ortodoncia

¿Cómo elegir tus brackets?

Los tratamientos de ortodoncia son de los más demandados en las clínicas dentales y la elección de brackets resulta muy importante para que el paciente se sienta cómodo durante todo el proceso que puede durar más de un año según cada caso. En la actualidad, la tecnología permite elegir brackets transparentes que aumentan la estética del paciente, aunque, por supuesto, también puede elegir los brackets de siempre o los nuevos procedimientos como la ortodoncia invisible o la ortodoncia lingual.

Después del examen previo que el profesional practica al paciente y una vez determinado cómo debe ser la alineación de sus dientes, le mostrará al paciente las alternativas que tiene en la elección de brackets. Como ya hemos dicho, hay un amplio abanico de posibilidades y todo dependerá de la compatibilidad de cada sistema con el tratamiento que debe seguir el paciente para resolver su problema de alineación. El profesional, a buen seguro de que explicará al paciente todos los tipos de ortodoncia existentes y los distintos brackets que se pueden utilizar.

¿Qué tipos de brackets se pueden elegir en la actualidad?

Si atendemos al material con el que están fabricados, estos son los principales brackets que puedes encontrar en las clínicas dentales y que tu odontólogo te recomendará para corregir la alineación de tus dientes:

Brackets metálicos

Son los brackets tradicionales y que siguen siendo los más utilizados por su eficacia y su bajo precio. Han evolucionado a nivel tecnológico y ya tienen ese aspecto frío y poco estético. Han mejorado mucho en este sentido y se pueden añadir colores según el gusto del paciente. Quizá el aspecto estético es su mayor desventaja frente a otros tipos de brackets y también las posibles molestias hasta que se ajustan perfectamente a la boca de la persona.

Brackets de cristal de zafiro

Son brackets transparentes y pasan desapercibidos a media y larga distancia. Además son muy efectivos, tienen una gran durabilidad y el paciente no debe tener ningún temor a que se manchen con los alimentos que ingiere. Estos brackets proporcionan mayor confort al paciente y podrá lucir su sonrisa sin complejo y con todas las comodidades.

Brackets de porcelana o de plástico

Estos brackets también son muy discretos a nivel estético y mejoran la imagen del paciente durante el tratamiento. La única desventaja de este tipo de bracket es que, dependiendo del tipo de alimento o líquido que se ingiera, podrían mancharse. Por tanto hay que extremar los cuidados y la limpieza para que siempre estén en perfecto estado. Tampoco está recomendado para fumadores.

Brackets de oro

Los brackets de este material ofrecen una excelente durabilidad y una resistencia magnífica a todo tipo de usos. Su funcionamiento es como los brackets metálicos y los resultados después del tratamiento siempre son muy buenos.

Según la manera de instalarse en la boca del paciente podemos encontrar estos brackets:

 

Brackets autoligables

Estos brackets disponen de un alambre movible que sujeta el arco. Mediante unos clips el arco dental queda fijado a los brackets y no se necesitan ligaduras ni gomas elásticas que, con el paso de las semanas, van perdiendo fuerza y dejan de ser eficaces para la alineación dental.

Brackets de adhesión

Estos brackets se adhieren a la superficie de los dientes con una resina especial que hace que su fijación sea perfecta. El proceso de colocación en el esmalte tiene muchas variantes, empezando por los materiales de adhesión utilizados y también si es una adhesión directa o indirecta. En cualquier caso, los resultados de esta técnica son también muy buenos.

Brackets linguales

Son quizá los brackets más revolucionarios del mercado ya que se colocan en la parte interna de los dientes y pasan totalmente desapercibidos, incluso en las distancias más cortas. También son los más caros por los materiales que se utilizan en su fabricación y están recomendados a personas que necesitan una estética dental impecable.

Ortodoncia invisible

La marca invisalign fabrica férulas transparentes que mejoran la estética de los pacientes, de ahí que lo llamen ortodoncia invisible. Además, sus férulas son removibles y el paciente se las puede quitar para comer o cepillarse los dientes. Proporcionan un gran confort al paciente.

¿Cómo elegir los mejores brackets?

El ortodoncista será el encargado de, una vez examinado el paciente, ofrecer una serie de alternativas para elegir los brackets más adecuados atendiendo al problema a resolver y al presupuesto de que dispone la persona. Otros aspectos como el estético también pueden ser importantes para el paciente, ya sea por su profesión o porque quiere preservar su imagen durante el tratamiento. En ese caso, el profesional le recomendará los brackets que mejores resultados pueden dar al paciente. 

Dependiendo de todos estos factores y según la edad del paciente, podemos hacer una aproximación a los brackets que podrían recomendar los ortodoncistas, aunque, evidentemente, esta clasificación puede variar según cada caso:

Para niños hasta doce años: los brackets metálicos y los brackets removibles

A partir de los 12 años: brackets convencionales o de colores

Adultos: para adultos cualquier tipo de bracket puede ser una buena opción si el ortodoncista le da luz verde. Todo dependerá de sus necesidades estéticas y el presupuesto disponible.

