Hipoplasia del esmalte

Hipoplasia del esmalte

La hipoplasia del esmalte es una afección que consiste en una mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes. Aparece sobre todo en los incisivos superiores y en nuestra clínica dental de Argüelles es un motivo de consulta bastante habitual.

La hipoplasia empieza a formarse antes de la erupción de las piezas dentales y ocurre por una deficiencia en la formación del esmalte. Si esta deficiencia es leve aparecerán unas pequeñas manchas blanquecinas que afectan a la estética dental de la persona.

También pueden aparecer pequeñas abolladuras, hoyos o surcos en la superficie externa de los dientes, provocando asperezas y otras tonalidades como el marrón o el amarillo.

En los casos más graves, cuando el esmalte de los dientes se ha perdido en su totalidad, el diente puede presentar formas anormales y deformes, por lo que se deben poner en práctica los tratamientos para la estética dental.

Causas de la hipoplasia dental

Las manchas blancas pueden aparecer por una alta exposición al flúor cuando se desarrolla el esmalte, este fenómeno se conoce como fluorosis. Otras causas de la hipoplasia pueden ser la malnutrición, infecciones, enfermedad o fiebre durante la formación del diente, medicamentos, factores ambientales o la exposición a sustancias químicas tóxicas.

Normalmente, la hipoplasia suele ocurrir antes de los tres años de vida y cualquier traumatismo que suceda después no suele provocar defectos en el esmalte porque ya está calcificado y es más resistente. Es importante llevar una dieta para el color de los dientes y evitar el deterioro progresivo del esmalte.

Tratamiento de la hipoplasia dental

El tratamiento lo deberá decidir el especialista en estética y variará dependiendo de la gravedad de la hipoplasia. En casos muy leves se restauran las hendiduras con un sellador transparente. Si hay manchas blancas se suele utilizar la técnica de blanqueamiento dental. Para casos más graves se practica una microabrasión dental o una reconstrucción con materiales del mismo color para protegerlos del desgaste.

En caso de que el esmalte tenga rugosidades se puede colocar una corona dental con la forma y color deseada para una restauración completa. Otra opción interesante son las carillas dentales de composite o porcelana.

En los casos más extremos, cuando casi no queda esmalte en el diente, lo más recomendable es colocar un implante dental y sustituir el diente afectado.

Hipoplasia en niños

Cada vez es más frecuente encontrar casos de niños con hipoplasia del esmalte. En este tipo de pacientes es necesario llevar a cabo una serie de procesos para evitar que la hipoplasia aparezca de nuevo con la dentición definitiva.

Las piezas que más se ven afectadas por esta afección son los dientes anterosuperiores, sobre todo la cara vestibular de los dientes incisivos y caninos.

Desde nuestra clínica dental de Madrid recomendamos la visita al odontólogo cada pocos meses para controlar su salud bucodental y practicar técnicas preventivas para evitar afecciones como la hipoplasia del esmalte y otras que, si no se vigilan, pueden derivar en otras enfermedades más importantes.

Como siempre, aconsejamos una buena higiene bucal y visitar al dentista de manera regular.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Qué es Invisalign?

En nuestra clínica dental en Argüelles nos preguntan muchos pacientes en qué consiste el tratamiento Invisalign, o también conocido como la ortodoncia invisible. Sin duda es una de las innovaciones tecnológicas más utilizadas en la actualidad para conseguir buenos resultados en ortodoncia reduciendo al máximo las molestias del paciente.

Con Invisalign podemos diseñar una sonrisa personalizada y exclusiva para cada persona con unos alineadores transparentes y removibles que pasan prácticamente inadvertidos a los ojos de la gente. Cada dos semanas, el experto en invisalign cambiará los alineadores al paciente para continuar con el tratamiento y conseguir los objetivos marcados al inicio, que no son otros que una alineación perfecta de los dientes.

