lengua saburral

¿Qué es la lengua blanca o saburra lingual en niños?

La lengua blanca o saburra lingual consiste en la formación de una capa blanquecina en el dorso de la lengua compuesta por restos de comida acumulados, bacterias que se nutren de ellos y células procedentes de la descamación de la lengua. La saburra suele aparecer en el fondo de la lengua, aunque puede aumentar poco a poco su volumen y extenderse a otras zonas. Cuando ocurre esto se le llama lengua saburral.

Hay que decir que la lengua siempre tiene una pequeña capa de saburra. Esto es normal, aunque siempre será una capa fina que no ocupa toda la lengua. En condiciones normales, si la higiene dental es buena y el estado de salud general óptimo, la lengua tendrá un color rojizo o rosado muy saludable y no estará no está ni demasiado húmeda ni demasiado seca. 

Cuando la persona tiene una sensación de pastosidad en la lengua es un indicador de que algo no funciona bien, tanto a nivel general como bucodental y puede ser una alarma de que se está formando la lengua saburral. Es el momento de acudir a tu dentista de confianza para una exploración bucodental.

Causas de la lengua saburral

La saliva es un fluido de vital importancia en la boca, ya que tiene propiedades antisépticas y evita la proliferación de bacterias. Cualquier problema relacionado con la saliva es una causa flagrante para la formación de lengua saburral, pero también hay otras causas que pueden originarla. Son las siguientes:

  • Higiene dental y lingual deficiente, sobro todo en la zona posterior de la lengua
  • Sequedad bucal debida a distintos factores como la falta de hidratación, respirar por la boca, obstrucción nasal, vegetaciones o enfermedades que influyen en la segregación de saliva.
  • Enfermedades relacionadas con la boca como gingivitis, periodontitis, faringitis o estomatitis.
  • Tabaco y alcohol: son sustancias que hay que intentar evitar porque están detrás de la formación de la lengua blanca. Se debe limitar al mínimo su consumo o eliminarlo si es posible.
  • Candidiasis: esta afección presenta manchas en la lengua con forma de úlcera, la mayoría de las veces propiciada por una bajada de defensas en el organismo. Un diagnóstico eficaz es esencial para poder erradicar esta dolencia que puede ser la causa de la lengua blanca. Un buen examen en tu clínica dental de confianza indicará el grado y la posible causa para así elegir el mejor tratamiento.
  • Gastritis: la inflamación del estómago es otra de las causas que originan la lengua blanca. Aparte del cambio de color de la lengua, otros síntomas de esta afección son las náuseas, gases o vientre hinchado. Además, la lengua aparece mucho más pastosa de lo normal. Si tiene alguno de estos síntomas será el médico de cabecera quien diagnostique la gastritis y decida el tratamiento a seguir para curarla. 
  • Afecciones del hígado: cuando hay algún problema con el hígado la lengua también puede cambiar de color, apareciendo más blanquecina o amarillenta de lo normal. Otros síntomas de problemas hepáticos pueden ser dolor de cabeza, malas digestiones, gases, estreñimiento, piel grasa, etc.

Causas de la lengua saburral en los niños

Los niños presentan algunas causas distintas de los adultos a la hora de diagnosticar una lengua blanca. Vamos a ver algunas de ellas:

Alimentación deficiente

Los malos hábitos alimenticios y la alimentación rica en azúcares pueden dar lugar a la formación de lengua blanca entre los más pequeños. Los niños suelen comer mucha bollería industrial, chuches y otros productos poco recomendables, por tanto es importante cuidar su alimentación e incluir fruta, verdura y proteína en su dieta para evitar la lengua saburral.

Problemas de deshidratación

Puede ser una deshidratación puntual en épocas de mucho calor o una deshidratación más continuada, de ahí que sea tan importante que los niños beban todo tipo de líquidos para mantenerse hidratados y evitar posibles infecciones en la boca. Al beber abundante agua se evita la acumulación de bacterias y células muertas por la falta de saliva.

Mala higiene bucodental

Al igual que en los adultos, la higiene bucal es fundamental en los niños para evitar la lengua blanca. Si detectamos un tono blanquecino en su lengua puede ser un aviso de que la higiene bucodental del niño no es la adecuada y quizá es el momento de enseñarle a cepillarse los dientes y la lengua correctamente y a hacerlo siempre después de cada comida.

Candidiasis

Los hongos pueden aparecer en los niños también y es una de las causas de la lengua blanquecina. La infección por hongos debe ser tratada por un médico y suele desaparecer con un antibiótico pero es imprescindible que el niño sea examinado por un especialista.

Halitosis

El mal aliento es otra de las causas de la lengua blanca en los niños. Puede ser por algún problema de salud, como una gripe, amigdalitis, faringitis o cualquier otro que tenga que ver con la garganta. Cuando se trate la enfermedad que causa la halitosis, la capa blanquecina de la lengua desaparecerá en un breve espacio de tiempo.

Síntomas de la lengua blanca

En principio no produce ningún tipo de dolor ni picor aunque, sí es cierto que puede alterar la percepción del sabor de los alimentos y de los olores. A la hora de diagnosticar el problema, tan solo con una exploración por parte del especialista se puede saber si el paciente tiene esta afección. Con una simple exploración puede descartar otras enfermedades como la candidiasis, que se caracterizan por el picor o el dolor o afecciones como las llagas que se observan en la superficie de la lengua con facilidad.

Tratamiento de la lengua saburral

Si la causa fuera de una enfermedad es evidente que el médico debe centrarse en erradicar esta dolencia en primer lugar. En caso de que la aparición de la lengua blanca sea por otras razones se debe mantener una higiene bucodental adecuada, incluyendo la lengua, de tal forma que se debe adoptar el hábito diario de frotar el dorso de la lengua con un cepillo suave para eliminar poco a poco la capa blanquecina. 

Para resolver cualquier duda o consulta sobre la lengua blanca pida cita con nosotros. Somos su clínica de confianza desde hace más de cuatro décadas.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…