 

Como siempre, nuestro consejo es que acuda a su clínica de confianza como nuestra clínica dental de Madrid, donde disponemos de los profesionales más experimentados y cualificados y la última tecnología para aplicar cualquier tipo de tratamiento de ortodoncia. Nuestros ortodoncistas le aconsejarán los brackets que mejor encajan con sus necesidades para conseguir una sonrisa perfecta. Pida cita con nosotros. Estamos a su disposición para lo que desee.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Conseguir unos dientes perfectos

En la actualidad, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de cualquier persona. La innovación tecnológica y las nuevas técnicas de estética dental como el blanqueador dental o las carillas dentales son más eficaces y más asequibles a todos los bolsillos. Está comprobado que si se quiere disponer de una sonrisa perfecta es indispensable tener también una buena salud bucodental. Además, sonreír sin ningún complejo aumenta la autoestima de la persona y le permite sentirse mucho más seguro de sí mismo en su día a día.

La sonrisa es nuestra carta de presentación en la vida social de cualquier persona y por eso merece la mejor de las atenciones. Para conseguir una buena sonrisa, en primer lugar la dentadura debe estar libre de enfermedades bucodentales y en segundo lugar debe tener la mejor estética posible, de ahí que los especialistas evalúen previamente la salud bucodental del paciente y recomienden algún tratamiento para corregir las afecciones detectadas. Por ejemplo, un tratamiento de ortodoncia para alinear las piezas dentales suele realizarse previamente al blanqueador de dientes.

¿Cómo se consigue una dentadura perfecta?

Dentro de la estética dental, cada persona tiene un ideal de cómo serían sus dientes perfectos, ya que la subjetividad en este aspecto es el elemento predominante. Sin embargo, sí que hay unas directrices que se aplican de manera recurrente en estética dental para conseguir unos dientes prácticamente perfectos.

En primer lugar, como hemos dicho, la salud debe prevalecer para conseguir unos dientes relucientes. Por eso el paciente debe tener en cuenta que la higiene bucal diaria y las revisiones periódicas en su clínica dental son muy importantes para conservar una dentadura en unas condiciones estéticas óptimas, pero hay otros aspectos que van a marcar claramente unos dientes bellos de otros que no lo son tanto. Vamos a verlos:

El color de los dientes

Sin duda es un aspecto muy importante para determinar si una sonrisa es bonita o no. Con el paso del tiempo, la dentadura va perdiendo su color blanco original, ya sea por una higiene oral deficiente, por hábitos perjudiciales (tabaco, alcohol, café, etc), ingesta de medicamentos agresivos o una dieta poco recomendable. El especialista le dará las pautas más saludables en su día a día para recuperar el tono adecuado para su dentadura.

Mantener una encías en perfecto estado

No solo los dientes marcan una sonrisa perfecta, también las encías son importantes para mostrar una dentadura hermosa. Por eso las encías deben tener un aspecto perfecto, sin ningún indicio de enfermedad periodontal, como gingivitis o periodontitis, retracción de encías o cualquier otra afección que afecte a la estética dental. Normalmente, para tener una sonrisa perfecta, solo debe mostrarse 2mm de encías y la línea de los dientes incisivos debe estar a la misma altura que la de los dientes caninos. En el caso de los dientes incisivos laterales, su línea debe ser un poco más baja.

 

Alineación dental perfecta

La alineación dental es otro aspecto indispensable para tener unos dientes perfectos. De ahí que el apiñamiento dental, espacio interdental o cualquier otro tipo de irregularidad de los dientes debe ser corregida con el tratamiento indicado. Una vez que los dientes tienen la alineación adecuada, embellecerlos es mucho más fácil.

Dientes de la misma forma y tamaño

Es otro defecto que resulta imprescindible corregir para lograr la mejor sonrisa. Muchas personas tienen los dientes más visibles con diferente tamaño o forma y afean mucho la sonrisa. Por tanto, antes de someterse a cualquier tratamiento de estética es necesario conseguir la mejor simetría posible en la dentadura de la persona.

 

¿Cómo diseñar la mejor sonrisa?

Lo más importante es entender que la mejor sonrisa para cada persona debe ser totalmente personalizada, ya que los dientes, labios, encías y los rasgos faciales de cada individuo son únicos y todo debe funcionar en armonía y belleza.

Los profesionales de una clínica deben trabajar en equipo y aportar su conocimiento en las distintas disciplinas para conseguir esa armonía aplicando los tratamientos necesarios, no solo estéticos. Con este objetivo, llevarán a cabo un estudio exhaustivo previo de la dentadura del paciente y así tomar las mejores decisiones en base a los posibles problemas que tenga.

Tratamientos que se utilizan para conseguir dientes perfectos

Estos son los principales tratamientos que se utilizan en las clínicas dentales para conseguir el objetivo final que no es otro que conseguir la mejor sonrisa del paciente:

Tratamiento de ortodoncia

Conseguir una alineación perfecta es el paso principal antes de lograr unos dientes blancos y bellos. El ortodoncista recomendará el mejor tratamiento, ya sean brackets tradicionales, la llamada ortodoncia invisible (Invisalign), ortodoncia lingual, etc. La tecnología es la gran aliada en estos tratamientos que están pensados para que el paciente disfrute del máximo confort durante el proceso y cuidando de su estética.

