reconstrucción dental

Reconstrucción dental, solución a los defectos en los dientes

Muchos pacientes que nos visitan en nuestra clínica dental en Madrid acuden con piezas dentales muy deterioradas, ya sea por algún traumatismo o procesos de caries muy avanzados. Sin embargo, en la actualidad hay tratamientos de reconstrucción dental que permiten recuperar los dientes y muelas de una forma sorprendente, ya que combinan lo mejor de las diferentes ramas de la odontología, como puede ser la endodoncia o la odontología conservadora, tratando siempre de mantener el diente original y evitar, dentro de lo posible, la instalación de implantes dentales en Madrid.

La odontología que se dedica a la reconstrucción bucodental incluye procedimientos para reemplazar o reparar los dientes que han sufrido una fractura o una extracción, así como las encías o los huesos de la mandíbula. Los tratamientos relacionados con la odontología reconstructiva incluyen la regeneración ósea, prótesis fijas sobre dientes originales, prótesis removibles parciales, reconstrucciones parciales o completas de los dientes, implantes dentales, etc. El objetivo final es devolver la funcionalidad y la estética al paciente que ha perdido debido a un traumatismo o al paso del tiempo.

De manera general, para iniciar una reconstrucción dental es preciso aislar el diente. Esto se consigue con una lámina flexible de goma, también llamada dique dental, que aísla la pieza dental del flujo de saliva y consigue una adhesión mucho más duradera y estable del material utilizado para la reconstrucción, como el composite.

En las reconstrucciones pequeñas es imprescindible preparar la superficie del diente para conseguir una adhesión perfecta del composite. Una vez se ha llevado a cabo la reconstrucción del diente, el especialista procederá a ajustar con precisión la mordida para que los dientes superiores e inferiores encajen a la perfección durante la masticación. Se debe comprobar que el hilo dental pasa perfectamente entre los dientes. Para terminar, se procede a un pulido final y a ofrecer al paciente las instrucciones pertinentes.

En el caso de reconstrucciones más complejas se seguirán los mismos pasos pero con la salvedad de tomar todos los registros dentales del paciente para la fabricación de las piezas de cerámica necesarias. Éstas se adhieren de manera permanente sobre el composite para conseguir una reconstrucción duradera y de calidad.

Casos más habituales donde la reconstrucción dental es necesaria

 

  • Fracturas en la corona: cuando se pierde una parte de la corona es necesario restaurarla mediante algún tipo de reconstrucción dental.
  • Caries muy destructiva: si la caries afecta al nervio se utilizan incrustaciones o reconstrucción mediante porcelana sintética. En caso de afectar al nervio se necesita una endodoncia para evitar infecciones de la pulpa y reforzar la raíz con un perno.
  • Tratamiento estético: cuando los dientes están muy desgastados, desalineados o con distintos defectos, se pueden reconstruir con resina o porcelana para recuperar la forma, color y textura originales.
  • Restauración total: en caso de traumatismos severos es necesario un plan de tratamiento restaurador que devuelva al paciente la salud bucodental, funcionalidad y estética en dientes y encías.

Tipos de reconstrucción dental

Dependiendo del grado de deterioro de los dientes, el profesional empleará una u otra técnica. Cada una varía tanto en coste como en complejidad de ejecución. Las más habituales son las siguientes:

Reconstrucciones dentales con incrustaciones

Se utiliza esta técnica para dientes que no han sido afectados en las capas profundas, solo de manera superficial, aunque puede ser que en una superficie considerable. El especialista procederá a colocar una incrustación en la parte del diente afectada y después reconstruirá la pieza con materiales como el circonio o la cerámica y el uso de la cimentación. Con la incrustación se recupera la estética y la funcionalidad de la pieza con unos resultados excelentes.

Reconstrucciones dentales con composite

Esta técnica se utiliza para reconstruir piezas que han sufrido un daño pequeño y puntual. El caso más habitual es el de los empastes dentales que se llevan a cabo para tratar caries superficiales. El composite que se utiliza para reconstruir las piezas se endurece y deja sellada la zona para evitar cualquier tipo de infección.

Reconstrucciones dentales con perno y corona

Es la reconstrucción más compleja a nivel técnico y también la que requiere mayor coste para el paciente, aunque no tanto como la extracción del diente afectado y la posterior colocación de un implante dental. Se suele utilizar cuando la caries ha sido muy profunda y ha sido preciso retirar una superficie importante del diente. Para conservar lo que queda de la pieza original es preciso introducir un perno para que la nueva corona que se va a colocar tenga mayor consistencia. Esta técnica se utiliza mucho en procesos de endodoncia cuando la caries es tan profunda que ha afectado a los conductos y es necesario sanearlos para reconstruir el diente.

Reconstrucción dental con carillas dentales

Uno de los tratamientos estéticos con mayor demanda a día de hoy son las carillas dentales que, de una manera sencilla y económica, devuelven la sonrisa a miles de personas. Sin embargo, las carillas no solo se utilizan como un tratamiento meramente estético para eliminar las manchas del esmalte, por ejemplo, también se utiliza para la reconstrucción de piezas dentales dañadas que han sufrido algún tipo de fisura o golpe, para devolverles la forma y la funcionalidad perdidas.

El procedimiento para colocar las carillas consiste en la preparación previa del diente y después la adhesión de la carilla en la cara visible del diente. De esta manera la pieza recupera el tamaño, la forma y la posición del diente original. El profesional será el que elija el tipo de carilla que mejor se adapte a las necesidades de reconstrucción dental del paciente.

Las carillas de composite son las más fáciles de colocar ya que la preparación previa del diente es mínima y se adhieren al esmalte en una sola sesión. Es una manera fácil, rápida y económica de recuperar un diente a nivel funcional y estético.

En  el caso de las carillas de porcelana están más enfocadas a ofrecer unos resultados estéticos sobresalientes y el paciente necesita varias sesiones para su colocación. También requiere una preparación de los dientes más exhaustiva con un tallado que asegure una colocación perfecta de las carillas.

En nuestra clínica dental somos expertos en reconstrucciones dentales. Contacte con nosotros y confíe en los profesionales más cualificados y experimentados.

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…