clinica dental

Niños, cuándo es la primera visita dental

En nuestra clínica dental de Argüelles, muchos padres nos preguntan por la primera vez que sus hijos pequeños deben acudir al dentista, ya que algunos piensan que hasta que no pasan varios años no es necesaria la revisión de un odontólogo. De hecho, antes lo habitual era que hasta que no se completara la primera dentición (los llamados dientes de leche), algo que suele ocurrir sobre los tres años de edad, no se visitaba al dentista.

Sin embargo, nuestros especialistas siempre recomiendan que la primera vez que un niño debe acudir a la clínica dental es al cumplir su primer año de vida y, después, resulta imprescindible que el niño sea revisado una vez al año por el dentista para confirmar que su desarrollo dental se está llevando a cabo con total normalidad.

Recientes estudios han revelado que un 26% de los niños que aún no han cumplido los cuatro años presentan caries y, la mayoría de las veces, se dan en niños que aún no han acudido a su primera consulta odontológica.

De ahí la importancia de acceder a exámenes bucodentales desde el primer año, ya que si el odontólogo detecta cualquier anomalía en la revisión, enseguida podrá poner el tratamiento más adecuado para solucionarla, pero si el niño no es examinado, su afección se agravará y el tratamiento tendrá que ser más agresivo para poder revertir la situación.

¿En qué consiste la primera visita al dentista del niño?

El odontólogo, en su primer examen al niño, comprobará si hay algún tipo de afección periodontal, si tiene la llamada “caries de biberón” (se da en lactantes por su prolongado contacto con alimentos azucarados como la leche), la posición de los dientes y si ha habido algún tipo de alteración del crecimiento. Una vez hecho esto, hará las recomendaciones necesarias a los padres y les instará para que mantengan una higiene bucodental correcta en el niño. De esta forma habrá menos posibilidades de que pueda desarrollar alguna de las afecciones descritas anteriormente.

¿Es importante la higiene bucodental en los niños?

La mayoría de odontólogos recomiendan que se inicie la higiene bucodental en los niños incluso antes de que haga su aparición el primer diente de leche. Los padres deben utilizar una gasa humedecida y limpiar sus encías cada vez que el niño toma el biberón, de esta forma se eliminan los restos de azúcar de la leche que se quedan adheridos y provocan la aparición de bacterias que pueden derivar en caries. También es importante evitar que el niño se quede dormido con el biberón en la boca y se produzca un contacto prolongado de los azúcares en su boca.

Por supuesto, no hay que utilizar ningún tipo de cepillo, ni siquiera el más suave, ya que no es aconsejable hasta que el niño no disponga de sus primeros dientes. El dentífrico tampoco se utilizará hasta los dos años y debe ser específico para ellos, es decir, que no debe tener alto contenido en flúor. En cualquier caso, todas estas recomendaciones serán dadas por el odontólogo a sus padres para que sean los responsables de la higiene y salud bucodental en los primeros años de vida del niño.

El miedo a la clínica dental

Es muy importante evitar el posible miedo que el niño tenga al dentista desde muy pequeño. Inconscientemente, los padres transmiten al niño la idea de que el dentista es alguien que les hará daño cuando es algo totalmente incierto. Muchas veces, se les dice a los niños que no coman esto, o lo otro, porque si no tendrán que ir al dentista a que les arregle los dientes. Aunque parezca una afirmación inofensiva, el niño puede interiorizar la idea de que lo mejor es no acudir al dentista porque es posible que le termine haciendo daño.

Por eso los padres deben intentar transmitir al niño ideas positivas relacionadas con el odontólogo y no contarle sus posibles experiencias negativas en la clínica dental. Su principal tarea es la de iniciar al niño y hacerlo responsable de su propia higiene dental, siempre con la ayuda del odontólogo, por supuesto. Si el niño acude desde el primer año a su revisión con el dentista, acudirá sin ningún miedo a sus revisiones anuales y lo convertirá en un hábito saludable y necesario.

