Niños, cuándo es la primera visita dental

Niños, cuándo es la primera visita dental

En nuestra clínica dental de Argüelles, muchos padres nos preguntan por la primera vez que sus hijos pequeños deben acudir al dentista, ya que algunos piensan que hasta que no pasan varios años no es necesaria la revisión de un odontólogo. De hecho, antes lo habitual era que hasta que no se completara la primera dentición (los llamados dientes de leche), algo que suele ocurrir sobre los tres años de edad, no se visitaba al dentista.

Sin embargo, nuestros especialistas siempre recomiendan que la primera vez que un niño debe acudir a la clínica dental es al cumplir su primer año de vida y, después, resulta imprescindible que el niño sea revisado una vez al año por el dentista para confirmar que su desarrollo dental se está llevando a cabo con total normalidad.

Recientes estudios han revelado que un 26% de los niños que aún no han cumplido los cuatro años presentan caries y, la mayoría de las veces, se dan en niños que aún no han acudido a su primera consulta odontológica.

De ahí la importancia de acceder a exámenes bucodentales desde el primer año, ya que si el odontólogo detecta cualquier anomalía en la revisión, enseguida podrá poner el tratamiento más adecuado para solucionarla, pero si el niño no es examinado, su afección se agravará y el tratamiento tendrá que ser más agresivo para poder revertir la situación.

¿En qué consiste la primera visita al dentista del niño?

El odontólogo, en su primer examen al niño, comprobará si hay algún tipo de afección periodontal, si tiene la llamada “caries de biberón” (se da en lactantes por su prolongado contacto con alimentos azucarados como la leche), la posición de los dientes y si ha habido algún tipo de alteración del crecimiento. Una vez hecho esto, hará las recomendaciones necesarias a los padres y les instará para que mantengan una higiene bucodental correcta en el niño. De esta forma habrá menos posibilidades de que pueda desarrollar alguna de las afecciones descritas anteriormente.

¿Es importante la higiene bucodental en los niños?

La mayoría de odontólogos recomiendan que se inicie la higiene bucodental en los niños incluso antes de que haga su aparición el primer diente de leche. Los padres deben utilizar una gasa humedecida y limpiar sus encías cada vez que el niño toma el biberón, de esta forma se eliminan los restos de azúcar de la leche que se quedan adheridos y provocan la aparición de bacterias que pueden derivar en caries. También es importante evitar que el niño se quede dormido con el biberón en la boca y se produzca un contacto prolongado de los azúcares en su boca.

Por supuesto, no hay que utilizar ningún tipo de cepillo, ni siquiera el más suave, ya que no es aconsejable hasta que el niño no disponga de sus primeros dientes. El dentífrico tampoco se utilizará hasta los dos años y debe ser específico para ellos, es decir, que no debe tener alto contenido en flúor. En cualquier caso, todas estas recomendaciones serán dadas por el odontólogo a sus padres para que sean los responsables de la higiene y salud bucodental en los primeros años de vida del niño.

El miedo a la clínica dental

Es muy importante evitar el posible miedo que el niño tenga al dentista desde muy pequeño. Inconscientemente, los padres transmiten al niño la idea de que el dentista es alguien que les hará daño cuando es algo totalmente incierto. Muchas veces, se les dice a los niños que no coman esto, o lo otro, porque si no tendrán que ir al dentista a que les arregle los dientes. Aunque parezca una afirmación inofensiva, el niño puede interiorizar la idea de que lo mejor es no acudir al dentista porque es posible que le termine haciendo daño.

Por eso los padres deben intentar transmitir al niño ideas positivas relacionadas con el odontólogo y no contarle sus posibles experiencias negativas en la clínica dental. Su principal tarea es la de iniciar al niño y hacerlo responsable de su propia higiene dental, siempre con la ayuda del odontólogo, por supuesto. Si el niño acude desde el primer año a su revisión con el dentista, acudirá sin ningún miedo a sus revisiones anuales y lo convertirá en un hábito saludable y necesario.

Los padres también pueden examinar los dientes de sus hijos

Aunque es importante que los padres lleven a sus hijos al menos una vez al año al dentista, también pueden hacer un seguimiento de su salud bucodental y examinar de vez en cuando el aspecto de sus dientes. Estos deben presentar un aspecto saludable, con un color blanco y siempre uniforme.

Si se detecta algún tipo de mancha o punto discordante en uno, o varios dientes, no hay que dudar en ningún momento a la hora de adelantar la visita a la clínica dental, ya que, si se trata del inicio de algún tipo de afección bucodental, el odontólogo podrá cogerla a tiempo y decidir el mejor tratamiento para evitar su desarrollo.

Mantener el hábito de higiene dental en los niños

A veces no es fácil que los niños mantengan el hábito diario de cepillarse los dientes, usar el hilo dental y los enjuagues bucales, etc. Por mucho que los padres se empeñen, los niños ven la tarea de lavarse los dientes tres veces al día como una obligación nada divertida y muchas veces hay que hacer un pequeño esfuerzo para ponérselo un poco más fácil.

El hecho de comprar cepillos o pastas dentífricas con la imagen de personajes infantiles que sean de su agrado, instalar algún accesorio divertido en el cuarto de baño, como extensores de grifo infantiles, dispensadores de pasta dental, relojes de arena para marcar el tiempo del cepillado u otro tipo de elementos parecidos, siempre ayudará a que el niño asocie el momento de lavarse los dientes con algo divertido y llegue un momento en que sea él mismo el que vaya sin rechistar al lavabo para su higiene dental diaria.

