endodoncia

Los problemas posteriores de una endodoncia

  • problemas-posteriores-endodoncia

Los tratamientos de endodoncia suelen ser de los más sencillos en odontología conservadora. Consiste en extraer la pulpa dental que se encuentra en mal estado dentro de los conductos radiculares del diente con el fin de evitar un mayor deterioro de la pieza y una posible extracción.

 

Una endodoncia es necesaria cuando se ha producido una caries muy profunda en la pieza con la consiguiente necrosis de la pulpa dental. También se utiliza para combatir la inflamación de la pulpa (pulpitis), abrasión, erosión y desgaste de los dientes por excesivo roce entre ellos (bruxismo).

 

La pulpa dental se encuentra en las raíces del diente y, cuando se inflama, se manifiesta con dolor leve o intenso o también al tomar alimentos o bebidas demasiado frías o demasiado calientes. Después de examinar el diente afectado, el odontólogo será el encargado de recomendar la endodoncia para extraer la pulpa afectada y así contrarrestar el dolor que sufre el paciente.

 

Las fases de una endodoncia

 

Primera fase: examen inicial

 

El odontólogo examina al paciente y le pregunta sobre el dolor que siente en el diente afectado, su intensidad, localización, si se puede calmar con frío, etc. El profesional, si lo considera necesario, efectuará alguna radiografía o utilizará el escáner intraoral para comprobar el estado real de la pieza, su anatomía y el estado de los conductos radiculares. El objetivo de esta exploración es hacer un buen diagnóstico y elegir el tratamiento más adecuado.

 

Segunda fase: limpieza de conductos

 

Si el profesional considera adecuada la endodoncia como tratamiento conservador para eliminar el dolor y restaurar la funcionalidad de la pieza afectada, procederá aplicando anestesia local en el diente y los tejidos de alrededor. Es importante cerciorarse de que no hay ninguna infección o inflamación en el diente para que la anestesia sea eficaz. Si hubiera infección, la endodoncia no se podrá realizar y el paciente deberá tomar antiinflamatorios y antibióticos recetados por el odontólogo.

 

Una vez que la anestesia ha hecho su efecto, el especialista procede a hacer un pequeño agujero en el diente para poder acceder a la pulpa y extraerla. En este paso se aísla el diente afectado del resto y se procede a limpiar los conductos radiculares de pulpa en mal estado. El objetivo es dejar los conductos totalmente asépticos.

 

Tercera fase: obturación

 

En esta última fase, una vez limpios los conductos radiculares, se procede a su sellado con un material especial que impide el paso de bacterias y gérmenes. El diente queda totalmente insensibilizado pero con todas sus funciones listas y, lo que es más importante, sin ningún dolor para el paciente.

 

El especialista comprueba que los conductos de la pieza han quedado perfectamente sellados y emplaza al paciente a una revisión en varias semanas para cerciorarse de que no ha habido ninguna complicación.

 

Endodoncia, problemas posteriores

 

Después de haberse llevado a cabo la endodoncia, pueden surgir algunas complicaciones, de ahí la importancia de acudir puntualmente a las revisiones del odontólogo. De esta forma se pueden atajar a tiempo y evitar que vayan a más. Estos son los principales problemas que pueden darse después de una endodoncia mal hecha y sus síntomas:

 

Infección de endodoncia antigua

 

Si antes de efectuar la endodoncia ya existía una infección leve o una lesión ósea provocada por ella y estas dolencias no remiten, es muy importante vigilarlas en los meses posteriores para valorar el tratamiento a seguir.

 

El dolor persiste

 

Si después de varias semanas de la endodoncia el paciente sigue con dolor en el diente de la intervención, el odontólogo deberá explorarlo de nuevo y revisar si los conductos se han sellado adecuadamente o si hay algún conducto anexo que no se ha tratado.

 

Sellado corto de conductos radiculares

 

Las endodoncias que se han realizado con sellados cortos en los conductos tienen una posibilidad mayor de fracaso, ya que hay más posibilidades de que penetren las bacterias al final de las raíces. En estos casos habría que volver a hacer el sellado.

 

Fractura de la pieza dental

 

Las piezas dentales endodonciadas tienen mayor posibilidad de sufrir una fractura, ya que, una vez vaciados y sellados los conductos radiculares quedan más debilitados y se vuelven más rígidos, con el consiguiente riesgo de fractura. En estos casos, si el especialista lo considera oportuno, se puede colocar una corona de porcelana en la pieza para protegerla.

 

Perforaciones radiculares

 

Este problema puede aparecer cuando se está realizando la endodoncia debido a la poca profesionalidad del especialista o también porque se complica la búsqueda de los conductos radiculares. Para solucionarlo, se suele utilizar MTA, un material consistente capaz de sellar la grieta que se ha provocado y con una evolución favorable en la mayoría de los casos. El profesional hará un seguimiento en las semanas siguientes para comprobar si ha sido efectivo.