Los padres también pueden examinar los dientes de sus hijos

Aunque es importante que los padres lleven a sus hijos al menos una vez al año al dentista, también pueden hacer un seguimiento de su salud bucodental y examinar de vez en cuando el aspecto de sus dientes. Estos deben presentar un aspecto saludable, con un color blanco y siempre uniforme.

Si se detecta algún tipo de mancha o punto discordante en uno, o varios dientes, no hay que dudar en ningún momento a la hora de adelantar la visita a la clínica dental, ya que, si se trata del inicio de algún tipo de afección bucodental, el odontólogo podrá cogerla a tiempo y decidir el mejor tratamiento para evitar su desarrollo.

Mantener el hábito de higiene dental en los niños

A veces no es fácil que los niños mantengan el hábito diario de cepillarse los dientes, usar el hilo dental y los enjuagues bucales, etc. Por mucho que los padres se empeñen, los niños ven la tarea de lavarse los dientes tres veces al día como una obligación nada divertida y muchas veces hay que hacer un pequeño esfuerzo para ponérselo un poco más fácil.

El hecho de comprar cepillos o pastas dentífricas con la imagen de personajes infantiles que sean de su agrado, instalar algún accesorio divertido en el cuarto de baño, como extensores de grifo infantiles, dispensadores de pasta dental, relojes de arena para marcar el tiempo del cepillado u otro tipo de elementos parecidos, siempre ayudará a que el niño asocie el momento de lavarse los dientes con algo divertido y llegue un momento en que sea él mismo el que vaya sin rechistar al lavabo para su higiene dental diaria.

Visite nuestra clínica dental de Madrid y reciba las mejores recomendaciones y consejos de nuestros especialistas para conseguir una higiene dental óptima para sus hijos. Contacte con nosotros, ya sabe que somos su clínica de confianza desde hace cuatro décadas.

  

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Cuántos dientes tenemos y cómo se llaman?

 

En general, nos referimos a los dientes como piezas dentales pero realmente cada uno tiene un nombre bien diferenciado que no todo el mundo conoce. Los dientes se pueden agrupar en cuatro categorías diferentes: incisivos, caninos, premolares y molares. Esta sería la distribución de las piezas dentales según su categoría:

  • Incisivos: son cuatro piezas en la parte de abajo y otras cuatro arriba. Dos incisivos frontales y dos laterales. Son los dientes que más se ven a la hora de sonreír y su función es la de cortar los alimentos.
  • Caninos: cuatro piezas, dos arriba y dos abajo. Se trata de los colmillos y se sitúan entre los incisivos y los premolares. Su función es la de desgarrar y arrancar los alimentos.
  • Premolares: son ocho piezas dentales en total y se dividen en primeros premolares (dos piezas arriba y dos abajo) y segundos premolares (dos arriba y dos abajo). Se ubican entre los caninos y los molares y su función es la de triturar los alimentos para facilitar la digestión.
  • Molares: son doce piezas dentales en total con la siguiente distribución: primeros molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo), segundos molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo) y terceros molares (cuatro piezas, dos arriba y dos abajo). Se ubican al final de la dentadura, después de los premolares. Son los encargados de la masticación propiamente dicha y dejar los alimentos listos para la digestión,

Lo normal es que una vez desarrollada la dentadura se disponga de 32 piezas dentales. Durante la etapa de dentición temporal son 20 las piezas disponibles y durante el periodo de transición donde coexisten las piezas dentales temporales y las definitivas, el número de piezas oscila entre las 20 y las 32.

Podemos dividir la dentadura en cuatro arcadas, dos situadas en la zona superior de la boca y otras dos en la zona inferior. En la primera arcada, situada en la zona superior izquierda se disponen ocho piezas dentales, en la segunda arcada, situada en la zona superior derecha, se disponen de otras ocho piezas dentales, al igual que en la tercera arcada situada en la zona inferior derecha y la cuarta arcada en la zona inferior izquierda.