Visite nuestra clínica dental de Madrid y reciba las mejores recomendaciones y consejos de nuestros especialistas para conseguir una higiene dental óptima para sus hijos. Contacte con nosotros, ya sabe que somos su clínica de confianza desde hace cuatro décadas.

  

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Elevación del seno maxilar

  • Elevación seno maxilar - clínica dental González Baquero

Las cirugías de implantes dentales han aumentado en los últimos años debido a que cada vez más personas se deciden a sustituir sus dientes naturales que se han desgastado por el paso del tiempo, por traumatismo o por cualquier otra razón. La utilización de las últimas innovaciones tecnológicas y la aplicación de técnicas cada vez más contrastadas y con un elevado nivel de éxito, junto con tratamientos accesibles a nivel económico para los pacientes, han conseguido que muchas personas den el paso para sustituir sus dientes y mejorar su funcionalidad y estética.

Causas principales de la pérdida de dientes naturales

Las causas más habituales en la pérdida de piezas dentales suelen ser enfermedades como la periodontitis, caries, traumatismos o un desgaste inadecuado del diente debido al bruxismo o a fuertes traumatismos. En muchas ocasiones, el paciente no advierte el problema que está teniendo y pasa bastante tiempo hasta que el odontólogo hace un estudio de su caso y comprueba que es prácticamente inevitable la pérdida de la pieza dental. Esta pérdida suele ir acompañada por pérdidas en el hueso maxilar.

El hecho de no tratar una periodontitis a tiempo, o no sustituir un diente en el momento adecuado, puede resultar muy perjudicial y es necesario evaluar un nuevo tratamiento para ofrecer una solución al paciente que corrija los problemas ocasionados y le ofrezca ciertas garantías para el futuro. Está claro que cuanto más tiempo pase después de la pérdida de una pieza, habrá más probabilidades de que haya problemas cuando se coloque el implante.

El mejor consejo es que cuanto antes se intente solucionar el problema será mucho mejor para la salud del paciente y también el tratamiento será mucho más barato. De todas formas, hay que decir que, aunque haya pasado un tiempo desde la pérdida dental y se haya producido una reabsorción ósea, se han desarrollado técnicas para una regeneración óptima del hueso dental que puede proporcionar el soporte necesario a la hora de insertar el implante.

¿Cómo funcionan los implantes dentales?

Los implantes dentales son tornillos fabricados en un material especial que se colocan en el hueso maxilar, debajo de las encías, y que pueden reemplazar perfectamente las piezas dentales que el paciente ha perdido. Una vez fijados los implantes, se coloca sobre el tornillo una corona dental para lograr recuperar toda la funcionalidad que tenía el diente reemplazado.

El funcionamiento es idéntico para todos los implantes, pero, dependiendo del material con el que estén fabricados (zirconio o titanio), o también el fabricante, varía el procedimiento de colocación. Según el problema del paciente, puede ser más adecuado un determinado material o un fabricante. De ahí la importancia de hacer un estudio previo al paciente por parte del implantólogo que será el que determine el tipo específico de implante que necesitará el paciente.

Posibles complicaciones de los implantes dentales

Los pacientes que necesitan la colocación de implantes suelen hacer muchas preguntas al profesional que les está tratando porque tienen preocupación por el tipo de tratamiento que van a recibir. Lo que más suelen preguntar es sobre los posibles riesgos o complicaciones que pueden tener en el proceso y, sin duda, una de las principales complicaciones que puede darse cuando se lleva a cabo un tratamiento de implantología es la falta de hueso.

Para evitar esta complicación, el especialista debe hacer un estudio exhaustivo del hueso que va a sujetar los implantes, sobre todo si hay una cantidad suficiente para proceder a insertarlos, o si está demasiado debilitado. Si el implantólogo comprueba que existe alguno de estos problemas, debe optar por un tratamiento de regeneración ósea o una elevación del seno maxilar.

¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

Se trata de una técnica quirúrgica que se utiliza en implantología dental con pacientes que no tienen un volumen suficiente de hueso o la altura ósea necesaria en la zona posterior del maxilar superior. Mediante la elevación del seno, se aumenta la cantidad de hueso en las zonas donde el paciente tiene más carencia ósea y de esta manera se permite la sujeción de los implantes.

Las personas que tienen este tipo de problemas en su hueso maxilar, pueden someterse sin problemas a la intervención quirúrgica que requieren los implantes. También aumenta la efectividad de los implantes en la zona posterior del maxilar superior, ya que esta es la zona donde más suelen fracasar.

Estos fracasos, normalmente suelen venir por una pérdida de piezas dentales demasiado pronto o por una enfermedad periodontal. Esto provoca una pérdida progresiva de hueso y que éste vaya perdiendo altura ósea para que la fijación de los implantes se lleve a cabo con un mínimo de posibilidades de éxito. A veces se pueden colocar los implantes nada más efectuar el injerto óseo, pero otras veces es preciso esperar hasta seis meses.

La elevación del seno maxilar es un tratamiento muy efectivo y seguro, pero antes, el profesional debe asegurarse que es lo más adecuado para el paciente. El procedimiento consiste en injertar hueso dental en la zona posterior del maxilar superior, es decir, donde se sitúan los molares y premolares.