 

Material odontológico dentro del conducto

 

Este es otro caso de una mala praxis. En conductos radiculares con demasiada curva puede suceder que se rompa alguna lima que utiliza el especialista durante la endodoncia y el trozo se aloje dentro del conducto. La mejor solución es extraer el trozo lo antes posible, pero en el caso de que sea imposible no suele suponer un problema grave para el éxito de la intervención.

 

Dudas sobre la endodoncia

 

Muchos pacientes que nunca se han sometido a un tratamiento de endodoncia nos hacen llegar sus dudas sobre el procedimiento y nosotros gustosamente las resolvemos para que dispongan de toda la información y estén tranquilos durante la intervención. Quizá la consulta que más les preocupa es si van a sentir dolor o no. Como hemos dicho antes, se utiliza anestesia, por lo que no debería aparecer el dolor en una endodoncia, todo dependerá del umbral del dolor de cada persona y si en ese momento se encuentra nerviosa o alterada. Aunque es cierto que la anestesia ayuda a mitigar las posibles molestias de la intervención, sí que puede resultar un tanto incómoda cuando el profesional extrae la pulpa y limpia los conductos radiculares.

 

Los pacientes también nos preguntan por la efectividad de la endodoncia y si, en ocasiones, es necesario volver a endodonciar el mismo diente. Aunque es cierto que es un tratamiento definitivo, dependiendo de cada caso, a veces no se pueden eliminar en su totalidad las bacterias acumuladas en los conductos porque es difícil acceder a ellos o por falta de pericia. En estos casos se suele llevar a cabo una segunda limpieza de los conductos.

 

Como ven, la importancia de acudir a una clínica con todas las garantías resulta clave para evitar problemas en cualquier tratamiento. En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y medios técnicos para su endodoncia Madrid. Pida cita y confíe en nosotros.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Qué es la pulpectomía?

Tanto la pulpotomía como la pulpectomía son procedimientos odontológicos que se realizan en niños con dientes temporales. En el caso de la pulpectomía consiste en eliminar en su totalidad la pulpa dental del diente debido a su mal estado por infección u otros factores. No hay que confundirlo con la pulpotomía que es la eliminación parcial de pulpa afectada, conservando el resto.

El especialista decide llevar a cabo la pulpectomía cuando ha habido una caries tan grande que ha llegado hasta el nervio del diente (pulpa) y se encuentra en muy mal estado. Como cuando se valora un caso de periodoncia, el profesional debe examinar si hay posibilidades de conservar el diente natural mediante un estudio previo de la dentadura del paciente mediante exploración y radiografías, de esta manera podrá conocer el alcance de la zona afectada y decidir el tratamiento que mejor se adecúa a sus necesidades.

La pulpectomía se utiliza cuando el daño de la pulpa es ya irreversible y es necesaria la limpieza de los conductos radiculares del diente para evitar su extracción. El procedimiento es el mismo tanto para piezas permanentes como temporales. En primer lugar se limpia bien la caries del diente, después se elimina por completo todo el tejido pulpar que hay dentro del conducto y finalmente se lleva a cabo un sellado para evitar la proliferación de bacterias. En el caso de los dientes permanentes se utiliza un material diferente para proteger la pieza y no irritar los tejidos cercanos al diente.

La pulpectomía en dientes específicos

En los dientes temporales se utilizan materiales que se puedan reabsorber y que no irritan los tejidos adyacentes al diente. Además, y lo más importante, es que la intervención no debe interrumpir la salida del diente permanente, para ello es imprescindible acudir a la clínica cada 6 meses para que el odontólogo compruebe que todo está en orden. Los materiales más reabsorbibles y que se utilizan en las pulpectomías de dientes temporales son la pasta iodomórfica y el oxígeno de zinc-eugenol.

En el caso de la pulpectomía en los dientes anteriores el procedimiento es igual que en otros dientes, sin embargo, al ser estos más visibles, se utiliza un tipo de resina mucho más estético (composite) para sellar el conducto y que no se note demasiado a la vista.

Síntomas de la pulpectomía

Cuando la infección de la pulpa (pulpitis) es irreversible, el profesional toma la decisión de aplicar la técnica de la pulpectomía para restaurar y conservar la pieza dental. Pero antes, el paciente tiene una serie de síntomas derivados de la pulpitis que suelen ir desde el dolor persistente o la hipersensibilidad en la zona afectada, pasando por hemorragias, aspecto pulpar fragmentado o la movilidad dentaria.

El dolor sin duda es el síntoma que más afecta al paciente y la señal inequívoca de que algo no va bien en la pieza dental. Una vez que la persona haya acudido a la clínica dental, el odontólogo tratara de calmar el dolor mediante antiinflamatorios y calmantes. Después, si la pulpectomía es el tratamiento más indicado para el paciente, aplicará anestesia en la zona afectada para poder llevarlo a cabo sin ningún tipo de dolor o molestia. Una vez finalizada la intervención es posible que el paciente sienta algún tipo de molestia que se calmará con los fármacos que indique el profesional. Estas molestias remitirán en uno o dos días como máximo.