Los odontólogos hablan de los dientes y muelas en relación al número que ocupan en cada arcada, ya que es una manera inequívoca de identificarlos. A cada diente se le asigna un primer número que hace referencia a la arcada y un segundo número que lo identifica por su posición en la misma. Es decir, que si un odontólogo habla del diente número 13, se está refiriendo al canino de la primera arcada.

Estamos seguros que ahora está mucho más clara la posición y los nombres de todas las piezas dentales que componen la dentadura, pero para aclarar cualquier duda, estamos a su disposición en nuestra clínica dental de Madrid. No dude en visitarnos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Reendodoncias, problemas comunes

  • Endondoncias, clínica dental en Madrid

 

Cuando un odontólogo realiza una endodoncia debe estar completamente seguro de que todos los conductos radiculares de la pieza intervenida han quedado limpios para evitar infecciones y la probable formación de fístulas. La infección, si no se trata a tiempo, podría desembocar en una progresiva pérdida de hueso con resultados nada deseables como la eliminación de la pieza dental.

Sin embargo, para evitar estas eventualidades, se puede llevar a cabo una reendodoncia para reparar y mejorar la endodoncia anterior, limpiando los materiales del interior de los conductos y sellándolos para evitar la proliferación de bacterias y cualquier agente externo que pueda provocar una infección.

Una endodoncia puede fracasar por los siguientes motivos:

  • Complicaciones en la anatomía de los canales radiculares no detectados en la primera endodoncia.
  • No se eliminaron bien los microorganismos en la primera endodoncia.
  • Existencia de canales curvos o restringidos.
  • Se retrasó demasiado la colocación de coronas u otras restauraciones.
  • La endodoncia practicada no impidió el contacto del interior del diente con la saliva.
  • Nuevas caries que exponen el canal de la raíz del diente a una nueva infección.
  • Pieza dental fracturada.

Los principales síntomas que tienen los pacientes que necesitan un tratamiento de reendodoncia pueden ser los siguientes:

  • Dolor que no ha remitido desde la primera endodoncia.
  • Hinchazón facial.
  • Sensibilidad en la palpación o percusión.
  • Conducto sinusal supurante.

Cuando el paciente acude a la clínica dental  con alguno de estos síntomas se le practica una radiografía para observar si los conductos radiculares han sido tratados correctamente. Si se observan conductos mal obturados, caries que pasaron desapercibidas o lesiones apicales que no existían es el momento de aplicar una reendodoncia.

El endodoncista debe comprobar antes de proceder con la reendodoncia que se puede reconstruir la pieza y que se puede acceder a los conductos sin necesidad de recurrir a la cirugía. También que el periodonto esté en perfectas condiciones y no se mueva la pieza.
¿Cómo se lleva a cabo una reendodoncia?

El endodoncista necesitará el uso de radiografías intraorales para comprobar con exactitud y claridad cuál es el estado de la pieza que ya recibió endodoncia. No todas las clínicas disponen de la última innovación tecnológica en este aspecto, por tanto es importante acudir a clínicas capaces de ofrecer la mejor respuesta tecnológica como es el caso de nuestra clínica dental de Madrid.

Una vez comprobado el estado de la pieza, se requiere anestesiar la zona, ya que el especialista debe practicar una cavidad para acceder al interior del diente y remover el material que se utilizó en la primera endodoncia. Después procederá a limpiar e irrigar los conductos radiculares para eliminar los microorganismos existentes y después rellenar con el material adecuado.

A continuación, se colocará un empaste provisional que será sustituido una semana más tarde por uno definitivo. Dependiendo de la morfología de los conductos y el estado previo de las piezas que necesitan reendodoncia se pueden necesitar más de una sesión para llevar a cabo el tratamiento.

