Los tratamientos de ortodoncia son de los más demandados en las clínicas dentales y la elección de brackets resulta muy importante para que el paciente se sienta cómodo durante todo el proceso que puede durar más de un año según cada caso. En la actualidad, la tecnología permite elegir brackets transparentes que aumentan la estética del paciente, aunque, por supuesto, también puede elegir los brackets de siempre o los nuevos procedimientos como la ortodoncia invisible o la ortodoncia lingual.

Después del examen previo que el profesional practica al paciente y una vez determinado cómo debe ser la alineación de sus dientes, le mostrará al paciente las alternativas que tiene en la elección de brackets. Como ya hemos dicho, hay un amplio abanico de posibilidades y todo dependerá de la compatibilidad de cada sistema con el tratamiento que debe seguir el paciente para resolver su problema de alineación. El profesional, a buen seguro de que explicará al paciente todos los tipos de ortodoncia existentes y los distintos brackets que se pueden utilizar.

¿Qué tipos de brackets se pueden elegir en la actualidad?

Si atendemos al material con el que están fabricados, estos son los principales brackets que puedes encontrar en las clínicas dentales y que tu odontólogo te recomendará para corregir la alineación de tus dientes:

Brackets metálicos

Son los brackets tradicionales y que siguen siendo los más utilizados por su eficacia y su bajo precio. Han evolucionado a nivel tecnológico y ya tienen ese aspecto frío y poco estético. Han mejorado mucho en este sentido y se pueden añadir colores según el gusto del paciente. Quizá el aspecto estético es su mayor desventaja frente a otros tipos de brackets y también las posibles molestias hasta que se ajustan perfectamente a la boca de la persona.

Brackets de cristal de zafiro

Son brackets transparentes y pasan desapercibidos a media y larga distancia. Además son muy efectivos, tienen una gran durabilidad y el paciente no debe tener ningún temor a que se manchen con los alimentos que ingiere. Estos brackets proporcionan mayor confort al paciente y podrá lucir su sonrisa sin complejo y con todas las comodidades.

Brackets de porcelana o de plástico

Estos brackets también son muy discretos a nivel estético y mejoran la imagen del paciente durante el tratamiento. La única desventaja de este tipo de bracket es que, dependiendo del tipo de alimento o líquido que se ingiera, podrían mancharse. Por tanto hay que extremar los cuidados y la limpieza para que siempre estén en perfecto estado. Tampoco está recomendado para fumadores.

Brackets de oro

Los brackets de este material ofrecen una excelente durabilidad y una resistencia magnífica a todo tipo de usos. Su funcionamiento es como los brackets metálicos y los resultados después del tratamiento siempre son muy buenos.

Según la manera de instalarse en la boca del paciente podemos encontrar estos brackets:

 

Brackets autoligables

Estos brackets disponen de un alambre movible que sujeta el arco. Mediante unos clips el arco dental queda fijado a los brackets y no se necesitan ligaduras ni gomas elásticas que, con el paso de las semanas, van perdiendo fuerza y dejan de ser eficaces para la alineación dental.

Brackets de adhesión

Estos brackets se adhieren a la superficie de los dientes con una resina especial que hace que su fijación sea perfecta. El proceso de colocación en el esmalte tiene muchas variantes, empezando por los materiales de adhesión utilizados y también si es una adhesión directa o indirecta. En cualquier caso, los resultados de esta técnica son también muy buenos.

Brackets linguales

Son quizá los brackets más revolucionarios del mercado ya que se colocan en la parte interna de los dientes y pasan totalmente desapercibidos, incluso en las distancias más cortas. También son los más caros por los materiales que se utilizan en su fabricación y están recomendados a personas que necesitan una estética dental impecable.

Ortodoncia invisible

La marca invisalign fabrica férulas transparentes que mejoran la estética de los pacientes, de ahí que lo llamen ortodoncia invisible. Además, sus férulas son removibles y el paciente se las puede quitar para comer o cepillarse los dientes. Proporcionan un gran confort al paciente.

¿Cómo elegir los mejores brackets?

El ortodoncista será el encargado de, una vez examinado el paciente, ofrecer una serie de alternativas para elegir los brackets más adecuados atendiendo al problema a resolver y al presupuesto de que dispone la persona. Otros aspectos como el estético también pueden ser importantes para el paciente, ya sea por su profesión o porque quiere preservar su imagen durante el tratamiento. En ese caso, el profesional le recomendará los brackets que mejores resultados pueden dar al paciente. 

Dependiendo de todos estos factores y según la edad del paciente, podemos hacer una aproximación a los brackets que podrían recomendar los ortodoncistas, aunque, evidentemente, esta clasificación puede variar según cada caso:

Para niños hasta doce años: los brackets metálicos y los brackets removibles

A partir de los 12 años: brackets convencionales o de colores

Adultos: para adultos cualquier tipo de bracket puede ser una buena opción si el ortodoncista le da luz verde. Todo dependerá de sus necesidades estéticas y el presupuesto disponible.

 

Como siempre, nuestro consejo es que acuda a su clínica de confianza como nuestra clínica dental de Madrid, donde disponemos de los profesionales más experimentados y cualificados y la última tecnología para aplicar cualquier tipo de tratamiento de ortodoncia. Nuestros ortodoncistas le aconsejarán los brackets que mejor encajan con sus necesidades para conseguir una sonrisa perfecta. Pida cita con nosotros. Estamos a su disposición para lo que desee.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…