva corona que se va a colocar tenga mayor consistencia. Esta técnica se utiliza mucho en procesos de endodoncia cuando la caries es tan profunda que ha afectado a los conductos y es necesario sanearlos para reconstruir el diente.

Reconstrucción dental con carillas dentales

Uno de los tratamientos estéticos con mayor demanda a día de hoy son las carillas dentales que, de una manera sencilla y económica, devuelven la sonrisa a miles de personas. Sin embargo, las carillas no solo se utilizan como un tratamiento meramente estético para eliminar las manchas del esmalte, por ejemplo, también se utiliza para la reconstrucción de piezas dentales dañadas que han sufrido algún tipo de fisura o golpe, para devolverles la forma y la funcionalidad perdidas.

El procedimiento para colocar las carillas consiste en la preparación previa del diente y después la adhesión de la carilla en la cara visible del diente. De esta manera la pieza recupera el tamaño, la forma y la posición del diente original. El profesional será el que elija el tipo de carilla que mejor se adapte a las necesidades de reconstrucción dental del paciente.

Las carillas de composite son las más fáciles de colocar ya que la preparación previa del diente es mínima y se adhieren al esmalte en una sola sesión. Es una manera fácil, rápida y económica de recuperar un diente a nivel funcional y estético.

En  el caso de las carillas de porcelana están más enfocadas a ofrecer unos resultados estéticos sobresalientes y el paciente necesita varias sesiones para su colocación. También requiere una preparación de los dientes más exhaustiva con un tallado que asegure una colocación perfecta de las carillas.

En nuestra clínica dental somos expertos en reconstrucciones dentales. Contacte con nosotros y confíe en los profesionales más cualificados y experimentados.

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los tratamientos de estética dental

Los tratamientos de estética dental son uno de los más demandados en nuestra clínica dental en Argüelles. Cualquier persona puede corregir sus defectos bucodentales, incluso los que ha arrastrado durante muchos años, y conseguir una sonrisa deslumbrante. Todos nos merecemos tener la mejor de las sonrisas y nuestros profesionales diseñarán el tratamiento personalizado que necesita para conseguir el mejor efecto estético en sus dientes.

Uno de los principales requisitos necesarios para que el tratamiento de estética sea eficaz es que el paciente debe gozar de una buena salud bucodental. En caso contrario, la principal prioridad será solucionar su problema y después comenzar el tratamiento estético.

Por ejemplo, si el paciente desea el mejor tratamiento de blanqueamiento dental en Madrid pero tiene una enfermedad periodontal, sin duda el odontólogo tratará de solucionar esa afección antes de comenzar el tratamiento de blanqueamiento. Muchas veces, el tratamiento odontológico y el estético van de la mano y son administrados por distintos profesionales. De ahí la importancia de contar con los más cualificados y experimentados y acudir siempre a su clínica de confianza.

Principales tratamientos de estética dental

El principal requisito que debe tener un tratamiento de estética dental de calidad es que debe estar personalizado para conseguir la mejor sonrisa posible del paciente. Un buen profesional ofrecerá al paciente la mejor solución para adaptarse a sus necesidades estéticas. Para conseguirlo, deberá hacer un estudio facial previo para saber con exactitud sus proporciones y medidas, así como el tamaño de los dientes, su forma y color. Con toda esta información, el especialista en estética elegirá el procedimiento que mejor se adapte a estas directrices. Estos son los principales tratamientos de estética dental que puedes disfrutar en nuestra clínica:

Carillas dentales

Las carillas dentales son láminas de porcelana o composite que se instalan en la cara visible de los dientes para corregir aspectos tan importantes como el tamaño, la forma o el color de los mismos. También se puede corregir el problema de dientes pequeños, apiñados o separados y fracturas.

El principal beneficio de las carillas es que es un tratamiento muy rápido para corregir pequeñas imperfecciones y el paciente puede disfrutar de sus nuevos dientes en un tiempo récord, con plazos de tres semanas para carillas de composite y un mes para las carillas de porcelana.