Diferencias entre una pulpectomía y una endodoncia

Como hemos dicho, la pulpectomía supone la eliminación total de la pulpa dañada por distintos motivos y es un procedimiento (junto con la pulpotomía) que se da en niños con dientes temporales, sin embargo el procedimiento es similar a la endodoncia que se lleva a cabo en los dientes definitivos. Por tanto, podemos decir que la pulpectomía forma parte del tratamiento de endodoncia, ya que es necesario eliminar la pulpa afectada antes de sellar el conducto radicular (endodoncia) y así culminar la restauración del diente afectado por caries o traumatismo.

El odontólogo decidirá llevar a cabo una pulpectomía cuando, después del examen de la dentadura el paciente detecte una inflamación crónica en el diente del niño, hemorragias, necrosis pulpar, una pulpotomía fallida, reabsorción interna o incluso daños óseos. Estas son las fases del tratamiento:

1- El profesional determinará en qué grado está afectada la pulpa dental mediante radiografías u otros procedimientos de exploración dental. Dependiendo de la profundidad de la caries el procedimiento se llevará a cabo de una u otra manera.

2- La pulpectomía se lleva a cabo mediante anestesia local aislando la muela que se va a tratar.

3- Se elimina completamente la caries y se limpia la muela.

4- Se localizan los conductos y se elimina la pulpa dental dañada.

5- Se sellan los conductos radiculares con material reabsorbible para que no afecte la erupción de la pieza definitiva.

6- Se rehabilita la muela con una corona. Al tratarse de una pieza temporal tan solo se colocará para que el niño pueda masticar los alimentos.

Después de la pulpectomía el paciente puede experimentar sensaciones de hormigueo en la boca. Estos efectos son típicos de la anestesia utilizada durante la intervención y no suelen durar más allá de unas pocas horas. Durante este tiempo es recomendable no ingerir alimentos. El paciente puede experimentar dolor en la zona afectada que será tratado con analgésicos indicados por el odontólogo.

Es muy importante que el niño siga las pautas de higiene bucodental indicadas por su especialista después de la pulpectomía. En general no es necesario un cepillado específico en la muela afectada, pero los primeros días deberá cepillarse con cuidado ya que la zona está todavía dolorida.

Cada 6 meses el odontólogo deberá revisar el estado de la muela intervenida para comprobar si la pulpectomía ha sido un éxito para la recuperación de la pieza y también para que no suponga ningún obstáculo a la hora de la erupción del diente definitivo.

Por supuesto, nuestro consejo es que acuda a su clínica dental de confianza para llevar a cabo la pulpectomía de sus hijos. En nuestra clínica dental en Argüelles disponemos de los mejores profesionales y los medios técnicos más avanzados para este tipo de intervenciones. Como sabe, desde hace más de cuatro décadas velamos por la salud bucodental de su familia. Contacte con nosotros y confíe en su clínica de siempre.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los tratamientos de estética dental

Los tratamientos de estética dental son uno de los más demandados en nuestra clínica dental en Argüelles. Cualquier persona puede corregir sus defectos bucodentales, incluso los que ha arrastrado durante muchos años, y conseguir una sonrisa deslumbrante. Todos nos merecemos tener la mejor de las sonrisas y nuestros profesionales diseñarán el tratamiento personalizado que necesita para conseguir el mejor efecto estético en sus dientes.

Uno de los principales requisitos necesarios para que el tratamiento de estética sea eficaz es que el paciente debe gozar de una buena salud bucodental. En caso contrario, la principal prioridad será solucionar su problema y después comenzar el tratamiento estético.

Por ejemplo, si el paciente desea el mejor tratamiento de blanqueamiento dental en Madrid pero tiene una enfermedad periodontal, sin duda el odontólogo tratará de solucionar esa afección antes de comenzar el tratamiento de blanqueamiento. Muchas veces, el tratamiento odontológico y el estético van de la mano y son administrados por distintos profesionales. De ahí la importancia de contar con los más cualificados y experimentados y acudir siempre a su clínica de confianza.

Principales tratamientos de estética dental

El principal requisito que debe tener un tratamiento de estética dental de calidad es que debe estar personalizado para conseguir la mejor sonrisa posible del paciente. Un buen profesional ofrecerá al paciente la mejor solución para adaptarse a sus necesidades estéticas. Para conseguirlo, deberá hacer un estudio facial previo para saber con exactitud sus proporciones y medidas, así como el tamaño de los dientes, su forma y color. Con toda esta información, el especialista en estética elegirá el procedimiento que mejor se adapte a estas directrices. Estos son los principales tratamientos de estética dental que puedes disfrutar en nuestra clínica:

Carillas dentales

Las carillas dentales son láminas de porcelana o composite que se instalan en la cara visible de los dientes para corregir aspectos tan importantes como el tamaño, la forma o el color de los mismos. También se puede corregir el problema de dientes pequeños, apiñados o separados y fracturas.

El principal beneficio de las carillas es que es un tratamiento muy rápido para corregir pequeñas imperfecciones y el paciente puede disfrutar de sus nuevos dientes en un tiempo récord, con plazos de tres semanas para carillas de composite y un mes para las carillas de porcelana.

