blanquemiento dental

Dientes negros. Causas y soluciones

  • dientes-negros

Los dientes negros son un problema padecido por no pocos pacientes a día de hoy. Con el transcurso del tiempo, son muchas las personas que de pronto se encuentran con que tienen estas manchas indeseadas en algunas piezas dentarias, por lo que acuden al especialista.

 

Por más que estas manchas pudieran parecer insignificantes a simple vista, lo cierto es que en verdad suelen corresponder a problemas serios de nuestra dentadura. Es por ello que resulta de gran importancia revisarlas cuanto antes, precisamente para evitar males mayores.

 

Las manchas en los dientes: sus posibles causas

 

Algunas causas que pueden a priori generar manchas negras en los dientes, pueden ser las alteraciones del esmalte dental, o bien el sarro. Estas manchas oscurecen el tono blanco de nuestra dentadura y producen un efecto antiestético, pero además de ello pueden ser perjudiciales para nuestra salud dentaria. Es importante, pues, acudir al dentista para poder esclarecer los motivos de este problema en cada caso.

 

Hemos apuntado como posibles razones de los dientes negros, la acumulación de sarro y el deterioro o alteración del esmalte dentario, pero pueden darse asimismo otras causas más dispares:

  • Manchas dentales debidas a alimentos que manchan la dentadura, tales como colas, vino tinto, café, chocolate, té negro, etc, o al consumo habitual de tabaco.
  • Caries cuyo avance está destruyendo el esmalte de los dientes.
  • El uso prolongado de colutorios o enjuagues bucodentales con contenido en clorhexidina. Estos colutorios, generalmente empleados para enfrentar los problemas gingivales y periodontales, deben usarse por un periodo limitado de tiempo (dos semanas a lo sumo), pues de lo contrario manchan la dentadura.

 

Las manchas marrones en los dientes, así como las manchas negras, pueden ser eliminadas con un sencillo tratamiento odontológico, una vez el dentista haya diagnosticado sus causas y establecido el método terapéutico adecuado.

 

Las manchas en los dientes: ¿cómo deben combatirse?

 

En primer lugar, si tales manchas se deben al sarro (como es lo más habitual), han de combatirse con un tratamiento de limpieza dental, una forma posible de remover los cúmulos de sarro una vez estos ya no pueden ser eliminados con la simple limpieza dental. Tales cúmulos pueden atribuirse a diversas causas, según las situaciones concretas de cada paciente: apiñamiento dental, deficientes hábitos de limpieza de los dientes, o bien consumo habitual de café o tabaco. Es un tratamiento que no resulta especialmente costoso, y que además es muy eficaz contra este tipo de problemas concretos. Es una dolencia grave e irreversible, puesto que el hueso alveolar perdido es irrecuperable. Prolifera considerablemente en una sociedad como la nuestra, en que el consumo de cafeína, nicotina y azúcares son harto frecuentes. Por tales razones, la periodontitis deberá ser detectada y combatida, a ser posible, en sus fases más prematuras e iniciales. Si estas manchas negras en los dientes no son eliminadas, pueden avanzar hacia adentro de las piezas dentarias, originando periodontitis. Esta es una patología periodontal infecciosa de carácter grave, pues puede afectar al hueso alveolar, que es el que sustenta los dientes. Para evitar tal avance, es absolutamente necesario desinfectar las encías.

 

Además, las manchas en los dientes se deben también al avance de las bacterias en estos, concretamente hacia el interior de las piezas y hacia la encía, destruyendo el hueso. Para acabar con estas bacterias y su devastadora progresión, deberemos someternos a un tratamiento de curetaje raspado y alisado radicular. Consiste en raspar las raíces de los dientes para así acabar con las bacterias de estos.

 

El problema de los dientes negros, si bien pueda parecer superficial o meramente estético, ha de ser combatido para evitarnos complicaciones serias, y esto es algo que en la Clínica Dental González Baquero conocemos muy bien.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Enfermedades comunes de los dientes

  • enfermedades-dientes

En nuestra larga experiencia de más de cuatro décadas en nuestra clínica dental de Madrid sabemos que hay enfermedades comunes en los dientes que una gran parte de la población va a sufrir en algún momento de sus vidas. Algunas no son demasiado importantes y se resuelven de manera sencilla, otras sin embargo pueden ser peligrosas si no se tratan a tiempo.

 

La mayoría de los problemas en los dientes están relacionadas con la alimentación, es decir, el seguimiento de dietas que perjudican seriamente a los dientes encías, y también con la falta de higiene. Además, muchas personas desarrollan enfermedades bucodentales por la única razón de no acudir al odontólogo a las revisiones habituales.

 

Por eso, nuestras dos recomendaciones principales van orientadas a adoptar hábitos de higiene bucodental saludables y a visitar cada seis meses o un año como mínimo la clínica dental. Es la única forma de que el odontólogo pueda detectar algún posible problema en el paciente y tomar las medidas necesarias para erradicarlo a tiempo.

 

Hay que recordar que los dientes son piezas esenciales para la salud general del individuo y que, una vez que salen los dientes definitivos, debemos cuidarlos y protegerlos porque serán los que nos acompañen el resto de nuestra vida. Su importancia es vital para una buena masticación y deglución de los alimentos, para pronunciar bien las palabras y también para lograr un efecto estético adecuado para la persona. Muchas enfermedades generales están relacionadas con una enfermedad dental o con una higiene bucal deficiente.

 

Por tanto, no nos cansaremos de recordar la importancia de tener una buena higiene bucodental y mantener tanto los dientes como las encías en perfecto estado ya desde niños. Si se comienza desde temprana edad con buenos hábitos de higiene se conservarán hasta la edad adulta y se evitarán muchos problemas y enfermedades.

 

Las revisiones en la clínica son de vital importancia

 

Los padres sí que cumplen escrupulosamente las visitas al odontólogo de sus hijos porque se preocupan por su salud bucodental y no quieren que tengan que pasar por enfermedades, sin embargo, ya de adultos, no se toman tan en serio las visitas al odontólogo y pueden pasar muchos meses, o incluso años, hasta que no tienen más remedio que acudir porque sufren alguna afección que necesita intervención profesional. 

 

Es imprescindible acudir al odontólogo como mínimo una vez al año para llevar a cabo una limpieza profunda de dientes y encías además de recibir un examen exhaustivo para detectar cualquier anomalía en la boca del paciente. Es la mejor fórmula de prevención, ya que si se detecta a tiempo una enfermedad siempre hay más posibilidades de contrarrestarla lo antes posible.