Blanqueamiento dental

La principal finalidad del tratamiento de blanqueamiento dental es que permite conseguir el blanco natural de los dientes que se ha perdido con el paso del tiempo o el consumo de algunas sustancias nocivas como el tabaco. Es un procedimiento totalmente indoloro para el paciente y con unos resultados rápidos (cuatro semanas) y de calidad en la sonrisa del paciente

El tratamiento consiste en la aplicación de unas férulas con gel blanqueador durante 15 días, después el paciente recibe una sesión de lámpara led y otros 15 días de gel blanqueador. El gel se puede aplicar en casa y las sesiones de lámpara led se llevan a cabo en la clínica. Cada semana, el especialista hace un seguimiento de los resultados obtenidos y decide si el paciente continúa con las sesiones o no. Poco a poco, el color de los dientes va cambiando y se eliminan las manchas del esmalte de una manera muy eficaz y sencilla.

El blanqueamiento con cubetas es otro tratamiento que el paciente puede seguir en su domicilio junto con una jeringa y el gel blanqueador que deberá aplicarse durante el tratamiento. El tratamiento dura aproximadamente una semana con un mínimo de aplicación de 120 minutos, aunque si se quiere, puede aplicarse toda la noche. Si el paciente lo desea puede continuar aplicándose el gel a largo plazo para mantener un color perfecto de los dientes.

Coronas dentales

Este tipo de tratamiento dental consiste en colocar fundas, o también llamadas coronas dentales, para cubrir o sustituir un diente natural. Se utilizan sobre todo en los tratamientos de implantes dentales para cubrir el tornillo y que la corona ofrezca un aspecto como la pieza dental natural.

También se recurre a las coronas cuando ha habido un traumatismo y uno, o varios dientes, ha sufrido alguna fractura o abrasión y es necesario proteger al diente colocando encima una corona. En muchos casos es necesario llevar a cabo antes una endodoncia para limpiar los conductos radiculares y luego proceder con la protección de la pieza dañada.

Gingivectomía

Este tratamiento estético consiste en una cirugía con anestesia local donde el profesional busca la armonía en la forma de los dientes puliendo y modificando el contorno de las piezas que tengan alguna disonancia con el resto. Se trata de una intervención nada invasiva y muy predecible, con un postoperatorio sin complicaciones.

Reconstrucciones dentales

Aunque, en principio, tiene más que ver con la salud bucodental para solucionar caries profundas, traumatismos o fracturas dentales, este tipo de tratamiento puede aplicarse también a la estética dental, ya que se utiliza para juntar dientes separados o corregir pequeños defectos de forma y tamaño. Los profesionales suelen utilizar composite con distintas tonalidades para reconstruir ciertas partes de la boca como la parte anterior para que el material se mimetice con el esmalte e imitar a la perfección la tonalidad del diente original.

Ortodoncia lingual y ortodoncia invisible

Cuando un paciente necesita un tratamiento de ortodoncia, puede apostar por tratamientos estéticos como la ortodoncia lingual (Incognito™), que consiste en colocar los alineadores dentales en la parte anterior de los dientes para que pasen totalmente inadvertidos, o también por la ortodoncia invisible (Invisalign®), que utiliza férulas transparentes prácticamente invisibles y que ofrecen unos resultados excelentes.

Inlays/onlays

Este tratamiento consiste en colocar pequeñas incrustaciones que se fabrican de manera personalizada para cada paciente. Se utilizan cuando una caries es tan grande que no se puede solucionar con una endodoncia, pero no tanto como para usar una corona dental. Los inlays cubren toda la superficie del diente entre las cúspides y los onlays se utilizan para restaurar cúspides fracturadas.