Los alineadores son removibles y esto aporta una gran comodidad al paciente, ya que puede quitárselos para las comidas y para la higiene dental diaria, algo que no permiten los tratamientos más tradicionales. Hay muchas formas de llamar a la ortodoncia invisible y también son muchas las ventajas que ofrecen. Estas son algunas de ellas:

–        Invisibles

–        Cómodos

–        Fabricados a medida

–        Personalizado

–        Limpieza fácil

–        Indoloro

–        Cepillado sencillo

–        Antes de empezar se puede ver el final del tratamiento

–        No incide al hablar

–        Rápidas visitas a la clínica

–        Permite practicar todos los deportes

–        Perfecto para pacientes alérgicos

Fases del tratamiento Invisalign

Estudio

Se hace un estudio pormenorizado de la ortodoncia del paciente mediante escáner para analizar el problema y establecer si es posible la utilización de Invisalign para solucionarlo. Si es así, el especialista marcará el tiempo aproximado de tratamiento y el presupuesto. El estudio se puede realizar en menos de una hora.

Planificación

Mediante un software especializado, el paciente puede observar los movimientos de sus dientes en 3D durante su tratamiento. Es decir, que podrá ver el resultado en pantalla y así podrá decidir sobre cómo será su sonrisa cuando finalice el proceso.

Tratamiento

Una vez tomadas las medidas de la dentadura, se procede a la fabricación de los alineadores, totalmente personalizados para cada paciente. El especialista decidirá el número de alineadores que deberá llevar cada persona. La media de tiempo del tratamiento oscila entre 7 y 18 meses. Cada cuatro o seis semanas se hará una visita a la clínica para comprobar la evolución del paciente. La visita no suele durar más de veinte minutos.

Invisalign para adolescentes

El tratamiento Invisalign para adolescentes suele variar respecto al de adultos. La principal ventaja para los más jóvenes es que no trastoca su rutina diaria y tampoco su estética, un aspecto que, como sabemos, es muy importante para los chicos y chicas de estas edades, de tal forma que siempre tendrán la confianza de mostrar su sonrisa aunque lleven los alineadores puestos.

Esta ausencia de limitaciones no la ofrecen los brackets tradicionales de metal que suelen ir asociados a molestias al adolescente y quizá una sonrisa con complejos.

Dependiendo del estado de la dentición de cada paciente adolescente, el especialista decidirá si aplica el tratamiento Invisalign de adultos o uno específico para pacientes de su edad. Después del estudio previo es el momento de tomar la decisión para que la sonrisa final sea perfecta.

Los alineadores para adolescentes tienen algunas peculiaridades que lo diferencian de los utilizados para adultos. Por ejemplo el indicador de color para calcular mejor el tiempo efectivo de uso, ya que la boca del adolescente está en continua evolución. Los alineadores también tienen funciones y características especiales en caso de erupción de caninos o segundos molares y premolares.

Si desea saber más sobre Invisalign pinche aquí para preguntas frecuentes sobre Invisalign. Como siempre, le esperamos en nuestra clínica dental de Madrid para lo que necesite.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cómo cuidar y prevenir la pérdida de encía

La pérdida de encía es una consecuencia de enfermedades como la gingivitis o la periodontitis. Un tratamiento inadecuado de estas afecciones puede propiciar la pérdida de tejidos importantes para la sujeción del diente. Por tanto, el cuidado de las encías resulta vital para evitar la pérdida de piezas dentales. A continuación detallamos una serie de recomendaciones para el cuidado de las encías:

  • Prevención en casa: la higiene diaria es fundamental para evitar la aparición de enfermedades periodontales, por ello, se deben cepillar los dientes tres veces al día, mínimo dos minutos por sesión, con un dentífrico específico, además de usar el hilo dental al menos una vez al día, o en su defecto cepillos interdentales o portahilos. También se recomienda el empleo de enjuagues antibacterianos para combatir la placa bacteriana, uno de los principales responsables del deterioro de las encías. En ningún caso el uso del enjuague bucal sustituye al cepillado o al uso del hilo dental.
  • Alimentación: debemos llevar una dieta sana y equilibrada y eliminar el exceso de azúcar e hidratos de carbono, ya que contribuyen a la proliferación de la placa bacteriana. El consumo de vitamina A y C, al tratarse de antioxidantes, previenen la periodontitis.
  • Restringir el tabaco: los cigarrillos y sus derivados aumentan la inflamación de las encías y la aparición de gingivitis y periodontitis. Nuestra recomendación es evitar su uso por completo si es posible.
  • Visitar su clínica de confianza: las visitas al odontólogo deben convertirse en un hábito y en una estrategia preventiva para preservar su salud bucodental. Como mínimo debe acudir al dentista una vez al año, aunque lo ideal es cada seis meses. El profesional dispone de los elementos necesarios para eliminar el sarro, que es el principal responsable de la periodontitis y la pérdida de encías. El sarro se adhiere e introduce en la encía provocando problemas en el ajuste del diente.