 

Las personas que sufren enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) deben visitar con más asiduidad la clínica para comprobar el estado de su afección y recibir el tratamiento necesario en el momento adecuado. Por tanto, resulta imprescindible  seguir siempre las indicaciones del odontólogo en todo momento y cumplir con las fechas de revisión que marca.

 

Principales enfermedades comunes de los dientes

 

Estas son las enfermedades dentales más comunes que hemos podido comprobar en nuestro día a día de la clínica. Por supuesto hay otras, pero quizá estas son las más generalizadas. Vamos a verlas:

 

Caries

 

Es la enfermedad de los dientes más común entre la población y la padece una de cuatro personas en el mundo. Se produce por la colonización de bacterias en el interior del diente debido casi siempre al consumo excesivo de azúcares. Las principales causas que desarrollan las caries son, por un lado una dieta inadecuada con excesivos alimentos o bebidas azucaradas y, por otro, una higiene bucodental deficiente que no elimina de manera eficaz las bacterias acumuladas. 

 

El resultado es que las bacterias eliminan poco a poco los minerales de los dientes y se introducen en el diente llegando, en los casos más graves, hasta la pulpa, también conocido más popularmente como “nervio”. Si no se trata a tiempo una caries de este tipo, el paciente podría incluso a perder la pieza. Afortunadamente, la caries tiene tratamientos efectivos pero es necesaria una detección rápida. Nuestro consejo siempre es el mismo: una buena higiene bucodental es el mejor tratamiento preventivo contra la caries.

 

Periodontitis

 

La periodontitis se origina por una inflamación continuada de las encías que ha sido provocada por bacterias. Es una de las enfermedades dentales más peligrosas ya que, si no se trata a tiempo, va reduciendo la estructura ósea que sostiene los dientes y en casos extremos puede provocar la caída de las piezas.

 

La gingivitis es la afección inicial que deriva en periodontitis si el paciente no recibe un tratamiento adecuado. Para atajar la periodontitis es importante realizar una limpieza en profundidad del sarro que se ha acumulado entre los dientes y debajo de las encías. Esto se consigue con un raspado de la raíz de las piezas dentales. En los casos más graves se puede recurrir a la cirugía periodontal para eliminar las bolsas de bacterias que se forman dentro de las encías.

 

Esta enfermedad necesita un mantenimiento continuado y puede resultar crónica en algunos pacientes. Por tanto debe acudir a la clínica dental cuando sea necesario para que el especialista examine el estado de los dientes o muelas afectadas y tratarlas adecuadamente.

 

Bruxismo

 

El bruxismo consiste en apretar los dientes con fuerza durante largos periodos de tiempo. Suele producirse durante la noche, cuando el paciente duerme, aunque también puede darse el resto del día. Los pacientes suelen quejarse de fuertes dolores de cabeza y de mandíbula. Una de las principales causas es el estrés, aunque hay otras causas que no se conocen con certeza.

 

La fricción de los dientes produce una pérdida paulatina del esmalte dental. Esto puede ocasionar sensibilidad al paciente a la hora de ingerir alimentos o bebidas demasiado frías o demasiado calientes. El tratamiento utilizado para el bruxismo consiste en la instalación de férulas acrílicas que eviten el roce de los dientes.

 

Manchas dentales

 

El paso del tiempo origina un desgaste inevitable en los dientes y, poco a poco, aparecen manchas que no solo afectan a la estética del paciente, sino también a su salud bucodental. Las principales causas de los dientes amarillentos son el tabaco y el consumo de sustancias como el vino tinto o el café. Por supuesto, la mala higiene dental es otra de las causas que se puede evitar por parte del paciente. Este tipo de manchas se pueden eliminar con tratamientos de blanqueamiento dental.

 

Hay otras manchas no visibles, y más peligrosas que están relacionadas con enfermedades potencialmente graves y que deben ser valoradas por un profesional cuanto antes.

 

Para evitar estas enfermedades comunes de los dientes visite nuestra clínica dental González Baquero. Allí le diremos la manera de mantener una buena higiene dental y las visitas recomendadas al odontólogo. Pida cita con nosotros y luzca siempre dientes bellos y sanos. 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Conseguir unos dientes perfectos

En la actualidad, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de cualquier persona. La innovación tecnológica y las nuevas técnicas de estética dental como el blanqueador dental o las carillas dentales son más eficaces y más asequibles a todos los bolsillos. Está comprobado que si se quiere disponer de una sonrisa perfecta es indispensable tener también una buena salud bucodental. Además, sonreír sin ningún complejo aumenta la autoestima de la persona y le permite sentirse mucho más seguro de sí mismo en su día a día.

La sonrisa es nuestra carta de presentación en la vida social de cualquier persona y por eso merece la mejor de las atenciones. Para conseguir una buena sonrisa, en primer lugar la dentadura debe estar libre de enfermedades bucodentales y en segundo lugar debe tener la mejor estética posible, de ahí que los especialistas evalúen previamente la salud bucodental del paciente y recomienden algún tratamiento para corregir las afecciones detectadas. Por ejemplo, un tratamiento de ortodoncia para alinear las piezas dentales suele realizarse previamente al blanqueador de dientes.

¿Cómo se consigue una dentadura perfecta?

Dentro de la estética dental, cada persona tiene un ideal de cómo serían sus dientes perfectos, ya que la subjetividad en este aspecto es el elemento predominante. Sin embargo, sí que hay unas directrices que se aplican de manera recurrente en estética dental para conseguir unos dientes prácticamente perfectos.

En primer lugar, como hemos dicho, la salud debe prevalecer para conseguir unos dientes relucientes. Por eso el paciente debe tener en cuenta que la higiene bucal diaria y las revisiones periódicas en su clínica dental son muy importantes para conservar una dentadura en unas condiciones estéticas óptimas, pero hay otros aspectos que van a marcar claramente unos dientes bellos de otros que no lo son tanto. Vamos a verlos:

El color de los dientes

Sin duda es un aspecto muy importante para determinar si una sonrisa es bonita o no. Con el paso del tiempo, la dentadura va perdiendo su color blanco original, ya sea por una higiene oral deficiente, por hábitos perjudiciales (tabaco, alcohol, café, etc), ingesta de medicamentos agresivos o una dieta poco recomendable. El especialista le dará las pautas más saludables en su día a día para recuperar el tono adecuado para su dentadura.