Pasos de la elevación del seno maxilar

1- Mediante anestesia local se insensibiliza la zona

2- Se crea el acceso al seno maxilar

3- Se sube el seno para conseguir el espacio que se necesita para injertar el hueso  

4- Se injerta el hueso

5- Se cierra la herida

Dependiendo de cada caso, se podrán insertar los implantes inmediatamente (siempre que el paciente cuente con 4 mm de altura de hueso) o habrá que esperar a que el injerto sea reabsorbido por las células del hueso del paciente. Para la colocación de implantes es necesario contar con 10 mm de altura del hueso, por eso se eleva unos milímetros el seno, para conseguir la altura mínima para la colocación óptima de los implantes.

Postoperatorio

Después de la intervención quirúrgica para elevar el seno maxilar, normalmente se presenta una inflamación en la zona intervenida que puede molestar al paciente durante las primeras 48 horas, pero con el tratamiento adecuado prescrito por su especialista, en pocos días remitirá. Las principales recomendaciones para una recuperación rápida son:

  • No enjuagarse la boca hasta pasados uno o dos días
  • No cepillarse los dientes hasta un día después de la intervención y evitar la zona dañada.
  • No comer hasta pasadas al menos dos horas de la intervención
  • Aplicar hielo en la zona intervenida durante las dos horas después de la operación
  • Seguir una dieta blanda el día de la operación
  • Reducir el consumo de tabaco y alcohol durante el postoperatorio

Con estas sencillas recomendaciones la elevación del seno será todo un éxito y el paciente podrá disfrutar de unos implantes sin complicaciones. En nuestra clínica dental de Argüelles dispone de los mejores profesionales en implantología y otras disciplinas odontológicas para solucionar cualquier problema bucodental que tenga. Somos su clínica de confianza durante cuatro décadas y velamos por su salud. Contacte con nosotros.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (4 votos, promedio: 4,25 de 5)
Cargando…

Gingivectomía, ¿en qué casos es necesaria?

La gingivectomía está muy relacionada con afecciones como la gingivitis, la periodontitis, o incluso con la pulpitis y consiste en un tipo de cirugía que extirpa el tejido gingival por diferentes razones, entre ellas, la formación de bolsas periodontales. Estas bolsas se forman entre el diente y la encía por la acumulación de placa bacteriana y es imprescindible eliminarlas para evitar la destrucción de los huesos de la mandíbula. Mediante una gingivectomía se lleva a cabo esta eliminación para devolver la salud al tejido gingival.

También se puede hacer por motivos estéticos, por ejemplo para reducir el tamaño de una encía. En este sentido se combina con otro procedimiento que es la gingivoplastia, que remodela el borde de las encías para mejorar la estética y el contorno de los dientes.

Hay que tener en cuenta que la gingivectomía no siempre es una buena solución, porque si el paciente tiene poco tejido gingival y las bolsas periodontales han aumentado de tamaño, la intervención puede suponer un inconveniente importante. El periodoncista examinará  de manera exhaustiva al paciente y decidirá el mejor tratamiento para resolver el problema presentado.

¿Cómo se lleva a cabo una gingivectomía?

Es una intervención sencilla con anestesia local y normalmente sin complicaciones. Estas, con nulas consecuencias para el paciente, pueden suceder durante el transcurso de la cirugía por el normal desarrollo de la intervención, como hemorragias o pequeñas heridas en las encías, y otras, en el postoperatorio, como posibles infecciones que se tratarían inmediatamente con antibióticos.

La gingivectomía se realiza con un bisturí eléctrico para conseguir la máxima precisión y un sangrado mínimo en las encías. El procedimiento es indoloro debido a la anestesia local aplicada y consigue algo a tener muy en cuenta, es decir, evitar que la encía retorne a la posición anterior a la intervención.

En cuanto a los puntos de sutura utilizados son muy sutiles y se retirarán después de una semana. El periodoncista puede considerar que es necesario no solo el recontorneado de la encía, sino también del hueso, si cree que la encía puede volver a su posición anterior. Con un recorte de 2 milímetros se conseguirán unos resultados permanentes.

¿Para qué se hace la gingivectomía?

Está especialmente indicada para tratar la enfermedad periodontal con pacientes que tienen bolsas periodontales de más de 3 mm de profundidad y disponen de un tejido gingival con unas dimensiones mínimas. También se utiliza cuando hay pérdida ósea y en tratamientos estéticos donde es preciso eliminar una parte de la encía para asegurar un resultado final óptimo.

La gingivectomía se aplica también para tratar distintas patologías relacionadas con las encías como pueden ser la hiperplasia, la fibrosis, el crecimiento de la encía por la ingesta de medicamentos, bolsas periodontales de difícil acceso o para un mejor acceso en tratamientos de restauración dental.

Gingivectomía en tratamientos de estética dental

Cuando algunas personas sonríen pueden mostrar encías que difieren en tamaño y resultan antiestéticas. Los dientes parecen más pequeños y las encías más grandes. En estos casos, se utiliza la gingivectomía, para reducir el tejido gingival que rodea el diente y conseguir una sonrisa perfecta.

Mediante ese pequeño recorte que se realiza alrededor de los dientes, se consiguen unas proporciones más estéticas entre el diente y la encía y el efecto de la sonrisa es más natural, con los dientes más largos y grandes y con una forma menos cuadriculada. Lo más importante sobre la gingivectomía con fines estéticos es que se realiza de manera rápida, indolora y perfectamente previsible, con resultados excelentes y sobre todo visibles desde el primer momento.

Casos en los que se lleva a cabo la gingivectomía estética

La gingivectomía se lleva a cabo cuando la encía ha crecido de manera desproporcionada debido a los siguientes supuestos:

Crecimiento mediante erupción pasiva alterada

Este trastorno se da cuando los dientes crecen de manera natural. Normalmente, este proceso termina cuando el paciente cumple los 16 años. Es aquí cuando la erupción de los dientes provoca que las encías no se retiren la distancia suficiente y cubren una buena parte del esmalte dental.