En la clínica dental en Madrid González Baquero disponemos de los mejores profesionales y los equipos más sofisticados para llevar a cabo todo tipo de tratamientos de reendodoncia. Cualquier problema tiene solución en manos expertas. Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Qué es el curetaje dental

  • tratamiento periodontitis madrid

Tratamiento dental de Curetaje

El curetaje dental es un tratamiento odontológico que se utiliza para contrarrestar la periodontitis. Quizá algunas personas lo conozcan también con los términos de raspado o alisado radicular. El especialista dental tiene que recurrir a este procedimiento cuando el sarro se ha extendido más allá de la superficie de los dientes y la enfermedad está en su etapa más avanzada. La formación de bolsas periodontales en el interior de las encías es la prueba más evidente de la periodontitis.

Estas bolsas periodontales son cada vez más grandes a medida que la enfermedad avanza y se forman entre la encía y el diente. Cuanto mayor es cada bolsa, más cantidad de tejido que soporta el diente se destruye, ya que el número de bacterias es cada vez mayor.

Hay que decir que el curetaje es solo una parte del proceso, pero para que el tratamiento contra la periodontitis surta efecto es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Análisis de las bacterias: es necesario conocer el tipo de bacterias que están destruyendo los tejidos para pautar el antibiótico más eficaz.
  • Medición del sarro: es imprescindible comprobar el nivel de sarro cuando se inicia y cuando finaliza el tratamiento.
  • Revisiones: el especialista debe cerciorarse que la periodontitis ha desaparecido completamente y no va a volver a aparecer.

Proceso del Curetaje

El curetaje se lleva a cabo con unas curetas que serán diferentes según el área que vaya a tratar el odontólogo, ya que no es lo mismo actuar en los dientes incisivos, por ejemplo, que en los molares o premolares, porque cada diente tiene un tamaño, una longitud y una angulación diferente. Estos son los pasos para llevar a cabo un curetaje:

1º. Se aplica anestesia local para limpiar las bolsas periodontales. Para ello se aplica la cureta correspondiente

2º. Se raspa y retira el sarro acumulado bajo la encía.

3º. Se alisa la raíz del diente.

El tratamiento de curetaje dental se puede realizar en dos consultas. En la primera se hace el análisis microbiológico y el curetaje en dos cuadrantes de la boca. En la segunda consulta se lleva a cabo el raspado y alisado radicular en el resto de la boca y se pauta el antibiótico adecuado en base a los resultados del análisis microbiológico.

En general es un proceso que no duele ni presenta excesivas molestias, tan sólo cuando pasan los efectos de la anestesia local. Pero, aunque es un tratamiento que no suele presentar complicaciones, siempre recomendamos a nuestros pacientes que acudan a una clínica con solvencia y experiencia para garantizar los resultados del curetaje.

Hay que decir que España es el único país de la UE donde no están reguladas las especialidades dentales y cualquier dentista puede hacer un curetaje. Pero, todos sabemos que las garantías que ofrece un experto en periodoncia nunca serán las mismas que la de un dentista ordinario.

Por tanto, nuestra recomendación es acudir a una clínica con reconocido prestigio como nuestra clínica dental de Madrid, porque contamos con los mejores especialistas en todo tipo de tratamientos como el curetaje dental y siempre velamos por la salud bucodental de nuestros pacientes y garantizamos nuestros trabajos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo tratar un flemón

Un absceso dental, o más popularmente conocido como flemón, es una afección bucodental muy común y una de las más dolorosas para los pacientes. Se trata de una inflamación de la encía provocada por una infección bacteriana que puede llegar hasta la raíz del diente. Cuando ocurre esto se produce un depósito de pus que es es causante de la inflamación de las encías.

Es importante que una clínica dental trate este problema, además de eliminar la infección para evitar que las bacterias puedan llegar hasta los huesos que sujetan los dientes ya que pueden llegar incluso a perderse piezas por esta razón. Normalmente, la infección tiene su origen en una caries no tratada, un traumatismo con fractura dental o una periodontitis.