Mantener una encías en perfecto estado

No solo los dientes marcan una sonrisa perfecta, también las encías son importantes para mostrar una dentadura hermosa. Por eso las encías deben tener un aspecto perfecto, sin ningún indicio de enfermedad periodontal, como gingivitis o periodontitis, retracción de encías o cualquier otra afección que afecte a la estética dental. Normalmente, para tener una sonrisa perfecta, solo debe mostrarse 2mm de encías y la línea de los dientes incisivos debe estar a la misma altura que la de los dientes caninos. En el caso de los dientes incisivos laterales, su línea debe ser un poco más baja.

 

Alineación dental perfecta

La alineación dental es otro aspecto indispensable para tener unos dientes perfectos. De ahí que el apiñamiento dental, espacio interdental o cualquier otro tipo de irregularidad de los dientes debe ser corregida con el tratamiento indicado. Una vez que los dientes tienen la alineación adecuada, embellecerlos es mucho más fácil.

Dientes de la misma forma y tamaño

Es otro defecto que resulta imprescindible corregir para lograr la mejor sonrisa. Muchas personas tienen los dientes más visibles con diferente tamaño o forma y afean mucho la sonrisa. Por tanto, antes de someterse a cualquier tratamiento de estética es necesario conseguir la mejor simetría posible en la dentadura de la persona.

 

¿Cómo diseñar la mejor sonrisa?

Lo más importante es entender que la mejor sonrisa para cada persona debe ser totalmente personalizada, ya que los dientes, labios, encías y los rasgos faciales de cada individuo son únicos y todo debe funcionar en armonía y belleza.

Los profesionales de una clínica deben trabajar en equipo y aportar su conocimiento en las distintas disciplinas para conseguir esa armonía aplicando los tratamientos necesarios, no solo estéticos. Con este objetivo, llevarán a cabo un estudio exhaustivo previo de la dentadura del paciente y así tomar las mejores decisiones en base a los posibles problemas que tenga.

Tratamientos que se utilizan para conseguir dientes perfectos

Estos son los principales tratamientos que se utilizan en las clínicas dentales para conseguir el objetivo final que no es otro que conseguir la mejor sonrisa del paciente:

Tratamiento de ortodoncia

Conseguir una alineación perfecta es el paso principal antes de lograr unos dientes blancos y bellos. El ortodoncista recomendará el mejor tratamiento, ya sean brackets tradicionales, la llamada ortodoncia invisible (Invisalign), ortodoncia lingual, etc. La tecnología es la gran aliada en estos tratamientos que están pensados para que el paciente disfrute del máximo confort durante el proceso y cuidando de su estética.

 

Gingivectomía

Junto a la ortodoncia, este procedimiento es muy importante para que las encías y los dientes proporcionen la armonía perfecta a la hora de sonreír. Con la gingivectomía se procede a un pequeño recorte en la encía si hay un exceso de la misma, o también para modificar su forma y aumentar la estética dental. Es una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza con anestesia local y los resultados son excelentes, logrando una sonrisa prácticamente perfecta.

 

Blanqueamiento dental

 

Es el tratamiento estético que más demandan los pacientes y se utiliza para conseguir la tonalidad perfecta para cada dentadura. El procedimiento es muy sencillo y se puede realizar en la clínica o en el domicilio del paciente. Mediante unas férulas que contienen un agente blanqueador y que se aplican directamente sobre los dientes, se consigue una importante mejora en la tonalidad de la dentadura. Los resultados son realmente sorprendentes y los pacientes quedan encantados con su nueva sonrisa. 

 

Carillas dentales

 

Es otro procedimiento estético muy demandado en nuestra clínica, ya que supone un tratamiento muy sencillo y con resultados estéticos excelentes. Se pueden utilizar carillas de porcelana, de composite, de disilicato de Litio o carillas Lumineers. El objetivo de todas ellas es reparar cualquier tipo de daño estético de la cara visible de los dientes. Las finísimas láminas, totalmente personalizadas en color y forma, se adhieren a los dientes y corrigen al instante cualquier irregularidad de forma o tamaño al instante.

 

Hoy en día, conseguir unos dientes perfectos está al alcance de todo el mundo, pero nuestro consejo es que acuda a su clínica de confianza. En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los materiales y técnicas más avanzadas para que pueda disfrutar de la sonrisa soñada. Contacte con nosotros y disfrute de una dentadura perfecta. Queremos verle sonreír.

 

 

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

El blanqueador dental para este verano

Una de las disciplinas de la odontología que más se ha desarrollado en los últimos tiempos son las técnicas relacionadas con la estética dental y la odontología conservadora. Si hablamos de estética dental, la técnica más demandada es la del blanqueamiento dental. Muchas personas tienen manchas dentales producidas por el tabaco o el paso del tiempo y quieren disfrutar de una sonrisa perfecta con sus dientes relucientes.

Sin duda un tratamiento de blanqueamiento dental dirigido por un profesional cualificado devolverá el brillo y el color a los dientes gastados, aunque hay que recordar que no será efectivo a la hora de blanquear dientes con endodoncias defectuosas o piezas que han sufrido algún tipo de traumatismo.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

Esta técnica se puede aplicar tanto en la clínica odontológica como en el propio domicilio del paciente, aunque en muchos casos se hace una combinación de ambas técnicas para obtener mejores resultados. Todo dependerá del caso del paciente y del tratamiento que considere más acertado el experto en blanqueamiento. Es muy importante elegir la concentración del producto y los tiempos de aplicación según las necesidades y las características de cada persona para conseguir los resultados deseados.

Blanqueamiento dental en la clínica

Cuando se aplica el blanqueamiento en la clínica, se utilizan lámparas especiales que pueden ser de láser o de LED. En el primer caso es posible que el paciente tenga mayor sensibilidad en los dientes, sin embargo con la luz fría LED (fotoactivación), se pueden aclarar hasta 10 tonos en tan solo una o dos sesiones en la clínica. Además, las molestias de sensibilidad desaparecen.

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento en el domicilio es un apoyo imprescindible para conseguir los resultados deseados después de la aplicación en la clínica. En casa, el paciente utiliza férulas fabricadas a medida para conseguir blanquear poco a poco los dientes. Se pueden utilizar jeringas para inyectar el gel blanqueador, o también cubetas termolaminadas. Cada sesión de blanqueamiento tiene una duración mínima de 120 minutos al día durante un mes y debe acudir a la clínica cada semana o dos semanas, según lo que indique el especialista.

El paciente debe seguir las indicaciones del especialista y cumplir sus recomendaciones en ambas modalidades que, recordamos, son totalmente indoloras para el paciente.