Blanqueamiento dental

La principal finalidad del tratamiento de blanqueamiento dental es que permite conseguir el blanco natural de los dientes que se ha perdido con el paso del tiempo o el consumo de algunas sustancias nocivas como el tabaco. Es un procedimiento totalmente indoloro para el paciente y con unos resultados rápidos (cuatro semanas) y de calidad en la sonrisa del paciente

El tratamiento consiste en la aplicación de unas férulas con gel blanqueador durante 15 días, después el paciente recibe una sesión de lámpara led y otros 15 días de gel blanqueador. El gel se puede aplicar en casa y las sesiones de lámpara led se llevan a cabo en la clínica. Cada semana, el especialista hace un seguimiento de los resultados obtenidos y decide si el paciente continúa con las sesiones o no. Poco a poco, el color de los dientes va cambiando y se eliminan las manchas del esmalte de una manera muy eficaz y sencilla.

El blanqueamiento con cubetas es otro tratamiento que el paciente puede seguir en su domicilio junto con una jeringa y el gel blanqueador que deberá aplicarse durante el tratamiento. El tratamiento dura aproximadamente una semana con un mínimo de aplicación de 120 minutos, aunque si se quiere, puede aplicarse toda la noche. Si el paciente lo desea puede continuar aplicándose el gel a largo plazo para mantener un color perfecto de los dientes.

Coronas dentales

Este tipo de tratamiento dental consiste en colocar fundas, o también llamadas coronas dentales, para cubrir o sustituir un diente natural. Se utilizan sobre todo en los tratamientos de implantes dentales para cubrir el tornillo y que la corona ofrezca un aspecto como la pieza dental natural.

También se recurre a las coronas cuando ha habido un traumatismo y uno, o varios dientes, ha sufrido alguna fractura o abrasión y es necesario proteger al diente colocando encima una corona. En muchos casos es necesario llevar a cabo antes una endodoncia para limpiar los conductos radiculares y luego proceder con la protección de la pieza dañada.

Gingivectomía

Este tratamiento estético consiste en una cirugía con anestesia local donde el profesional busca la armonía en la forma de los dientes puliendo y modificando el contorno de las piezas que tengan alguna disonancia con el resto. Se trata de una intervención nada invasiva y muy predecible, con un postoperatorio sin complicaciones.

Reconstrucciones dentales

Aunque, en principio, tiene más que ver con la salud bucodental para solucionar caries profundas, traumatismos o fracturas dentales, este tipo de tratamiento puede aplicarse también a la estética dental, ya que se utiliza para juntar dientes separados o corregir pequeños defectos de forma y tamaño. Los profesionales suelen utilizar composite con distintas tonalidades para reconstruir ciertas partes de la boca como la parte anterior para que el material se mimetice con el esmalte e imitar a la perfección la tonalidad del diente original.

Ortodoncia lingual y ortodoncia invisible

Cuando un paciente necesita un tratamiento de ortodoncia, puede apostar por tratamientos estéticos como la ortodoncia lingual (Incognito™), que consiste en colocar los alineadores dentales en la parte anterior de los dientes para que pasen totalmente inadvertidos, o también por la ortodoncia invisible (Invisalign®), que utiliza férulas transparentes prácticamente invisibles y que ofrecen unos resultados excelentes.

Inlays/onlays

Este tratamiento consiste en colocar pequeñas incrustaciones que se fabrican de manera personalizada para cada paciente. Se utilizan cuando una caries es tan grande que no se puede solucionar con una endodoncia, pero no tanto como para usar una corona dental. Los inlays cubren toda la superficie del diente entre las cúspides y los onlays se utilizan para restaurar cúspides fracturadas.

Estos son algunos de los tratamientos más utilizados en estética dental, pero nuestros profesionales personalizan al máximo cada tratamiento para conseguir la mejor sonrisa del paciente. Contacte con nosotros y consiga una sonrisa radiante y llena de salud.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Pulpa dental, ¿qué tipo de afecciones pueden afectarla?

Nuestro equipo de dentistas en Argüelles trata todo tipo de afecciones de la pulpa dental, un tejido que se encuentra en el interior de los dientes con la particularidad de que está dentro de un espacio limitado, y al no poder expandirse, cualquier afección provocada por las bacterias suele estar asociada a la necrosis, es decir, que es necesario eliminar la pulpa afectada para evitar lesiones más importantes.

La pulpa, por tanto, es un tejido muy sensible y laxo con dos tipos de fibras nerviosas que son las que transmiten el dolor para avisar de que algo no va bien en el interior del diente. Unas fibras transmiten el primer dolor agudo y localizado de menor duración y otras transmiten un dolor agudo más continuado propio de la pulpitis.

El esmalte y la dentina protegen la pulpa, el problema viene cuando estos tejidos se resienten y se pierde esa barrera defensiva. La pulpa entonces se ve expuesta a los agentes patógenos que pueden colonizar con más facilidad la cámara pulpar. Es en ese momento cuando comienza una inflamación del tejido provocando una vasodilatación que favorece los edemas y las filtraciones de la zona. La gingivitis puede ser el inicio de una afección relacionada con la pulpa dental.