 

Gingivectomía

Junto a la ortodoncia, este procedimiento es muy importante para que las encías y los dientes proporcionen la armonía perfecta a la hora de sonreír. Con la gingivectomía se procede a un pequeño recorte en la encía si hay un exceso de la misma, o también para modificar su forma y aumentar la estética dental. Es una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza con anestesia local y los resultados son excelentes, logrando una sonrisa prácticamente perfecta.

 

Blanqueamiento dental

 

Es el tratamiento estético que más demandan los pacientes y se utiliza para conseguir la tonalidad perfecta para cada dentadura. El procedimiento es muy sencillo y se puede realizar en la clínica o en el domicilio del paciente. Mediante unas férulas que contienen un agente blanqueador y que se aplican directamente sobre los dientes, se consigue una importante mejora en la tonalidad de la dentadura. Los resultados son realmente sorprendentes y los pacientes quedan encantados con su nueva sonrisa. 

 

Carillas dentales

 

Es otro procedimiento estético muy demandado en nuestra clínica, ya que supone un tratamiento muy sencillo y con resultados estéticos excelentes. Se pueden utilizar carillas de porcelana, de composite, de disilicato de Litio o carillas Lumineers. El objetivo de todas ellas es reparar cualquier tipo de daño estético de la cara visible de los dientes. Las finísimas láminas, totalmente personalizadas en color y forma, se adhieren a los dientes y corrigen al instante cualquier irregularidad de forma o tamaño al instante.

 

Hoy en día, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de todo el mundo, pero nuestro consejo es que acuda a su clínica de confianza. En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los materiales y técnicas más avanzadas para que pueda disfrutar de la sonrisa soñada. Contacte con nosotros y disfrute de una dentadura perfecta. Queremos verle sonreír.

 

 

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

¿Brackets o Invisalign?

Acuden muchos pacientes a nuestra consulta de dentista en Madrid preguntándonos por las ventajas e inconvenientes de utilizar brackets tradicionales o la ortodoncia invisible, también llamada Invisalign. En los tratamientos de ortodoncia es el especialista el que, después de examinar la salud bucodental del paciente con los últimos medios tecnológicos disponibles, recomendará uno u otro sistema para alinear perfectamente los dientes del paciente.

Tanto los brackets de siempre, como Invisalign, son perfectamente eficaces para cumplir con su cometido. En el caso de los brackets, aunque es un procedimiento con una larga trayectoria dentro de la disciplina, siguen siendo un sistema de alineación dental imprescindible en cualquier clínica dental y el tratamiento más recomendable para una gran variedad de pacientes. 

Invisalign aporta numerosas comodidades en el día a día del paciente y sus férulas transparentes suponen un avance tecnológico extraordinario. Vamos a ver con más detalle las ventajas de estos dos tratamientos de ortodoncia.

Principales ventajas y desventajas de los brackets tradicionales

Este sistema fue pionero a nivel mundial en ortodoncia y se puede modificar sobre la marcha si sucede cualquier complicación durante el tratamiento. La principal ventaja de este sistema es que la fricción de los brackets con el arco es muy pequeña y los tiempos se reducen de manera considerable.

Otra ventaja es que los brackets son fijos, es decir que el paciente no puede quitárselos. De esta forma, se consiguen resultados muy predecibles y se puede calcular el tiempo del tratamiento con mucha precisión, ya que no depende de que el paciente utilice los aparatos como en el caso de Invisalign.

Por otro lado, se trata de un tratamiento con una calidad-precio muy alta, el más económico, pero también el que garantiza una alineación perfecta de los dientes. Actualmente, la tecnología ha mejorado mucho los materiales y el funcionamiento de los brackets, de tal forma que no causan tantas molestias al paciente como ocurría antiguamente, de ahí que sigue siendo el tratamiento más elegido por los pacientes.

Entre las desventajas de este sistema podemos destacar que en las primeras semanas el paciente puede sufrir algún tipo de herida o llaga en la boca por el roce de los brackets en los tejidos blandos. A pesar de que los brackets actuales han corregido mucho este aspecto, los primeros días es inevitable algún roce del aparato en la parte interna de las mejillas, labios o encías, cuando se come, al hablar o sonreír. Con el paso de los días, el paciente aprenderá a mover la boca de tal forma que los brackets no le provoquen ningún roce.

Principales ventajas y desventajas de Invisalign

El sistema Invisalign sin duda supone una de las más importantes innovaciones tecnológicas de los últimos tiempos en ortodoncia. En primer lugar porque, tanto el paciente como el profesional, pueden prever el resultado final mediante un software específico que muestra la evolución del tratamiento en 3D. 

De esta forma, el paciente sabrá qué aspecto tendrá su sonrisa después de llevar las férulas durante los meses que dictamine el profesional y el tratamiento será mucho más preciso que con otros sistemas de ortodoncia tradicionales.