Cuando el maxilar superior crece demasiado

El crecimiento alterado de los huesos maxilares es otro de los motivos de que las encías ocupen espacios dentales. Suele ir acompañada por erupciones pasivas alteradas de menor consideración. Como hemos dicho, la gingivectomía consigue equilibrar el tejido gingival y ofrecer una sonrisa con proporciones más armónicas y mucho más estéticas.

Sin embargo, hay veces que la gingivectomía no es suficiente y es preciso recurrir a otro tipo de intervención quirúrgica como es la cirugía ortognática. Esta se utiliza en los casos que hay un crecimiento óseo mucho mayor de lo normal y la encía también crece de manera desmesurada. Mediante este tipo de cirugía, el cirujano maxilofacial reduce el hueso para que la encía también retroceda.

Este tipo de cirugía se suele combinar con la ortodoncia para que los dientes se alineen en la posición correcta. Cuando el maxilar superior ha crecido demasiado, los dientes superiores también están más adelantados de la normal y gracias a la ortodoncia se consigue un posicionamiento perfecto de todas las piezas dentales superiores.

Bruxismo

Los pacientes con bruxismo tienen a apretar con fuerza los dientes produciendo un desgaste importante en el esmalte. Si esta afección continua en el tiempo, los dientes terminan erosionándose y reduciendo su tamaño. De esta forma, la encía gana terreno al diente. Además, los dientes de la arcada superior tienden a buscar los de la arcada inferior y, como los dientes superiores son de menor tamaño, tienden a una erupción que atrae consigo el tejido gingival. En estos casos de desgaste importante de los dientes, es necesario utilizar carillas dentales o coronas para cubrir las piezas.

Postoperatorio de la gingivectomía

Pasado un día de la intervención, el paciente puede cepillarse los dientes con un cepillo específico que le ayudará a disolver el coágulo de sangre que se forma en el margen gingival. Aunque pueda parecer doloroso, las pequeñas molestias que tiene el paciente se alivian con un analgésico, por tanto, en absoluto estamos hablando de un postoperatorio complejo. En menos de una semana, el paciente notará cómo la inflamación de las encías desaparece y en dos semanas, o incluso menos, las encías se habrán recuperado totalmente de la intervención.

En nuestra clínica dental de Argüelles contamos con los mejores expertos en periodoncia capaces de realizar gingivectomías en todo tipo de casos, ya sea por patologías o por tratamientos estéticos. Contacte con nosotros para resolver cualquier duda o consulta y no dude en contar con nosotros para solucionar cualquier problema de salud bucodental. Somos su clínica de confianza.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Pulpa dental, ¿qué tipo de afecciones pueden afectarla?

Nuestro equipo de dentistas en Argüelles trata todo tipo de afecciones de la pulpa dental, un tejido que se encuentra en el interior de los dientes con la particularidad de que está dentro de un espacio limitado, y al no poder expandirse, cualquier afección provocada por las bacterias suele estar asociada a la necrosis, es decir, que es necesario eliminar la pulpa afectada para evitar lesiones más importantes.

La pulpa, por tanto, es un tejido muy sensible y laxo con dos tipos de fibras nerviosas que son las que transmiten el dolor para avisar de que algo no va bien en el interior del diente. Unas fibras transmiten el primer dolor agudo y localizado de menor duración y otras transmiten un dolor agudo más continuado propio de la pulpitis.

El esmalte y la dentina protegen la pulpa, el problema viene cuando estos tejidos se resienten y se pierde esa barrera defensiva. La pulpa entonces se ve expuesta a los agentes patógenos que pueden colonizar con más facilidad la cámara pulpar. Es en ese momento cuando comienza una inflamación del tejido provocando una vasodilatación que favorece los edemas y las filtraciones de la zona. La gingivitis puede ser el inicio de una afección relacionada con la pulpa dental.

Causas más importantes de las afecciones de la pulpa dental

Estas son las afecciones más frecuentes sufridas por la pulpa dental:

  • Infección: la placa bacteriana puede acceder a la cámara pulpar aunque no haya una comunicación directa entre la pulpa y el exterior del diente. Si hay una caries, una fisura o una fractura, las bacterias pueden acceder más fácilmente. También en el caso de bolsas periodontales, caries radicular o por el flujo sanguíneo. Lo más habitual es que las bacterias lleguen a la pulpa a través de una caries.
  • Causas físicas: son muchos los aspectos de este tipo que pueden causar algún tipo de afección pulpar, desde traumatismos dentales, pasando por bruscos cambios de temperatura en el diente, radiaciones originadas por la radioterapia, descargas eléctricas provocadas por la presencia de metales en la cavidad bucal o por variaciones de presión. En este caso, si viajamos en avión, cuando el aparato asciende se pueden producir pulpitis en dientes que hayan sufrido alguna obturación reciente y cuando el avión desciende puede producirse dolor intenso en dientes con pulpa necrótica.
  • Causas químicas: pueden aparecer por un sellado deficiente de un diente o por filtraciones de materiales utilizados en otros tratamientos, como pueden ser empastes o composite. También afecta a la pulpa dental las intoxicaciones tanto externas, como plomo o mercurio, o intoxicaciones del propio organismo como en el caso de la diabetes. Todas estas causas pueden provocar un tipo de lesión en la pulpa dental que varía según la intensidad en que haya sido atacada.