Estos son algunos de los tratamientos más utilizados en estética dental, pero nuestros profesionales personalizan al máximo cada tratamiento para conseguir la mejor sonrisa del paciente. Contacte con nosotros y consiga una sonrisa radiante y llena de salud.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Elevación del seno maxilar

  • Elevación seno maxilar - clínica dental González Baquero

Las cirugías de implantes dentales han aumentado en los últimos años debido a que cada vez más personas se deciden a sustituir sus dientes naturales que se han desgastado por el paso del tiempo, por traumatismo o por cualquier otra razón. La utilización de las últimas innovaciones tecnológicas y la aplicación de técnicas cada vez más contrastadas y con un elevado nivel de éxito, junto con tratamientos accesibles a nivel económico para los pacientes, han conseguido que muchas personas den el paso para sustituir sus dientes y mejorar su funcionalidad y estética.

Causas principales de la pérdida de dientes naturales

Las causas más habituales en la pérdida de piezas dentales suelen ser enfermedades como la periodontitis, caries, traumatismos o un desgaste inadecuado del diente debido al bruxismo o a fuertes traumatismos. En muchas ocasiones, el paciente no advierte el problema que está teniendo y pasa bastante tiempo hasta que el odontólogo hace un estudio de su caso y comprueba que es prácticamente inevitable la pérdida de la pieza dental. Esta pérdida suele ir acompañada por pérdidas en el hueso maxilar.

El hecho de no tratar una periodontitis a tiempo, o no sustituir un diente en el momento adecuado, puede resultar muy perjudicial y es necesario evaluar un nuevo tratamiento para ofrecer una solución al paciente que corrija los problemas ocasionados y le ofrezca ciertas garantías para el futuro. Está claro que cuanto más tiempo pase después de la pérdida de una pieza, habrá más probabilidades de que haya problemas cuando se coloque el implante.

El mejor consejo es que cuanto antes se intente solucionar el problema será mucho mejor para la salud del paciente y también el tratamiento será mucho más barato. De todas formas, hay que decir que, aunque haya pasado un tiempo desde la pérdida dental y se haya producido una reabsorción ósea, se han desarrollado técnicas para una regeneración óptima del hueso dental que puede proporcionar el soporte necesario a la hora de insertar el implante.

¿Cómo funcionan los implantes dentales?

Los implantes dentales son tornillos fabricados en un material especial que se colocan en el hueso maxilar, debajo de las encías, y que pueden reemplazar perfectamente las piezas dentales que el paciente ha perdido. Una vez fijados los implantes, se coloca sobre el tornillo una corona dental para lograr recuperar toda la funcionalidad que tenía el diente reemplazado.

El funcionamiento es idéntico para todos los implantes, pero, dependiendo del material con el que estén fabricados (zirconio o titanio), o también el fabricante, varía el procedimiento de colocación. Según el problema del paciente, puede ser más adecuado un determinado material o un fabricante. De ahí la importancia de hacer un estudio previo al paciente por parte del implantólogo que será el que determine el tipo específico de implante que necesitará el paciente.

Posibles complicaciones de los implantes dentales

Los pacientes que necesitan la colocación de implantes suelen hacer muchas preguntas al profesional que les está tratando porque tienen preocupación por el tipo de tratamiento que van a recibir. Lo que más suelen preguntar es sobre los posibles riesgos o complicaciones que pueden tener en el proceso y, sin duda, una de las principales complicaciones que puede darse cuando se lleva a cabo un tratamiento de implantología es la falta de hueso.

Para evitar esta complicación, el especialista debe hacer un estudio exhaustivo del hueso que va a sujetar los implantes, sobre todo si hay una cantidad suficiente para proceder a insertarlos, o si está demasiado debilitado. Si el implantólogo comprueba que existe alguno de estos problemas, debe optar por un tratamiento de regeneración ósea o una elevación del seno maxilar.

¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

Se trata de una técnica quirúrgica que se utiliza en implantología dental con pacientes que no tienen un volumen suficiente de hueso o la altura ósea necesaria en la zona posterior del maxilar superior. Mediante la elevación del seno, se aumenta la cantidad de hueso en las zonas donde el paciente tiene más carencia ósea y de esta manera se permite la sujeción de los implantes.

