• Encías retraídas

Uno de los problemas más comunes de salud bucodental son las encías retraídas y debe ser tratado de una manera adecuada para evitar problemas en el futuro y también para mejorar la estética dental del paciente.

Principales causas de las encías retraídas

  • Gingivitis: consiste una inflamación de las encías debido a la acumulación de placa bacteriana entre los dientes. Esta placa termina formando el sarro y cálculos dentales que sólo pueden ser eliminados mediante una limpieza profesional de dientes y encías. Si no se toman medidas, la encía poco a poco se debilita y puede sangrar o sufrir pérdidas de hueso con la consiguiente recesión de las encías. Normalmente se debe a una mala higiene bucodental y afecta a un 91% de la población. Su principal síntoma es el sangrado de las encías durante el cepillado. En el caso de los fumadores no suelen sangrar, pero también pueden sufrir la enfermedad.
  • Periodontitis: podemos decir que es una gingivitis no tratada a tiempo y que ha derivado en una afección mucho más grave. La placa bacteriana se acumula entre la encía y el diente y penetra hasta su raíz destruyendo el hueso y el tejido conjuntivo. Los dientes pierden estabilidad y pueden moverse, provocando en casos más extremos la pérdida de alguna pieza dental.
  • Mal cepillado de dientes: suele suceder cuando el cepillado de dientes es agresivo y destruye el tejido de la encía. Entonces se produce una recesión gingival que suele tratarse con la colocación injertos de encía para restablecer las raíces afectadas. Después del injerto el aspecto de la encía vuelve a ser normal.
  • Ortodoncia mal ejecutada: si los dientes no están bien colocados en el hueso puede ser un factor que influya decisivamente si el paciente padece periodontitis o se cepilla los dientes con demasiada fuerza. Como en el caso anterior, el injerto de encía puede ser una solución muy acertada para devolver a la encía a su posición original.
  • Tabaquismo: el consumo de tabaco puede provocar pérdida de encía ya que afecta al sistema inmunitario y facilita la proliferación de bacterias, lo que supone la aparición de la enfermedad periodontal.
  • Traumatismos: cualquier accidente que afecta a las estructuras bucodentales pueden provocar la pérdida de encía y debe ser tratado por un profesional de una manera personalizada y con la mayor prestancia posible.

Tratamientos de las encías retraídas

En primer lugar, el profesional tratará de eliminar las causas que influyen claramente en la retracción de las encías, como puede ser el cepillado agresivo, una dieta inadecuada, etc. Sin embargo, a buen seguro que después, el odontólogo tendrá que emprender otras acciones más concretas para solucionar el problema. Estas son algunas de ellas:

  • Estiramiento de encías: si la encía lo permite se puede llevar a cabo un estiramiento para cubrir la raíz del diente y así devolver a su posición normal las encías sin tener que recurrir a injertos.
  • Injertos de encía: la técnica consiste en tomar tejido del paladar del paciente y trasladarlo a la encía. Con las nuevas técnicas quirúrgicas, se lleva a cabo una microcirugía nada invasiva que conseguirá restablecer la posición normal de las encías de manera satisfactoria para el paciente y con las mínimas molestias.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales para tratar este y otros problemas bucodentales. No dude en consultarnos. Nuestra experiencia y profesionalidad está siempre a su servicio y al de su salud bucodental. Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…