Causas más importantes de las afecciones de la pulpa dental

Estas son las afecciones más frecuentes sufridas por la pulpa dental:

  • Infección: la placa bacteriana puede acceder a la cámara pulpar aunque no haya una comunicación directa entre la pulpa y el exterior del diente. Si hay una caries, una fisura o una fractura, las bacterias pueden acceder más fácilmente. También en el caso de bolsas periodontales, caries radicular o por el flujo sanguíneo. Lo más habitual es que las bacterias lleguen a la pulpa a través de una caries.
  • Causas físicas: son muchos los aspectos de este tipo que pueden causar algún tipo de afección pulpar, desde traumatismos dentales, pasando por bruscos cambios de temperatura en el diente, radiaciones originadas por la radioterapia, descargas eléctricas provocadas por la presencia de metales en la cavidad bucal o por variaciones de presión. En este caso, si viajamos en avión, cuando el aparato asciende se pueden producir pulpitis en dientes que hayan sufrido alguna obturación reciente y cuando el avión desciende puede producirse dolor intenso en dientes con pulpa necrótica.
  • Causas químicas: pueden aparecer por un sellado deficiente de un diente o por filtraciones de materiales utilizados en otros tratamientos, como pueden ser empastes o composite. También afecta a la pulpa dental las intoxicaciones tanto externas, como plomo o mercurio, o intoxicaciones del propio organismo como en el caso de la diabetes. Todas estas causas pueden provocar un tipo de lesión en la pulpa dental que varía según la intensidad en que haya sido atacada.

Principales lesiones de la pulpa dental

Pulpitis reversible

Es el tipo de lesión menos grave ya que consiste en una inflamación superficial de la pulpa que puede ser reparada. La inflamación del tejido se produce debido al ataque de bacterias que penetran a través de una caries, fisuras por tallados protésicos, traumatismos u obturaciones con ajustes deficientes.

En la gran mayoría de las pulpitis reversibles el paciente no tiene ningún síntoma, o si los hay, suelen ser de dolor cuando hay estímulos externos en el diente como líquidos fríos, alimentos muy dulces o ácidos o con un roce intenso. El dolor siempre es provocado y suele desaparecer cuando cesa el estímulo.

Tratamiento de la pulpitis reversible: el especialista deberá tratar la causa que provocó la inflamación de la pulpa. Si, por ejemplo, es una caries poco profunda, se restaura la zona afectada y la pulpa volverá a su estado normal.

Pulpitis irreversible

Se produce cuando la pulpa se inflama de tal forma que no es posible recuperarla. Suele darse la mayoría de las veces por una pulpitis reversible que no recibe el tratamiento adecuado y deriva en un tejido parcialmente inservible por la actuación de las bacterias.

Hay un tipo de pulpitis irreversible con síntomas de dolor intenso, ya sea provocado o espontáneo y que puede durar varios minutos. El frío suele calmar el dolor del paciente por la contracción de los vasos sanguíneos de la zona.

La pulpitis irreversible asintomática es la que se produce de manera previa a los dolores intensos a los que nos hemos referido anteriormente. Cuando el paciente acude a la clínica, normalmente es cuando siente dolor en la zona afectada y el especialista será el encargado de dilucidar cuál es el tratamiento más adecuado. En la pulpitis irreversible se debe eliminar la pulpa afectada de los conductos dentarios. Este procedimiento se conoce como endodoncia.

Necrosis pulpar

Este es el máximo grado de afección de una pulpa dental y suele darse cuando no se ha dado un tratamiento adecuado a la pulpitis irreversible. Cuando se llega a este estado, se produce la destrucción del tejido pulpar, las fibras nerviosas y el sistema vascular y linfático. La causa más habitual es la proliferación de bacterias en la cámara pulpar, pero también puede darse por fractura del diente.

En este caso no hay entrada de bacterias y es la propia fractura, que afecta a la arteriola de la pulpa, la causante de la necrosis. Como síntoma relacionado podemos observar cómo el diente se va oscureciendo poco a poco. Sin embargo, podemos afirmar que, en la mayoría de los casos, la necrosis pulpar es asintomática y el tratamiento más efectivo es la endodoncia progresiva.

Soluciones para la pulpitis: endodoncia

Si no se trata a tiempo la pulpitis, la infección puede afectar a los tejidos cercanos al diente, incluso puede llegar al hueso maxilar. Para evitar esto, se lleva a cabo la endodoncia, que consiste en la eliminación de los tejidos destruidos por la infección y en sellar los conductos dentarios para evitar el acceso de microorganismos patógenos. Estas son las fases del tratamiento:

  • Primera consulta: se limpian los conductos radiculares y se eliminan los tejidos pulpares necróticos. El endodoncista suele recetar antibiótico para la infección y se hace un sellado temporal.
  • Segunda consulta: el especialista sustituye el empaste temporal por otro definitivo.
  • Tercera y última consulta: si es necesario, según los daños sufridos por el diente, se puede colocar una corona o, si no hay problemas de los implantes dentales, también se puede recurrir a ellos para recuperar la funcionalidad perdida.