Principales lesiones de la pulpa dental

Pulpitis reversible

Es el tipo de lesión menos grave ya que consiste en una inflamación superficial de la pulpa que puede ser reparada. La inflamación del tejido se produce debido al ataque de bacterias que penetran a través de una caries, fisuras por tallados protésicos, traumatismos u obturaciones con ajustes deficientes.

En la gran mayoría de las pulpitis reversibles el paciente no tiene ningún síntoma, o si los hay, suelen ser de dolor cuando hay estímulos externos en el diente como líquidos fríos, alimentos muy dulces o ácidos o con un roce intenso. El dolor siempre es provocado y suele desaparecer cuando cesa el estímulo.

Tratamiento de la pulpitis reversible: el especialista deberá tratar la causa que provocó la inflamación de la pulpa. Si, por ejemplo, es una caries poco profunda, se restaura la zona afectada y la pulpa volverá a su estado normal.

Pulpitis irreversible

Se produce cuando la pulpa se inflama de tal forma que no es posible recuperarla. Suele darse la mayoría de las veces por una pulpitis reversible que no recibe el tratamiento adecuado y deriva en un tejido parcialmente inservible por la actuación de las bacterias.

Hay un tipo de pulpitis irreversible con síntomas de dolor intenso, ya sea provocado o espontáneo y que puede durar varios minutos. El frío suele calmar el dolor del paciente por la contracción de los vasos sanguíneos de la zona.

La pulpitis irreversible asintomática es la que se produce de manera previa a los dolores intensos a los que nos hemos referido anteriormente. Cuando el paciente acude a la clínica, normalmente es cuando siente dolor en la zona afectada y el especialista será el encargado de dilucidar cuál es el tratamiento más adecuado. En la pulpitis irreversible se debe eliminar la pulpa afectada de los conductos dentarios. Este procedimiento se conoce como endodoncia.

Necrosis pulpar

Este es el máximo grado de afección de una pulpa dental y suele darse cuando no se ha dado un tratamiento adecuado a la pulpitis irreversible. Cuando se llega a este estado, se produce la destrucción del tejido pulpar, las fibras nerviosas y el sistema vascular y linfático. La causa más habitual es la proliferación de bacterias en la cámara pulpar, pero también puede darse por fractura del diente.

En este caso no hay entrada de bacterias y es la propia fractura, que afecta a la arteriola de la pulpa, la causante de la necrosis. Como síntoma relacionado podemos observar cómo el diente se va oscureciendo poco a poco. Sin embargo, podemos afirmar que, en la mayoría de los casos, la necrosis pulpar es asintomática y el tratamiento más efectivo es la endodoncia progresiva.

Soluciones para la pulpitis: endodoncia

Si no se trata a tiempo la pulpitis, la infección puede afectar a los tejidos cercanos al diente, incluso puede llegar al hueso maxilar. Para evitar esto, se lleva a cabo la endodoncia, que consiste en la eliminación de los tejidos destruidos por la infección y en sellar los conductos dentarios para evitar el acceso de microorganismos patógenos. Estas son las fases del tratamiento:

  • Primera consulta: se limpian los conductos radiculares y se eliminan los tejidos pulpares necróticos. El endodoncista suele recetar antibiótico para la infección y se hace un sellado temporal.
  • Segunda consulta: el especialista sustituye el empaste temporal por otro definitivo.
  • Tercera y última consulta: si es necesario, según los daños sufridos por el diente, se puede colocar una corona o, si no hay problemas de los implantes dentales, también se puede recurrir a ellos para recuperar la funcionalidad perdida.

Como vemos, la pulpitis dental puede producirse por traumatismos y otro tipo de lesiones, pero la mayoría de las veces es consecuencia de una higiene bucal deficiente, por tanto, nuestra primera recomendación es mantener una buena higiene y visitar al odontólogo cada seis meses para comprobar el estado de su dentadura. No dude en contactar con nosotros para cualquier duda. Para nosotros su salud bucodental es lo primero.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cirugía periodontal

La caries y las enfermedades periodontales (gingivitis y periodoncia), junto a la pulpitis y otras afecciones, suelen ser los problemas de salud bucodental que más tratamos en nuestra clínica dental de Madrid. Según el SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), 8 de cada 10 personas mayores de 35 años, padece algún tipo de enfermedad relacionada con las encías.

Además, es importante saber que a medida que pasan los años aumenta la probabilidad de padecer enfermedades periodontales, de tal forma que a partir de los 65 años, nueve de cada diez personas sufren alguna de estas dolencias. Son datos muy esclarecedores de lo importante que es tener en cuenta la incidencia de este tipo de afecciones para tratar de atajar la principal causa que las provocan que no es otra que una higiene bucal deficiente. Sin embargo, no es la única causa a tener en cuenta, ya que hay otro tipo de factores que inciden directamente en nuestros dientes y encías, como pueden ser adicciones nocivas (consumo excesivo de alcohol y tabaco, por ejemplo) o incluso aspectos genéticos.

La higiene bucodental es muy importante para tener unas encías sanas

Siempre hacemos hincapié en este aspecto, pero nunca es suficiente. Si tenemos unos dientes y encías limpios y sanos evitaremos la proliferación de la placa bacteriana que es la principal causante de enfermedades como la gingivitis y periodontitis. No olvidemos que estas afecciones, si no se tratan a tiempo, pueden derivar en enfermedades más serias que necesitarán tratamientos más agresivos.

