Scroll to top

Innovaciones dentales para las enfermedades de las encías

Se están probando nuevos tratamientos dentales más efectivos

Numerosos estudios han apuntado a un nuevo tratamiento odontológico para hacer frente a la enfermedad de las encías con la utilización de agua y láser pulverizado donde podrían paliarse los dolores de cabeza asociados a dicha enfermedad. En la actualidad, se está desarrollando esta nueva vía donde se combinaría el agua y el aire pulverizado junto con rayos láser aplicados en la zona afectada por la enfermedad.

El láser es capaz de destruir el tejido afectado de una forma selectiva mediante la explosión de moléculas de agua. La utilización de esta técnica es totalmente indolora para el paciente, ya que el rayo láser no entra en contacto con el cuerpo, de esta forma se evita la utilización de anestésicos y sus efectos secundarios.

También se ha investigado este procedimiento para utilizarlo en el blanqueamiento de dientes, extracciones dentales y en la eliminación de caries. Hay que decir que las enfermedades de las encías afecta a más del 90% de la población en algún momento de sus vidas. En principio se trata de una patología asociada a adultos mayores pero también a los jóvenes y, en general, los tratamientos actuales suponen, dependiendo de los casos, muchas visitas a la clínica y a veces es necesario recurrir a la cirugía para hacer desaparecer la dolencia.

Son tres las fases de esta enfermedad:

  • 1ª Fase: Gingivitis. Consiste en un enrojecimiento e inflamación de las encías. Suelen sangrar con facilidad durante el cepillado de dientes y el uso del hilo dental. La causa es la acumulación de placa bacteriana en el borde de las encías. Una visita al dentista a tiempo y una mejora de la higiene bucodental suele ser suficiente para detener la enfermedad en esta fase.
  • 2ª Fase: Periodontitis. Los dientes comienzan a sufrir daños por el avance de la placa bacteriana. Es preciso algún tipo de tratamiento para evitar males mayores. El odontólogo suele efectuar una limpieza profesional para eliminar la placa que se ha endurecido por el tiempo. Si fuera necesario, podría llevar a cabo un alisado radicular para evitar que la placa bacteriana llegue a las raíces dentales.
  • 3ª Fase: Periodontitis avanzada. Si se llega a esta etapa se pueden llegar a destruir tejidos e incluso el hueso que sostiene los dientes, lo que puede provocar un desplazamiento de las piezas o la pérdida de firmeza, dificultando la tarea de comer. Si el odontólogo no toma cartas en el asunto podría verse obligado a la extracción de los dientes más afectados.

Por tanto, sería una gran noticia si finalmente ve la luz este nuevo procedimiento, ya que sería mucho más efectivo y podría utilizarse para otras muchas patologías bucodentales, se podría reducir el uso de anestesia y los resultados serían muy buenos con menos molestias. Esperemos que pronto podamos aplicarlo. Por supuesto, en nuestra clínica dental de Madrid estamos al tanto de las últimas innovaciones tecnológicas y seríamos los primeros en ofrecerlo a nuestros pacientes. Le esperamos para cualquier duda o aclaración sobre este u otros temas de salud bucodental.