estomatología

La clínica González Baquero en la Reunión Anual de SEPES

Del 10 al 12 de octubre pasado se celebró en Málaga la 44º Reunión Anual de SEPES (Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética), en la que la clínica dental González Baquero estuvo presente. El tema principal de la Reunión fue la “Innovación y Predictibilidad” y contó con ponentes de primer nivel, conferencias, cursos y talleres repartidos entre la mañana del viernes y el domingo.

Una novedad importante de esta edición fue la presentación de un curso intracongreso para profesionales muy concretos de la odontología como son higienistas, técnicos de laboratorio y personal auxiliar, cuyo trabajo es de vital importancia para el desarrollo de los tratamientos dentales.

En las ponencias se tocaron diferentes temas de gran interés para todos los especialistas en estomatología y estética. La incursión de nuevos materiales odontológicos, el desarrollo de nuevas técnicas y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para mejorar los resultados finales, fueron algunos de los asuntos que se trataron en la Reunión.

Sin duda, una de las mayores preocupaciones de los especialistas es la utilización de técnicas cada vez menos invasivas para el paciente y con resultados mucho mejores. Para ello, el perfeccionamiento del diagnóstico digital y la utilización de nuevos métodos y materiales, siempre que hayan sido respaldados por la comunidad científica, son el camino para ofrecer un mejor servicio médico  al paciente.

Los profesionales de la clínica dental González Baquero, con el interés siempre puesto en ofrecer el mejor servicio posible a sus pacientes y estar a la última en lo concerniente a nuevos avances en todas las ramas de la odontología, acudió al evento con nuestro especialista en implantología a la cabeza, el doctor Álvaro González-Baquero Alonso, que tomó buena nota de todas las ponencias y debates para aplicar los nuevos conocimientos en todos los tratamientos dentales que desarrolle con sus pacientes en la clínica.

Estamos seguros que la odontología se debe orientar cada vez más hacia una relación de confianza con el paciente y disponer de los mejores profesionales y medios técnicos que la tecnología nos ofrece para, de esta forma, desarrollar la especialidad indicada siempre pensando en los tratamientos dentales que mejor se adecuen a cada paciente.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La enfermedad del beso y otras afecciones bucodentales

La boca es una de las partes del cuerpo con mayor número de bacterias y uno de los principales focos de infección. En nuestra clínica dental de Madrid estamos acostumbrados a examinar continuamente infecciones en la boca y tratamos de concienciar siempre a los pacientes que la prevención es un arma tan eficaz o más que los tratamientos dentales que podamos desarrollar para combatir la enfermedad.

Los besos con intercambio de saliva, por ejemplo, en realidad suponen un gran peligro para la salud bucodental. La enfermedad del beso, o mononucleosis infecciosa, es una patología viral que se transmite principalmente por la saliva y puede encadenar síntomas como fiebre, dolor de garganta y fatiga. El 90% de los adultos ha estado expuesto en alguna ocasión a esta dolencia y los niños pequeños también tienen un alto porcentaje de contraerla en su fase oral.

Aunque los besos son inherentes a la condición humana y no se pueden prohibir por prescripción médica, sí que es necesario saber los peligros que supone un intercambio de saliva con alguien que desconocemos si dispone de una salud bucodental buena.

En muchos casos, los resfriados y gripes se contagian por mediación de los besos ya que se establece un contacto directo con el virus. El herpes labial es otra dolencia fácilmente contagiada con esta práctica. Cuando las ampollas entran en erupción o aún se están formando, el virus sale directamente de ellas, incluso una vez que se han curado.

Los besos también pueden transmitir el virus de la hepatitis B ya que al mezclarse la saliva con la sangre infectada del individuo portador, el virus pasa al torrente sanguíneo por las mucosas y el contagio es inevitable.

Todos estos ejemplos nos pueden dar una idea de la importancia de una higiene dental adecuada y una salud bucodental perfecta para evitar en lo posible que el número de bacterias alojadas en la boca sea el menor posible. Una visita a tiempo al odontólogo también puede ser de gran ayuda para prevenir una posible infección en la boca que, si no se trata a tiempo, derive en otras afecciones bucales más graves.

Por tanto no hay que olvidar que a la hora de besar a alguien del que no tenemos demasiada información sobre sus hábitos de higiene dental y salud en general, debemos ser cautelosos y tratar de preservar nuestra salud bucodental en la medida de lo posible. Sin duda la prevención y vigilancia de nuestros dientes es la mejor manera de evitar enfermedades.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…