Las personas que tienen este tipo de problemas en su hueso maxilar, pueden someterse sin problemas a la intervención quirúrgica que requieren los implantes. También aumenta la efectividad de los implantes en la zona posterior del maxilar superior, ya que esta es la zona donde más suelen fracasar.

Estos fracasos, normalmente suelen venir por una pérdida de piezas dentales demasiado pronto o por una enfermedad periodontal. Esto provoca una pérdida progresiva de hueso y que éste vaya perdiendo altura ósea para que la fijación de los implantes se lleve a cabo con un mínimo de posibilidades de éxito. A veces se pueden colocar los implantes nada más efectuar el injerto óseo, pero otras veces es preciso esperar hasta seis meses.

La elevación del seno maxilar es un tratamiento muy efectivo y seguro, pero antes, el profesional debe asegurarse que es lo más adecuado para el paciente. El procedimiento consiste en injertar hueso dental en la zona posterior del maxilar superior, es decir, donde se sitúan los molares y premolares.

Pasos de la elevación del seno maxilar

1- Mediante anestesia local se insensibiliza la zona

2- Se crea el acceso al seno maxilar

3- Se sube el seno para conseguir el espacio que se necesita para injertar el hueso  

4- Se injerta el hueso

5- Se cierra la herida

Dependiendo de cada caso, se podrán insertar los implantes inmediatamente (siempre que el paciente cuente con 4 mm de altura de hueso) o habrá que esperar a que el injerto sea reabsorbido por las células del hueso del paciente. Para la colocación de implantes es necesario contar con 10 mm de altura del hueso, por eso se eleva unos milímetros el seno, para conseguir la altura mínima para la colocación óptima de los implantes.

Postoperatorio

Después de la intervención quirúrgica para elevar el seno maxilar, normalmente se presenta una inflamación en la zona intervenida que puede molestar al paciente durante las primeras 48 horas, pero con el tratamiento adecuado prescrito por su especialista, en pocos días remitirá. Las principales recomendaciones para una recuperación rápida son:

  • No enjuagarse la boca hasta pasados uno o dos días
  • No cepillarse los dientes hasta un día después de la intervención y evitar la zona dañada.
  • No comer hasta pasadas al menos dos horas de la intervención
  • Aplicar hielo en la zona intervenida durante las dos horas después de la operación
  • Seguir una dieta blanda el día de la operación
  • Reducir el consumo de tabaco y alcohol durante el postoperatorio

Con estas sencillas recomendaciones la elevación del seno será todo un éxito y el paciente podrá disfrutar de unos implantes sin complicaciones. En nuestra clínica dental de Argüelles dispone de los mejores profesionales en implantología y otras disciplinas odontológicas para solucionar cualquier problema bucodental que tenga. Somos su clínica de confianza durante cuatro décadas y velamos por su salud. Contacte con nosotros.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (5 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Pulpa dental, ¿qué tipo de afecciones pueden afectarla?

Nuestro equipo de dentistas en Argüelles trata todo tipo de afecciones de la pulpa dental, un tejido que se encuentra en el interior de los dientes con la particularidad de que está dentro de un espacio limitado, y al no poder expandirse, cualquier afección provocada por las bacterias suele estar asociada a la necrosis, es decir, que es necesario eliminar la pulpa afectada para evitar lesiones más importantes.

La pulpa, por tanto, es un tejido muy sensible y laxo con dos tipos de fibras nerviosas que son las que transmiten el dolor para avisar de que algo no va bien en el interior del diente. Unas fibras transmiten el primer dolor agudo y localizado de menor duración y otras transmiten un dolor agudo más continuado propio de la pulpitis.

El esmalte y la dentina protegen la pulpa, el problema viene cuando estos tejidos se resienten y se pierde esa barrera defensiva. La pulpa entonces se ve expuesta a los agentes patógenos que pueden colonizar con más facilidad la cámara pulpar. Es en ese momento cuando comienza una inflamación del tejido provocando una vasodilatación que favorece los edemas y las filtraciones de la zona. La gingivitis puede ser el inicio de una afección relacionada con la pulpa dental.