Las férulas son totalmente transparentes, lo que supone un importante avance a nivel estético, ya que pasan prácticamente desapercibidas a media y larga distancia. Se fabrican a medida y deben ser sustituidas según las valoraciones del ortodoncista.

Por otro lado, las férulas no son fijas, es decir, que se pueden quitar para comer y para la higiene bucodental diaria. Este aspecto es importante para proporcionar mayor confort al paciente en su día a día, aunque es cierto que puede retrasar un poco el tratamiento. 

Cada dos o tres semanas el paciente tendrá que cambiar los alineadores, aunque no tendrá que visitar la clínica porque el ortodoncista le habrá entregado el kit de férulas para que pueda sustituirlas en su propio domicilio.

Otra ventaja importante respecto a los brackets tradicionales es que los alineadores Invisalign son completamente indoloros, es decir, que no producen ningún tipo de herida en la boca del paciente, ya que no son de alambre, ni tiene ninguna esquina que pueda rozar en los tejidos blandos.

Entre las desventajas de Invisalign podemos decir que el hecho de que sus férulas sean removibles supone que la finalización del tratamiento depende casi exclusivamente de que el paciente lleve puestos los alineadores el mayor tiempo posible. Algunos pacientes son disciplinados y lo llevan prácticamente las 24 horas del día, sin embargo otros, normalmente los más jóvenes, se los quitan con mucha frecuencia y el tratamiento tiende a alargarse más de lo necesario. Cuando el alineador no está en la boca los dientes no pueden hacer los movimientos necesarios para conseguir la alineación que se está buscando.

En el caso de los pacientes con bruxismo, el sistema Invisalign no está recomendado, ya que al apretar los dientes con fuerza se pueden dañar las férulas y el tratamiento deja de ser eficaz. En estos casos los brackets tradicionales pueden ser la opción más adecuada, aunque será el ortodoncista el que decida el mejor sistema para cada paciente según los problemas bucodentales que presente.

Quizá la última desventaja de la ortodoncia invisible es su precio. El hecho de disponer de una tecnología avanzada y que el tratamiento sea totalmente personalizado encarece el tratamiento y muchos pacientes no pueden asumir el coste. En estos casos, los brackets convencionales son los más indicados para obtener unos resultados excelentes con un coste menor.

¿Qué tratamiento elegir?

Como hemos visto, la principal diferencia entre el tratamiento Invisalign y el de brackets tradicionales es que el primero ofrece mayor confort y bienestar al paciente durante el tratamiento, tanto a nivel de estética dental como por la posibilidad de retirar las férulas en momentos concretos. Sin embargo, la eficacia de ambos tratamientos es igual de alta y los resultados finales son prácticamente idénticos.

Por tanto, a la hora de elegir el tratamiento de ortodoncia van a influir distintos factores, como puede ser el precio, el problema bucodental que presenta el paciente o el tipo de vida que lleva. No es lo mismo alguien con una profesión donde tenga que interactuar con muchas personas (en este caso sería más recomendable que eligiera el tratamiento Invisalign), que alguien que lleva una vida más sedentaria y no le importa su estética durante la ortodoncia (en este caso los brackets tradicionales pueden ser la opción más adecuada).

En nuestra clínica dental de Madrid, si necesita un dentista de urgencia, estamos a su disposición. Contacte con nosotros para resolver cualquier duda sobre el tratamiento de ortodoncia que necesita. 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Gingivectomía, ¿en qué casos es necesaria?

La gingivectomía está muy relacionada con afecciones como la gingivitis, la periodontitis, o incluso con la pulpitis y consiste en un tipo de cirugía que extirpa el tejido gingival por diferentes razones, entre ellas, la formación de bolsas periodontales. Estas bolsas se forman entre el diente y la encía por la acumulación de placa bacteriana y es imprescindible eliminarlas para evitar la destrucción de los huesos de la mandíbula. Mediante una gingivectomía se lleva a cabo esta eliminación para devolver la salud al tejido gingival.

También se puede hacer por motivos estéticos, por ejemplo para reducir el tamaño de una encía. En este sentido se combina con otro procedimiento que es la gingivoplastia, que remodela el borde de las encías para mejorar la estética y el contorno de los dientes.

Hay que tener en cuenta que la gingivectomía no siempre es una buena solución, porque si el paciente tiene poco tejido gingival y las bolsas periodontales han aumentado de tamaño, la intervención puede suponer un inconveniente importante. El periodoncista examinará  de manera exhaustiva al paciente y decidirá el mejor tratamiento para resolver el problema presentado.

¿Cómo se lleva a cabo una gingivectomía?

Es una intervención sencilla con anestesia local y normalmente sin complicaciones. Estas, con nulas consecuencias para el paciente, pueden suceder durante el transcurso de la cirugía por el normal desarrollo de la intervención, como hemorragias o pequeñas heridas en las encías, y otras, en el postoperatorio, como posibles infecciones que se tratarían inmediatamente con antibióticos.

La gingivectomía se realiza con un bisturí eléctrico para conseguir la máxima precisión y un sangrado mínimo en las encías. El procedimiento es indoloro debido a la anestesia local aplicada y consigue algo a tener muy en cuenta, es decir, evitar que la encía retorne a la posición anterior a la intervención.

