Dolores en implantes dentales

Llevabas un tiempo esperando tus implantes dentales y, tras la cirugía… ¡Te duelen! ¿Es normal? ¿Tiene solución? ¿Va a ser siempre así? Como todo, depende del tipo de dolor. Hay alguno que se considera normal, pero otros harán revisar tu intervención porque pueden haber surgido problemas. Tranquilo: no es lo habitual y se puede solucionar.

Dolores habituales en implantes dentales

Dado que la intervención es muy poco invasiva, apenas se deberían notar problemas en la encía, pero es posible que sientas ligeras molestias. Si los siguientes son los dolores que notas, no te preocupes: entra dentro de lo normal, pero si persisten en el tiempo deberías informarnos de ello.

  • Un sangrado muy leve hasta dos días después de ser intervenido. Se debe aplicar una gasa sobre la encía con una presión leve y esperar a que pare de sangrar. Si quieres, puedes dejarte aconsejar en la farmacia sobre lo que poner sobre la encía, o aplicar, con el consejo nuestro o de tu médico, medicamentos como Amchafibrin, un antihemorrágico.
  • Una inflamación, aunque no suele ser habitual, puede ocurrir. Para evitarlo, puedes ponerte frío en la parte exterior de la cara, donde se ha colocado el implante. Si sigue molestándote, no lo dudes: un antiinflamatorio (siempre prescrito, nunca por tu cuenta) debería acabar con la molestia.
  • Si aparece fiebre en las 72 horas tras la colocación de los implantes, es normal, pero desaparecerá con un paracetamol tras 24 horas.

Dolores no habituales en implantes dentales

Aunque no es lo habitual en absoluto, puedes sentir otros síntomas anormales tras la aplicación de implantes. No te lo pienses: acude a nosotros y deja que te ayudemos si tienes una de las siguientes complicaciones.

  • Sangre excesiva en el implante, con una hemorragia imposible de contener.
  • Dolor que te impide realizar tus tareas habituales, como trabajar o dormir.
  • Retraimiento, sangrado o coloración diferente a la habitual en la encía.
  • El implante sigue provocando molestias tras meses desde la intervención y con la corona protésica ya colocada. Esto es especialmente grave porque puede hacerte daño al morder.
  • Periimplantitis: aunque el implante se integre, no quiere decir que en el futuro no pueda fallar. En este caso puede tener que ver con la higiene defectuosa, la falta de revisiones o, simplemente, la biología del cliente, que puede estar más inclinada al fracaso.
  • Problemas mecánicos, aunque son muy poco frecuentes, como la rotura del tornillo pilar o la fractura de la prótesis. Ambas situaciones pueden solucionarse sin problema, pero pueden causar molestias y deben ser tratados lo antes posible.

Causas

Lo más probable es que nada de esto te ocurra a ti, pero hay varias causas que nos pueden hacer prever que te puede ocurrir. Por ejemplo, si padeces de periodontitis o diabetes, el éxito del implante puede variar, al igual que ocurre con los problemas relacionados con el metabolismo óseo: la calidad y cantidad del hueso influye en la salud de tu implante.

Además, hay pacientes que aguantan el dolor mejor que otros, por lo que este umbral se debe tener en cuenta antes de una revisión de la operación. Pero no te preocupes: en Clínicas González Baquero te intervenimos con materiales de la mayor calidad y con la calidad de nuestros profesionales, por lo que los dolores van a ser mínimos. De todas formas, seguro que te haces una pregunta básica.

¿Me va a doler?

Hoy por hoy, las técnicas de implantología tienen un protocolo tan estricto que es muy difícil que el paciente sufra algún tipo de dolor. La cirugía se realiza con anestesia local, por lo que no notarás nada al colocar el implante (aunque pueda escuchar y ver lo que ocurre). Al ir perdiendo la anestesia, sí, es probable que el paciente note molestia en la zona, pero con la medicación se irá yendo hasta apenas sentir nada. Recuerda que el proceso de recuperación de cada uno es único, por lo que una vez terminada la cirugía puede haber gente que se cure más rápido que otra.

Si tienes cualquier pregunta o duda al respecto, no lo dudes: ¡Contacta con nosotros y deja que la solucionemos!