Medidas preventivas para evitar un flemón

Las medidas preventivas son primordiales para evitar la aparición de un flemón. Para ello, lo principal es tener unos buenos hábitos de higiene bucodental, es decir, cepillarse los dientes después de cada comida y utilizar el hilo dental y enjuague bucal. Además de esto, también es muy importante acudir a nuestra clínica dental de confianza al menos dos veces al año para una revisión por el especialista. De esta forma, cualquier anomalía puede ser detectada a tiempo y así poner los medios necesarios para que no se desarrolle ninguna enfermedad.

El paciente también debe estar muy atento a cualquier síntoma o indicio que considere sospechoso. Por supuesto, si tiene alguna molestia o dolor, también debe acudir cuanto antes al dentista para un examen. Siempre es más fácil practicar un empaste que eliminar un flemón, ya que además de ser bastante doloroso, suele ir acompañado de un tratamiento farmacológico, endodoncias, etc.

Principales síntomas que presenta un flemón:

  • Dolor intenso: aparece de forma repentina, tanto en reposo como al tocar la zona afectada.
  • Hipersensibilidad: cuando se toman alimentos o bebidas fríos o calientes aparece el dolor.
  • Halitosis: el mal sabor y olor de boca se debe a la infección.
  • Puede aparecer la fiebre y malestar general
  • Inflamación de las mejillas
  • Dificultad al abrir la boca o al comer

Fases a la hora de tratar un flemón:

El odontólogo recetará antibióticos al paciente para tratar de eliminar la infección y también antiinflamatorios para rebajar la hinchazón y quitar el dolor al paciente.
En la siguiente consulta, el odontólogo valorará lo conseguido con los fármacos y determinará posibles procedimientos adicionales para tratar las causas que originaron el absceso. En muchas ocasiones suele ser la endodoncia.

El tratamiento farmacológico es necesario para atajar los síntomas del flemón, pero lo más importante es enfocarse en la causa directa de la infección para conseguir la curación total. Para conseguir esto, primero debe remitir la infección, de ahí que los antibióticos deben actuar de manera inmediata al principio del tratamiento.

En nuestra Clínica dental Gonzalez Baquero disponemos de los medios y los profesionales adecuados para cada afección. No dude en acudir a nosotros ante cualquier molestia. Le examinaremos y asesoraremos como merece. No olvide que nuestro principal objetivo es que sonría sin complejos y disponga de una dentadura fuerte y sana.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

La osteointegración en los implantes dentales

Posibles complicaciones en implantología

Cuando se colocan implantes dentales, el proceso de osteointegración es muy importante para que el tratamiento culmine con el éxito esperado. Sin embargo, puede producirse una pérdida ósea durante el proceso que puede ir acompañada de distintos procesos inflamatorios y sobrecargas.

Puede producirse una pérdida ósea horizontal durante la osteointegración de los implantes dentales debido a una inflamación de las encías en la zona periimplantaria. Esto puede producirse por distintas causas. Una de ellas es que la placa periimplantaria haya activado los osteoclastos o que las toxinas de distintos productos hayan afectado a la placa y pueda actuar directamente sobre el hueso provocando su destrucción.

También hay que decir que las toxinas que se ubican en la placa periimplantaria pueden causar problemas en el tejido gingival provocando una pérdida ósea debido a un proceso de traumatismo o de sobrecarga.

En cuanto a la pérdida ósea vertical, la osteointegración de los implantes puede producir una sobrecarga que afecte al equilibrio fisiológico del hueso. Esta sobrecarga puede generarse como consecuencia de un aumento de la actividad y podemos denominarlas como sobrecarga primaria y secundaria.

La primaria aparece por una mala oclusión en una boca con periodonto sano y la secundaria es la carga que se origina con una oclusión normal por un periodonto patológico. Para poder lograr un mantenimiento óptimo durante la osteointegración es muy importante cumplir con algunas recomendaciones.

Los mejores en implantes dentales

Lo primero es ponerse en manos de los mejores profesionales y especialistas en implantología que le aconsejarán los mejores cuidados y le harán un seguimiento exhaustivo sobre todo en las primeras fases de la colocación de los implantes para que todo vaya a la perfección, no dude en pedirnos presupuesto para implantes dentales en Madrid.