El sangrado de las encías que se da en la gingivitis puede combatirse una manera más sencilla siguiendo las recomendaciones de higiene bucodental del especialista. Es posible que el cepillado de dientes se lleve a cabo con un cepillo específico y que aumenten las medidas de higiene como por ejemplo, usando el hilo de dental y enjuagues al final del cepillado, en caso de que el paciente no tenga el hábito de utilizar estos elementos de limpieza.

Si no se trata adecuadamente la gingivitis, puede desarrollarse una periodontitis que es mucho más grave y con daños más complicados de solucionar. La periodoncia produce retracción de las encías y ataca la raíz del diente si no se toman las medidas oportunas. El resultado es la movilidad de los dientes e incluso su caída. Además, la periodontitis también puede afectar a la salud general del paciente, ya que las bacterias de la boca pueden llegar a otros lugares del organismo a través del sistema circulatorio. Enfermedades como la diabetes o afecciones como el infarto de miocardio o los partos prematuros están muy relacionados con la periodoncia.

Como vemos, la periodontitis es una enfermedad bucodental que debemos vigilar de una manera firme y siempre con un profesional cualificado y experimentado, ya que es posible que, en determinados casos, la cirugía sea la única solución.

¿Cómo saber si es necesaria la cirugía en una periodontitis?

Cuando un paciente tiene síntomas de periodontitis, el profesional realizará un examen bucodental para determinar si padece esta enfermedad. Si el diagnóstico es positivo resulta imprescindible saber la fase periodontal en la que se encuentra mediante distintas pruebas como radiografías, escáner intraoral o sondaje. Esta prueba consiste en medir a qué profundidad se encuentra el sarro que se ha ido acumulando en las encías, ya que si está demasiado profundo se forman las bolsas periodontales y hay que actuar con la máxima rapidez para evitar pérdida ósea.

El tratamiento básico que se utiliza en las primeras fases de la periodontitis consiste en un raspado y alisado radicular (también llamado curetaje), sin embargo, en los casos donde la enfermedad está muy avanzada, no es suficiente con este tratamiento y es preciso aplicar la cirugía periodontal. Normalmente es necesaria para tratar las bolsas periodontales profundas (más de seis milímetros), ya que el tratamiento básico no las puede eliminar.

La cirugía periodontal consiste en separar y levantar la mucosa que rodea al hueso de la pieza dental, de esta forma, el especialista puede retirar todo el sarro acumulado y desinfectar la zona de la mejor manera posible. Después procederá a una sutura para evitar la entrada de bacterias y seguidamente el paciente comienza el postoperatorio.

¿Cómo es el postoperatorio de una cirugía periodontal?

Dependiendo de cada caso, el especialista proporcionará unas indicaciones específicas al paciente para conseguir una recuperación óptima. En general, hay una serie de recomendaciones que son inherentes a todos los pacientes. Son las siguientes:

  • Uso de enjuagues bucales específicos que llevan clorhexidina para evitar una posible infección. Se suelen utilizar entre dos y tres semanas después de la cirugía.
  • Se tomarán analgésicos o antiinflamatorios si el paciente los necesita, pero siempre bajo la supervisión del profesional que será quien indique el medicamento y la dosis que mejor se adecúa a sus necesidades médicas.
  • La sutura normalmente se retira una semana después de la cirugía y en este intervalo de tiempo es imprescindible utilizar un cepillo de dientes quirúrgico y evitar el cepillado en la zona donde se ha intervenido. Después de quitar la sutura, el paciente podrá volver a utilizar el cepillo de dientes que utilizaba anteriormente.
  • Es imprescindible acudir a todas las revisiones que ha programado el periodoncista y seguir las indicaciones relacionadas con el mantenimiento periodontal. De esta forma evitaremos que la enfermedad vuelva a activarse, algo que puede suceder si no se llevan a cabo las medidas oportunas que considere el odontólogo especialista.

Acuda siempre a una clínica de confianza

 

La periodontitis es una enfermedad bucodental que puede provocar daños importantes en dientes y encías y es preciso una supervisión continua y un trabajo de prevención para evitar su desarrollo. De ahí que la principal recomendación a todos los pacientes es mantener la mejor higiene bucal posible y, en caso de advertir síntomas de una posible gingivitis, (por ejemplo si comprobamos que nos sangran las encías con facilidad durante el cepillado de dientes), acudir al odontólogo para que revise nuestra dentadura y nos aconseje convenientemente.

Mire nuestra clínica dental y descubra todo lo que podemos hacer por usted en casos de gingivitis o periodontitis, o en cualquier otra afección bucodental. Somos su clínica de confianza desde hace cuatro décadas y nuestra experiencia y la satisfacción de nuestros pacientes son el mejor aval posible.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Exodoncia, cuidados antes y después

En nuestra clínica dental en Madrid la exodoncia es una de las prácticas habituales que consiste en la extracción de una pieza dental o una parte remanente que se ha quedado en el alveolo. Se trata de una intervención sencilla que se lleva a cabo con anestesia local y no suele tener ninguna complicación salvo las molestias de la hemorragia posterior a la extracción del diente.

Causas de la exodoncia

Las principales causas de la exodoncia son la caries y la enfermedad periodontal. También se aplica en dientes retenidos o mal posicionados, supernumerarios, dientes con tumoración o quistes o dientes temporales. Otro caso probable puede ser que después de varias reendodoncias no haya más remedio que proceder a la extracción.

No es posible practicar una exodoncia si hay una infección previa en el diente a extraer o en el tejido periodontal, tampoco si hay un absceso. Sin embargo, con un examen previo del especialista y un uso adecuado de los antibióticos y la anestesia troncular, se puede llevar a cabo la extracción.

