Maloclusión mandibular, mordida cruzada

¿Qué es la maloclusión mandibular y la mordida cruzada?

La maloclusión dental es un desajuste de los dientes superiores respecto de los inferiores debido a que el hueso maxilar y la mandíbula no encajan en cuanto a posición y tamaño. El 95% de la población tiene este problema. Las causas de la maloclusión dental pueden ser varias, desde el apiñamiento dental, que las piezas del maxilar estén más adelantadas respecto a los dientes de la mandíbula o que las piezas de la mandíbula estén más adelantadas respecto a las del maxilar

maloclusion solución tratamiento madridTipos de mordida

La mordida cruzada es uno de los tipos de maloclusión más frecuentes y tiene una mayor incidencia en la dentición temporal de los niños, de tal forma que la corrección de las mordidas cruzadas en los niños es muy habitual con tratamientos fáciles de seguir y muy eficaces.

En la mordida cruzada, los dientes de la arcada inferior están por delante de los dientes de la arcada superior, es decir, hay un desajuste entre el maxilar y la mandíbula, de tal forma que los dientes superiores permanecen por dentro de los inferiores.

Podemos clasificar la mordida cruzada dependiendo de dónde esté localizada. Puede ser mordida cruzada anterior, mordida cruzada posterior, mordida cruzada unilateral (es la que afecta a un lado de la arcada dentaria) o mordida cruzada bilateral (la que afecta a ambos lados de la arcada dentaria.

Si atendemos al origen de la mordida cruzada existen distintos tipos de mordida:

  • Mordida cruzada esquelética: el maxilar superior es de tamaño inferior a la mandíbula.
  • Mordida cruzada dentaria: los maxilares tienen una posición correcta pero los dientes se inclinan hacia el interior.
  • Mordida cruzada mixta: se producen a la vez la mordida cruzada esquelética y la mordida cruzada dentaria.

Orígenes de la maloclusión

Son varios los factores que inciden en la formación de maloclusiones ya desde la aparición de los primeros dientes. Estos son los más importantes:

  • Alimentación deficiente: si la dieta es blanda los dientes no se desgastan como debería y pueden provocar apiñamientos y desajustes.
  • Extracciones dentales: una vez extraída la pieza dental, si no se ponen mantenedores de espacio puede aparecer la maloclusión.
  • Caries infantil: cuando se produce la caries puede suceder que los dientes definitivos no tengan espacio para salir.
  • Origen genético: puede ser un factor a tener en cuenta cuando las maloclusiones se repiten entre las distintas generaciones familiares.

maloclusion solución tratamiento madrid 2

¿Qué problemas ocasiona la maloclusión?

La maloclusión puede provocar problemas de todo tipo, desde migrañas, artrosis, dolor muscular y, por supuesto, el desgaste e incluso la fractura de alguna pieza dental por la fricción continua y desajustada. Por otro lado, el apiñamiento provocado por la maloclusión dificulta que se desarrolle una correcta higiene bucodental. Esto favorece la aparición de caries y enfermedades periodontales, inflamación de las encías, reabsorción ósea, dificultad para masticar y hablar, bruxismo, etc.

Pueden producirse problemas en las articulaciones y dolores musculares en el cuello y la cabeza o provocar síntomas como inflamación de la pulpa dental, movilidad dental, progresivo desgaste, dolor a la hora de masticar, dolor de oído y dolor de la articulación temporomandibular.

Causas de una maloclusión dental

Estas son algunas de las causas que pueden provocar maloclusión dental:

  • Problemas en el crecimiento de los maxilares
  • Distinto tamaño de los maxilares o de los dientes
  • Fuerzas musculares de la lengua, carrillos y labios pueden provocar una maloclusión.
  • La ausencia de dientes por enfermedad o traumatismo
  • Uso de biberones
  • Succión digital o succión lingual
  • Problemas de respiración nasal

Tratamiento para la maloclusión

El tratamiento más eficaz y recomendado para tratar la maloclusión es la ortodoncia, ya que mediante el desplazamiento lento de los dientes se consigue una buena alineación dental y un ajuste perfecto entre el maxilar y la mandíbula, no solo con fines estéticos sino también funcionales, para una correcta masticación y dicción.

Dentro de los diferentes tratamientos que nos proporciona la ortodoncia, sin duda el que más recomendamos desde nuestra clínica dental es el de la ortodoncia invisible Invisalign. No solo por su contrastada eficacia, sino también porque pasa prácticamente inadvertido y los resultados estéticos son insuperables.

La mejor solución a la maloclusión

Invisalign es el tratamiento de ortodoncia más efectivo para solucionar la maloclusión. Los alineadores transparentes de Invisalign no tienen nada que ver con los brackets metálicos y son ideales para corregir las maloclusiones de los pacientes.

Invisalign es el tratamiento perfecto para pacientes que tienen problemas en su mandíbula, ya que permite ralentizar al máximo el movimiento de los dientes, de tal forma que la corrección se hace con el mínimo de molestias para la persona.