Cuando visite a su odontólogo revisará sus encías para comprobar que no existen bolsas periodontales, sangrados ni problemas de sujeción. En caso de detectar alguna anomalía, se encargará de tratarlo inmediatamente. Si se acude regularmente a la consulta será más fácil el tratamiento en una fase temprana, como una gingivitis, que no en fases más avanzadas como la periodontitis, donde es necesaria una mayor inversión de tiempo y recursos.

El profesional, además de revisar el estado de la boca del paciente, incluidas las encías, también puede dar pautas de higiene si comprueba que hay algún problema con ellas. A veces pensamos que nuestra higiene es buena y no es así.

Por ejemplo, hay personas que tienen el hábito de cepillarse de manera muy enérgica. Si además utiliza un cepillo de cerdas duras, puede provocar poco a poco un retroceso de las encías que puede derivar en otras afecciones más serias. Si el odontólogo comprueba este aspecto recomendará una serie de técnicas de limpieza y prevención que se ajusten a las necesidades del paciente para evitar problemas en el futuro.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales que le aconsejarán lo que necesite en cada momento para preservar su salud bucodental. No dude en visitarnos para cualquier consulta, estamos a su disposición. Aprovechamos para desearle unas Felices Fiestas.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Cuántos dientes tenemos y cómo se llaman?

 

En general, nos referimos a los dientes como piezas dentales pero realmente cada uno tiene un nombre bien diferenciado que no todo el mundo conoce. Los dientes se pueden agrupar en cuatro categorías diferentes: incisivos, caninos, premolares y molares. Esta sería la distribución de las piezas dentales según su categoría:

  • Incisivos: son cuatro piezas en la parte de abajo y otras cuatro arriba. Dos incisivos frontales y dos laterales. Son los dientes que más se ven a la hora de sonreír y su función es la de cortar los alimentos.
  • Caninos: cuatro piezas, dos arriba y dos abajo. Se trata de los colmillos y se sitúan entre los incisivos y los premolares. Su función es la de desgarrar y arrancar los alimentos.
  • Premolares: son ocho piezas dentales en total y se dividen en primeros premolares (dos piezas arriba y dos abajo) y segundos premolares (dos arriba y dos abajo). Se ubican entre los caninos y los molares y su función es la de triturar los alimentos para facilitar la digestión.
  • Molares: son doce piezas dentales en total con la siguiente distribución: primeros molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo), segundos molares (cuatro piezas dentales, dos arriba y dos abajo) y terceros molares (cuatro piezas, dos arriba y dos abajo). Se ubican al final de la dentadura, después de los premolares. Son los encargados de la masticación propiamente dicha y dejar los alimentos listos para la digestión,

Lo normal es que una vez desarrollada la dentadura se disponga de 32 piezas dentales. Durante la etapa de dentición temporal son 20 las piezas disponibles y durante el periodo de transición donde coexisten las piezas dentales temporales y las definitivas, el número de piezas oscila entre las 20 y las 32.

Podemos dividir la dentadura en cuatro arcadas, dos situadas en la zona superior de la boca y otras dos en la zona inferior. En la primera arcada, situada en la zona superior izquierda se disponen ocho piezas dentales, en la segunda arcada, situada en la zona superior derecha, se disponen de otras ocho piezas dentales, al igual que en la tercera arcada situada en la zona inferior derecha y la cuarta arcada en la zona inferior izquierda.