Ventajas del blanqueamiento dental en casa

Estos son las principales ventajas que obtienen nuestros pacientes cuando siguen las instrucciones de su especialista en los tratamientos de blanqueamiento en su domicilio:

  • El tratamiento es totalmente seguro y no existe ningún peligro para los dientes durante el proceso.
  • Es un tratamiento rápido y eficaz y consigue unos resultados excepcionales en solo cuatro semanas.
  • Con este procedimiento se reducen las visitas a la clínica y los tiempos de espera, ya que la supervisión es mucho más rápida por parte del profesional.
  • El tratamiento es 100% efectivo aunque es imprescindible seguir las indicaciones del especialista en todo momento para conseguir los resultados esperados.

Carillas y blanqueamiento dental

Los especialistas en estética dental recomiendan aplicar dos tratamientos como el blanqueamiento dental y las carillas dentales para conseguir los mejores resultados. Todo dependerá de las necesidades del paciente, pero en muchos casos ambos tratamientos están indicados para personas que quieren corregir defectos como un tamaño irregular de sus dientes, excesivo desgaste, posición inadecuada o incluso abrasión y además conseguir una sonrisa reluciente con el mejor tratamiento de blanqueamiento.

Consejos para un blanqueamiento dental óptimo

1- Acuda solo a su clínica odontológica de confianza: el blanqueamiento es un tratamiento dental más, como puede ser una endodoncia, por ejemplo, y conviene que le atiendan profesionales cualificados y experimentados. Desconfíe de las clínicas que ofrecen tratamientos de blanqueamiento dental demasiado baratos, ya que suelen usar materiales de baja calidad que pueden dañar el esmalte.

2- El especialista será quien elija el tratamiento más adecuado para conseguir una sonrisa blanca y reluciente. Algunas personas se obsesionan con el blanqueamiento dental y quieren un blanco demasiado artificial cuando realmente hay que aspirar a un color natural de los dientes. Por eso es importante confiar en las recomendaciones del especialista.

3- El blanqueamiento en la clínica y en el domicilio suelen ser muy efectivos por la aplicación en casa de peróxido de carbamida y luego en la clínica el peróxido de hidrógeno y de luz fría para una mejor activación del producto.

4- El blanqueamiento es completamente indoloro pero sí es cierto que hay pacientes con una excesiva sensibilidad a los alimentos o bebidas demasiado frías o calientes que pueden tener algunas molestias, aunque no suelen durar más de tres días. El profesional le dará al paciente algunas recomendaciones para aliviar esas molestias.

5- Durante las semanas que dura el tratamiento es recomendable seguir una dieta blanda y evitar ingerir sustancias que pueden teñir los dientes como el vino tinto o el café. Además es importante evitar el tabaco, o al menos reducir su consumo, ya que los dientes pueden volver a oscurecerse. Seguir las recomendaciones del especialista sobre la higiene bucodental idónea durante y después del tratamiento también es un punto muy importante.

6- Evite comprar los blanqueadores que puede encontrar en Internet o en farmacias y centros comerciales. En España está prohibida la venta de productos de blanqueamiento dental online y, en caso de obtenerlos en otro país, nunca tendrá la certeza de que ha superado los estándares de calidad exigidos, aparte de que el tratamiento no será supervisado por un profesional. Por otro lado, los productos de venta en farmacias y otros establecimientos no tienen efectos duraderos y su nivel de blanqueamiento no tiene nada que ver con el conseguido en una clínica, ya que el contenido máximo de peróxido de hidrógeno es de 0,1% y el de peróxido de carbamida es de 0,3%

7- Los dientes después del tratamiento de blanqueamiento tienden a oscurecerse después de dos años aproximadamente, por tanto es recomendable que un profesional supervise el mantenimiento de los dientes blancos para que el paciente siempre luzca una sonrisa perfecta.

8- Aparte del tabaco, o el consumo de vino o café, hay otros factores que pueden influir para que los dientes cambien de color después del tratamiento de blanqueamiento dental, como pueden ser algunos medicamentos, ciertas afecciones bucodentales o algunas enfermedades de carácter general

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales y los medios tecnológicos más avanzados para lograr los mejores resultados para nuestros pacientes. Si quiere lucir la mejor sonrisa este verano, contacte con nosotros y confíe en la clínica odontológica que mejor vela por su salud bucodental.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cómo blanquear los dientes, el mejor remedio

Muchos pacientes se hacen la misma pregunta cuando se miran al espejo: ¿cómo blanquear los dientes con un procedimiento sencillo y eficaz? Hay numerosos métodos para conseguir unos dientes relucientes, todo dependerá del estado de la dentadura del paciente y sus necesidades estéticas. Por eso es tan importante el examen previo del profesional, que le recomendará el mejor tratamiento estético para conseguir la sonrisa más favorecedora.

Los tratamientos de estética dental que ofrecen las mejores clínicas dentales están encaminados a conseguir el mejor efecto posible y además ajustarse a los recursos del paciente, ya sean económicos o de tiempo. Vamos a ver algunos procedimientos que mucha gente emplea al margen de los profesionales y que, en muchos casos, no son decisiones muy acertadas.

¿Blanquear los dientes con bicarbonato es efectivo?

El bicarbonato es un procedimiento cada vez más extendido a la hora de blanquear los dientes, ya que es un material fácil de encontrar y barato. Sin embargo ¿es realmente efectiva esta técnica? Y, lo más importante, ¿es peligrosa para los dientes? Aunque es cierto que puede ser un producto medianamente efectivo para disimular manchas en la superficie de los dientes, como blanqueador se desaconseja su uso por su importante efecto abrasivo con el esmalte. Si se utiliza de manera continuada, sin duda el esmalte perderá su brillo y terminará dañado.

Por tanto, el resultado será el contrario al que el paciente desea, ya que cuando al esmalte pierde sus propiedades se torna amarillento o gris y el efecto blanqueante que se persigue quedará cada vez más lejos. Incluso si dejamos al lado los peligros del uso de bicarbonato en el esmalte, su efecto blanqueante es muy limitado y prácticamente inexistente si lo comparamos con un tratamiento practicado en una clínica. Con bicarbonato se puede blanquear un par de tonos y en la clínica el efecto final puede llegar a diez tonos.

En Internet podemos encontrar numerosos “remedios caseros” que supuestamente favorecen el blanqueamiento dental, aunque la mayoría de ellos no son nada recomendables. Si hablamos de productos que se pueden adquirir en farmacias, la concentración que tienen de sustancias blanqueantes es muy baja y no tienen ningún efecto a largo plazo. Y también tenemos otro tipo de procedimientos que pertenecen a la cultura popular que, por supuesto, tampoco tienen ningún efecto estético sobre los dientes del paciente. De hecho, lo más probable es que incidan negativamente sobre ellos.

