parestesia facial

Qué es la parestesia facial y cómo tratarla

La tecnología ha avanzado de manera exponencial en los últimos años y la odontología no ha sido una excepción. En la mayoría de sus disciplinas, la tecnología juega un papel muy importante y en la actualidad se utilizan técnicas poco invasivas para el paciente y materiales de última generación que mejoran los resultados y proporcionan al paciente el confort y bienestar que necesita en sus visitas a la clínica dental.

Pero, como siempre decimos, no basta con utilizar los mejores materiales, también es necesario disponer de profesionales con la cualificación y experiencia necesaria que garanticen al paciente una solución a sus problemas y unos resultados acordes a sus expectativas. Hay clínicas que ofrecen tratamientos muy baratos para conseguir más pacientes, pero por nuestra experiencia, sabemos que no disponen de profesionales lo suficientemente formados para llevar a cabo técnicas complicadas. 

En la actualidad, hay un fenómeno que se da de manera habitual en las clínicas y que tiene que ver con la falta de buenos profesionales en las distintas disciplinas odontológicas. Nos estamos refiriendo a la parestesia. En nuestra clínica recibimos numerosas visitas de pacientes que han recibido un tratamiento deficiente en otras clínicas y necesitan la intervención de verdaderos profesionales en odontología para reparar el daño.

¿Qué es la parestesia?

En odontología, la parestesia son los efectos secundarios que sufre un paciente derivados de un tratamiento dental que se ha realizado de manera errónea o deficiente. Suele ser una sensación de hormigueo o picor en la cara después de haberse sometido a un tratamiento bucodental. También tiene que ver con el entumecimiento o falta de sensibilidad en las zonas de la cara donde se ha llevado a cabo el tratamiento. La parestesia se produce porque el nervio que controla los músculos faciales sufre algún trastorno debido al tratamiento dental que ha recibido el paciente.

Causas de la parestesia facial

No solo la parestesia se puede producir por la mala praxis en tratamientos dentales, también pueden influir otras causas ajenas a la salud bucodental, como por ejemplo:

  • Fracturas de huesos faciales como los nasales
  • Enfermedades como la esclerosis múltiple o las migrañas
  • Cambios hormonales como la menopausia en las mujeres

En el caso de tratamientos dentales normalmente se producen, como hemos dicho antes por la presión del nervio, por operaciones de cirugía dental cerca del nervio y, en algunas ocasiones, porque el paciente sufre algún tipo de intolerancia relacionado con la anestesia recibida o los medicamentos recetados.

Los profesionales deben ejercer muy bien las siguientes tareas para evitar la parestesia facial:

  • Examinar cuidadosamente la zona que se va a tratar
  • Ser preciso durante la extracción de piezas dentales para evitar daños en el nervio
  • En caso de existir intervención quirúrgica, planificarla bien
  • Disponer de la experiencia y formación profesional adecuada 

¿Qué tratamientos dentales provocan la parestesia facial?

La extracción de una pieza dental, como pueden ser las muelas del juicio, puede dar lugar al hormigueo en la zona típico de la parestesia. Las raíces de la muela, al ser extraída, pueden incidir en el conducto que protege el nervio y verse afectado.

Sin embargo, si el profesional que va a realizar la extracción de la muela es avezado y tiene la experiencia necesaria puede evitar que el nervio termine dañado procediendo con pericia y cuidado.

La aplicación de anestesia local también puede ser un detonante para la aparición de parestesia. Sin embargo, esto puede evitarse si el profesional lleva a cabo un diagnóstico previo eficaz. Los índices de intolerancia de la anestesia en pacientes son muy bajos, por tanto, con un mínimo control por parte del odontólogo antes de aplicarla es suficiente para prevenir posibles complicaciones.

El tratamiento de implantes dentales es otro de los procedimientos que puede provocar parestesia facial, ya que durante la instalación de las prótesis se puede producir una lesión del nervio dentario inferior. Esto puede suceder si el implante presiona demasiado el hueso y esta presión termina comprimiendo el nervio, apareciendo así la parestesia facial en el paciente.

Esta circunstancia se puede dar en el caso de que el implantólogo no ha planeado de manera adecuada el tratamiento de implantología o no ha utilizado las técnicas a su alcance de manera correcta. Si el nervio solo ha sido afectado de manera parcial, los efectos de la parestesia serán temporales, pero si el nervio se ha visto afectado por una lesión más grave, los efectos pueden prolongarse en el tiempo o incluso ser permanentes.

Tratamientos contra la parestesia facial

La prevención sin duda es el mejor tratamiento para la parestesia facial y para ponerla en práctica, lo más importante es contar con profesionales con la cualificación y experiencia necesaria. Es imprescindible disponer de una buena preparación y los conocimientos adecuados para minimizar o eliminar completamente los efectos secundarios que se pueden producir después de un implante o una extracción.

En el caso de los implantes, por ejemplo, si el especialista comprueba que las prótesis están presionando el nervio, deberá actuar cuanto antes y reemplazar los tornillos por unos más cortos. De esta forma, el paciente dejará de notar el hormigueo o la falta de sensibilidad en la zona de los implantes.

En la actualidad hay numerosos avances tecnológicos que permiten descubrir con fiabilidad si se está dañando el nervio con alguno de los tratamientos dentales aplicados. Uno de ellos es el escáner intraoral que permite al odontólogo acceder a la dentadura del paciente y obtener radiografías panorámicas en 3D al instante para comprobar si efectivamente el nervio se está viendo afectado.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperar la sensibilidad facial?

Cuando ha ocurrido un cuadro de parestesia, la media de tiempo de recuperación de la zona oscila entre los 2 y los 6 meses. Estamos hablando de una parestesia normal. Si se trata de una dolencia más permanente, el tiempo de recuperación se puede prolongar. Sin embargo, lo normal es que las molestias desaparezcan por completo con el tiempo, incluso las que se han producido por tratamientos dentales muy complejos.

En nuestra clínica dental de Madrid, nuestros profesionales disponen de la formación y la experiencia necesaria para garantizar cualquier tratamiento dental. No olvide que nuestra clínica lleva más de cuatro décadas ofreciendo el mejor servicio a los pacientes y que sus resultados son nuestro mejor aval. Pida cita con nosotros si quiere disfrutar de la mejor salud bucodental.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…