En cuanto a los puntos de sutura utilizados son muy sutiles y se retirarán después de una semana. El periodoncista puede considerar que es necesario no solo el recontorneado de la encía, sino también del hueso, si cree que la encía puede volver a su posición anterior. Con un recorte de 2 milímetros se conseguirán unos resultados permanentes.

¿Para qué se hace la gingivectomía?

Está especialmente indicada para tratar la enfermedad periodontal con pacientes que tienen bolsas periodontales de más de 3 mm de profundidad y disponen de un tejido gingival con unas dimensiones mínimas. También se utiliza cuando hay pérdida ósea y en tratamientos estéticos donde es preciso eliminar una parte de la encía para asegurar un resultado final óptimo.

La gingivectomía se aplica también para tratar distintas patologías relacionadas con las encías como pueden ser la hiperplasia, la fibrosis, el crecimiento de la encía por la ingesta de medicamentos, bolsas periodontales de difícil acceso o para un mejor acceso en tratamientos de restauración dental.

Gingivectomía en tratamientos de estética dental

Cuando algunas personas sonríen pueden mostrar encías que difieren en tamaño y resultan antiestéticas. Los dientes parecen más pequeños y las encías más grandes. En estos casos, se utiliza la gingivectomía, para reducir el tejido gingival que rodea el diente y conseguir una sonrisa perfecta.

Mediante ese pequeño recorte que se realiza alrededor de los dientes, se consiguen unas proporciones más estéticas entre el diente y la encía y el efecto de la sonrisa es más natural, con los dientes más largos y grandes y con una forma menos cuadriculada. Lo más importante sobre la gingivectomía con fines estéticos es que se realiza de manera rápida, indolora y perfectamente previsible, con resultados excelentes y sobre todo visibles desde el primer momento.

Casos en los que se lleva a cabo la gingivectomía estética

La gingivectomía se lleva a cabo cuando la encía ha crecido de manera desproporcionada debido a los siguientes supuestos:

Crecimiento mediante erupción pasiva alterada

Este trastorno se da cuando los dientes crecen de manera natural. Normalmente, este proceso termina cuando el paciente cumple los 16 años. Es aquí cuando la erupción de los dientes provoca que las encías no se retiren la distancia suficiente y cubren una buena parte del esmalte dental.

Cuando el maxilar superior crece demasiado

El crecimiento alterado de los huesos maxilares es otro de los motivos de que las encías ocupen espacios dentales. Suele ir acompañada por erupciones pasivas alteradas de menor consideración. Como hemos dicho, la gingivectomía consigue equilibrar el tejido gingival y ofrecer una sonrisa con proporciones más armónicas y mucho más estéticas.

Sin embargo, hay veces que la gingivectomía no es suficiente y es preciso recurrir a otro tipo de intervención quirúrgica como es la cirugía ortognática. Esta se utiliza en los casos que hay un crecimiento óseo mucho mayor de lo normal y la encía también crece de manera desmesurada. Mediante este tipo de cirugía, el cirujano maxilofacial reduce el hueso para que la encía también retroceda.

Este tipo de cirugía se suele combinar con la ortodoncia para que los dientes se alineen en la posición correcta. Cuando el maxilar superior ha crecido demasiado, los dientes superiores también están más adelantados de la normal y gracias a la ortodoncia se consigue un posicionamiento perfecto de todas las piezas dentales superiores.

Bruxismo

Los pacientes con bruxismo tienen a apretar con fuerza los dientes produciendo un desgaste importante en el esmalte. Si esta afección continua en el tiempo, los dientes terminan erosionándose y reduciendo su tamaño. De esta forma, la encía gana terreno al diente. Además, los dientes de la arcada superior tienden a buscar los de la arcada inferior y, como los dientes superiores son de menor tamaño, tienden a una erupción que atrae consigo el tejido gingival. En estos casos de desgaste importante de los dientes, es necesario utilizar carillas dentales o coronas para cubrir las piezas.

Postoperatorio de la gingivectomía

Pasado un día de la intervención, el paciente puede cepillarse los dientes con un cepillo específico que le ayudará a disolver el coágulo de sangre que se forma en el margen gingival. Aunque pueda parecer doloroso, las pequeñas molestias que tiene el paciente se alivian con un analgésico, por tanto, en absoluto estamos hablando de un postoperatorio complejo. En menos de una semana, el paciente notará cómo la inflamación de las encías desaparece y en dos semanas, o incluso menos, las encías se habrán recuperado totalmente de la intervención.

En nuestra clínica dental de Argüelles contamos con los mejores expertos en periodoncia capaces de realizar gingivectomías en todo tipo de casos, ya sea por patologías o por tratamientos estéticos. Contacte con nosotros para resolver cualquier duda o consulta y no dude en contar con nosotros para solucionar cualquier problema de salud bucodental. Somos su clínica de confianza.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Las mejores soluciones para enderezar tus dientes

La ortodoncia es la disciplina odontológica que se encarga de la perfecta alineación de los dientes y es uno de los tratamientos más demandados por los pacientes en las clínicas dentales. En la actualidad si una persona tiene los dientes torcidos, superpuestos o con algún tipo de alineación irregular, se puede solucionar con precisión y, lo que es más importante, prácticamente sin ninguna molestia por parte del paciente.