Causas más importantes de las afecciones de la pulpa dental

Estas son las afecciones más frecuentes sufridas por la pulpa dental:

  • Infección: la placa bacteriana puede acceder a la cámara pulpar aunque no haya una comunicación directa entre la pulpa y el exterior del diente. Si hay una caries, una fisura o una fractura, las bacterias pueden acceder más fácilmente. También en el caso de bolsas periodontales, caries radicular o por el flujo sanguíneo. Lo más habitual es que las bacterias lleguen a la pulpa a través de una caries.
  • Causas físicas: son muchos los aspectos de este tipo que pueden causar algún tipo de afección pulpar, desde traumatismos dentales, pasando por bruscos cambios de temperatura en el diente, radiaciones originadas por la radioterapia, descargas eléctricas provocadas por la presencia de metales en la cavidad bucal o por variaciones de presión. En este caso, si viajamos en avión, cuando el aparato asciende se pueden producir pulpitis en dientes que hayan sufrido alguna obturación reciente y cuando el avión desciende puede producirse dolor intenso en dientes con pulpa necrótica.
  • Causas químicas: pueden aparecer por un sellado deficiente de un diente o por filtraciones de materiales utilizados en otros tratamientos, como pueden ser empastes o composite. También afecta a la pulpa dental las intoxicaciones tanto externas, como plomo o mercurio, o intoxicaciones del propio organismo como en el caso de la diabetes. Todas estas causas pueden provocar un tipo de lesión en la pulpa dental que varía según la intensidad en que haya sido atacada.

Principales lesiones de la pulpa dental

Pulpitis reversible

Es el tipo de lesión menos grave ya que consiste en una inflamación superficial de la pulpa que puede ser reparada. La inflamación del tejido se produce debido al ataque de bacterias que penetran a través de una caries, fisuras por tallados protésicos, traumatismos u obturaciones con ajustes deficientes.

En la gran mayoría de las pulpitis reversibles el paciente no tiene ningún síntoma, o si los hay, suelen ser de dolor cuando hay estímulos externos en el diente como líquidos fríos, alimentos muy dulces o ácidos o con un roce intenso. El dolor siempre es provocado y suele desaparecer cuando cesa el estímulo.

Tratamiento de la pulpitis reversible: el especialista deberá tratar la causa que provocó la inflamación de la pulpa. Si, por ejemplo, es una caries poco profunda, se restaura la zona afectada y la pulpa volverá a su estado normal.

Pulpitis irreversible

Se produce cuando la pulpa se inflama de tal forma que no es posible recuperarla. Suele darse la mayoría de las veces por una pulpitis reversible que no recibe el tratamiento adecuado y deriva en un tejido parcialmente inservible por la actuación de las bacterias.

Hay un tipo de pulpitis irreversible con síntomas de dolor intenso, ya sea provocado o espontáneo y que puede durar varios minutos. El frío suele calmar el dolor del paciente por la contracción de los vasos sanguíneos de la zona.

La pulpitis irreversible asintomática es la que se produce de manera previa a los dolores intensos a los que nos hemos referido anteriormente. Cuando el paciente acude a la clínica, normalmente es cuando siente dolor en la zona afectada y el especialista será el encargado de dilucidar cuál es el tratamiento más adecuado. En la pulpitis irreversible se debe eliminar la pulpa afectada de los conductos dentarios. Este procedimiento se conoce como endodoncia.

Necrosis pulpar

Este es el máximo grado de afección de una pulpa dental y suele darse cuando no se ha dado un tratamiento adecuado a la pulpitis irreversible. Cuando se llega a este estado, se produce la destrucción del tejido pulpar, las fibras nerviosas y el sistema vascular y linfático. La causa más habitual es la proliferación de bacterias en la cámara pulpar, pero también puede darse por fractura del diente.