Un ejemplo es la utilización de agua oxigenada para blanquear los dientes que puede dañar seriamente el esmalte, el uso de carbón activo o limón o de férulas fabricadas con papel de aluminio. Los profesionales desaconsejan tajantemente cualquiera de estas prácticas que pueden derivar en algún tipo de afección bucal como puede ser la sensibilidad dental, abrasión del esmalte, irritación o quemadura de las mucosas y muchas otras.

Cómo blanquear los dientes en casa correctamente

Sin embargo, aunque la mayoría de remedios caseros no son aconsejables para el blanqueamiento dental, sí que pueden llevarse a cabo en el domicilio procedimientos para conseguir un blanqueador dental siempre supervisado por un profesional. Para ello se utilizan férulas fabricadas a medida del paciente donde se introduce el producto blanqueador mediante unas jeringas. El paciente debe llevar las férulas un mínimo de 5 horas al día durante un mes. Vamos a verlo paso a paso.

1º Paso: acude a tu clínica dental de confianza

El especialista examinará y valorará el estado de la dentadura del paciente, si tiene algún tipo de enfermedad periodontal y su calidad estética para decidir el tratamiento estético que mejor se adecúa a su circunstancias, ya que hay procedimientos que no son eficaces dependiendo del tipo de tinción de los dientes.

2º Paso: fabricación de férulas

Una vez elegido el tratamiento, se tomarán impresiones de la boca del paciente para fabricar las férulas a medida de su dentadura. Los laboratorios enviarán las férulas a la clínica y el paciente recibirá su primer kit ambulatorio para llevar a cabo el tratamiento en su casa.

3º Paso: tratamiento blanqueante en casa

El paciente recibe las férulas, el producto blanqueador y las jeringas para aplicarlo. Es importante cumplir todas las indicaciones del profesional a la hora de colocar las férulas y la aplicación del agente blanqueador. Normalmente, las férulas suelen colocarse durante las horas de sueño, pero cada paciente puede tener instrucciones diferentes.

4º Paso: supervisión del tratamiento

A los 15 días el paciente acudirá a la clínica para que el especialista supervise el tratamiento y compruebe si se está desarrollando con total normalidad. Además, entregará al paciente el segundo kit ambulatorio con todo lo necesario para continuar el tratamiento los siguientes 15 días.

Principales ventajas del blanqueamiento dental en casa

Estos son los principales beneficios que cualquier paciente obtendrá de un tratamiento blanqueante en su domicilio:

  • Es un procedimiento seguro y sin ningún peligro para los dientes.
  • El tratamiento es muy efectivo si se siguen las recomendaciones del profesional.
  • Rapidez y efectos duraderos en tan solo 4 semanas de tratamiento.
  • Se reducen los tiempos de espera en la consulta.

Posibles desventajas del tratamiento blanqueante en casa

Puede ser que en determinados casos surja algún tipo de problema durante el tratamiento, aunque lo normal, si se siguen las indicaciones del especialista y se cumplen los plazos estipulados, es que el procedimiento tenga unos resultados excelentes. La sensibilidad dental es uno de los pequeños inconvenientes de este tratamiento debido a que el producto blanqueador puede penetrar a través del esmalte y llegar a la dentina. Este aspecto remitirá cuando concluya el tratamiento y no es en absoluto peligroso.

Otro aspecto a tener en cuenta es que un tratamiento combinado de férulas en casa y aplicación de lámpara en la clínica puede ser más efectivo en determinados casos. De ahí que muchos profesionales aconsejen más este tipo de procedimiento a algunos pacientes para conseguir mejores resultados, ya que la aplicación de la lámpara fría potencia el efecto blanqueador del producto aplicado por el paciente en su domicilio.

Como vemos, los tratamientos de blanqueamiento dental ofrecen muchas alternativas al paciente, pero lo más importante es acudir a una clínica con los profesionales más cualificados y que desarrolle las última innovación tecnológica en la materia. En nuestra clínica dental de Madrid tendrá todas las garantías que necesita. Contacte con nosotros y consiga la sonrisa que se merece.

 

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Consejos para el blanqueamiento dental

  • consejos de blanqueamiento dental

Antes de iniciar cualquier tratamiento de estética dental hay que saber que para conseguir una sonrisa perfecta antes es preciso disponer de una buena salud bucodental, de ahí que un examen odontológico previo, determinará si antes del tratamiento estético es necesario proceder con algún otro tratamiento para corregir cualquier deficiencia, como una endodoncia, ortodoncia o cualquiera que sea necesario.

Una vez que el profesional se cerciora de que la dentadura del paciente está en perfectas condiciones llega el momento de examinar las necesidades estéticas del paciente para personalizar al máximo el tratamiento y elegir la técnica adecuada que le proporcionará la sonrisa que está buscando.

En el caso de una técnica tan utilizada como el blanqueamiento dental es muy importante adaptarla a cada persona, elegir la concentración del producto a utilizar y los tiempos necesarios de aplicación para conseguir los mejores resultados. También es posible que se pueda combinar con otras técnicas como el limado de los dientes.

Algunas personas llegan a obsesionarse con el blanco de sus dientes (un trastorno que se denomina blancorexia), de tal forma que desean unos dientes demasiado blancos, cuando lo que realmente hay que intentar conseguir es el color más natural posible. De ahí la importancia de seguir las recomendaciones y consejos de un profesional de estética dental para que la sonrisa final sea bonita y no exagerada.

Principales consejos para un blanqueamiento dental perfecto

1- Asegúrate que estás en manos de profesionales cualificados. No olvides que el blanqueamiento es un tratamiento odontológico. Desconfía de las clínicas que ofrecen blanqueamientos dentales muy baratos. Acude a tu clínica de confianza.

2- Después de un análisis previo, el especialista determinará el tratamiento para cada paciente, ya sea en la clínica o a domicilio. En el caso del blanqueamiento dental con led, o las carillas dentales, será siempre en la consulta. En el domicilio, el paciente puede autoaplicarse blanqueadores pero siempre bajo la supervisión del profesional cada semana o quince días.

3- Se suele utilizar una combinación de técnicas con sesiones en la clínica, donde se aplica peróxido de hidrógeno y la aplicación de luz fría para activar el producto, y sesiones en casa donde se aplicará peróxido de carbamida durante 15 días (normalmente dos horas al día), mediante una férula hecha a medida de la boca del paciente.