El tratamiento puede durar entre 12 y 18 meses, dependiendo del grado de maloclusión y como son férulas transparentes y removibles, el paciente no tendrá la sensación de seguir ningún tratamiento de ortodoncia, ya que puede continuar su vida normal sin ningún problema y su estética no se resentirá en ningún momento. Aparte de la discreción, estética e higiene que proporcionan los alineadores Invisalign, también confieren una gran eficacia y unos resultados magníficos en todos los casos.

La última tecnología al servicio de Invisalign

invisalign-diamond-provider-madrid

Ortodoncia Invisible Invisalign

El especialista hace un estudio previo del paciente utilizando la última tecnología, como el software ClinCheck, una herramienta muy utilizada para el diagnóstico y que es capaz de proporcionar imágenes al paciente con los resultados del tratamiento.

Sin duda esto ofrece una gran confianza al paciente, ya que puede ver el antes y el después de sus dientes y podrá comprobar cómo será su sonrisa después del tratamiento Invisalign. Una vez tomadas las medidas de la boca, de la mandíbula y los maxilares, el ortodoncista ordena la fabricación de los alineadores y programa los movimientos de los dientes.

La secuencia de movimientos durante todo el tratamiento también los puede observar el paciente gracias al software ClinCheck. De esta forma, comprenderá mejor la forma de trabajar de los alineadores y cómo inciden en el movimiento paulatino de los dientes hasta conseguir que los dientes superiores y los inferiores encajen perfectamente.

Con todas estas imágenes y la información que le ha proporcionado el ortodoncista, el paciente también puede participar en la programación de objetivos, siempre y cuando sean realistas en cuanto a plazos y se consigan los objetivos deseados, que no son otros que la corrección del problema y obtener la mejor de las sonrisas para la persona que se somete al tratamiento.

El paciente tendrá que acudir a la clínica cuando lo indique el ortodoncista, normalmente cada tres o cuatro semanas, para comprobar la evolución y el movimiento de los dientes. Si en algún momento ve que estos movimientos no coinciden con la predicción que ha hecho previamente ClinCheck, podrá efectuar algún cambio o incluso pedir otro juego de alineadores diferente, cambiar los plazos o comprobar si el paciente está siguiendo todas las indicaciones de higiene y de permanencia de los alineadores en la boca, ya que hay pacientes que por su profesión u otros motivos, se quitan con demasiada frecuencia los alineadores, algo que termina alargando el proceso respecto a los plazos establecidos inicialmente.

Invisalign es efectivo para los casos más complicados

En casos de periodontitis severa provocados por mordidas cruzadas, los tejidos de soporte se sobrecargan demasiado y se terminan inflamando con la consiguiente pérdida de hueso. En estos casos es necesario, antes de comenzar el tratamiento Invisalign, proceder a un raspado y alisado radicular para limpiar las encías y a una limpieza dental completa.

La colocación de los alineadores Invisalign consigue aliviar la sobrecarga mandibular, ya que los dientes se alinean correctamente y cuando entran en contacto los dientes superiores y los inferiores no se producen los desajustes que antes se producían y los tejidos de soporte ya no tienen que soportar esa sobrecarga que provocaba los dolores al paciente. A veces, es necesario individualizar la inclinación de cada diente para conseguir el espacio necesario y proceder a la alineación de los demás dientes.

Nuestros ortodoncistas recomiendan Invisalign porque permiten un engranaje perfecto entre los sectores dentales posteriores y anteriores y porque se consigue una gran eficiencia con las mínimas molestias para el paciente.

Recomendaciones

Lo principal es visitar periódicamente al odontólogo. Como mínimo cada 6 meses. Los padres tienen la responsabilidad de llevar a los niños a la clínica dental desde que erupcionan los primeros dientes. De esta forma, el odontólogo supervisará si los dientes están saliendo de forma correcta para evitar posibles maloclusiones.

La prevención y diagnóstico temprano de la maloclusión es esencial desde las primeras etapas de crecimiento del niño, porque es mucho más fácil corregir el problema nada más detectarlo, que cuando ya está en etapas más avanzadas con problemas importantes de desgaste, reabsorción ósea o dolor en la articulación temporomandibular.

La higiene dental desde pequeños es un aspecto muy importante

Es esencial que los padres enseñen desde pequeños a sus hijos la importancia de una correcta higiene bucodental, con el cepillado de dientes al menos tres veces al día, el uso del hilo dental y los enjuagues bucales. Este aspecto es fundamental para mantener una correcta alineación dental y conseguir una perfecta masticación y, por tanto, tener una dieta sana y equilibrada.

En caso de perder alguna pieza dental por diferentes causas, se puede presentar algún tipo de problema en el hueso de los maxilares que es el que dará el soporte a los dientes y pueden causar inflamaciones en los músculos masticatorios y algún tipo de alteración en la articulación temporomandibular.

Muchas veces, el paciente (en muchos casos, los niños), puede presentar un dolor de oído muy agudo y después de examinarlo distintos especialistas, lo remiten al odontólogo porque el problema original era de su dentadura y no del oído. Por tanto, debemos prevenir la maloclusión y corregirla cuanto antes para evitar posibles problemas que se pueden dar en el futuro.