Los odontólogos hablan de los dientes y muelas en relación al número que ocupan en cada arcada, ya que es una manera inequívoca de identificarlos. A cada diente se le asigna un primer número que hace referencia a la arcada y un segundo número que lo identifica por su posición en la misma. Es decir, que si un odontólogo habla del diente número 13, se está refiriendo al canino de la primera arcada.

Estamos seguros que ahora está mucho más clara la posición y los nombres de todas las piezas dentales que componen la dentadura, pero para aclarar cualquier duda, estamos a su disposición en nuestra clínica dental de Madrid. No dude en visitarnos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Reendodoncias, problemas comunes

  • Endondoncias, clínica dental en Madrid

 

Cuando un odontólogo realiza una endodoncia debe estar completamente seguro de que todos los conductos radiculares de la pieza intervenida han quedado limpios para evitar infecciones y la probable formación de fístulas. La infección, si no se trata a tiempo, podría desembocar en una progresiva pérdida de hueso con resultados nada deseables como la eliminación de la pieza dental.

Sin embargo, para evitar estas eventualidades, se puede llevar a cabo una reendodoncia para reparar y mejorar la endodoncia anterior, limpiando los materiales del interior de los conductos y sellándolos para evitar la proliferación de bacterias y cualquier agente externo que pueda provocar una infección.

Una endodoncia puede fracasar por los siguientes motivos:

  • Complicaciones en la anatomía de los canales radiculares no detectados en la primera endodoncia.
  • No se eliminaron bien los microorganismos en la primera endodoncia.
  • Existencia de canales curvos o restringidos.
  • Se retrasó demasiado la colocación de coronas u otras restauraciones.
  • La endodoncia practicada no impidió el contacto del interior del diente con la saliva.
  • Nuevas caries que exponen el canal de la raíz del diente a una nueva infección.
  • Pieza dental fracturada.

Los principales síntomas que tienen los pacientes que necesitan un tratamiento de reendodoncia pueden ser los siguientes:

  • Dolor que no ha remitido desde la primera endodoncia.
  • Hinchazón facial.
  • Sensibilidad en la palpación o percusión.
  • Conducto sinusal supurante.

Cuando el paciente acude a la clínica dental  con alguno de estos síntomas se le practica una radiografía para observar si los conductos radiculares han sido tratados correctamente. Si se observan conductos mal obturados, caries que pasaron desapercibidas o lesiones apicales que no existían es el momento de aplicar una reendodoncia.

El endodoncista debe comprobar antes de proceder con la reendodoncia que se puede reconstruir la pieza y que se puede acceder a los conductos sin necesidad de recurrir a la cirugía. También que el periodonto esté en perfectas condiciones y no se mueva la pieza.
¿Cómo se lleva a cabo una reendodoncia?

El endodoncista necesitará el uso de radiografías intraorales para comprobar con exactitud y claridad cuál es el estado de la pieza que ya recibió endodoncia. No todas las clínicas disponen de la última innovación tecnológica en este aspecto, por tanto es importante acudir a clínicas capaces de ofrecer la mejor respuesta tecnológica como es el caso de nuestra clínica dental de Madrid.

Una vez comprobado el estado de la pieza, se requiere anestesiar la zona, ya que el especialista debe practicar una cavidad para acceder al interior del diente y remover el material que se utilizó en la primera endodoncia. Después procederá a limpiar e irrigar los conductos radiculares para eliminar los microorganismos existentes y después rellenar con el material adecuado.

A continuación, se colocará un empaste provisional que será sustituido una semana más tarde por uno definitivo. Dependiendo de la morfología de los conductos y el estado previo de las piezas que necesitan reendodoncia se pueden necesitar más de una sesión para llevar a cabo el tratamiento.

En la clínica dental en Madrid González Baquero disponemos de los mejores profesionales y los equipos más sofisticados para llevar a cabo todo tipo de tratamientos de reendodoncia. Cualquier problema tiene solución en manos expertas. Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Tengo un bulto en la encía, qué puede ser y cómo solucionarlo

  • bulto en la encía, qué puede ser y cómo solucionarlo

Encías, problemas habituales

En nuestra clínica dental de Madrid tenemos muchos pacientes que acuden preocupados porque les ha salido un bulto en la encía prácticamente de un día para otro. Aparte del dolor y la irritación con la que suele ir asociado el bulto, la principal preocupación del paciente es la causa del mismo. Por supuesto, la idea de visitar al especialista cuanto antes es una medida ejemplar, ya que con una sencilla exploración puede determinar con exactitud qué tipo de bulto es. En principio, lo más habitual es que sea una fístula o un fibroma, pero deberá valorarse cada caso de manera personalizada.

