Scroll to top

Elegir dentista para los niños, ¿qué se debe tener en cuenta?

Elegir un buen dentista es complicado, pero lo es mucho más cuando estamos hablando de los más pequeños de la casa. Aquí tendremos que entrar a valorar cosas que no lo haríamos para nosotros. Hay que destacar que los dentistas para niños cuentan con más cualidades que los de los adultos. Porque aparte de exigirles la profesionalidad y capacidad inherente a su profesión, deben tener ciertas peculiaridades que hagan que los niños se sientan cómodos con ellos. Porque sabemos que los niños son lo más importante de la casa, aquí os dejamos unos consejos para seleccionar una clínica dental para niños

Odontopediatría: qué es

Cuando pensamos en dentistas infantiles, por desconocimiento, no pensamos que exista una especialidad para ellos. Sin embargo, igual que en medicina existe la pediatría, en la odontología existe la odontopediatría. La odontopediatría es una rama de la odontología que se encarga del estudio y tratamiento de las dolencias que sufren los niños. Una de las principales diferencias entre esta especialidad y la odontología general, es que los tratamientos varían. Esto se debe a que en los adultos es rara la presencia de dientes temporales o de leche. 

También existen determinadas patologías que son comunes en estos pacientes. Así es el caso de las caries en bebés, también llamadas caries de biberón, que se producen por dormir con un chupete o biberón empapado en una sustancia dulce. Tanto el tratamiento como la prevención de la misma son muy importantes para conservar la salud bucodental de los más pequeños. Especialmente para evitar incómodas erupciones en las encías
Un dentista para niños es un especialista en esta área, que conoce todas las posibles patologías y los tratamientos; y que además está acostumbrado a tratar con ellos.

Cómo es la clínica dental

Una clínica dental de niños se caracteriza por una serie de parámetros a tener en cuenta. Y el ambiente de la misma es un factor determinante. Empezando desde la sala de espera hasta la sala de la intervención. El ambiente debe cubrir una serie de parámetros:

  • Tranquilo. Aunque sobra decirlo, no está mal recordarlo. Ir al dentista es, frecuentemente, una experiencia estresante y que genera mucha ansiedad. Por lo tanto, el ambiente debe inducir sensorialmente a la tranquilidad. Ya sea mediante música relajante, la organización de los muebles, el color de las paredes, los olores, etc. 
  • Elementos infantiles. De la misma forma en la que la en las salas de espera pensada para los adultos hay revistas, en las de los dentistas de niños, deberá haber elementos para su distracción. Ya sean libros o juguetes
  • Localización. La ubicación de la clínica también es un elemento de mucha importancia. Es preferible que se encuentre cerca de tu casa, ya que un camino muy largo podría sumar estrés y ansiedad en los niños. Tanto por el tiempo de espera a la hora de llegar, como a la hora de volver a la comodidad del hogar tras un tratamiento que ha podido ser incómodo. Por eso es importante encontrar un dentista para niños cerca de mi ubicación. 

Tratamientos y trato al paciente

Algo que dará muchas pistas serán los tratamientos que ofrece la propia clínica. Tanto a la hora de concertar una primera cita como al visitar su página web. 

En lo referente a tratamientos podemos destacar la sedación inhalatoria. Aunque también puede encontrarse en adultos, lo más normal es que los que la reciben sean niños. Es un tipo de sedación consciente que se realiza con una pequeña mascarilla sobre la nariz. Se utiliza para hacer tratamientos complejos en niños que, de otra manera, no sería posible. 

Algo muy importante y que a veces pasamos por alto, es la opinión de los niños. Al fin y al cabo, ellos son los pacientes y tienen que sentirse cómodos con el profesional que los atiende. Queremos evitar que los niños se traumaticen y esto les genere problemas bucodentales en el futuro. Más allá de sus cualidades profesionales, el dentista debe poder conectar con el niño. Esto hará que todo sea mucho más fácil para todos los implicados. 


Con todo esto en mente podremos garantizar que la salud bucodental de los más pequeños se encuentre en buenas manos. Tenemos que asegurarnos que es un especialista del área, que la clínica es un lugar que va a cubrir todas las necesidades de los más pequeños, y que tanto el tratamiento como el trato al paciente son los adecuados. Desde la Clínica Dental González Baquero os invitamos a que solicitéis vuestra primera consulta gratuita y descubras todo lo que podemos hacer por tus hijos.

Posts relacionados

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *