odontología

Beneficios del flúor en los dientes

  • beneficios-fluor-en-dientes

Los beneficios del flúor para los dientes están fuera de duda en la salud bucodental ya que contiene una composición que protege el esmalte contra la proliferación de bacterias y además permite una remineralización del mismo. Sin embargo, hay que tener precaución con este compuesto, ya que un exceso de flúor puede derivar en la aparición de manchas en los dientes.

 

Sin duda es en la etapa infantil donde el flúor es más necesario porque la dentición provisional, los llamados dientes de leche, están en plena formación y necesitan del flúor para protegerse mejor. Normalmente, en esta etapa el flúor dental se puede ingerir hasta que el niño ya puede utilizar una pasta dentífrica adecuada para su edad.

 

En la edad adulta, el flúor dental sigue siendo importante para evitar la aparición de caries y también para eliminar la sensibilidad dental en las enfermedades periodontales. Se suelen utilizar pastas o geles fluorados, colutorios o aplicación tópica en la clínica dental. Este es un tratamiento dental muy utilizado en las clínicas para la remineralización del esmalte y la prevención de la caries dental.

 

¿Por qué es tan importante el flúor para los dientes?

 

Está demostrado que el flúor puede llegar a reducir en más del 50% la aparición de caries, pero también es beneficioso por otros aspectos como estos:

 

  • Beneficia la alineación dental
  • Influye en una buena formación de los dientes
  • Aporta beneficios antes de la erupción dental
  • Disminuye la gravedad de la periodontitis

 

Como vemos, el flúor es muy beneficioso para la salud bucal. Tan solo en el caso de una exposición o ingesta excesiva de flúor el esmalte se puede ver afectado de manera negativa. Es lo que se conoce como “esmalte moteado”. Sin embargo, si el odontopediatra controla desde el principio la cantidad de flúor que necesita el niño y se mantiene durante la primera infancia, la protección que ofrece a los dientes provisionales, y más tarde a los definitivos, es muy importante.

 

Aplicación del flúor en odontología

 

El flúor se puede administrar por diferentes vías. Vamos a verlas:

 

Vía sistémica

 

El flúor se ingiere y llega a todos los rincones del cuerpo mediante la sangre. Esta vía es beneficiosa en la fase de mineralización y en la postmineralización de los dientes. Esta opción aporta dosis continuas y reducidas de flúor, de esta forma se minimiza el riesgo de toxicidad que es casi nulo.

 

Vía tópica

 

Se aplica el flúor de manera directa sobre la superficie de los dientes. Se puede utilizar desde la erupción de los primeros dientes y durante el resto de la vida, haciendo especial hincapié en los períodos de mayor riesgo de caries como la infancia, la adolescencia, personas embarazadas o con diabetes.

 

En el caso de la vía sistémica, para asegurar un consumo adecuado de flúor, se puede utilizar el procedimiento de la fluoración del agua potable en redes de abastecimiento colectivas. Es una manera de controlar la cantidad de flúor óptima que se ingiere de manera continuada en el tiempo. Aunque no siempre es fácil de llevar a cabo, el empleo de agua fluorada tiene más garantías que el de la leche fluorada, porque se producen muchas variaciones en el consumo y no se puede controlar bien la procedencia de la leche.

 

Efectos del exceso de flúor

 

El efecto del flúor en la dentadura depende de su concentración. Como hemos dicho, en pequeñas concentraciones es muy beneficioso, pero en exceso puede provocar algunas alteraciones en el esmalte produciendo manchas de color marrón, gris o blanco opaco

 

Una afección que puede aparecer por el exceso de flúor es la fluorosis. Esta se manifiesta en el esmalte a través de manchas blancas que afectan a la estética dental, de ahí que sea recomendable consultar con el dentista para saber la cantidad de flúor necesaria que se puede aplicar el paciente. Esto dependerá de distintos factores como la edad, la genética, enfermedades bucodentales que ha tenido o características concretas de su dentadura.

 

Efectos del flúor sobre la forma y el tamaño de los dientes

 

Se aprecia una gran diferencia entre el aspecto de los dientes que han recibido menos flúor y los que han recibido más. Los dientes más fluorados presentan un brillo y una tonalidad más atractiva, además, los surcos son anchos y visibles y las cúspides un poco más bajas y aplanadas. En el caso de los dientes poco fluorados, pueden aparecer manchas antiestéticas y formas con imperfecciones de todo tipo. 

 

Por otro lado, cuando hay una buena fluoración la inclinación, o la caída de dientes de leche es menos frecuente, por lo que disminuye las anomalías relacionadas con la mordida.

 

¿Para qué sirve el flúor?

 

Cuando se aplica el flúor reacciona con el calcio del esmalte formando el fluoruro de calcio. Una vez formado este compuesto químico se inicia un proceso de desmineralización inhibiendo la producción de los ácidos de las bacterias y protegiendo de una manera eficaz contra la caries. 

 

Su principal aportación es que reduce la adhesión y la agregación de la placa bacteriana a los dientes. Por tanto, podemos decir que el flúor realmente tiene una acción antibacteriana porque es una de sus principales funciones.

 

Suplementos de flúor

 

Estos son algunas formas de tomar flúor que no tienen nada que ver con la aplicación directa o por vía sistémica:

 

 Agua embotellada

 

El aporte de flúor varía dependiendo de la fuente natural del agua. Si tiene niveles altos de flúor puede ayudar a la prevención de caries.

 

Alimentos con flúor

El flúor no solo se encuentra en las pastas dentífricas, sino también en ingredientes como la sal, la harina o los cereales. Alimentos como el pescado (salmón, caballa, arenque), mariscos (langosta, gambas), verduras y hortalizas (espinacas, soja verde) y frutos secos (nueces, anacardos) son ricos en flúor. En cuanto a la leche, no hay suficiente estudios para argumentar que ayuda a prevenir la caries.

 

Gotas y pastillas

 

Se pueden aplicar desde la infancia hasta los 13 años, aunque debe ser un tratamiento continuado y con el aporte de flúor correcto siempre supervisado por un profesional. En niños pequeños se utilizan gotas o pequeñas pastillas que se pueden mezclar en zumos o purés, nunca en leche. La eficacia de este complemento es parecida a la del agua fluorada pero su mayor ventaja es que se pueden administrar dosis específicas de fluoruro.

 

En nuestra clínica dental Gonzalez Baquero disponemos de los mejores profesionales con los que podrá resolver cualquier duda relacionada con los beneficios del flúor y su relación con la salud bucodental. Pida cita con nosotros. Le esperamos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Odontología, el bienestar de los dientes

La odontología se basa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de cualquier tipo de enfermedad de la boca, incluyendo los tejidos blandos y los dientes. El objetivo de la odontología es eliminar el origen del problema que provocó la enfermedad para que no vuelva a aparecer.

La mayoría de la población ha tenido que acudir alguna vez a un dentista en Madrid, o en cualquier otra ciudad, para recibir un tratamiento bucodental, aunque es cierto que muchas personas evitan ir a la clínica dental porque asocian la palabra odontólogo con dolor, ansiedad o agitación. Los que no visitan regularmente una clínica dental creen que visitar al dentista consiste en hacer un empaste, tratar unas encías inflamadas o incluso practicar una extracción y esto no tiene nada que ver con la realidad.

Es cierto que el principal motivo de visita de una clínica dental es porque siente dolor, pero cada vez más acuden personas para mejorar su estética dental y disponer de una sonrisa perfecta. Por tanto, debemos aparcar la idea de que el odontólogo es un profesional al que solo se recurre cuando no hay más remedio y que provoca malestar y dolor en el paciente porque no es cierto.

Nuestro trabajo es mejorar la calidad de vida de las personas empezando por su boca, ya que es uno de los puntos más importantes del cuerpo humano y va a repercutir en el resto del organismo para obtener una salud de mayor calidad.

Cómo trabaja un buen odontólogo

Cuando una persona visita la clínica dental, el primer paso es examinar la boca del paciente para comprobar su estado. El dentista supervisa su estructura dental, el estado de los dientes, encías, huesos y músculos de la boca y la armonía estética del conjunto. El objetivo es comprobar el estado de su salud bucodental y si puede incidir de alguna forma en su salud general. Para ello, el profesional efectuará las pruebas necesarias y utilizará los últimos medios tecnológicos que tenga a su alcance, como por ejemplo el escáner intraoral, para obtener una imagen mucho más nítida de todos los rincones de la boca del paciente.

Además de la exploración bucodental, el dentista también formulará preguntas al paciente sobre sus hábitos alimenticios y otras prácticas que pueden ser perjudiciales para la salud, como el tabaco o el alcohol, ya que todo esto influye directamente en la salud bucal y general de la persona.

Relación entre la salud bucodental y la salud general

Las enfermedades generales afectan a la salud de la boca, al igual que las enfermedades bucodentales afectan a la salud general del paciente. Esta interrelación es muy importante a la hora de diagnosticar y tratar cualquier tipo de afección y el odontólogo lo tiene muy en cuenta para conseguir el mayor bienestar posible en la persona. Vamos a ver con más detalles el impacto de esta interrelación:

Desgaste de los dientes por malos hábitos alimenticios, medicación, enfermedad, etc.

El desgaste prematuro de los dientes puede deberse a una dieta excesivamente ácida, también por la ingesta de medicamentos demasiado agresivos o por algún tipo de trastorno alimentario. Cuando se produce una erosión dentaria, la estructura dental se modifica y se producen cambios en la masticación de alimentos y también a nivel estético, ya que la sonrisa comienza a afearse.

El consumo de alimentos ácidos y bebidas carbonatadas o energéticas incide en la erosión dental y es importante rebajar su consumo o  eliminarlos de la dieta. Los problemas de estómago son otra causa de erosión dental, sobre todo provocada por la acidez, vómitos o reflujo.

En cuanto a los niños es importante que lleven una dieta saludable para evitar la aparición de caries y otras afecciones. No hay que olvidar que su dentadura está formándose y es imprescindible limitar el consumo de bebidas y alimentos demasiado azucarados.

Periodontitis y su relación con la salud general

La buena salud periodontal es imprescindible no solo para mantener la boca en perfectas condiciones, sino también para tener una salud general buena. Si hay una infección en las encías, éstas permanecerán inflamadas, incluso con sangrado, lo que supondrá molestias y mal aliento para el paciente. Hay que incidir en el caso de los fumadores que no notarán estos síntomas porque el tabaco los oculta y esto supone un peligro para el desarrollo de enfermedades que el paciente ignora.

Cuando hay una infección crónica, como el caso de la periodontitis, puede provocar distintas alteraciones en el flujo sanguíneo y derivar en enfermedades vasculares o cardíacas, entre otras. De ahí la importancia de detectar a tiempo cualquier tipo de afección periodontal para erradicarla cuanto antes.

Entre los diabéticos es muy importante mantener las encías sanas ya que si hay infecciones puede haber cambios en los niveles de azúcar y provocar un descontrol en la enfermedad.

Masticación y deglución de alimentos

Cuando hay alteraciones en la mandíbula puede afectar a la hora de masticar y tragar alimentos y también en la frotación de los dientes superiores con los inferiores. Además pueden provocar dolor de cabeza, dolor de espalda o incluso alteraciones en la forma de hablar.

Si las funciones de la mandíbula se desarrollan con normalidad, todos los músculos relacionados con ella funcionan bien e incide en una correcta posición del cráneo, el cuello y la cintura escapular. Otras afecciones que pueden presentarse por problemas de mandíbula son dolores de oído o cara.

Forma de la boca y posición de la lengua

El desarrollo facial se produce en los primeros años de vida pero influye mucho en la salud general de la persona en todas las etapas de la vida. La respiración es uno de los aspectos que más influye en la forma de la cara, ya que si no se respira por la nariz se producen cambios en la lengua, la cara crece de manera más vertical y se genera un paladar más profundo.

Todo esto provoca que la arcada sea más estrecha y los dientes no tengan el suficiente espacio para salir, lo que puede ocasionar cambios de carácter bioquímico, apneas y otros trastornos que afectan al organismo en diferentes niveles.

Como vemos, el buen estado de la dentadura y las encías tiene una influencia muy importante con la salud general, de ahí la importancia de acudir regularmente a la consulta de su dentista en Madrid. Contacte con nosotros para comprobar su estado bucodental. Nuestros especialistas le atenderán con la máxima profesionalidad.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Cuántos dientes tenemos y cómo se llaman?

 

En general, nos referimos a los dientes como piezas dentales pero realmente cada uno tiene un nombre bien diferenciado que no todo el mundo conoce. Los dientes se pueden agrupar en cuatro categorías diferentes: incisivos, caninos, premolares y molares. Esta sería la distribución de las piezas dentales según su categoría:

  • Incisivos: son cuatro piezas en la parte de abajo y otras cuatro arriba. Dos incisivos frontales y dos laterales. Son los dientes que más se ven a la hora de sonreír y su función es la de cortar los alimentos.
  • Caninos: cuatro piezas, dos arriba y dos abajo. Se trata de los colmillos y se sitúan entre los incisivos y los premolares. Su función es la de desgarrar y arrancar los alimentos.
  • Premolares: son ocho piezas dentales en total y se dividen en primeros premolares (dos piezas arriba y dos abajo) y segundos premolares (dos arriba y dos abajo). Se ubican entre los caninos y los molares y su función es la de triturar los alimentos para facilitar la digestión.
  • Molares: son doce piezas dentales en total con la siguiente distribución: primeros molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo), segundos molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo) y terceros molares (cuatro piezas, dos arriba y dos abajo). Se ubican al final de la dentadura, después de los premolares. Son los encargados de la masticación propiamente dicha y dejar los alimentos listos para la digestión,

Lo normal es que una vez desarrollada la dentadura se disponga de 32 piezas dentales. Durante la etapa de dentición temporal son 20 las piezas disponibles y durante el periodo de transición donde coexisten las piezas dentales temporales y las definitivas, el número de piezas oscila entre las 20 y las 32.

Podemos dividir la dentadura en cuatro arcadas, dos situadas en la zona superior de la boca y otras dos en la zona inferior. En la primera arcada, situada en la zona superior izquierda se disponen ocho piezas dentales, en la segunda arcada, situada en la zona superior derecha, se disponen de otras ocho piezas dentales, al igual que en la tercera arcada situada en la zona inferior derecha y la cuarta arcada en la zona inferior izquierda.

Los odontólogos hablan de los dientes y muelas en relación al número que ocupan en cada arcada, ya que es una manera inequívoca de identificarlos. A cada diente se le asigna un primer número que hace referencia a la arcada y un segundo número que lo identifica por su posición en la misma. Es decir, que si un odontólogo habla del diente número 13, se está refiriendo al canino de la primera arcada.

Estamos seguros que ahora está mucho más clara la posición y los nombres de todas las piezas dentales que componen la dentadura, pero para aclarar cualquier duda, estamos a su disposición en nuestra clínica dental de Madrid. No dude en visitarnos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo comenzó a practicarse la ortodoncia

  • odontofobia que es y como superarla

La ortodoncia es una de las especialidades de la odontología más antigua y la que quizá más veces se ha practicado. Es la que se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las anomalías en relación con las estructuras dentomaxilofaciales, con el objetivo de corregir cualquier tipo de alteración y así mantener una óptima salud bucodental.  

La funcionalidad de los dientes y, por qué no decirlo, la estética dental, han sido una preocupación para la humanidad desde tiempos remotos. En los yacimientos arqueológicos se han encontrado restos que nos indican la presencia de tratamientos dentales rudimentarios para recolocar los dientes afectados. Se cree que el primer tratamiento ortodóntico de la historia lo hizo Celso en el siglo I dC ya que ha llegado hasta nosotros una obra suya sobre medicina en la que menciona algún tipo de técnica como por ejemplo la extracción de los dientes de leche en niños cuando erupcionan las piezas definitivas y no se han caído aquellos.

Plinio “el anciano”, también en el siglo I dC aconsejaba en su obra “Historia Natural” limar los dientes dientes demasiado largos para alinearlos con los demás. Sin embargo hasta el siglo XVII no se desarrolló la ortodoncia utilizando los avances tecnológicos de la época. Fue el odontólogo Pierre Fauchard en Francia, el primero que intentó enderezar los dientes utilizando distintos hilos de oro, seda y bandas de plata. Lo dejó escrito en su libro “Tratamiento de las irregularidades dentarias”. Además creó un aparato llamado “La bandelette”, en el que están basados los utensilios que utilizamos en la actualidad los ortodoncistas.

A principios del siglo XIX el inglés Joseph Fox publica el libro “Historia natural y enfermedad de los dientes humanos”, donde hace una clasificación de los distintos tipos de maloclusión. También muestra un aparato para corregir la mordida cruzada anterior y habla de las cubetas para tomar impresiones y de la aparatología removible. Es aquí cuando comienza a desarrollarse la ortodoncia como ciencia, ya que no había médicos especializados en esta disciplina. Sólo lo practicaban los barberos, sin ningún tipo de cualificación al respecto.

Poco a poco la ortodoncia evolucionó hasta nuestros días, aunque el desarrollo tecnológico actual continúa dándonos sorpresas y cada vez se desarrolla la técnica de una manera más precisa y eficiente. En la clínica dental de Argüelles conocemos los últimos avances para que nuestros pacientes se beneficien de ellos y podamos aportar lo mejor de nosotros mismos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La clínica González Baquero en la Reunión Anual de SEPES

Del 10 al 12 de octubre pasado se celebró en Málaga la 44º Reunión Anual de SEPES (Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética), en la que la clínica dental González Baquero estuvo presente. El tema principal de la Reunión fue la “Innovación y Predictibilidad” y contó con ponentes de primer nivel, conferencias, cursos y talleres repartidos entre la mañana del viernes y el domingo.

Una novedad importante de esta edición fue la presentación de un curso intracongreso para profesionales muy concretos de la odontología como son higienistas, técnicos de laboratorio y personal auxiliar, cuyo trabajo es de vital importancia para el desarrollo de los tratamientos dentales.

En las ponencias se tocaron diferentes temas de gran interés para todos los especialistas en estomatología y estética. La incursión de nuevos materiales odontológicos, el desarrollo de nuevas técnicas y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías para mejorar los resultados finales, fueron algunos de los asuntos que se trataron en la Reunión.

Sin duda, una de las mayores preocupaciones de los especialistas es la utilización de técnicas cada vez menos invasivas para el paciente y con resultados mucho mejores. Para ello, el perfeccionamiento del diagnóstico digital y la utilización de nuevos métodos y materiales, siempre que hayan sido respaldados por la comunidad científica, son el camino para ofrecer un mejor servicio médico  al paciente.

Los profesionales de la clínica dental González Baquero, con el interés siempre puesto en ofrecer el mejor servicio posible a sus pacientes y estar a la última en lo concerniente a nuevos avances en todas las ramas de la odontología, acudió al evento con nuestro especialista en implantología a la cabeza, el doctor Álvaro González-Baquero Alonso, que tomó buena nota de todas las ponencias y debates para aplicar los nuevos conocimientos en todos los tratamientos dentales que desarrolle con sus pacientes en la clínica.

Estamos seguros que la odontología se debe orientar cada vez más hacia una relación de confianza con el paciente y disponer de los mejores profesionales y medios técnicos que la tecnología nos ofrece para, de esta forma, desarrollar la especialidad indicada siempre pensando en los tratamientos dentales que mejor se adecuen a cada paciente.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…