Muchos implantólogos recomiendan evitar la sobrecarga de implantes durante la fase de osteointegración y tratar de frenar la inflamación periimplantaria con una higiene dental correcta. No nos cansamos de repetir que un buen cepillado de dientes, junto al uso diario del hilo dental y los enjuagues dentales, es vital para evitar cualquier tipo de patología que luego puede derivar en afecciones más serias. También es importante acudir periódicamente a nuestra clínica dental de Madrid para que nuestros especialistas examinen la dentadura del paciente e intenten anticiparse a una posible complicación que no sería detectada si no se acudiera a la consulta.

Desde la clínica dental González Baquero, queremos insistir en la importancia de adquirir hábitos saludables de higiene y una relación directa y de confianza con los profesionales de la odontología para gozar de una buena salud bucodental y una buena salud general. No dude en visitarnos ante cualquier duda.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Innovaciones dentales para las enfermedades de las encías

Se están probando nuevos tratamientos dentales más efectivos

Numerosos estudios han apuntado a un nuevo tratamiento odontológico para hacer frente a la enfermedad de las encías con la utilización de agua y láser pulverizado donde podrían paliarse los dolores de cabeza asociados a dicha enfermedad. En la actualidad, se está desarrollando esta nueva vía donde se combinaría el agua y el aire pulverizado junto con rayos láser aplicados en la zona afectada por la enfermedad.

El láser es capaz de destruir el tejido afectado de una forma selectiva mediante la explosión de moléculas de agua. La utilización de esta técnica es totalmente indolora para el paciente, ya que el rayo láser no entra en contacto con el cuerpo, de esta forma se evita la utilización de anestésicos y sus efectos secundarios.

También se ha investigado este procedimiento para utilizarlo en el blanqueamiento de dientes, extracciones dentales y en la eliminación de caries. Hay que decir que las enfermedades de las encías afecta a más del 90% de la población en algún momento de sus vidas. En principio se trata de una patología asociada a adultos mayores pero también a los jóvenes y, en general, los tratamientos actuales suponen, dependiendo de los casos, muchas visitas a la clínica y a veces es necesario recurrir a la cirugía para hacer desaparecer la dolencia.

Son tres las fases de esta enfermedad:

  • 1ª Fase: Gingivitis. Consiste en un enrojecimiento e inflamación de las encías. Suelen sangrar con facilidad durante el cepillado de dientes y el uso del hilo dental. La causa es la acumulación de placa bacteriana en el borde de las encías. Una visita al dentista a tiempo y una mejora de la higiene bucodental suele ser suficiente para detener la enfermedad en esta fase.
  • 2ª Fase: Periodontitis. Los dientes comienzan a sufrir daños por el avance de la placa bacteriana. Es preciso algún tipo de tratamiento para evitar males mayores. El odontólogo suele efectuar una limpieza profesional para eliminar la placa que se ha endurecido por el tiempo. Si fuera necesario, podría llevar a cabo un alisado radicular para evitar que la placa bacteriana llegue a las raíces dentales.
  • 3ª Fase: Periodontitis avanzada. Si se llega a esta etapa se pueden llegar a destruir tejidos e incluso el hueso que sostiene los dientes, lo que puede provocar un desplazamiento de las piezas o la pérdida de firmeza, dificultando la tarea de comer. Si el odontólogo no toma cartas en el asunto podría verse obligado a la extracción de los dientes más afectados.

Por tanto, sería una gran noticia si finalmente ve la luz este nuevo procedimiento, ya que sería mucho más efectivo y podría utilizarse para otras muchas patologías bucodentales, se podría reducir el uso de anestesia y los resultados serían muy buenos con menos molestias. Esperemos que pronto podamos aplicarlo. Por supuesto, en nuestra clínica dental de Madrid estamos al tanto de las últimas innovaciones tecnológicas y seríamos los primeros en ofrecerlo a nuestros pacientes. Le esperamos para cualquier duda o aclaración sobre este u otros temas de salud bucodental.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…