4- El blanqueamiento dental no es en absoluto doloroso, aunque en pacientes con alta sensibilidad dental puede sentir molestias como cuando bebe una bebida demasiado fría. No suele durar mucho (unas 72 horas) y termina de manera espontánea. De todas formas, el profesional puede dar unas pautas para aminorar esta sensibilidad durante el tratamiento.

5- Se recomienda una dieta blanda durante el tratamiento para que sea más efectivo, evitando alimentos que puedan teñir los dientes como es el caso del café o el vino tinto. También se debe evitar el tabaco en la medida de lo posible para que los dientes no se oscurezcan.

6- Los tratamiento de blanqueamiento dental no dañan el esmalte siempre que se utilicen productos de primera calidad, que hayan pasado los más altos estándares de calidad y el paciente siga de manera correcta todas las instrucciones del profesional y acuda a las citas que sean necesarias en la clínica.

7- Es importante no comprar productos blanqueadores por internet. En primer lugar porque si la empresa que vende online está en España es un delito, ya que está terminantemente prohibido vender este tipo de productos por la red y, en segundo lugar, aun comprando de manera legal, está poniendo en serio riesgo su salud bucodental, ya que no tiene la certeza de que esos productos hayan pasado las regulaciones pertinentes y no tiene la supervisión de un profesional durante el tratamiento.

8- Los efectos del blanqueamiento dental suelen durar entre año y medio y dos años, de ahí que sea preciso tomar medidas para mantener el color de los dientes después del tratamiento. Con el paso del tiempo tenderán a oscurecerse, quizá no tanto como para volver al estado inicial de las piezas antes del tratamiento, pero sí un poco, de ahí que el profesional marcará algunas pautas a seguir para que sus dientes siempre luzcan brillantes y sanos.

9- Es imprescindible cumplir con las medidas higiénicas que recomiende el especialista después del tratamiento, ya que si no se siguen puede influir negativamente en el color de los dientes conseguido tras el blanqueamiento. Además, hay que intentar evitar bebidas que manchen demasiado los dientes (como las carbonatadas, por ejemplo) y evitar alimentos con mucho colorante. En caso de tomar este tipo de alimentos, es preciso cepillarse los dientes después de cada ingesta.

10- Como hemos dicho anteriormente, hay que evitar el tabaco durante el tratamiento, pero también después, o al menos bajar las dosis de cigarrillos, ya que el blanqueamiento pierde su eficacia con el paso del tiempo y los dientes tienden a oscurecerse. Si a esto le añadimos una higiene bucodental deficiente, en muy poco tiempo los dientes sometidos al blanqueamiento dental pueden perder su brillo

11- Otros problemas que pueden influir en el cambio de coloración de los dientes pueden ser la toma de ciertos medicamentos, algunas enfermedades generales u otro tipo de afecciones dentales que pueden influir en la pérdida del blanco obtenido con el tratamiento de estética.

12- Los profesionales aconsejan desconfiar de los dentífricos blanqueadores que se pueden obtener prácticamente en cualquier lugar. Se trata de pastas que no blanquean el diente sino que tratan de devolverlo a su color original. Un producto realmente blanqueador no puede comprarse por internet, ni en farmacias, ni en centros comerciales y se debe aplicar de una manera controlada y supervisada siempre por un profesional.

En la actualidad, solo se pueden dispensar pastas blanqueadoras con un contenido de peróxido de hidrógeno inferior al 0,1%, o con una concentración de peróxido de carbamida menor del 0,3%. Estos productos pueden disminuir el tono amarillento de los dientes y favorecen la eliminación de las manchas superficiales.

En nuestra clínica dental de Madrid disponemos de los mejores profesionales en estética dental y materiales de primeras marcas para los tratamientos de blanqueamiento dental. Contacte con nosotros y disfrute de su mejor sonrisa.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los tratamientos de estética dental

Los tratamientos de estética dental son uno de los más demandados en nuestra clínica dental en Argüelles. Cualquier persona puede corregir sus defectos bucodentales, incluso los que ha arrastrado durante muchos años, y conseguir una sonrisa deslumbrante. Todos nos merecemos tener la mejor de las sonrisas y nuestros profesionales diseñarán el tratamiento personalizado que necesita para conseguir el mejor efecto estético en sus dientes.

Uno de los principales requisitos necesarios para que el tratamiento de estética sea eficaz es que el paciente debe gozar de una buena salud bucodental. En caso contrario, la principal prioridad será solucionar su problema y después comenzar el tratamiento estético.

Por ejemplo, si el paciente desea el mejor tratamiento de blanqueamiento dental en Madrid pero tiene una enfermedad periodontal, sin duda el odontólogo tratará de solucionar esa afección antes de comenzar el tratamiento de blanqueamiento. Muchas veces, el tratamiento odontológico y el estético van de la mano y son administrados por distintos profesionales. De ahí la importancia de contar con los más cualificados y experimentados y acudir siempre a su clínica de confianza.

Principales tratamientos de estética dental

El principal requisito que debe tener un tratamiento de estética dental de calidad es que debe estar personalizado para conseguir la mejor sonrisa posible del paciente. Un buen profesional ofrecerá al paciente la mejor solución para adaptarse a sus necesidades estéticas. Para conseguirlo, deberá hacer un estudio facial previo para saber con exactitud sus proporciones y medidas, así como el tamaño de los dientes, su forma y color. Con toda esta información, el especialista en estética elegirá el procedimiento que mejor se adapte a estas directrices. Estos son los principales tratamientos de estética dental que puedes disfrutar en nuestra clínica:

Carillas dentales

Las carillas dentales son láminas de porcelana o composite que se instalan en la cara visible de los dientes para corregir aspectos tan importantes como el tamaño, la forma o el color de los mismos. También se puede corregir el problema de dientes pequeños, apiñados o separados y fracturas.

El principal beneficio de las carillas es que es un tratamiento muy rápido para corregir pequeñas imperfecciones y el paciente puede disfrutar de sus nuevos dientes en un tiempo récord, con plazos de tres semanas para carillas de composite y un mes para las carillas de porcelana.