En este caso no hay entrada de bacterias y es la propia fractura, que afecta a la arteriola de la pulpa, la causante de la necrosis. Como síntoma relacionado podemos observar cómo el diente se va oscureciendo poco a poco. Sin embargo, podemos afirmar que, en la mayoría de los casos, la necrosis pulpar es asintomática y el tratamiento más efectivo es la endodoncia progresiva.

Soluciones para la pulpitis: endodoncia

Si no se trata a tiempo la pulpitis, la infección puede afectar a los tejidos cercanos al diente, incluso puede llegar al hueso maxilar. Para evitar esto, se lleva a cabo la endodoncia, que consiste en la eliminación de los tejidos destruidos por la infección y en sellar los conductos dentarios para evitar el acceso de microorganismos patógenos. Estas son las fases del tratamiento:

  • Primera consulta: se limpian los conductos radiculares y se eliminan los tejidos pulpares necróticos. El endodoncista suele recetar antibiótico para la infección y se hace un sellado temporal.
  • Segunda consulta: el especialista sustituye el empaste temporal por otro definitivo.
  • Tercera y última consulta: si es necesario, según los daños sufridos por el diente, se puede colocar una corona o, si no hay problemas de los implantes dentales, también se puede recurrir a ellos para recuperar la funcionalidad perdida.

Como vemos, la pulpitis dental puede producirse por traumatismos y otro tipo de lesiones, pero la mayoría de las veces es consecuencia de una higiene bucal deficiente, por tanto, nuestra primera recomendación es mantener una buena higiene y visitar al odontólogo cada seis meses para comprobar el estado de su dentadura. No dude en contactar con nosotros para cualquier duda. Para nosotros su salud bucodental es lo primero.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Puedo hacerme un implante de carga inmediata? González Baquero la mejor clínica en implantes

La pérdida de piezas dentales por traumatismos, desgaste o algún tipo de enfermedad puede ser un problema importante para el paciente, no solo por un tema meramente estético, sino también porque en muchos casos no se puede comer correctamente (si se han perdido muelas), o pronunciar bien. De ahí que sea recomendable la colocación de los mejores implantes dentales del mercado.

Resulta imprescindible aportar soluciones fiables a estas personas para rehabilitar su dentadura y que puedan sonreír abiertamente, comer una dieta equilibrada y mantener una vida social plena. Los implantes dentales son en la actualidad la técnica más sofisticada para solucionar estos problemas. Consiste en una prótesis de titanio que se inserta en el hueso y, mediante un proceso de osteointegración, se consigue una solidez similar al de los dientes naturales.

¿Qué es la carga inmediata?

Una vez instalados los implantes en el hueso debemos esperar entre 3 y 6 semanas a que se complete el proceso de osteointegración para atornillar las coronas definitivas. Sin embargo, en este tiempo, el paciente necesita también comer, hablar y sonreír sin problemas, de ahí que en las 24 horas después de colocar los implantes se instalen unas prótesis de carga inmediata, es decir, unos dientes provisionales que proporcionarán al paciente las funciones básicas durante esas semanas hasta instalar los definitivos.

Lo importante de esta técnica es que permite al paciente hacer su vida normal hasta disponer de los implantes definitivos, aunque no deben masticar alimentos demasiado duros. Se recomienda mantener una dieta blanda durante las semanas de osteointegración para conseguir una cicatrización perfecta de los implantes.

Con los implantes de carga inmediata el paciente prácticamente no se entera del tratamiento, algo que no ocurría hace tiempo, cuando todavía no existía la carga inmediata. Entonces, los pacientes debían estar meses con prótesis removibles que restaban confort y ocasionaban muchas molestias, o en el peor de los casos, esperar sin dientes a que los implantes estuvieran bien anclados al hueso.

Ventajas de los implantes dentales de carga inmediata

Ya hemos comentado algunos de ellos, pero es cierto que los implantes de carga inmediata proporcionan numerosos beneficios al paciente. Estos son algunos de ellos:

  • Desde su instalación ofrecen estética, salud y comodidad
  • Contribuyen a una buena arquitectura gingival de la dentadura
  • Una vez instalados los implantes ofrecen la estética necesaria al paciente
  • Aumenta la calidad de vida y autoestima del paciente durante el tratamiento
  • Permiten las principales funciones dentales
  • Si se realiza una carga unitaria se evitan ferulizaciones y sobrecargas
  • Cuando es una carga unitaria, evita ferulizaciones y sobrecargas en otras piezas dentales.