La odontología moderna ha desarrollado multitud de procedimientos para adecuarse a las necesidades del paciente como la ortodoncia lingual o la llamada ortodoncia invisible Invisalign. Los especialistas también cuentan con la última tecnología en el material que utilizan en sus tratamientos como el escáner para ortodoncias I-Tero.

Tratamientos estéticos para lograr la sonrisa perfecta

 

Contorneado dental

Mediante fresas de diamante fino se puede contornear los dientes para darles la forma deseada. Es un procedimiento indoloro y muy sencillo que repara la estética dental. Su duración es de una hora aproximadamente. Para mantener el contorneado tan solo hay que cepillarse los dientes de manera correcta y utilizar hilo dental a diario.

Adhesión dental

Utiliza un material como la resina compuesta para reconstruir la cara anterior y posterior de los dientes y así lograr el alineamiento con los dientes adyacentes. Su duración es de una o dos horas por cada pieza. El mantenimiento es un poco más estricto, ya que se requieren entre tres y cuatro limpiezas profesionales al año.

Carillas de porcelana

Suponen una alternativa real para evitar la ortodoncia en dientes torcidos o superpuestos. Su duración es de dos visitas a la clínica de entre 1 a 4 horas cada una. En función del mantenimiento, los resultados pueden durar entre 5 y 12 años. Los especialistas recomiendan de 3 a 4 limpiezas profesionales al año y realizar tratamiento con flúor cada año.

Coronas

Posiblemente es la mejor alternativa con dientes que sobresalen, retraídos o dañados. La duración del tratamiento requiere un mínimo de dos visitas de 1 a 4 horas cada una para reparar cuatro piezas dentales. Su vida útil está entre 5 y 15 años dependiendo del mantenimiento del paciente. Se debe evitar el hielo y masticar alimentos demasiado duros, además de realizar tratamientos con flúor todos los años.

Ortodoncias

Es el tratamiento más adecuado cuando se quieren conservar los dientes naturales y corregir su alineación. Hay muchas técnicas según el problema a corregir como los brackets tradicionales, los brackets de porcelana, brackets linguales o alineadores transparentes (Invisalign). Dependiendo del caso y el procedimiento utilizado, el tratamiento suele durar de 6 a 30 meses y los resultados son muy satisfactorios. Durante el tratamiento es necesario acudir a la clínica cada tres o cuatro semanas para comprobar el ajuste de los brackets o los alineadores.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los medios técnicos más avanzados tecnológicamente para ofrecerle el mejor servicio en ortodoncia. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. Le esperamos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La logopedia aplicada a la odontología infantil

Ortodoncia y logopedia unidos por la salud bucodental

La logopedia es la disciplina clínica que se ocupa de los problemas del habla, el lenguaje, la voz y la deglución. Su ámbito de actuación va desde la prevención y evaluación integral, pasando por el diagnóstico y el tratamiento de las alteraciones en el lenguaje oral y/o escrito, hasta llegar al habla, la audición, la voz y la deglución.

En nuestra clínica dental, el ortodoncista trabaja estrechamente con el logopeda ya que pueden producirse alteraciones en cuanto a masticación, respiración o deglución que afectan a la oclusión dentaria o a la posición de las piezas dentales. De esta manera, con la aplicación de las técnicas y tratamientos de ambos especialistas, los resultados finales suelen ser excelentes para el paciente.

Algunas funciones que trabaja el logopeda pueden interferir en el trabajo del ortodoncista, de igual forma que los cambios producidos en el arco dental pueden influir en el desempeño del trabajo del logopeda. Para equilibrar ambos trabajos es preciso supervisar el funcionamiento óptimo de los músculos faciales, las arcadas dentarias y el equilibrio vestibular y lingual.

Es el especialista odontológico quien debe asegurarse que el paciente no padece algún tipo de afección bucodental como puede ser el bruxismo, briquismo, mejillas mordidas, cambios posturales, masticación unilateral, proyección de la lengua en la deglución y el habla, respiración oral, posicionamiento inadecuado de la lengua en reposo cuando presionan los dientes o el uso por parte del niño de chupete, biberón o el hábito de chuparse el dedo.

En una disciplina como la ortodoncia, las piezas dentales se mantienen equilibradas mediante la acción de las fuerzas de represión interna y externa, por lo que es esencial ajustar correctamente todos los elementos principales para evitar volver a corregir defectos dentales anteriores. Es aquí donde ortodoncia y logopedia se unen para construir un tratamiento rápido y eficaz adaptado a cada paciente.

Normalmente se intenta un equilibrio de los músculos faciales a través de ejercicios para labios, lengua y estructuras orales y faciales. También se dan recomendaciones para eliminar de manera gradual los hábitos nocivos que pueden afectar al habla, modificar posturas incorrectas y ajustar con precisión las funciones de respiración, masticación y deglución.