Blanqueamiento dental

La principal finalidad del tratamiento de blanqueamiento dental es que permite conseguir el blanco natural de los dientes que se ha perdido con el paso del tiempo o el consumo de algunas sustancias nocivas como el tabaco. Es un procedimiento totalmente indoloro para el paciente y con unos resultados rápidos (cuatro semanas) y de calidad en la sonrisa del paciente

El tratamiento consiste en la aplicación de unas férulas con gel blanqueador durante 15 días, después el paciente recibe una sesión de lámpara led y otros 15 días de gel blanqueador. El gel se puede aplicar en casa y las sesiones de lámpara led se llevan a cabo en la clínica. Cada semana, el especialista hace un seguimiento de los resultados obtenidos y decide si el paciente continúa con las sesiones o no. Poco a poco, el color de los dientes va cambiando y se eliminan las manchas del esmalte de una manera muy eficaz y sencilla.

El blanqueamiento con cubetas es otro tratamiento que el paciente puede seguir en su domicilio junto con una jeringa y el gel blanqueador que deberá aplicarse durante el tratamiento. El tratamiento dura aproximadamente una semana con un mínimo de aplicación de 120 minutos, aunque si se quiere, puede aplicarse toda la noche. Si el paciente lo desea puede continuar aplicándose el gel a largo plazo para mantener un color perfecto de los dientes.

Coronas dentales

Este tipo de tratamiento dental consiste en colocar fundas, o también llamadas coronas dentales, para cubrir o sustituir un diente natural. Se utilizan sobre todo en los tratamientos de implantes dentales para cubrir el tornillo y que la corona ofrezca un aspecto como la pieza dental natural.

También se recurre a las coronas cuando ha habido un traumatismo y uno, o varios dientes, ha sufrido alguna fractura o abrasión y es necesario proteger al diente colocando encima una corona. En muchos casos es necesario llevar a cabo antes una endodoncia para limpiar los conductos radiculares y luego proceder con la protección de la pieza dañada.

Gingivectomía

Este tratamiento estético consiste en una cirugía con anestesia local donde el profesional busca la armonía en la forma de los dientes puliendo y modificando el contorno de las piezas que tengan alguna disonancia con el resto. Se trata de una intervención nada invasiva y muy predecible, con un postoperatorio sin complicaciones.

Reconstrucciones dentales

Aunque, en principio, tiene más que ver con la salud bucodental para solucionar caries profundas, traumatismos o fracturas dentales, este tipo de tratamiento puede aplicarse también a la estética dental, ya que se utiliza para juntar dientes separados o corregir pequeños defectos de forma y tamaño. Los profesionales suelen utilizar composite con distintas tonalidades para reconstruir ciertas partes de la boca como la parte anterior para que el material se mimetice con el esmalte e imitar a la perfección la tonalidad del diente original.

Ortodoncia lingual y ortodoncia invisible

Cuando un paciente necesita un tratamiento de ortodoncia, puede apostar por tratamientos estéticos como la ortodoncia lingual (Incognito™), que consiste en colocar los alineadores dentales en la parte anterior de los dientes para que pasen totalmente inadvertidos, o también por la ortodoncia invisible (Invisalign®), que utiliza férulas transparentes prácticamente invisibles y que ofrecen unos resultados excelentes.

Inlays/onlays

Este tratamiento consiste en colocar pequeñas incrustaciones que se fabrican de manera personalizada para cada paciente. Se utilizan cuando una caries es tan grande que no se puede solucionar con una endodoncia, pero no tanto como para usar una corona dental. Los inlays cubren toda la superficie del diente entre las cúspides y los onlays se utilizan para restaurar cúspides fracturadas.

Estos son algunos de los tratamientos más utilizados en estética dental, pero nuestros profesionales personalizan al máximo cada tratamiento para conseguir la mejor sonrisa del paciente. Contacte con nosotros y consiga una sonrisa radiante y llena de salud.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Manchas dentales por el tabaco y blanqueamiento dental

En nuestra clínica dental en Madrid muchos pacientes fumadores nos visitan para conseguir que sus dientes también tengan un aspecto reluciente y nos preguntan qué tratamiento es el más adecuado. En primer lugar, nuestros profesionales llevarán a cabo un estudio del estado de la dentadura del paciente y detectarán si tiene manchas en sus dientes. Estas pueden ser de dos tipos:

  • Manchas intrínsecas: el consumo de tabaco, una higiene bucodental deficiente, la exposición prolongada al flúor y el consumo de ciertos medicamentos son el detonante de este tipo de manchas
  • Manchas extrínsecas: son causadas por el avance de la placa bacteriana, el sarro y consumo de alimentos y bebidas que tiñen los dientes como el vino tinto, el café, el té, las bebidas carbonatadas o los frutos rojos, etc.

Las manchas de tabaco son producidas por la nicotina y el alquitrán que quedan adheridos a la superficie dental, provocando un tono amarillo totalmente antiestético y que con el paso del tiempo y el desgaste de los dientes puede aumentar considerablemente. De ahí que disponer de dientes más blancos naturalmente es una opción cada vez más demandada por los pacientes.

Blanqueamiento dental

Se trata de uno de los tratamientos más utilizados en estética dental en la actualidad que utiliza unos agentes que se activan por luz ultravioleta. Hay que recordar que este tratamiento solo será efectivo con dientes naturales y no se podrán blanquear manchas producidas por traumatismos o endodoncias defectuosas.

El blanqueamiento dental se puede aplicar tanto en la clínica dental como en el domicilio del paciente con férulas especiales para conseguir poco a poco dientes más blancos. En la clínica, se emplean lámparas láser específicas donde el paciente recibe sesiones de luz en sus dientes. Lo más importante es que es indoloro y el paciente puede lucir dientes perfectos en pocas sesiones y con el mantenimiento que lleva a cabo en su domicilio.  

El blanqueamiento en casa se puede llevar a cabo con cubetas termolaminadas o con inyecciones de gel blanqueador. El tiempo de aplicación debe ser un mínimo de 120 minutos. Estas sesiones ayudan al blanqueamiento dental que se efectúa en la clínica.

Los especialistas recomiendan utilizar carillas más blanqueamiento dental para conseguir una estética dental perfecta, ya que las carillas dentales se utilizan no solo para conseguir un efecto blanqueador mejor, sino también para corregir defectos de tamaño, posición, desgaste o abrasión.

Cuando se lleva a cabo el blanqueamiento dental, muchos pacientes quieren saber si podrán seguir fumando sin que se vean afectados sus dientes. Lo recomendable sería eliminar su consumo, pero como sabemos que eso no es nada fácil, al menos aconsejamos suprimir o restringir el tabaco durante dos o tres semanas después del tratamiento.