Cuando un paciente se somete a una exodoncia debe seguir las indicaciones del profesional y tener en cuenta una serie de cuidados antes y después de la intervención para evitar cualquier tipo de infección en la herida.

Cuidados antes de la exodoncia

  • Evitar las comidas pesadas y la ingesta de alcohol antes de la exodoncia
  • Es recomendable que el paciente haya dormido lo suficiente y esté descansado
  • Dependiendo el caso, el profesional puede recomendar la toma de antibióticos antes de la intervención para que los gérmenes de la boca no pasen al torrente sanguíneo.
  • Si la operación requiere el uso de mucha anestesia, el paciente no podrá conducir ningún vehículo.
  • El paciente informará al odontólogo sobre la medicación que esté tomando por si puede interferir en la cicatrización y la coagulación sanguínea.

Cuidados después de la exodoncia

  • La reducción de la hemorragia es la primera prioridad después de la exodoncia. El paciente morderá gasas en la zona intervenida y tratará de no rozar la herida con la lengua para evitar su irritación. Una vez transcurridas varias horas de la operación todavía puede continuar el sangrado, aunque mucho más débil.
  • No se recomienda cepillarse los dientes ni usar enjuagues hasta 12 horas después de la intervención. Después, es preferible no tocar con el cepillo la encía intervenida.
  • Hasta después de 24 horas no se recomienda las actividades intensas y tener un buen descanso.
  • El paciente consumirá una dieta con mucho líquido y alimentos blandos.
  • Los analgésicos se pueden tomar antes de que se pasen los efectos de la anestesia. Si la zona afectada está muy inflamada se puede aplicar hielo durante 30 minutos.
  • Es importante acudir al dentista si hay fiebre, si la inflamación aumenta después de tres días, si continúa el sangrado o si los analgésicos no pueden contrarrestar el dolor.

En nuestra clínica dental disponemos de los mejores profesionales y la última innovación tecnológica como la endodoncia con microscopio para este y otros tratamientos dentales. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Ortodoncia interceptiva, ¿cuándo es necesaria?

La ortodoncia interceptiva es un tipo de ortodoncia que, como su nombre indica, “intercepta” el crecimiento del hueso maxilar evitando así posibles complicaciones o anomalías en el futuro como maloclusiones o problemas de mordida.

La mejor edad para lograr un desarrollo óptimo de los maxilares es entre los 7 y los 11 años, cuando el niño está en fase de crecimiento. Es aquí cuando los padres deben llevar al niño a nuestra consulta dental en Argüelles y cumplir con las revisiones periódicas necesarias para poder corregir a tiempo cualquier problema funcional que pudiera darse.

En ocasiones, será necesario expandir los maxilares y en otras estimular o frenar el crecimiento mandibular dependiendo de cada caso. Los hábitos infantiles como chuparse el dedo o colocar de manera incorrecta la lengua al tragar se pueden solucionar con la ortodoncia interceptiva con más facilidad si se trata a tiempo en edades tempranas, ya que más adelante, el tratamiento se complica mucho más.

En caso de no aplicar la ortodoncia interceptiva a tiempo cada vez será más difícil rectificar los problemas óseos porque la anatomía del paciente ya se ha desarrollado y resulta muy complicado modificarla. Incluso podría darse el caso de ser necesaria la intervención de un cirujano maxilofacial para poder solucionar el problema.

Ventajas de la ortodoncia interceptiva

  • Coordina la posición y el tamaño de los maxilares con la estimulación o el frenado de su crecimiento
  • Equilibra las fuerzas de la masticación para que resulte más eficaz
  • Mejora la estética facial
  • Mejora la el funcionamiento de la articulación temporomandibular
  • Mejora la salud bucodental
  • Protege los dientes de todo tipo de desgastes
  • Evita enfermedades periodontales que afectan a las encías y a los huesos de soporte dental

La ortodoncia interceptiva en niños

La ortodoncia interceptiva solo se lleva a cabo con niños que están en edad de crecimiento y desarrollo porque es el momento de conseguir una colocación óptima de los huesos maxilares. Una vez concluido el tratamiento, normalmente se requiere la colocación de ortodoncia fija con brackets metálicos, o bien ortodoncia lingual u ortodoncia invisible para una colocación perfecta de los dientes y así terminar con los problemas de maloclusión.

Aparatos que se utilizan en la ortodoncia interceptiva

El ortodoncista puede recomendar distintos aparatos al paciente según la corrección que vaya a practicarle. Entre ellos podemos destacar:

  • Máscara de tracción extraoral: se utiliza para solucionar problemas de mordida originados por anomalías en los huesos faciales.
  • Disyuntor dental:  se utiliza en los casos donde el paladar es ojival o hendido. Este tratamiento dura unos pocos meses.

En nuestra clínica somos expertos en ortodoncia en Madrid. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta que necesite. Somos su clínica de confianza desde hace cuatro décadas.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Pulpotomía en niños

  • pulpotomía en niños

Cuidado de la boca de los niños

En nuestra clínica dental en Madrid llevamos a cabo una técnica llamada pulpotomía, un tratamiento muy frecuente en niños que consiste en eliminar las caries de los dientes de leche manteniendo la pulpa de la raíz y retirando la pulpa dañada. Una vez retirada, el hueco se rellena con un medicamento específico.