Clínicas con un buen ortodoncista y logopeda

Los padres muchas veces no son conscientes de la importancia de trabajar con un buen logopeda en el desarrollo de sus hijos. Estas son algunas señales de alerta que los padres pueden observar en sus hijos para comenzar un tratamiento de logopedia:

  • Si el niño no articula correctamente las palabras a partir de los tres años. Ya sea por omisión o por sustitución de sonidos.
  • Si el niño tartamudea entre los 5 y 6 años.
  • Si no se comprende bien lo que dice el niño a partir de 2 años.
  • Si respira por la boca.
  • Si tiene dificultad en la masticación y deglución de alimentos.
  • Si presenta episodios de afonía repetidos.
  • Si ha tenido una pérdida de audición que le repercuta en el lenguaje.

Es de vital importancia detectar con rapidez cualquier problema que el niño tenga en el lenguaje oral o escrito para que los padres puedan contactar con un logopeda. Si se ha sometido a algún tratamiento de ortodoncia en alguna clínica dental de calidad y con un buen servicio a sus pacientes, es muy probable que colaboren con logopedas de confianza para corregir las pequeñas anomalías o afecciones que el niño pueda tener con el habla una vez terminado el tratamiento bucodental.

En estos casos, gracias a la actuación del ortodoncista y el logopeda conjuntamente, se mejora notablemente las capacidades de recuperación del lenguaje y el niño recupera sus aptitudes de comunicación con rapidez. De ahí la importancia de acudir a clínicas dentales de confianza y que velan siempre por la salud y la calidad de los tratamientos para sus pacientes, como es el caso de nuestra clínica dental de Madrid, donde siempre velamos por su salud bucodental.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El mejor ortodoncista de Madrid

La evolución de la ortodoncia como especialidad

La ortodoncia es una de las especialidades que más ha avanzado en los últimos años, no solo por el desarrollo tecnológico de los materiales y aparatos utilizados en la disciplina, sino también por la cualificación de los profesionales y la colaboración de las distintas especialidades para conseguir unos resultados óptimos a nivel integral en la salud bucodental del paciente. El especialista en ortodoncia debe trabajar en estrecha colaboración con el implantólogo y otros profesionales de la odontología para obtener los mejores resultados. El objetivo es diseñar tratamientos conservadores, no invasivos, con una efectividad contrastada por los mejores especialistas.

Si lo que queremos es recuperar estructuras dentales deterioradas conservando, en la medida de lo posible, las piezas originales, es imprescindible confiar en el mejor ortodoncista de Madrid para llevar a cabo los tratamientos necesarios. Por ello, contar con una clínica dental de confianza es lo más importante para estar seguro que se está en buenas manos para solucionar cualquier problema importante.

Una de las innovaciones más ampliamente aceptada en el campo de la ortodoncia es la llamada ortodoncia invisible que ha revolucionado la ortodoncia tradicional basada en brackets molestos y tratamientos más largos. Con Invisalign, la ortodoncia invisible, los alineadores utilizados pasan totalmente inadvertidos y son removibles, es decir, que pueden quitarse cuando sea necesario para la higiene dental o para comer, por ejemplo.

El paciente debe visitar regularmente al ortodoncista para comprobar la evolución del tratamiento y para cambiar los alineadores cuando él lo considera necesario. En las semanas que dura el tratamiento, el paciente tiene unas molestias mínimas y casi sin darse cuenta, sus dientes se alinean de manera correcta. Se trata de una de las técnicas de ortodoncia más recomendadas por los especialistas  y que más satisfacción provoca en los pacientes.

Los odontólogos sabemos la importancia de la estética dental y de poder disponer de unos dientes sanos y bonitos para poder tener una vida social plena. La mayoría de los defectos bucales pueden corregirse con la utilización de nuevas técnicas, materiales y aparatos que cada vez más, van perfeccionando todos los tratamientos que se diseñan en la rama de la ortodoncia. Por ejemplo, el hecho de tomar impresiones de la dentadura del paciente, hace años era impensable, pero ahora con un escáner, en pocos segundos tenemos una fotografía de los dientes del paciente para fabricar los alineadores de una manera perfecta. No hay sitio para el error.

Otra innovación importante para el paciente es poder ver en pantalla, mediante una aplicación informática, la evolución del tratamiento antes de comenzar con él. De esta forma, el paciente sabrá cómo quedará su dentadura después de colocarse los alineadores y sabrá exactamente todos los pasos que tendrá que dar hasta conseguir los resultados finales.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (9 votos, promedio: 3,78 de 5)
Cargando…

La ortodoncia multidisciplinar en una clínica dental

Recientemente se celebró un curso muy interesante sobre ortodoncia multidisciplinar en Pamplona, al que asistió nuestro especialista el doctor José Ramón González-Baquero Alonso. Sin duda el trabajo en equipo es uno de los factores clave en una clínica para que su funcionamiento sea óptimo. Gracias a los equipos multidisciplinares, la odontología, y más en concreto la ortodoncia, han avanzado mucho en las últimas décadas.

