La succión digital, la succión prolongada del chupete, la respiración oral o la deglución infantil son algunas de los problemas bucodentales que presentan los niños a edades muy tempranas, pero sin duda la caries infantil es una de las afecciones que se suelen dar con más frecuencia. No olvidemos que la caries es la enfermedad que más prevalece en la población mundial tanto en niños como adultos.

Según recientes estudios, en los países desarrollados, la caries es la enfermedad crónica más frecuente, por delante del asma y la diabetes. El 31,15% de niños entre 5 y 6 años tienen caries y en los niños de 3 años, el 20% padece esta enfermedad. La mala noticia es que muchos niños afectados por caries no reciben el tratamiento adecuado. Las familias con menos ingresos y una educación en salud bucal deficiente son los que más casos presentan. 

Las visitas frecuentes a la clínica dental son muy importantes para detectar a tiempo la caries infantil y tratar de neutralizarla cuanto antes. Además, el odontopediatra puede ofrecer algunas recomendaciones a los padres sobre la dieta que puede seguir el niño y la mejor manera de cepillarse los dientes para evitar que vuelva a aparecer la caries.

Causas de la caries infantil

Las bacterias son las encargadas de fermentar los carbohidratos de los alimentos y el ácido resultante provoca una destrucción progresiva de la estructura del diente y sobre todo del esmalte. Normalmente la combinación de una dieta alta en azúcares junto a una higiene bucodental deficiente son las culpables de que aparezcan las caries. De ahí que en los niños sea tan importante comenzar el cepillado de dientes desde la erupción de la primera pieza dental.

¿Por qué se desarrollan las caries?

La principal razón de la formación de una caries es la presencia de azúcares en la boca por espacios de tiempo largos. Esto se suele dar con frecuencia en los niños que toman excesivos productos alimenticios con un alto contenido en azúcar. Si a esto le sumamos una higiene bucal deficiente, como no cepillarse los dientes con el dentífrico correcto, o que tenga la cantidad de flúor adecuada, la caries tendrá las puertas abiertas para su aparición.

Muchos padres creen que el hecho de que aparezcan caries en los dientes de leche no tiene importancia ya que serán sustituidos por la dentición definitiva. Sin embargo, esta conclusión es errónea, ya que las caries en los primeros dientes avanzan mucho más rápido y provocan importantes trastornos como la destrucción de la estructura dental, problemas en la masticación y la generación de focos infecciosos de carácter moderado o severo. Además, el niño sufrirá dolores y alteraciones en su día a día, por tanto, es mucho más recomendable hacer hincapié en la prevención y en la higiene dental de calidad para evitar la aparición de la caries infantil.

Los dientes de leche comienzan su caída a los seis años y las caries que afectan a los niños por debajo de esa edad se denominan caries de la primera infancia. En el caso de las caries que afectan a menores de tres años hay que tratar cada caso con especial atención, ya que suelen ser casos de gravedad. Aquí la caries se denomina de primera infancia severa.

Las primeras muelas comienzan a ser sustituidas por las definitivas a partir de los diez años. Su función no es solo la masticación de alimentos, sino también conseguir un buen desarrollo de los maxilares y mantener los espacios necesarios para las piezas emergentes. Por supuesto también es muy importante la estética dental que proporcionan los nuevos dientes y un desarrollo del lenguaje adecuado.

¿Qué se puede hacer para prevenir la caries?

Las principales acciones para prevenir la caries tienen que ver con la eliminación o control de los principales factores de riesgo descritos anteriormente, como la mala higiene bucodental o el consumo excesivo de azúcares. Los padres son los principales responsables de que el niño tenga una dieta equilibrada y retrase al máximo la edad en la introducción del azúcar en su dieta (lo normal es hasta los dos años). Los productos que más azúcares contienen son los cereales, las galletas y la bollería industrial. El consumo de fruta está más recomendado que el de zumos, que también contienen mucho azúcar. Si se controla el consumo de estos alimentos, se evita en gran medida la aparición de la caries.

En cuanto a la higiene bucal, cuanto más tarde comience el niño a cepillarse los dientes, se desarrolla un mayor riesgo de formación de la placa bacteriana. A la salida del primer diente de leche, el niño ya debería empezar con el cepillado utilizando un cepillo especial y una pasta dentífrica adecuada dos veces al día. La cantidad de dentífrico varía dependiendo de la edad. En los menores de tres años será como un grano de arroz y en los mayores de esa edad será del tamaño de un guisante. 

La utilización de pastas dentífricas supervisadas por el odontopediatra han demostrado ser un protector eficaz contra las bacterias, reduciendo el riesgo de caries o aminorando su gravedad. De ahí que el profesional siempre será el encargado de recomendar la pasta y la cantidad que mejor se adecúa a las necesidades del niño.

La primera visita al odontopediatra debe efectuarse antes del primer año de vida del niño. Será la primera toma de contacto para examinar la boca del bebé y detectar posibles casos de caries para tratarlos lo antes posible.

Tratamientos para combatir la caries infantil

 

Aunque lo recomendable es detectar la caries infantil antes de que se desarrolle, en la práctica, lo normal es que los padres lleven al niño a la clínica cuando tiene dolor, lo que significa que probablemente presente una o varias caries. A menor edad del niño más complicado es el tratamiento a seguir, que puede llegar incluso a necesitar anestesia general para tratar el caso.

Para no llegar a este extremo, recomendamos extremar la prevención, acudir a las citas que marca el odontopediatra para un diagnóstico precoz de las posibles caries y seguir los consejos del pediatra. Si todos los padres siguieran estos pasos se evitarían problemas importantes derivados de las caries en niños muy pequeños. 

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales en odontopediatría para resolver cualquier duda y detectar a tiempo los posibles casos de caries en niños. Pida cita con nosotros.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…