En nuestra clínica dental en Madrid disponemos de expertos implantólogos, con una gran experiencia, que dominan las técnicas más sofisticadas para solucionar cualquier problema que pudiera darse durante el tratamiento. Además, en la clínica ofrecemos otros tratamientos estéticos de gran eficacia y que nuestros especialistas deben valorar en un estudio previo del paciente, como el blanqueamiento dental, o las carillas dentales.

No dude en contactar con nosotros si necesita sustituir algún diente o necesita una reparación completa de su dentadura. Nuestros implantólogos estudiarán su caso y le ofrecerán las mejores soluciones. Le esperamos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Dientes nuevos en un día? Con nuestra técnica de implantes dentales ¡puedes!

Si necesitas una restauración dental parcial o completa te animamos a que conozcas nuestra técnica de implantes dentales en un día en Madrid. Confía en un tratamiento que aplican especialistas con una larga experiencia y cualificación en nuestra clínica dental de Argüelles, Madrid.

¿Dientes nuevos en un día?

Muchos pacientes creen que cuando se someten a una técnica de implantes van a estar sin dientes durante un tiempo, pero esto no es así. Desde el primer momento, la persona puede utilizar unos dientes provisionales gracias a la carga inmediata, que permite colocar coronas sobre el implante dental en la misma sesión que se lleva a cabo la cirugía. Esto supone mayor confort para el paciente y una mejor cicatrización de la encía y osteointegración.

Con las técnicas tradicionales, después de colocar los implantes dentales, se necesitaban entre 10 y 12 semanas para la cicatrización y osteointegración. Sin embargo, con los implantes de carga inmediata, el paciente dispone de prótesis provisionales en un solo día para que pueda comer y hablar sin ningún problema.

Las coronas provisionales

El implantólogo hace un estudio previo de la dentadura del paciente mediante un escáner dental. Es aquí donde toma las medidas necesarias para encargar las coronas provisionales, de esta forma, cuando se instalen los implantes, colocará estas coronas de manera inmediata para que el paciente pueda utilizarlas como si fueran sus propios dientes.

No son coronas pensadas para durar demasiado tiempo, tan solo unas semanas para que el paciente pueda cumplir con las funciones habituales. Después de unas semanas, cuando el proceso de osteointegración se haya completado, las coronas provisionales serán sustituidas por las definitivas, que han sido fabricadas para durar muchos años.

En algunas ocasiones, las coronas provisionales pueden ser una solución duradera para personas que tienen problemas de espacio en la colocación de los tornillos del implante dental. En estos casos, la técnica de carga inmediata les ofrece la posibilidad de recuperar desde el primer día todas las funciones de su dentadura como masticar, pronunciar correctamente o sonreír y se evitan las importantes molestias que puede sufrir un paciente sin dientes en su boca durante muchos días.

¿Todo el mundo puede hacerse implantes de carga inmediata?

En principio, este tratamiento está indicado para todo tipo de personas y de implantes, pero en la práctica, hay algunos casos donde los especialistas no recomiendan someterse a la técnica de carga inmediata. Por ejemplo, en los casos de pacientes que presentan ciertas patologías dentales como bruxismo o periodontitis, o pacientes que tienen una pérdida de tejido óseo excesiva.

Si el implantólogo considera que un paciente no va a obtener beneficios de los implantes de carga inmediata, le recomendará otros tratamientos alternativos según sus condicionantes. Como siempre, es imprescindible contar con una clínica dental de confianza y profesionales que puedan aconsejar convenientemente a cada persona sobre el tratamiento a seguir. Contacta con nosotros para cualquier duda y consulta. Te atenderemos como mereces.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…