Como vemos, la pulpitis dental puede producirse por traumatismos y otro tipo de lesiones, pero la mayoría de las veces es consecuencia de una higiene bucal deficiente, por tanto, nuestra primera recomendación es mantener una buena higiene y visitar al odontólogo cada seis meses para comprobar el estado de su dentadura. No dude en contactar con nosotros para cualquier duda. Para nosotros su salud bucodental es lo primero.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Exodoncia, cuidados antes y después

En nuestra clínica dental en Madrid la exodoncia es una de las prácticas habituales que consiste en la extracción de una pieza dental o una parte remanente que se ha quedado en el alveolo. Se trata de una intervención sencilla que se lleva a cabo con anestesia local y no suele tener ninguna complicación salvo las molestias de la hemorragia posterior a la extracción del diente.

Causas de la exodoncia

Las principales causas de la exodoncia son la caries y la enfermedad periodontal. También se aplica en dientes retenidos o mal posicionados, supernumerarios, dientes con tumoración o quistes o dientes temporales. Otro caso probable puede ser que después de varias reendodoncias no haya más remedio que proceder a la extracción.

No es posible practicar una exodoncia si hay una infección previa en el diente a extraer o en el tejido periodontal, tampoco si hay un absceso. Sin embargo, con un examen previo del especialista y un uso adecuado de los antibióticos y la anestesia troncular, se puede llevar a cabo la extracción.

Cuando un paciente se somete a una exodoncia debe seguir las indicaciones del profesional y tener en cuenta una serie de cuidados antes y después de la intervención para evitar cualquier tipo de infección en la herida.

Cuidados antes de la exodoncia

  • Evitar las comidas pesadas y la ingesta de alcohol antes de la exodoncia
  • Es recomendable que el paciente haya dormido lo suficiente y esté descansado
  • Dependiendo el caso, el profesional puede recomendar la toma de antibióticos antes de la intervención para que los gérmenes de la boca no pasen al torrente sanguíneo.
  • Si la operación requiere el uso de mucha anestesia, el paciente no podrá conducir ningún vehículo.
  • El paciente informará al odontólogo sobre la medicación que esté tomando por si puede interferir en la cicatrización y la coagulación sanguínea.

Cuidados después de la exodoncia

  • La reducción de la hemorragia es la primera prioridad después de la exodoncia. El paciente morderá gasas en la zona intervenida y tratará de no rozar la herida con la lengua para evitar su irritación. Una vez transcurridas varias horas de la operación todavía puede continuar el sangrado, aunque mucho más débil.
  • No se recomienda cepillarse los dientes ni usar enjuagues hasta 12 horas después de la intervención. Después, es preferible no tocar con el cepillo la encía intervenida.
  • Hasta después de 24 horas no se recomienda las actividades intensas y tener un buen descanso.
  • El paciente consumirá una dieta con mucho líquido y alimentos blandos.
  • Los analgésicos se pueden tomar antes de que se pasen los efectos de la anestesia. Si la zona afectada está muy inflamada se puede aplicar hielo durante 30 minutos.
  • Es importante acudir al dentista si hay fiebre, si la inflamación aumenta después de tres días, si continúa el sangrado o si los analgésicos no pueden contrarrestar el dolor.

En nuestra clínica dental disponemos de los mejores profesionales y la última innovación tecnológica como la endodoncia con microscopio para este y otros tratamientos dentales. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Pulpotomía en niños

  • pulpotomía en niños

Cuidado de la boca de los niños

En nuestra clínica dental en Madrid llevamos a cabo una técnica llamada pulpotomía, un tratamiento muy frecuente en niños que consiste en eliminar las caries de los dientes de leche manteniendo la pulpa de la raíz y retirando la pulpa dañada. Una vez retirada, el hueco se rellena con un medicamento específico.

La figura del odontopediatra

El odontopediatra es el odontólogo especialista en niños y el único capacitado para llevar a cabo una pulpotomía (eliminación de pulpa parcial) o una pulpectomía (eliminación total de la pulpa). Además, es el encargado de valorar si es necesaria una pulpotomía, ya que su particularidad es que se practica en dientes de leche y debe sopesar si falta mucho para que salga la pieza definitiva. Él sabe mejor que nadie cómo entretener al niño y conseguir que  esté tranquilo durante la exploración y el tratamiento.

Una vez terminado el tratamiento, la pieza dental del niño es más frágil y, en ocasiones, se utiliza el Composite para reconstruirla o también se puede colocar una funda que imite el esmalte para que sea más estética y el niño pueda comer con total normalidad.

Razones por las que se practica una pulpotomía

  • Reducir el dolor y el malestar del niño
  • Prevenir posibles complicaciones en el futuro
  • Mantener la estética dental
  • Restaurar el diente dañado por caries o traumatismo

¿En qué consiste el tratamiento de pulpotomía?

El examen previo del estado de los dientes del niño es muy importante para hacer un diagnóstico correcto y así decidir el tratamiento más adecuado. El examen consta de una historia médica y dental completa, exploración clínica y radiológica y las pruebas que sean necesarias para determinar si es necesaria una pulpotomía en el niño.