También han avanzado las tendencias de la población. El cuidado personal y la búsqueda de modos de vida más saludables ha llevado a la gente a la búsqueda de tratamientos dentales orientados a tener una boca sana y a la vez atractiva, ya que el cuidado de la imagen ha pasado a ser algo que preocupa especialmente a un alto porcentaje de personas. Los odontólogos queremos estar a la altura de estas necesidades y ofrecer las soluciones que demandan nuestros pacientes con total garantía y los mejores resultados.

La aparición de los implantes y microimplantes han revolucionado los tratamientos de las clínicas dentales. La innovación tecnológica y el mayor conocimiento de la biología ósea han conseguido que se puedan llevar a cabo tratamientos orientados a la conservación de las piezas dentales, ya que en lugar de extraer los dientes se pueden mover. Cuando el especialista coloca primero los implantes dentales y después la ortodoncia, las posibilidades de corrección aumentan exponencialmente.

La capacidad de hacer un trabajo multidisciplinar en la actualidad tiene sin duda grandes ventajas para los pacientes, ya que se pueden diseñar tratamientos  más conservadores, mínimamente invasivos y con una efectividad contrastada. El objetivo de este curso sobre ortodoncia multidisciplinar al que nos hemos referido, es el de recuperar estructuras dentales deterioradas conservando las piezas originales en la medida de lo posible y tratando de que el paciente sufra las menores molestias posibles.

La capacidad de diagnóstico y diseño de tratamientos, así como la mejora de las técnicas utilizadas en cada uno de ellos, han sido los puntos más importantes que se han dado en el curso y que el doctor José Ramón González-Baquero Alonso ha adquirido para mejorar el cuidado de los pacientes y aumentar, aún más si cabe, sus competencias como ortodoncista.

Todos los miembros del equipo de la clínica dental González-Baquero, asiste regularmente a cursos, congresos, conferencias y cualquier tipo de acto que suponga una suma de conocimientos y habilidades a las que ya atesoran, con el objetivo de mejorar nuestro servicio al paciente y los resultados de los tratamientos.

Nuestro esfuerzo por mejorar está ampliamente recompensado, ya que por nuestra experiencia, sabemos que nuestros pacientes son los primeros beneficiados. No sólo porque sus tratamientos son menos invasivos, sino porque notamos su mejoría con más rapidez y los resultados finales siempre son excelentes.

Si desean hacer cualquier consulta sobre cualquier problema bucodental estamos a su entera disposición en nuestra clínica dental de Madrid. Le recibiremos con la mejor de las sonrisas.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo comenzó a practicarse la ortodoncia

  • odontofobia que es y como superarla

La ortodoncia es una de las especialidades de la odontología más antigua y la que quizá más veces se ha practicado. Es la que se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las anomalías en relación con las estructuras dentomaxilofaciales, con el objetivo de corregir cualquier tipo de alteración y así mantener una óptima salud bucodental.  

La funcionalidad de los dientes y, por qué no decirlo, la estética dental, han sido una preocupación para la humanidad desde tiempos remotos. En los yacimientos arqueológicos se han encontrado restos que nos indican la presencia de tratamientos dentales rudimentarios para recolocar los dientes afectados. Se cree que el primer tratamiento ortodóntico de la historia lo hizo Celso en el siglo I dC ya que ha llegado hasta nosotros una obra suya sobre medicina en la que menciona algún tipo de técnica como por ejemplo la extracción de los dientes de leche en niños cuando erupcionan las piezas definitivas y no se han caído aquellos.

Plinio “el anciano”, también en el siglo I dC aconsejaba en su obra “Historia Natural” limar los dientes dientes demasiado largos para alinearlos con los demás. Sin embargo hasta el siglo XVII no se desarrolló la ortodoncia utilizando los avances tecnológicos de la época. Fue el odontólogo Pierre Fauchard en Francia, el primero que intentó enderezar los dientes utilizando distintos hilos de oro, seda y bandas de plata. Lo dejó escrito en su libro “Tratamiento de las irregularidades dentarias”. Además creó un aparato llamado “La bandelette”, en el que están basados los utensilios que utilizamos en la actualidad los ortodoncistas.

A principios del siglo XIX el inglés Joseph Fox publica el libro “Historia natural y enfermedad de los dientes humanos”, donde hace una clasificación de los distintos tipos de maloclusión. También muestra un aparato para corregir la mordida cruzada anterior y habla de las cubetas para tomar impresiones y de la aparatología removible. Es aquí cuando comienza a desarrollarse la ortodoncia como ciencia, ya que no había médicos especializados en esta disciplina. Sólo lo practicaban los barberos, sin ningún tipo de cualificación al respecto.

Poco a poco la ortodoncia evolucionó hasta nuestros días, aunque el desarrollo tecnológico actual continúa dándonos sorpresas y cada vez se desarrolla la técnica de una manera más precisa y eficiente. En la clínica dental de Argüelles conocemos los últimos avances para que nuestros pacientes se beneficien de ellos y podamos aportar lo mejor de nosotros mismos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…