Fibromas

Los fibromas presentan un aspecto redondeado y duro y suelen aparecer en una parte de la encía que está sometida a fricción constante. Aparte de la encía, también puede presentarse en los labios, la lengua o en otros puntos de la boca. Si no se roza, el fibroma no ocasiona demasiadas molestias al paciente y no necesita de antibióticos para eliminarlo ya que no es producto de una infección. Se cura mediante la extirpación y posterior limpieza. Si la causa es, por ejemplo, el roce de una prótesis, será necesario revisarla para evitar que vuelva a producirse.

Fístulas

Las fístulas  son una abertura que se produce en la encía por donde supura pus, por lo que se trata de un proceso infeccioso. Pueden aparecer por diversas causas:

  • Dientes con caries: el paciente siente un dolor agudo en el diente afectado. Las bacterias se acumulan en la raíz y la encía se inflama. La principal causa de la acumulación de bacterias se debe a una higiene bucodental deficiente.
  • Endodoncias mal ejecutadas: si una endodoncia no está bien hecha puede originarse una infección que derive en una fístula. El principal problema es que no se eliminaron todas las bacterias en su momento y estas se multiplican provocando problemas importantes en la zona.
  • Erupción de muelas del juicio: si la pieza dental que va a salir está mal posicionada y afecta a la encía, puede provocar una infección acompañada de un intenso dolor de muelas. Hay que acudir cuanto antes al odontólogo para tratarlo.

A diferencia de los fibromas, las fístulas requieren de tratamiento con antibióticos para detener y neutralizar la infección. Después, el profesional dental buscará la causa que la originó para solucionar el problema. Para ello, quizá vea conveniente la extracción de la muela del juicio, eliminar la caries, llevar a cabo una nueva endodoncia o cualquier otro tratamiento que el especialista considere necesario.

Para no tener que llegar a este punto, recomendamos encarecidamente que se mantenga una higiene bucodental adecuada y acudir a la clínica al menos dos veces al año en caso de no haber ningún problema visible, e inmediatamente si se detecta alguna anomalía. Como siempre, en nuestra clínica dental de Madrid contamos con los mejores profesionales para atenderle como se merece y con las máximas garantías Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Qué es el curetaje dental

  • tratamiento periodontitis madrid

Tratamiento dental de Curetaje

El curetaje dental es un tratamiento odontológico que se utiliza para contrarrestar la periodontitis. Quizá algunas personas lo conozcan también con los términos de raspado o alisado radicular. El especialista dental tiene que recurrir a este procedimiento cuando el sarro se ha extendido más allá de la superficie de los dientes y la enfermedad está en su etapa más avanzada. La formación de bolsas periodontales en el interior de las encías es la prueba más evidente de la periodontitis.

Estas bolsas periodontales son cada vez más grandes a medida que la enfermedad avanza y se forman entre la encía y el diente. Cuanto mayor es cada bolsa, más cantidad de tejido que soporta el diente se destruye, ya que el número de bacterias es cada vez mayor.

Hay que decir que el curetaje es solo una parte del proceso, pero para que el tratamiento contra la periodontitis surta efecto es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Análisis de las bacterias: es necesario conocer el tipo de bacterias que están destruyendo los tejidos para pautar el antibiótico más eficaz.
  • Medición del sarro: es imprescindible comprobar el nivel de sarro cuando se inicia y cuando finaliza el tratamiento.
  • Revisiones: el especialista debe cerciorarse que la periodontitis ha desaparecido completamente y no va a volver a aparecer.