El odontopediatra aplica anestesia local para tratar el conducto del diente afectado y eliminar la pulpa en mal estado. Hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia, el niño deberá comer dieta blanda. En caso de que necesite el uso de antibióticos, deberá completar las tomas que haya establecido el especialista independientemente de si tiene malestar o no en el diente. La pulpotomía suele durar entre 20 y 30 minutos.

Normalmente, el tratamiento del conducto en dientes temporales es menos complicado que en los permanentes, sin embargo, a menudo necesitan mayor supervisión por parte del especialista dependiendo de cada caso.

Recomendaciones para la salud de los dientes de los niños

Muchos padres nos preguntan por qué no se extrae el diente de leche si tiene algún problema, pero normalmente es mucho mejor conservarlo siempre que sea posible, ya que los dientes temporales tienen funciones tan importantes como mantener el espacio que necesitan las piezas definitivas y guiarlas para su salida. Además, también son importantes para el desarrollo oral del pequeño y, por supuesto, también para comer. Otros tratamientos que se pueden llevar a cabo con éxito son el Invisalign para niños.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores odontopediatras para ofrecer el mejor servicio de salud dental para niños. No dude en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o consulta. Como siempre, su salud es lo primero para nosotros.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Reendodoncias, problemas comunes

  • Endondoncias, clínica dental en Madrid

 

Cuando un odontólogo realiza una endodoncia debe estar completamente seguro de que todos los conductos radiculares de la pieza intervenida han quedado limpios para evitar infecciones y la probable formación de fístulas. La infección, si no se trata a tiempo, podría desembocar en una progresiva pérdida de hueso con resultados nada deseables como la eliminación de la pieza dental.

Sin embargo, para evitar estas eventualidades, se puede llevar a cabo una reendodoncia para reparar y mejorar la endodoncia anterior, limpiando los materiales del interior de los conductos y sellándolos para evitar la proliferación de bacterias y cualquier agente externo que pueda provocar una infección.

Una endodoncia puede fracasar por los siguientes motivos:

  • Complicaciones en la anatomía de los canales radiculares no detectados en la primera endodoncia.
  • No se eliminaron bien los microorganismos en la primera endodoncia.
  • Existencia de canales curvos o restringidos.
  • Se retrasó demasiado la colocación de coronas u otras restauraciones.
  • La endodoncia practicada no impidió el contacto del interior del diente con la saliva.
  • Nuevas caries que exponen el canal de la raíz del diente a una nueva infección.
  • Pieza dental fracturada.

Los principales síntomas que tienen los pacientes que necesitan un tratamiento de reendodoncia pueden ser los siguientes:

  • Dolor que no ha remitido desde la primera endodoncia.
  • Hinchazón facial.
  • Sensibilidad en la palpación o percusión.
  • Conducto sinusal supurante.

Cuando el paciente acude a la clínica dental  con alguno de estos síntomas se le practica una radiografía para observar si los conductos radiculares han sido tratados correctamente. Si se observan conductos mal obturados, caries que pasaron desapercibidas o lesiones apicales que no existían es el momento de aplicar una reendodoncia.

El endodoncista debe comprobar antes de proceder con la reendodoncia que se puede reconstruir la pieza y que se puede acceder a los conductos sin necesidad de recurrir a la cirugía. También que el periodonto esté en perfectas condiciones y no se mueva la pieza.
¿Cómo se lleva a cabo una reendodoncia?

El endodoncista necesitará el uso de radiografías intraorales para comprobar con exactitud y claridad cuál es el estado de la pieza que ya recibió endodoncia. No todas las clínicas disponen de la última innovación tecnológica en este aspecto, por tanto es importante acudir a clínicas capaces de ofrecer la mejor respuesta tecnológica como es el caso de nuestra clínica dental de Madrid.

Una vez comprobado el estado de la pieza, se requiere anestesiar la zona, ya que el especialista debe practicar una cavidad para acceder al interior del diente y remover el material que se utilizó en la primera endodoncia. Después procederá a limpiar e irrigar los conductos radiculares para eliminar los microorganismos existentes y después rellenar con el material adecuado.

A continuación, se colocará un empaste provisional que será sustituido una semana más tarde por uno definitivo. Dependiendo de la morfología de los conductos y el estado previo de las piezas que necesitan reendodoncia se pueden necesitar más de una sesión para llevar a cabo el tratamiento.

En la clínica dental en Madrid González Baquero disponemos de los mejores profesionales y los equipos más sofisticados para llevar a cabo todo tipo de tratamientos de reendodoncia. Cualquier problema tiene solución en manos expertas. Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (8 votos, promedio: 3,88 de 5)
Cargando…

Tengo un bulto en la encía, qué puede ser y cómo solucionarlo

  • bulto en la encía, qué puede ser y cómo solucionarlo

Encías, problemas habituales

En nuestra clínica dental de Madrid tenemos muchos pacientes que acuden preocupados porque les ha salido un bulto en la encía prácticamente de un día para otro. Aparte del dolor y la irritación con la que suele ir asociado el bulto, la principal preocupación del paciente es la causa del mismo. Por supuesto, la idea de visitar al especialista cuanto antes es una medida ejemplar, ya que con una sencilla exploración puede determinar con exactitud qué tipo de bulto es. En principio, lo más habitual es que sea una fístula o un fibroma, pero deberá valorarse cada caso de manera personalizada.