La figura del odontopediatra

El odontopediatra es el odontólogo especialista en niños y el único capacitado para llevar a cabo una pulpotomía (eliminación de pulpa parcial) o una pulpectomía (eliminación total de la pulpa). Además, es el encargado de valorar si es necesaria una pulpotomía, ya que su particularidad es que se practica en dientes de leche y debe sopesar si falta mucho para que salga la pieza definitiva. Él sabe mejor que nadie cómo entretener al niño y conseguir que  esté tranquilo durante la exploración y el tratamiento.

Una vez terminado el tratamiento, la pieza dental del niño es más frágil y, en ocasiones, se utiliza el Composite para reconstruirla o también se puede colocar una funda que imite el esmalte para que sea más estética y el niño pueda comer con total normalidad.

Razones por las que se practica una pulpotomía

  • Reducir el dolor y el malestar del niño
  • Prevenir posibles complicaciones en el futuro
  • Mantener la estética dental
  • Restaurar el diente dañado por caries o traumatismo

¿En qué consiste el tratamiento de pulpotomía?

El examen previo del estado de los dientes del niño es muy importante para hacer un diagnóstico correcto y así decidir el tratamiento más adecuado. El examen consta de una historia médica y dental completa, exploración clínica y radiológica y las pruebas que sean necesarias para determinar si es necesaria una pulpotomía en el niño.

El odontopediatra aplica anestesia local para tratar el conducto del diente afectado y eliminar la pulpa en mal estado. Hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia, el niño deberá comer dieta blanda. En caso de que necesite el uso de antibióticos, deberá completar las tomas que haya establecido el especialista independientemente de si tiene malestar o no en el diente. La pulpotomía suele durar entre 20 y 30 minutos.

Normalmente, el tratamiento del conducto en dientes temporales es menos complicado que en los permanentes, sin embargo, a menudo necesitan mayor supervisión por parte del especialista dependiendo de cada caso.

Recomendaciones para la salud de los dientes de los niños

Muchos padres nos preguntan por qué no se extrae el diente de leche si tiene algún problema, pero normalmente es mucho mejor conservarlo siempre que sea posible, ya que los dientes temporales tienen funciones tan importantes como mantener el espacio que necesitan las piezas definitivas y guiarlas para su salida. Además, también son importantes para el desarrollo oral del pequeño y, por supuesto, también para comer. Otros tratamientos que se pueden llevar a cabo con éxito son el Invisalign para niños.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores odontopediatras para ofrecer el mejor servicio de salud dental para niños. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. Como siempre, su salud es lo primero para nosotros.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Manchas dentales por el tabaco y blanqueamiento dental

En nuestra clínica dental en Madrid muchos pacientes fumadores nos visitan para conseguir que sus dientes también tengan un aspecto reluciente y nos preguntan qué tratamiento es el más adecuado. En primer lugar, nuestros profesionales llevarán a cabo un estudio del estado de la dentadura del paciente y detectarán si tiene manchas en sus dientes. Estas pueden ser de dos tipos:

  • Manchas intrínsecas: el consumo de tabaco, una higiene bucodental deficiente, la exposición prolongada al flúor y el consumo de ciertos medicamentos son el detonante de este tipo de manchas
  • Manchas extrínsecas: son causadas por el avance de la placa bacteriana, el sarro y consumo de alimentos y bebidas que tiñen los dientes como el vino tinto, el café, el té, las bebidas carbonatadas o los frutos rojos, etc.

Las manchas de tabaco son producidas por la nicotina y el alquitrán que quedan adheridos a la superficie dental, provocando un tono amarillo totalmente antiestético y que con el paso del tiempo y el desgaste de los dientes puede aumentar considerablemente. De ahí que disponer de dientes más blancos naturalmente es una opción cada vez más demandada por los pacientes.

Blanqueamiento dental

Se trata de uno de los tratamientos más utilizados en estética dental en la actualidad que utiliza unos agentes que se activan por luz ultravioleta. Hay que recordar que este tratamiento solo será efectivo con dientes naturales y no se podrán blanquear manchas producidas por traumatismos o endodoncias defectuosas.

El blanqueamiento dental se puede aplicar tanto en la clínica dental como en el domicilio del paciente con férulas especiales para conseguir poco a poco dientes más blancos. En la clínica, se emplean lámparas láser específicas donde el paciente recibe sesiones de luz en sus dientes. Lo más importante es que es indoloro y el paciente puede lucir dientes perfectos en pocas sesiones y con el mantenimiento que lleva a cabo en su domicilio.  

El blanqueamiento en casa se puede llevar a cabo con cubetas termolaminadas o con inyecciones de gel blanqueador. El tiempo de aplicación debe ser un mínimo de 120 minutos. Estas sesiones ayudan al blanqueamiento dental que se efectúa en la clínica.

Los especialistas recomiendan utilizar carillas más blanqueamiento dental para conseguir una estética dental perfecta, ya que las carillas dentales se utilizan no solo para conseguir un efecto blanqueador mejor, sino también para corregir defectos de tamaño, posición, desgaste o abrasión.

Cuando se lleva a cabo el blanqueamiento dental, muchos pacientes quieren saber si podrán seguir fumando sin que se vean afectados sus dientes. Lo recomendable sería eliminar su consumo, pero como sabemos que eso no es nada fácil, al menos aconsejamos suprimir o restringir el tabaco durante dos o tres semanas después del tratamiento.

En nuestra clínica dental González Baquero disponemos de la última tecnología y ponemos en práctica las técnicas más innovadoras en blanqueamiento dental y otros tratamientos estéticos. Contacta con nosotros y comprueba cuál es el que mejor se adecua a sus necesidades estéticas y de salud bucodental. Le esperamos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…