Proceso del Curetaje

El curetaje se lleva a cabo con unas curetas que serán diferentes según el área que vaya a tratar el odontólogo, ya que no es lo mismo actuar en los dientes incisivos, por ejemplo, que en los molares o premolares, porque cada diente tiene un tamaño, una longitud y una angulación diferente. Estos son los pasos para llevar a cabo un curetaje:

1º. Se aplica anestesia local para limpiar las bolsas periodontales. Para ello se aplica la cureta correspondiente

2º. Se raspa y retira el sarro acumulado bajo la encía.

3º. Se alisa la raíz del diente.

El tratamiento de curetaje dental se puede realizar en dos consultas. En la primera se hace el análisis microbiológico y el curetaje en dos cuadrantes de la boca. En la segunda consulta se lleva a cabo el raspado y alisado radicular en el resto de la boca y se pauta el antibiótico adecuado en base a los resultados del análisis microbiológico.

En general es un proceso que no duele ni presenta excesivas molestias, tan sólo cuando pasan los efectos de la anestesia local. Pero, aunque es un tratamiento que no suele presentar complicaciones, siempre recomendamos a nuestros pacientes que acudan a una clínica con solvencia y experiencia para garantizar los resultados del curetaje.

Hay que decir que España es el único país de la UE donde no están reguladas las especialidades dentales y cualquier dentista puede hacer un curetaje. Pero, todos sabemos que las garantías que ofrece un experto en periodoncia nunca serán las mismas que la de un dentista ordinario.

Por tanto, nuestra recomendación es acudir a una clínica con reconocido prestigio como nuestra clínica dental de Madrid, porque contamos con los mejores especialistas en todo tipo de tratamientos como el curetaje dental y siempre velamos por la salud bucodental de nuestros pacientes y garantizamos nuestros trabajos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Retenedores de ortodoncia

  • Retenedor dental

En los tratamientos de ortodoncia, una vez conseguido el alineamiento dental que buscábamos, los retenedores cumplen una función muy importante para culminar el tratamiento de la mejor forma posible. Si no se lleva a cabo una buena maniobra con los retenedores puede arruinarse todo el proceso.

Los dientes, una vez alineados, crean nuevos vínculos de sujeción al hueso que deben consolidarse para mantener la colocación después de la ortodoncia. Esta consolidación se lleva a cabo mediante los retenedores que es muy parecido a la escayola en las fracturas de hueso, es decir, que necesita inmovilizarse hasta conseguir una fijación óptima.

Tipos de retenedores en ortodoncia

  • Retenedores fijos: se utilizan para una retención permanente y también están recomendados para una retención intraarcada si el profesional considera que pueden surgir problemas de irregularidad en alguna zona de la boca. Sus principales funciones son las siguientes:
    – Mantener la posición de los incisivos inferiores
    – Mantener el diastema
    – Mantener el espacio para implantes dentales
    – Mantener los espacios de extracción cerrados en adultos
  • Retenedores removibles: se utilizan para contrarrestar la inestabilidad intraarcada y también para pacientes que tienen algún tipo de problema de crecimiento. Este tipo de retenedores son transparentes y quizá tiene más ventajas que los de alambre porque estos pueden despegarse de algún diente sin que el paciente se dé cuenta y podría producirse una situación irrevocable. Los retenedores transparentes es posible que ofrezcan mayores garantías a los pacientes que se han sometido a tratamientos de ortodoncia y disponen de recambios para cualquier eventualidad.

Hay que decir que los dientes están en continuo movimiento durante toda la vida y esto solo se puede evitar mediante la colocación de un retenedor mientras dormimos. Por eso es recomendable tener el hábito de ponerse los retenedores durante la noche, para conservar unos dientes sanos y perfectos para toda la vida. No hay que olvidar que los dientes y la piel son los principales delatores de la edad y de nosotros depende mantenerlos siempre sanos y juveniles.

Después del tratamiento de ortodoncia

Lo normal es usar los retenedores durante tres meses todo el día. Una vez terminado este ciclo, se pueden usar sólo para dormir. Dependiendo del caso, se puede recurrir al uso exclusivamente nocturno desde el primer día. Al principio se nota un poco de presión que luego desaparecerá en pocos minutos.