Fibromas

Los fibromas presentan un aspecto redondeado y duro y suelen aparecer en una parte de la encía que está sometida a fricción constante. Aparte de la encía, también puede presentarse en los labios, la lengua o en otros puntos de la boca. Si no se roza, el fibroma no ocasiona demasiadas molestias al paciente y no necesita de antibióticos para eliminarlo ya que no es producto de una infección. Se cura mediante la extirpación y posterior limpieza. Si la causa es, por ejemplo, el roce de una prótesis, será necesario revisarla para evitar que vuelva a producirse.

Fístulas

Las fístulas  son una abertura que se produce en la encía por donde supura pus, por lo que se trata de un proceso infeccioso. Pueden aparecer por diversas causas:

  • Dientes con caries: el paciente siente un dolor agudo en el diente afectado. Las bacterias se acumulan en la raíz y la encía se inflama. La principal causa de la acumulación de bacterias se debe a una higiene bucodental deficiente.
  • Endodoncias mal ejecutadas: si una endodoncia no está bien hecha puede originarse una infección que derive en una fístula. El principal problema es que no se eliminaron todas las bacterias en su momento y estas se multiplican provocando problemas importantes en la zona.
  • Erupción de muelas del juicio: si la pieza dental que va a salir está mal posicionada y afecta a la encía, puede provocar una infección acompañada de un intenso dolor de muelas. Hay que acudir cuanto antes al odontólogo para tratarlo.

A diferencia de los fibromas, las fístulas requieren de tratamiento con antibióticos para detener y neutralizar la infección. Después, el profesional dental buscará la causa que la originó para solucionar el problema. Para ello, quizá vea conveniente la extracción de la muela del juicio, eliminar la caries, llevar a cabo una nueva endodoncia o cualquier otro tratamiento que el especialista considere necesario.

Para no tener que llegar a este punto, recomendamos encarecidamente que se mantenga una higiene bucodental adecuada y acudir a la clínica al menos dos veces al año en caso de no haber ningún problema visible, e inmediatamente si se detecta alguna anomalía. Como siempre, en nuestra clínica dental de Madrid contamos con los mejores profesionales para atenderle como se merece y con las máximas garantías Visítenos.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Las nuevas tecnologías aplicadas a la endodoncia

Nuevos tratamientos menos invasivos

La endodoncia es uno de los tratamientos que más se utiliza en odontología y, como en las otras disciplinas, la llegada de las últimas innovaciones tecnológicas supone una ayuda inestimable para que los profesionales desempeñen mejor su trabajo. La utilización del microscopio en la endodoncia aporta mayor comodidad al paciente y mucha más precisión para focalizar exactamente el problema que hay que tratar.

Una vez localizado exactamente el lugar donde está la pulpa infectada, el especialista puede limpiarlo sin dejar rastro y proceder al sellado sin ninguna molestia para el paciente. Se trata de un procedimiento que hay que efectuar con sumo cuidado para evitar que las bacterias se introduzcan en los conductos afectados y provoquen una infección. La endodoncia con microscopio es más efectiva en el caso de caries que han destruido casi totalmente el nervio, o en cualquier proceso patológico que haya producido serios daños en el tejido pulpar y que haya derivado en infección o intenso dolor en el paciente.

Los conductos radiculares de los dientes son muy pequeños, casi inapreciables para el ojo humano. El uso del microscopio y la visión tridimensional de los dientes del paciente, suponen una herramienta muy interesante para el odontólogo ya que puede inspeccionar la zona afectada treinta veces más aumentada. No solo se utiliza para endodoncias, también para afecciones de periodontitis, colocación de implantes dentales o carillas.

La endodoncia con microscopio puede evaluar con la máxima precisión casos complejos y diseñar un tratamiento específico para reducir la molestias y posibles complicaciones que pudieran surgir después del proceso. Aparte, el microscopio es totalmente indoloro y no supone ninguna incomodidad para el paciente, que recibe toda la información de su caso y lo puede ver en pantalla. El tratamiento es mucho más predecible, se puede conservar mejor el tejido y existe una seguridad mayor en el diagnóstico.

Por supuesto la endodoncia con microscopio es preciso aplicarla por parte de profesionales con un alto grado de especialización que conocen la herramienta y han experimentado con ella. No es recomendable ponerse en manos de clínicas con una trayectoria corta o que no son dados a la aplicación de nuevas tecnologías. En la clínica dental de Madrid, después de cuatro décadas ofreciendo el mejor servicio a nuestros pacientes, estamos al tanto de las últimas innovaciones tecnológicas para que nuestros pacientes tengan las mayores comodidades y puedan acceder a nuestros tratamientos de una manera agradable y segura. Visítenos y confíe en la experiencia de los mejores profesionales.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…