En la actualidad la ortodoncia ofrece muchas soluciones a los pacientes que necesitan una alineación correcta de sus dientes o que buscan soluciones para cualquier otro tipo de problema relacionado con la forma o el tamaño de las piezas dentales. Alguna de las alternativas que ofrece la ortodoncia actual puede ser la ortodoncia lingual incógnito, sin duda la solución ideal para las personas que quieren disfrutar de un tratamiento de ortodoncia con brackets invisibles que se colocan en la cara posterior de los dientes y no pueden ser detectados.

También existe la ortodoncia invisible para niños que ofrece una solución efectiva para alinear los dientes junto a una estética sobresaliente durante el tratamiento. Por otro lado, los brackets autoligables suponen otra opción muy interesante para los pacientes ya que su sistema respecto a los demás brackets es totalmente diferente, debido a que presenta un nuevo componente capaz de sujetar el arco de los brackets y no se necesita ningún tipo de ligadura para que los dientes lleven a cabo los movimientos necesarios.

Con los brackets autoligables no se necesitan gomas elásticas ya que el bracket y el arco ya están conectados y ejercen la presión necesaria en el diente para colocarlo en la posición correcta. Este tipo de brackets son mucho más higiénicos porque no utilizan las gomas elásticas y se evita la acumulación de placa bacteriana.

Principales ventajas de los brackets autoligables

Los brackets autoligables ofrecen múltiples beneficios tanto a los pacientes como a los propios profesionales a la hora de colocarlos. Estos son algunos de ellos:

  • Reducen la fricción de los brackets con el arco dental
  • Higiene bucodental más fácil y cómoda para el paciente
  • Mejoran la estética respecto a los brackets tradicionales
  • En algunos casos se reduce el tiempo del tratamiento de ortodoncia
  • Disminuyen las consultas en la clínica
  • No hay tinciones relacionadas con el tabaco o el alcohol

Como hemos dicho, los brackets autoligables no tienen ligaduras para sostener los arcos porque disponen de un sistema de clips que se abre o se cierra a la hora de introducir el arco que necesita el paciente en cada fase del tratamiento, esto supone una gran ventaja para los pacientes que tienen hábitos como el tabaco. Pero también hay que saber que no siempre se pueden utilizar brackets autoligables y tiene que ser el ortodoncista el que, después de estudiar la dentadura y el problema del paciente, decida cuál es el tratamiento que mejor se adecúa a sus necesidades.

Puede que haya más de un sistema de ortodoncia que sea compatible con su problema y en ese caso el paciente podrá elegir el que considere más oportuno. Es posible que en algunos casos, la ortodoncia invisible sea la solución más recomendable y quizá en otros unos brackets tradicionales. Habrá ocasiones en que el paciente podrá decidir entre unos brackets autoligables o unos normales y para tomar la decisión deberá tener toda la información posible y la ayuda de su ortodoncista.

Diferencias entre brackets autoligables y tradicionales

En los brackets tradicionales se utilizan gomas elásticas para unir los arcos a los brackets. Éstos están pegados a los dientes y el arco arrastra el bracket para conseguir alinear los dientes. Lo que ocurre es que las ligaduras elásticas producen mucho rozamiento entre el bracket y el alambre y la fuerza debe ser mayor para el movimiento del diente y esto genera más molestias en el paciente.

En los brackets autoligables no hay gomas elásticas y son los cierres metálicos los que propician el movimiento de los dientes, esto permite mayor efectividad en los alambres encargados de alinear los dientes, ya que actúan durante más tiempo y sin hacer ajustes.

Así, el paciente solo tiene que acudir al ortodoncista cada 8 o 10 semanas. Además, con su sistema de cierre, permite un cepillado de dientes mucho más higiénico a la hora de eliminar la placa bacteriana. Aunque todo dependerá de la frecuencia y la técnica que utilice el paciente en su higiene bucodental.

La duración del tratamiento dependerá del grado de corrección que haya que aplicar a cada paciente y de su compromiso con las indicaciones del especialista. Normalmente, un tratamiento de ortodoncia suele tener una duración de entre 18 y 36 meses y con el uso de brackets autoligables se puede reducir respecto a los brackets tradicionales.

La pericia del ortodoncista también es un aspecto a tener en cuenta, ya que no todos los profesionales tienen la cualificación ni la experiencia necesaria para resolver casos complicados o casos que, aparentemente no tienen ninguna dificultad pero pueden surgir imprevistos a los que no sabe hacer frente.

Los pacientes que decidan, junto a su ortodoncista, optar por un tratamiento de brackets autoligables deben saber que no sufrirá dolor, tan solo unas pequeñas molestias en los primeros días después de instalar los brackets y quizá también después de cada revisión del ortodoncista, ya que éste ajusta de nuevo la presión necesaria para que los dientes se desplacen a su posición correcta.

Brackets autoligables: sonrisas perfectas

Sin duda es necesario un periodo de adaptación después de colocar cualquier tipo de bracket, ya que se trata de un elemento extraño en la boca y la persona debe acostumbrarse a comer y hablar con los brackets, además de aprender a cepillarse los dientes con ellos. Pero este periodo no es muy largo y puede durar entre una y dos semanas según cada paciente.

En cuanto a estética, los brackets autoligables ofrecen un alto nivel dependiendo del material con el que estén fabricados. Los de porcelana o zafiro (cristal transparente) consiguen que prácticamente no se note que la persona lleva brackets, aunque en las distancias cortas sí que son perceptibles. El tratamiento de brackets autoligables es un poco más elevado que el de brackets tradicionales, pero sin duda tiene numerosas ventajas que deben ser valoradas por el paciente.

En nuestra clínica dental de Madrid dispone de los mejores ortodoncistas que le asesorarán en todo momento sobre el tratamiento de ortodoncia que más le conviene para solucionar su problema bucodental. Además disponemos de la tecnología más avanzada a la hora de realizar el diagnóstico y las técnicas más vanguardistas para conseguir la mejor sonrisa para usted y los suyos. Contacte con nosotros y consulte cualquier duda sobre tratamientos de ortodoncia.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…