En cuanto al mantenimiento de los retenedores es muy sencillo. Tan solo hay que limpiarlos diariamente con agua y un cepillo y un par de veces por semana es importante esterilizarlos con unas pastillas específicas para tal efecto. También es preciso vigilar los retenedores porque, según va pasando el tiempo, pierden su rigidez y deja de cumplir su función con las mismas garantías que al principio. Cuando llega este momento, se debe cambiar el retenedor pidiendo un duplicado de la última etapa del tratamiento de ortodoncia que haya seguido el paciente. De esta forma, siempre estará seguro de que los dientes estarán en la posición perfecta.

En la Clínica Dental González Baquero disponemos de los mejores materiales y el mejor personal médico para informarte sobre todo lo concerniente a los retenedores en ortodoncia. No dudes en consultarnos todas tus dudas para disponer de toda la información necesaria.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Qué son las encías retraídas?

  • Encías retraídas

Uno de los problemas más comunes de salud bucodental son las encías retraídas y debe ser tratado de una manera adecuada para evitar problemas en el futuro y también para mejorar la estética dental del paciente.

Principales causas de las encías retraídas

  • Gingivitis: consiste una inflamación de las encías debido a la acumulación de placa bacteriana entre los dientes. Esta placa termina formando el sarro y cálculos dentales que sólo pueden ser eliminados mediante una limpieza profesional de dientes y encías. Si no se toman medidas, la encía poco a poco se debilita y puede sangrar o sufrir pérdidas de hueso con la consiguiente recesión de las encías. Normalmente se debe a una mala higiene bucodental y afecta a un 91% de la población. Su principal síntoma es el sangrado de las encías durante el cepillado. En el caso de los fumadores no suelen sangrar, pero también pueden sufrir la enfermedad.
  • Periodontitis: podemos decir que es una gingivitis no tratada a tiempo y que ha derivado en una afección mucho más grave. La placa bacteriana se acumula entre la encía y el diente y penetra hasta su raíz destruyendo el hueso y el tejido conjuntivo. Los dientes pierden estabilidad y pueden moverse, provocando en casos más extremos la pérdida de alguna pieza dental.
  • Mal cepillado de dientes: suele suceder cuando el cepillado de dientes es agresivo y destruye el tejido de la encía. Entonces se produce una recesión gingival que suele tratarse con la colocación injertos de encía para restablecer las raíces afectadas. Después del injerto el aspecto de la encía vuelve a ser normal.
  • Ortodoncia mal ejecutada: si los dientes no están bien colocados en el hueso puede ser un factor que influya decisivamente si el paciente padece periodontitis o se cepilla los dientes con demasiada fuerza. Como en el caso anterior, el injerto de encía puede ser una solución muy acertada para devolver a la encía a su posición original.
  • Tabaquismo: el consumo de tabaco puede provocar pérdida de encía ya que afecta al sistema inmunitario y facilita la proliferación de bacterias, lo que supone la aparición de la enfermedad periodontal.
  • Traumatismos: cualquier accidente que afecta a las estructuras bucodentales pueden provocar la pérdida de encía y debe ser tratado por un profesional de una manera personalizada y con la mayor prestancia posible.

Tratamientos de las encías retraídas

En primer lugar, el profesional tratará de eliminar las causas que influyen claramente en la retracción de las encías, como puede ser el cepillado agresivo, una dieta inadecuada, etc. Sin embargo, a buen seguro que después, el odontólogo tendrá que emprender otras acciones más concretas para solucionar el problema. Estas son algunas de ellas:

  • Estiramiento de encías: si la encía lo permite se puede llevar a cabo un estiramiento para cubrir la raíz del diente y así devolver a su posición normal las encías sin tener que recurrir a injertos.
  • Injertos de encía: la técnica consiste en tomar tejido del paladar del paciente y trasladarlo a la encía. Con las nuevas técnicas quirúrgicas, se lleva a cabo una microcirugía nada invasiva que conseguirá restablecer la posición normal de las encías de manera satisfactoria para el paciente y con las mínimas molestias.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales para tratar este y otros problemas bucodentales. No dude en consultarnos. Nuestra experiencia y profesionalidad está siempre a su servicio y al de su salud bucodental. Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…