En nuestra clínica dental González Baquero disponemos de la última tecnología y ponemos en práctica las técnicas más innovadoras en blanqueamiento dental y otros tratamientos estéticos. Contacta con nosotros y comprueba cuál es el que mejor se adecua a sus necesidades estéticas y de salud bucodental. Le esperamos.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Hipoplasia del esmalte

La hipoplasia del esmalte es una afección que consiste en una mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes. Aparece sobre todo en los incisivos superiores y en nuestra clínica dental de Argüelles es un motivo de consulta bastante habitual.

La hipoplasia empieza a formarse antes de la erupción de las piezas dentales y ocurre por una deficiencia en la formación del esmalte. Si esta deficiencia es leve aparecerán unas pequeñas manchas blanquecinas que afectan a la estética dental de la persona.

También pueden aparecer pequeñas abolladuras, hoyos o surcos en la superficie externa de los dientes, provocando asperezas y otras tonalidades como el marrón o el amarillo.

En los casos más graves, cuando el esmalte de los dientes se ha perdido en su totalidad, el diente puede presentar formas anormales y deformes, por lo que se deben poner en práctica los tratamientos para la estética dental.

Causas de la hipoplasia dental

Las manchas blancas pueden aparecer por una alta exposición al flúor cuando se desarrolla el esmalte, este fenómeno se conoce como fluorosis. Otras causas de la hipoplasia pueden ser la malnutrición, infecciones, enfermedad o fiebre durante la formación del diente, medicamentos, factores ambientales o la exposición a sustancias químicas tóxicas.

Normalmente, la hipoplasia suele ocurrir antes de los tres años de vida y cualquier traumatismo que suceda después no suele provocar defectos en el esmalte porque ya está calcificado y es más resistente. Es importante llevar una dieta para el color de los dientes y evitar el deterioro progresivo del esmalte.

Tratamiento de la hipoplasia dental

El tratamiento lo deberá decidir el especialista en estética y variará dependiendo de la gravedad de la hipoplasia. En casos muy leves se restauran las hendiduras con un sellador transparente. Si hay manchas blancas se suele utilizar la técnica de blanqueamiento dental. Para casos más graves se practica una microabrasión dental o una reconstrucción con materiales del mismo color para protegerlos del desgaste.

En caso de que el esmalte tenga rugosidades se puede colocar una corona dental con la forma y color deseada para una restauración completa. Otra opción interesante son las carillas dentales de composite o porcelana.

En los casos más extremos, cuando casi no queda esmalte en el diente, lo más recomendable es colocar un implante dental y sustituir el diente afectado.

Hipoplasia en niños

Cada vez es más frecuente encontrar casos de niños con hipoplasia del esmalte. En este tipo de pacientes es necesario llevar a cabo una serie de procesos para evitar que la hipoplasia aparezca de nuevo con la dentición definitiva.

Las piezas que más se ven afectadas por esta afección son los dientes anterosuperiores, sobre todo la cara vestibular de los dientes incisivos y caninos.

Desde nuestra clínica dental de Madrid recomendamos la visita al odontólogo cada pocos meses para controlar su salud bucodental y practicar técnicas preventivas para evitar afecciones como la hipoplasia del esmalte y otras que, si no se vigilan, pueden derivar en otras enfermedades más importantes.

Como siempre, aconsejamos una buena higiene bucal y visitar al dentista de manera regular.

 

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (20 votos, promedio: 3,85 de 5)
Cargando…

Tratamientos dentales combinados: Carillas + Blanqueamiento Dental en Madrid

Tanto las carillas dentales como el blanqueamiento dental son dos tratamientos de estética dental que pueden combinarse y conseguir unos resultados excelentes. En el caso de las carillas, se trata de un tratamiento que puede personalizarse según las necesidades del paciente según la forma y textura de la dentadura original de cada persona, así como el color para que el resultado sea lo más natural posible.

Carillas sin tallado

Las carillas sin tallado consiguen corregir las piezas dentales de manera totalmente indolora y sin molestias para el paciente. Mediante unas carillas ultrafinas que se adhieren al diente, se corrigen las imperfecciones de una manera fácil y rápida con unos resultados fantásticos. Aquí el paciente tendrá que elegir entre los distintos tipos de carillas de que disponemos: carillas Lumineers, carilas de Disilicato de Litio o Carillas de Composite. Nuestros especialistas en estética le asesorarán convenientemente en base a sus gustos, necesidades y al tipo de carillas que mejor se adecúa con el problema que quieren corregir.

Carillas con tallado

Las carillas con tallado requieren un mínimo ajuste en el esmalte del diente para ajustar perfectamente las carillas con el tamaño de la pieza dental original. Una vez colocada la carilla, el tallado pasa totalmente desapercibido con una apariencia de lo más natural. En esta gama el paciente puede optar por carillas de porcelana o carillas de Disilicato de Litio. Como siempre, nuestros expertos le indicarán cuál es la mejor solución en caso de que las carillas con tallado sean la opción para solucionar su problema.

Carillas de cerámica

Las carillas de cerámica se usan para corregir defectos de posición, esmalte, abrasión, coloración o desgaste dental. Son frentes laminados de porcelana, resina o composite, que se adhieren a la pieza dental con muy buenos resultados estéticos, funcionales y de durabilidad.

Blanqueamiento dental

En cuanto al blanqueamiento dental, sin duda es uno de los procedimientos más utilizados para conseguir una sonrisa radiante y un blanco dental nunca visto. Se pueden utilizar distintos procedimientos como el blanqueamiento con Led, ideal para corregir defectos en el color por el tabaquismo o sustancias como el café o el vino. Es eficaz y seguro aparte de indoloro.

En solo una hora el paciente puede apreciar ya los resultados. Luego en casa el paciente continuará con pequeñas sesiones de mantenimiento utilizando un gel y una luz específica.

El blanqueamiento dental con cubeta se puede hacer desde casa durante siete días con la aplicación de cubetas termolaminadas y un gel blanqueador. Los resultados son magníficos y puede el tratamiento con visitar a la clínica para aumentar su efectividad.

Lo más recomendable es someterse a un tratamiento combinado de blanqueamiento dental y carillas dentales. De hecho, en el caso de las carillas de Composite, en algunos casos es necesario blanquear las carillas una vez colocadas para conseguir el mismo color que los dientes naturales.

La combinación de ambos tratamientos, siempre supervisada por nuestros especialistas, le confiere al paciente un nivel de efectividad mucho más alto y con unos resultados más satisfactorios. No dude en consultarnos cualquier duda respecto a estos procedimientos y estrene nueva sonrisa cuando usted lo desee.

¿Te ha sido util este post?

Muy pocoPocoUtilMuy utilMagnífico (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…